Partido Comunista de Uruguay

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Partido Comunista de Uruguay
Bandera PCU.png
Presidente Victorio Casartelli
Secretario/a general Eduardo Lorier
Fundación 21 de septiembre de 1920
Ideología política Marxismo-leninismo
Posición en el espectro Izquierda
Miembro de Frente Amplio
Sede Fernández Crespo 2098 Montevideo
País Bandera de Uruguay Uruguay
Afiliación internacional Foro de São Paulo, Congreso Bolivariano de los Pueblos
Sitio web www.pcu.org.uy
Publicación El Popular

El Partido Comunista de Uruguay (PCU) es un partido político uruguayo que forma parte de la coalición política Frente Amplio. Fue fundado el 21 de septiembre de 1920.

Historia[editar]

El PCU surge de la mayoría del Partido Socialista del Uruguay, en adhesión a la Revolución rusa y la Tercera Internacional leninista.

El I Congreso del PSU se realizó en el año 1912.

Al estallar la Primera Guerra Mundial, en el año 1914, importantes dirigentes del PSU, con Emilio Frugoni a la cabeza, intentan aprobar un pronunciamiento a favor de los aliados, y alinean al PSU contra lo que llamaban "la barbarie germánica" cuando Alemania aumentó su guerra submarina. El PS nunca se pronunció sobre el tema. El sector predominante en el PSU estaba fuertemente influenciado por las ideas de Karl Kautsky y por la izquierda socialista.

La Revolución rusa de octubre de 1917 agudizó al extremo la lucha de tendencias dentro del PSU. Apenas llegaron a Uruguay las noticias sobre la revolución bolchevique, se produjo una definición de posiciones: la mayoría se pronunciaría en apoyo de la revolución, con Gómez y Celestino Mibelli a la cabeza; mientras que un grupo de dirigentes, predominante en el Comité Ejecutivo del partido y liderados por Frugoni, sostenía que había que esperar mayores definiciones del proceso ruso. Finalmente, cuando se funda la Internacional Comunista, el sector de Frugoni rechazó las tesis de la vieja Internacional Socialista, no estuvo de acuerdo con las posiciones de la IC sobre la revolución mundial y adhirió a la Unión de Viena, o "internacional dos y media" que rechazaba por igual el parlamentarismo y el reformismo de la socialdemocracia pero no aceptaba las tesis de la III Internacional. Por el contrario, postula la necesidad de reunificar las internacionales en una sola organización. Sin embargo, la lucha en el PSU no se definiría sino hasta 1920.

Eugenio Gómez había fundado la Federación Obrera Marítima, de la que era su principal dirigente, lo que significaba un cambio en la correlación de fuerzas en el seno del PSU. La huelga marítima y portuaria de 1918 permitiría a Gómez fortalecer las posiciones del ala revolucionaria e internacionalista del PSU.

La fundación de la Internacional Comunista precipitó la crisis en el PSU. La lucha en torno a la adhesión a la Internacional Comunista fue abierta y se libró en todos los centros partidarios, culminando en el VIII Congreso, inaugurado el 20 de septiembre de 1920. La victoria de los partidarios de la adhesión a la Internacional Comunista fue amplia: 1927 votos a favor de la adhesión, 175 en contra y 257 abstenciones.

El 16 de abril de 1921 se inauguró el Congreso Extraordinario que debía discutir las 21 condiciones requeridas para poder ingresar a la Tercera Internacional. El congreso se manifestó a favor de aceptar las 21 condiciones, por 1.007 votos a favor y 110 por aceptarlas con reservas. Los discrepantes fueron expulsados y más tarde reorganizaron el PSU. Gómez fue reelecto miembro del Comité Ejecutivo por el mayor número de votos.

El sector mayoritario del PSU pasó a llamarse Partido Comunista del Uruguay (PCU), como lo exigía la condición número 17 de la Internacional Comunista. Pero su radicalismo inicial le hizo concebir que funcionaban dentro de la "táctica anarquista" debido al desconocimiento real de la doctrina bolchevique. En 1922 se integra a la Komintern y comienza el disciplinamiento, que se concreta desde 1925 con la "bolchevización" del PCU.

Su teoría de la "Revolución Uruguaya"[editar]

En 1958 en el XVII Congreso del PCU se establecen los lineamientos programáticos; síntesis de un esfuerzo por elaborar una teoría de la revolución uruguaya a partir de un estudio de situación de lucha de clases sociales en el país a mediados de siglo. Esta teoría incluía la construcción de la fuerza social de la revolución uruguaya: el Frente Democrático de Liberación Nacional (FDLN); como también la táctica política a llevar adelante basada en tres objetivos principales: la organización de todos los trabajadores del país en una única central en alianza con el más amplio espectro posible de sectores sociales, la unidad política de todas las fuerzas de izquierda y progresistas provenientes de todos los partidos en un sólo frente y a la vez la construcción de un gran partido de cuadros y de masas apto para lograr los fines propuestos.

