Óscar Berger

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Óscar Berger Perdomo
Óscar Berger

14 de enero de 2004-14 de enero de 2008
Vicepresidente   Eduardo Stein
Predecesor Alfonso Portillo
Sucesor Álvaro Colom

15 de enero de 1996-30 de junio de 1999[1]
Predecesor Álvaro Arzú
Sucesor Fritz García-Gallont

Datos personales
Nacimiento 11 de agosto de 1946 (67 años)
Bandera de Guatemala Ciudad de Guatemala, Guatemala.
Partido GANA
Cónyuge Wendy Widmann
Profesión Empresario
Alma máter Universidad Rafael Landívar
Religión Católico

Óscar José Rafael Berger Perdomo (Ciudad de Guatemala,11 de agosto de 1946), Político y empresario guatemalteco, fue alcalde de la Ciudad de Guatemala durante el período de 15 de enero de 1996 al 30 de junio de 1999, y fue también elegido presidente de la República de Guatemala, tras las elecciones celebradas en el mes de noviembre de 2003. Tomó posesión del cargo el 14 de enero de 2004 para sustituir en la jefatura del Estado al líder del conservador Frente Republicano Guatemalteco (FRG), Alfonso Portillo.[2]

Biografía[editar]

Berger el 9 de septiembre de 2007 saludando a la gente del lugar.

Óscar Berger Perdomo nació el 11 de agosto de 1946 en Ciudad de Guatemala, criado en una familia de ascendencia europea (Bélgica) e intereses en las industrias del café, la ganadería y el azúcar, el único hijo varón de los Berger Perdomo, cursó estudios de bachillerato en el Liceo Javier y se licenció como abogado y notario en la Universidad Rafael Landívar. En las aulas universitarias entabló relación con Álvaro Arzú con el cual fundaron el entonces comité cívico PAN, luego se convertiría en partido.

Alcalde de la Ciudad de Guatemala[editar]

Oscar Berger candidato por la alcaldía capitalina por el PAN, donde en septiembre de 1995 salió triunfante de la Elecciones Municipales de la Ciudad de Guatemala, tomando posesión de mando el 15 de enero de 1996, y terminó su mandato el 30 de junio de 1999, debido a que participaría en las Elecciones Presidenciales de 1999.[3]

Los acuerdos de paz[editar]

Con el PAN convertido en el referente ideológico de la derecha moderada y las nuevas generaciones de industriales y empresarios, Arzú optó por presentar su candidatura a la presidencia de la República en los comicios de 1990 y postuló a Berger como cabeza de lista del partido a la alcaldía capitalina de la cual se hizo acreedor en 3 ocasiones.

Sin embargo, la sucesión de Vinicio Cerezo no se resolvió de forma favorable a los intereses del PAN y el vencedor de la contienda fue el líder de la formación de centro-derecha MAS, Jorge Serrano. Mejor suerte tuvo Óscar Berger en la batalla municipal y el 15 de enero de 1991 juró como nuevo alcalde de Ciudad de Guatemala; cargo para el que resultó reelegido en los comicios de noviembre de 1995. Esa misma jornada electoral deparó excelentes resultados para su partido; por un lado, el PAN fue la formación más votada en las legislativas y se convirtió en la primera fuerza política del Congreso y, por otro, Álvaro Arzú, logró el respaldo popular necesario para optar a la segunda vuelta de las presidenciales, que finalmente se celebraron el 7 de enero de 1996 y en las que derrotó al nuevo líder del Frente Republicano Guatemalteco (FRG), Alfonso Portillo.[4]

Candidatura presidencial[editar]

Candidatura de 1999

Durante el mandato presidencial de Arzú, Óscar Berger manifestó su interés por convertirse en su sucesor y el 27 de junio de 1999 el partido oficializó su candidatura a la presidencia de la República. Tres días después abandonó sus quehaceres municipales para dedicarse por completo a la campaña por la más alta magistratura del país, con un programa centrado en tres promesas clave: la lucha contra la pobreza, el incremento de los salarios y la mano dura contra el crimen organizado. Pese a ello, el discurso populista de Alfonso Portillo obtuvo un calado mayor en la sociedad Guatemalteca y, en las consultas electorales de noviembre y diciembre, el partido del ex dictador Ríos Montt logró la victoria.

