Juegos tradicionales

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Juego tradicional»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Niños jugando en un jardín. Unos juegan al corro con un adulto y otros con un balancín.
Niños jugando en una pintura de la dinastía Song.
Juegos de niños, de Pieter Brueghel el Viejo, 1560.
Niños napolitanos jugando a un juego denominado morra, 1890.

Juegos tradicionales son los juegos clásicos o tradicionales, que se realizan sin ayuda de juguetes tecnológicamente complejos, sino con el propio cuerpo o con recursos fácilmente disponibles en la naturaleza (arena, piedrecitas, ciertos huesos como las tabas, hojas, flores, ramas, etc.) o entre objetos caseros (cuerdas, papeles, tablas, telas, hilos, botones, dedales, instrumentos reciclados procedentes de la cocina o de algún taller, especialmente de la costura). También tienen la consideración de tradicionales los juegos que se realizan con los juguetes más antiguos o simples (muñecos, cometas, peonzas, pelotas, canicas, dados, etc.), especialmente cuando se autoconstruyen por el niño (caballitos con el palo de una escoba, aviones o barcos de papel, disfraces rudimentarios, herramientas o armas simuladas); e incluso los juegos de mesa (de sociedad o de tablero) anteriores a la revolución informática (tres en raya, parchís, juego de la oca, barquitos etc.) y algunos juegos de cartas.

Su objetivo puede ser variable y pueden ser tanto individuales como colectivos; aunque lo más habitual es que se trate de juegos basados en la interacción entre dos o más jugadores, muy a menudo reproduciendo roles con mayor o menor grado de fantasía. Generalmente tienen reglas sencillas. Las relaciones sociales establecidas por los niños en los juegos, especialmente cuando se realizan en la calle y sin control directo de los adultos (juegos de calle), reproducen una verdadera cultura propia que se denomina cultura infantil callejera.[1] Cuando la totalidad de la vida de los niños se desarrolla autónomamente y de forma ajena al cuidado de los adultos, se habla de niños de la calle. Las relaciones entre niños (tanto las debidas al juego como a otras interacciones) que tienen lugar dentro del entorno escolar son una parte fundamental del denominado currículum oculto.

Los juegos que implican actividad física casi siempre son ejecutados al aire libre, implican alguna forma de expresión corporal y tienden a servirse de habilidades motrices básicas como saltar, correr o caminar, entre otros. Por su relación con la denominada fase de la expresividad motriz de la psicomotricidad son también llamados juegos motrices. Se realizan desde muy temprana edad, constituyendo una necesidad para el desarrollo: los bebés, espontáneamente o estimulados por sus padres o hermanos, comienzan su relación con el juego girando ante sus ojos sus propias manos (en español se les canta la canción cinco lobitos) o tapándose con ellas los ojos (un juego similar al escondite, que se denomina cu-cu o cu-cu-tras).[2]

Las escuelas y parques suelen poseer patios de recreo, patios de juego, campos de juego o parques infantiles especialmente delimitados y diseñados para los juegos infantiles, que en el mejor de los casos cuentan un suelo especialmente adaptado (o un simple arenero) y con estructuras metálicas, de madera o de plástico, como toboganes, columpios, balancines, etc. La legislación prevé sus características en cuanto al cumplimiento de determinados requisitos de seguridad.[3]

Tanto los juegos más activos como los más sedentarios implican algún grado de escenificación,[4] en el que los niños asumen roles diferentes, con mayor o menor grado de complejidad, de forma individual o formando equipos. En muchos de ellos se someten a pruebas mentales o juegos de ingenio en los que se ponen imaginariamente en diversas situaciones hipotéticas, en las que tienen que demostrar algún tipo de habilidad mental (como la observación, la deducción, la toma de decisiones y la necesidad de considerar las decisiones ajenas -ponerse en el lugar del otro-), o han de realizar alguna elección o someterse a un proceso de eliminación o de subasta. La mayor parte tienen algún grado de competitividad o colaboración, y muy a menudo de ambas. A pesar de que tradicionalmente se les ha considerado pueriles,[5] e incluso han recibido la denominación de juegos menores,[6] por muy sencillos que sean esos juegos (veo, veo, acertijos, deshojar la margarita, piedra, papel o tijera, los chinos, pito, pito, colorito, echar a pies, echar a suertes, todo tipo de juegos de azar, etc.), suponen un grado de abstracción que no tiene nada de trivial: el análisis científico de estos y otros tipos de juegos mentales es una disciplina matemática de vanguardia: la teoría de juegos.

