M/S Sea Diamond

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El "Birka Princess" antes de llamarse "Sea Diamond" (septiembre de 2005).
Barcos de crucero amarrados en la caldera de Santorini, en junio de 2006. El "Sea Diamond" a la izquierda.

El M/S Sea Diamond (o «Diamante del Mar», en español) fue un barco de crucero de bandera maltesa perteneciente a la Louis Hellenic Cruise Lines. El barco se hundió el 6 de abril de 2007 después de encallar cerca de la isla griega de Santorini el día anterior. El crucero tenía 140 metros de eslora y un desplazamiento de 22.465 toneladas.

Historia[editar]

Originalmente llamado "M/S Birka Princess" («Princesa Birka»), el barco fue construido por la empresa estatal finlandesa Valmet en su astillero de Vuosaari, en Helsinki, por 350 millones de marcos (60 millones de euros). Fue botado en 1986 y formó parte de la Birka Line en el mercado de ferris del Mar Báltico, donde hacía recorridos de veinticuatro horas entre Estocolmo, en Suecia, y las Islas Aland, en Finlandia. Entre 1990 y 2003 también realizó viajes más largos por el Báltico durante el verano.

En 1999 el crucero fue ampliamente reacondicionado en Bremerhaven, Alemania, con un coste de 29 millones de dólares. Pero con la compra de otro crucero mucho mejor, la naviera optó por poner en venta el "M/S Birka Princess". En febrero de 2006 fue vendido a la Louis Cruise Lines, con base en Chipre, por 35 millones US$. Fue entonces instalada una nueva piscina. Después de la venta el Sea Diamond fue registrado en La Valeta, Malta.

Naufragio del crucero[editar]

El crucero chocó el día 5 de abril de 2007 hacia las 16:00 horas contra un arrecife situado en frente de la isla de Santorini, en el sur de Grecia, que se encontraba claramente señalado en las cartas de navegación, lo que provocó la evacuación de emergencia de los 1.154 pasajeros y los 391 miembros de la tripulación.Se hundió finalmente sobre las 6:00 de la mañana del día siguiente.

Dos turistas franceses, Jean-Christophe Allain (45) y su hija Maud (16) desaparecieron, y las autoridades intentaron contener el derrame de parte de las 450 toneladas de combustible que se escapó a través de una fractura en el casco del barco hundido.

Los responsables de la nave tuvieron que explicar su responsabilidad en la maniobra de acercamiento a la costa de Santorini para echar el ancla, en su tardanza en avisar a las autoridades de la colisión y sobre las tareas de evacuación, que tardaron más de tres horas en lugar de la media hora que dictan las normas internacionales.

Santorini a pesar de ser una de las islas del Mar Egeo más populares, con millones de visitantes cada año, carece de un puerto apropiado para que los grandes buques atraquen, y debido a que es la caldera de un volcán sumergido, tiene fuertes corrientes subterráneas que dificultan anclar.

El crucero se hundió catorce horas después del accidente en aguas de una profundidad de 240 metros, pero cercano al pequeño puerto de Santorini, adonde había sido remolcado.

La compañía propietaria, Louis Hellenic Cruise Lines, presentó a las autoridades un documento sobre la última inspección hecha por expertos noruegos a la embarcación, que el 9 de marzo de 2007 certificaron que estaba en perfectas condiciones.

El grupo Louis, con sede en Chipre, cuenta con una flota de cruceros, y la nueva compra, el "Sea Diamond", era su joya al costar 35 millones de euros y su renovación otros 10, y había iniciado sus excursiones a las islas griegas y a Turquía hacía apenas un año.

El naufragio dejó a los turistas sin sus pertenencias, que alcanzan un valor de un millón de dólares en metálico y una cantidad incalculable en joyas, según las primeras aproximaciones de fuentes navieras.

Los esfuerzos de las autoridades también se concentraron en limitar la mancha negra que pudo causar las 450 toneladas de fuel que llevaba el crucero, lo que hubiera significado un gran daño ecológico y económico para la isla.

El capitán del crucero Sea Diamond y cinco miembros de su tripulación fueron puestos en libertad pendientes de la investigación de los cargos presentados contra ellos por negligencia tras el naufragio del barco, según informó la televisión estatal griega.

Tanto el capitán como el primer, segundo y tercer oficiales, así como el asistente de la oficialía y el encargado de limpieza y mantenimiento del barco fueron arrestados después del accidente, según informó una portavoz del Ministerio de Marina Mercante.

Véase también[editar]