Tras el fracaso electoral, Berger anunció su retirada de la política activa y el regreso al sector privado para ocuparse de sus negocios. El castigo en las urnas también tuvo consecuencias negativas en el seno del partido que, en los años siguientes, sufrió la escisión de una amplia facción que fue rebautizada con el nombre de Partido Unionista y en la que se ubicaron históricos como Arzú. Pese a la crisis interna, el PAN tuvo suficiente capacidad de reacción para aprovechar la creciente impopularidad del Ejecutivo del Frente, marcado por los escándalos de corrupción, la incapacidad de gestión y los abusos de poder, y postularse de nuevo como alternativa de gobierno.

Candidatura de 2003

En la primavera de 2002, Berger regresó a la arena política para liderar este nuevo asalto del PAN. Triunfó con holgura en las primarias del partido pero de nuevo las luchas intestinas frustraron el cierre de filas en torno a la candidatura única. Óscar Berger optó entonces por buscar apoyos fuera del partido y constituir una plataforma presidencial autónoma y a medida. De este modo, en abril de 2003 nació la Gran Alianza Nacional (GANA); una coalición electoral conservadora integrada por el Partido Patriota (PP), el Movimiento Reformador (MR) y el Partido Solidaridad Nacional (PSN), Berger se colocó bajo sus siglas como candidato a la presidencia. Antes de acabar el mes, el PAN anunció la expulsión de Berger por aceptar el liderazgo de otra lista electoral. Animado por los sondeos que le concedían clara condición de favorito, Berger se convirtió oficialmente en candidato de GANA a los comicios presidenciales el 27 de julio de 2003.

El inicio de la campaña estuvo marcado por la insólita inscripción de Efraín Ríos Montt como candidato presidencial -pese a la prohibición constitucional- y las extorsiones y los asesinatos de destacados dirigentes políticos, aunque, finalmente, el electorado volvió la espalda al ex dictador y el reparto del voto popular se dirimió entre Berger y el ingeniero Álvaro Colom, líder de la progresista Unidad Nacional de la Esperanza (UNE). Con un ambicioso programa de reformas políticas, económicas y sociales y el respaldo explícito de los oligarcas del campo y los empresarios de la capital, Berger se proclamó vencedor de la primera vuelta electoral, celebrada el 9 de noviembre, con algo más del 34% de los votos; ocho puntos por delante de Colom, su directo rival. También fue suya la victoria en la segunda vuelta y, tras el recuento de votos de la jornada del 28 de diciembre, Óscar Berger se convirtió en presidente electo de la República de Guatemala.[5]

Presidente de la República de Guatemala[editar]

Recibió la banda presidencial el 14 de enero de 2004 y tomó posesión para un mandato cuatrienal con un discurso inaugural en el que prometió un trabajo continuado de su Ejecutivo para fortalecer las instituciones del Estado de Derecho y luchar contra la impunidad de los corruptos y los violentos.

En octubre de 2005, Guatemala sufrió uno de los peores desastres naturales de su historia. El paso por Centroamérica del huracán Stan, cuyas consecuencias serían aún más virulentas que las producidas años atrás por el Mitch, sembró el caos en el país, ocasionando centenares de víctimas mortales y de desaparecidos, así como una incalculable cifra de damnificados. Tal fue el grado de destrucción generado, que Berger declaró el "estado de calamidad pública".

Durante su gobierno se realizaron obras importantes como la construcción de varias autopistas de Guatemala[6] y la remodelación del Aeropuerto Internacional La Aurora.[7]

Durante su gobierno se dieron tensiones con la Casa Blanca debido a un incidente en el que su hijo mayor fue arrestado en Miami por conducir bajo los efectos del alcohol y/o las drogas.[cita requerida] El incidente nunca fue publicado por la prensa guatemalteca. Entregó la banda presidencial el 14 de enero de 2008 a su sucesor, Álvaro Colom de la Unidad de la Esperanza (UNE).

Hoy en día se dedica a la administración de sus empresas teniendo como sede la zona 14 con Grupo Desarrollador de Proyectos G.D.P y Fuelcheck entre otras.

El Gobierno de su sucesor Álvaro Colom le acusó de haber dejado una deuda flotante de más de 4 mil millones de quetzales y se investiga si ese extremo es cierto.

Berger rompe relación con Arzú por acusarlo de hacer un mal gobierno y lo culpa de su derrota contra el partido F.R.G.[8]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]


Predecesor:
Alfonso Portillo
Coat of arms of Guatemala.svg
Presidente de Guatemala
2004 - 2008
Sucesor:
Álvaro Colom
Predecesor:
Álvaro Arzú
Coat of arms of Guatemala Department.gif
Alcalde de la Ciudad de Guatemala
1996 - 2000
Sucesor:
Fritz García-Gallont