El PCU en la izquierda y en la etapa pre-dictatorial[editar]

En 1962 se constituye el primer intento de unificación de la izquierda con la creación del FIDEL (Frente Izquierda de Liberación) que se logró conformar con el aporte del PCU, sectores independientes de izquierda y personalidades y grupos escindidos del Partido Colorado y el Partido Nacional. En 1965 se congregaron representantes de más de 300 organizaciones sociales uruguayas en el llamado "Congreso del Pueblo". Allí se sentaron las bases para que en 1966 se constituyera la Convención Nacional de Trabajadores (CNT).

Posteriormente en 1971 el PCU participó en la creación del Frente Amplio que adquiriría una doble condición simultánea de coalición de partidos y movimiento, ambos expresados en la composición de todos sus organismos de base y de dirección.

El PCU durante la dictadura militar 1973-1985[editar]

A partir del golpe de estado del 27 de junio de 1973 y de su proscripción, el PCU pasó a operar en forma clandestina, apoyando la Huelga General que durante dos semanas paralizó el país y fue reprimida por las Fuerzas Armadas. A lo largo de los 12 años de la dictadura, miles de militantes del PCU fueron detenidos, torturados salvajemente y encarcelados por períodos de 3 a 10 años en cuarteles y el el Penal de Presos Políticos ubicado en la ciudad de Libertad (Establecimiento Militar de Reclusión EMR Nº1) o en Punta de Rieles las mujeres (EMR Nº2). En esos años cayeron en manos de la represión varias direcciones nacionales o departamentales, no obstante lo cual el funcionamiento clandestino del PCU no se detuvo: organizacion sindical, circulacion de información (en un medio donde esta estaba restringida y censurada), apoyo solidario a las familias de los presos, etc. A la salida de la dictadura, con muchos muertos, miles de presos y muchos desaparecidos (muertos en la tortura), el PCU emerge con su organización golpeada pero plenamente operativa, nutrida con elementos jovenes (la llamada generacion del '83) y con sindicalistas que habían mantenido viva la organizacion sindical CNT (que a fines de la dictadura hubo de denominarse PIT (Plenario Intersindical de Trabajadores), y luego de 1985 PIT-CNT. Sobre este período véase publicaciones de RICO, Alvaro (Facultad de Humanidades, Universidad de la Republica, Uruguay)y las siguientes páginas:

  • www.presidencia.gub.uy/wps/wcm/connect/presidencia/portalpresidencia/comunicacion/informes/investigacion-historica-sobre-detenidos-desaparecidos
  • www.fhuce.edu,uy/index.php/estudios-interdisciplinarios/centro-de-estudios-interdisciplinarios-uruguayos

Alianzas electorales[editar]

Ha sido práctica habitual del PCU comparecer bajo diversas denominaciones y forjando alianzas con otros grupos.

En las elecciones de 1984, estando proscrito el PCU y el número de lista 1001, presentaron la agrupación Democracia Avanzada y la lista 10001.

En las elecciones de 1989, la imagen pública fue la de una lista 1001 despojada de contenidos comunistas, que apelaba a un electorado frenteamplista genérico; la votación que obtuvieron en esa ocasión fue la mejor de toda su historia, 4 senadores y 11 diputados.

Crisis de los 90[editar]

A raíz del derrumbe del socialismo real y la desaparición de la Unión Soviética, el PCU (al igual que muchos otros partidos comunistas) vivió una grave crisis, con el alejamiento de Jaime Pérez y numerosos dirigentes del ámbito sindical, como Thelman Borges, Félix Díaz, Óscar Groba, Enrique Pintado, Eduardo Platero, Juan Ángel Toledo, Andrés Toriani, Jorge Silvano, Ruben Villaverde, entre otros.[1] En la legislatura 1990-1995 había numerosos legisladores electos por la lista 1001 que quedaron sin partido, como Gonzalo y Marcos Carámbula, León Lev, Andrés Toriani, Thelman Borges, Rafael Sanseviero.

Dirigentes del PCU[editar]

Desde su fundación hasta 1955 el principal dirigente del PCU fue Eugenio Gómez. En ese mismo año Gómez es expulsado del partido por parte de un grupo encabezado por Rodney Arismendi, integrado entre otros por José Luis Massera. A partir de ese año, Arismendi ocupó la secretaría general del Partido hasta su renuncia, luego de la cual es sucedido por Jaime Pérez. Luego y hasta 2006 ocupó la Secretaría General Marina Arismendi, hija de Rodney Arismendi, que también fue Ministra de Desarrollo Social (2006-2010). Desde 2006 hasta la actualidad, el puesto de Secretarío General lo pasó a ocupar Eduardo Lorier, quién además es senador de la República. También actualmente Victorio Casartelli ocupa el puesto de Presidente del partido,[2] siendo este meramente de representación y no implicando la dirección política del mismo, aunque si muchas veces su representación ante la Mesa Política del Frente Amplio.

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

Referencia[editar]

  1. «Los sindicalistas y el PCU». El Observador (4-10-2012).
  2. Vázquez: Uruguay sin el FA sería "tristemente gris" - El Espectador, 19 de octubre de 2012

Enlaces externos[editar]