Matanza en la embajada española de Guatemala

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Quema de la Embajada de España en Guatemala
Falta imagen.svg
Un documental fílmico se encuentra en Ni uno vivo: Tragedia en la Embajada de España en Guatemala
Suceso Matanza de la embajada española en Guatemala
Lugar Ciudad de Guatemala, Flag of Guatemala.svg Guatemala
Fecha 31 de enero de 1980
Participantes

La matanza de la embajada española en Guatemala remite al suceso del incendio y masacre que se produjo en dicho país centroamericano el jueves 31 de enero de 1980.

Motivaciones[editar]

El motivo fue la movilización en forma de protesta por parte de un grupo de indígenas, secundado por el Comité de Unidad Campesina, la Coordinadora de Pobladores, obreros, cristianos y estudiantes de Secundaria y universitarios miembros del Frente Estudiantil Robin García, organizaciones sociales que tenían influencia del Ejército Guerrillero de los Pobres, con el fin de llamar la atención al mundo sobre las pobres condiciones de trabajo en el área rural de El Quiché y los abusos que cometía el ejército guatemalteco bajo las órdenes del presidente general Fernando Romeo Lucas García[Nota 3] para imponer dichas condiciones.

El hecho[editar]

De acuerdo con datos históricos, al filo del mediodía del jueves 31 de enero se reunían en la sede diplomática española el ex vicepresidente de Guatemala, Eduardo Cáceres Lehnhoff, el ex canciller Adolfo Molina Orantes y el jurista Mario Aguirre Godoy con el embajador de ese entonces, Máximo Cajal López. Los ex funcionarios y el jurista guatemaltecos visitaban al embajador por una celebración próxima del Instituto de Cultura Hispánica, cuando irrumpieron aproximadamente 30 guerrilleros y campesinos que anunciaron que ocuparían la sede diplomática, para solicitar la intervención de la misma en los sucesos del noroccidente del país.[1]

Film Reel.svg
Documental fílmico Ni uno vivo
Guatemala 31 de enero de 1980:

Secciones Descripción
Ni uno vivo: Tragedia en la Embajada de España en Guatemala Documental sobre los hechos acontecidos el 31 de enero de 1980 en la Embajada de España en Guatemala. Presenta entrevistas con los principales participantes, entre sobrevivientes y periodistas que cubrieron los hechos.

Las fuerzas de seguridad irrumpieron en el recinto y el saldo fue de 37 fallecidos, incluyendo el cónsul español Jaime Ruiz del Árbol, el ex vicepresidente de Guatemala Eduardo Cáceres, el ex canciller guatemalteco Adolfo Molina y el padre de la Premio Nobel Rigoberta Menchú, Vicente Menchú, uno de los líderes de los indígenas ocupantes. Se salvaron, con graves quemaduras, el Embajador de España y un indígena que fue secuestrado el día después del hospital donde convalecía de sus heridas, torturado y asesinado. Su cuerpo, arrojado frente a la Universidad de San Carlos, tenía un cartel colgado del cuello con la frase "Cajal, comunista, te ocurrirá lo mismo". El gobierno español evacuó al Embajador Máximo Cajal, con la asistencia del cuerpo diplomático en Guatemala y rompió relaciones diplomáticas con el país. Unos meses después fue asesinado de 55 disparos Roberto Mertins Murúa,[2] director del Instituto Guatemalteco de Cultura Hispánica -actual Centro Cultural de España en Guatemala-, que había criticado en Televisión Española la actuación de las autoridades militares en el asalto a la embajada.

Investigaciones[editar]

Plaza de Héroes y Mártires en la Universidad de San Carlos, donde se encuentra la tumba de Gregorio Yujá

Durante los siguientes años, sucesivas comisiones de investigación llegaron a la conclusión, aceptada por el gobierno guatemalteco en 1984, de que las víctimas habían muerto por quemaduras producidas por granadas de fósforo blanco, asumiendo que la Policía Nacional de Guatemala era la responsable de lo acaecido y exonerando completamente a los ocupantes de cualquier responsabilidad en el trágico desenlace.[Nota 4] No obstante, medios afines a la ultraderecha guatemalteca siguen defendiendo la versión de que los ocupantes se autoinmolaron, y acusan en particular al embajador Cajal de connivencia con la guerrilla y de ser quien aconsejó a los campesinos a tomar la embajada para provocar al gobierno; a tal campaña se unieron medios de comunicación conservadores españoles.

El resultado[editar]

Esquela de Roberto Mertins.

El resultado fue el asesinato de 37 personas (dos más en días siguientes) y la ruptura de relaciones diplomáticas entre España y Guatemala que no se volverían a normalizar hasta el 22 de septiembre de 1984 con un tratado firmado en Bogotá, (Colombia). Tan sólo tres personas lograron sobrevivir a la matanza, el embajador Máximo Cajal López, el abogado Mario Aguirre Godoy y el campesino manifestante Gregorio Yujá Xona, quien logró salvarse cobijándose bajo los cadáveres calcinados de sus compañeros. Yujá fue asesinado en la madrugada del viernes 1 de febrero de 1980. Algunos nombres de los que perecieron son:

Los otros muertos en la embajada fueron:

  • Indígenas de El Quiché:
    • Vicente Menchú[Nota 5]
    • María Ramírez Anay
    • María Ramírez Anay (hermana)
    • Gaspar Viví
    • Mateo Sic Chen
    • Regina Pol Juy
    • Juan Tomás Lux
    • María Pinula Lux
    • Juan Us Chic
    • Gabina Morán Chupé
    • José Angel Xona Gómez
    • Mateo Sis
    • Juan Chic Hernández
    • Juan López Yac
    • Francisco Tum Castro
  • Estudiantes de la Universidad de San Carlos:
    • Mateo López Calvo
    • Juan José Yos
    • Salomón Tavico Zapeta
    • Francisco Chen Tecú
    • Felipe Antonio García Rac
    • Trinidad Gómez Hernández
    • Luis Antonio Ramírez Paz
    • Edgar Rodolfo Negreros
    • Leopoldo Pineda
    • Sonia Magali Welches Valdez

Posteriormente fue asesinado Gregorio Yujá Xona, único sobreviviente y su cadáver arrojado frente a la Rectoría de la Universidad de San Carlos. Y el día del entierro fueron asesinados Gustavo Adolfo Hernàndez y Jesús España.

Edificio de la Rectoría de la Universidad de San Carlos, frente al cual fue abandonado el cuerpo sin vida de Gregorio Yujá Xona.

En septiembre del mismo año, el Dr. Roberto Mertins Murúa, profesor en la Universidad Rafael Landívar y director del Instituto Guatemalteco de Cultura Hispánica - CCE/G fue asesinado tras haber condenado públicamente en Televisión Española este suceso.

Reflexiones[editar]

En 2005, en el periódico español El País fue publicada una reflexión que hizo el entonces embajador de España en Guatemala:[4]

Es hora también de reflexionar. Sobre unos acontecimientos que sacudieron Latinoamérica, de Tierra del Fuego a El Quiché, ante la pasividad cuando no complicidad del mundo occidental. Eran los años de la guerra fría, de la amenaza marxista, del espectro del castrismo. De los Videla, Pinochet, Bordaberry, Trujillo, Somoza, Lucas y Ríos Montt. De los Montoneros, los Tupamaros, del Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional, de los Sandinistas, del Ejército Guerrillero de los Pobres y del ORPA. De la contrainsurgencia y de la Escuela de las Américas. Eran años de una represión salvaje, sin cuartel y sin piedad. Años en los que valía todo. Como arrojar a las víctimas desde aviones o helicópteros al Atlántico, al Pacífico o al volcán Pacaya en Guatemala. Y tildar de comunista o de subversivo a quien se quería eliminar físicamente, destruirlo moralmente o desacreditarlo profesionalmente. Afortunadamente, hoy en día es inconcebible imaginar tanta pesadilla. Como la posibilidad de seguir, en directo, desde la calle, por la radio o en televisión, el asalto a una embajada por las fuerzas de seguridad del país ante el que está acreditada, desoyendo sus más altos dirigentes las reiteradas peticiones del embajador y de su ministro de Asuntos Exteriores para que la policía levante el cerco de la representación diplomática. También es impensable asistir a la llegada vergonzante a España, hurtado al contacto con la prensa, de ese mismo embajador, vivo aunque herido, único testigo de cargo de aquella matanza. Como si el hecho de haber sobrevivido a la matanza incomodara al Gobierno de turno. Pero entonces todo era posible. También aquí lo era, cuando apenas habían transcurrido cuatro años desde la muerte en la cama de Francisco Franco y faltaban poco más de doce meses para el golpe de Tejero.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. «Un aniversario más DE LA QUEMA DE LA EMBAJADA DE ESPAÑA, AÚN EN LA IMPUNIDAD». Consultado el 27 de enero de 2007.
  2. Castrillón, Jorge. «Le acribillaron por ser «culpable de leer libros y no callarse delante de atrocidades del calibre como la anteriormente mencionada»». Esta semana en el CCE/G. (Centro Cultural de España en Guatemala). 
  3. EL PAÍS, Internacional (01-02-1980). «Era la primera misión extranjera de Ruiz del Arbol».
  4. EL PAÍS, España. Opinión (29 de enero de 2005). «La masacre en la embajada de España». Consultado el 21 de julio de 2014.

Notas[editar]

  1. Ex-vicepresidente de Guatemala
  2. Ex-canciller de Guatemala
  3. Quien ostentó la presidencia de ese país centroamericano del 1ro. de julio de 1978 al 23 de marzo de 1982
  4. Evidencia del uso de estos explosivos puede verse en este video que se encuentra en el sitio web www.youtube.com: Ni uno vivo. Tragedia en la Embajada de España en Guatemala
  5. Padre de la futura Premio Núbel de la Paz, Rigoberta Menchú