Como cualquier tipo de juego, los juegos infantiles tradicionales que se siguen jugando en la actualidad tienen un origen que, según cada caso, puede ser muy antiguo. Suelen estar estrechamente vinculados con el folclore mediante poesías infantiles, retahílas, canciones, bailes y otros contenidos de cultura popular, por lo que también son denominados juegos populares. También se utiliza el término floclore infantil o el de etnología lúdica.[7]

También pueden relacionarse con los denominados deportes populares, deportes tradicionales, deportes autóctonos o deportes rurales.

Aunque a veces se utilizan como términos opuestos, es difícil establecer una diferencia conceptual entre juegos populares y tradicionales. En algunas fuentes se les diferencia según su mayor o menor formalidad, que hace que existan juegos tradicionales no infantiles, sino jugados por adultos, y que se consideran verdaderos deportes. En otras se diferencian ambos de los juegos autóctonos o juegos vernáculos (los que se dan en una zona geográfica determinada). En realidad, esas y otras posibles distinciones no pasan de ser matices que pueden estar presentes en muchos de estos juegos, que pertenecerían a varias o todas de esas categorías. Muy habitualmente las fuentes, incluso recogiendo la diferencia teórica en la denominación, los tratan de forma indistinta o intercambiable.[8] [9]

Los niños también realizan actividades de juego no espontáneas sino reglamentadas, y no encaminadas principalmente a la diversión, sino a un propósito definido por sus padres, monitores o profesores. Ese propósito de los juegos dirigidos suele expresarse en términos educativos y formativos, y cumple una función muy importante en las sociedades postindustriales: la solución al problema que para los padres supone la organización del tiempo libre de los niños. Su diferencia con el mero juego parte del establecimiento de cierto grado de organización y su control por los adultos a cuyo cargo se encuentran: el deporte infantil y el deporte juvenil como actividades extraescolares o la mayor parte de las actividades de la educación física como parte de la programación escolar.

Juegos populares infantiles[editar]

Los juegos populares están muy ligados a las actividades del pueblo llano, y a lo largo del tiempo han pasado de padres a hijos. De la mayoría de ellos no se conoce el origen: simplemente nacieron de la necesidad que tiene el hombre de jugar, es decir, se trata de actividades espontáneas, creativas y muy motivadoras.

Su reglamento es muy variable, y puede cambiar de una zona geográfica a otra con facilidad; incluso pueden ser conocidos con nombres diferentes según donde se practique.

Los juegos populares suelen tener pocas reglas, y en ellos se utiliza todo tipo de materiales, sin que tengan que ser específicos del propio juego. Todos ellos tienen sus objetivos y un modo determinado de llevarlos a cabo: perseguir, lanzar un objeto a un sitio determinado, conquistar un territorio, conservar o ganar un objeto, etc. Su práctica no tiene una trascendencia más allá del propio juego, no está institucionalizado, y el gran objetivo del mismo es divertirse.

Con el tiempo, algunos se han ido convirtiendo en un apoyo muy importante dentro de las clases de Educación Física, para desarrollar las distintas capacidades físicas y cualidades motrices, o servir como base de otros juegos y deportes.

Los juegos populares pueden servir como herramienta educativa en otras materias escolares, desde las ciencias naturales que pueden ilustrar con ellos distintos hechos físicos, hasta la música, la lengua y las ciencias sociales, que pueden utilizar sus retahílas, canciones o poesías.

===Juegos con objetos===Algunos implican un alto grado de actividad física y psicomotricidad:

Otros son más bien juegos de habilidad manual:

Juegos con partes del cuerpo[editar]

Algunos son un tipo de competición lógica:

Otros tienen un alto grado de actividad física o incluso pueden llegar a ser violentos:

Por último, los hay que se basan en la expresión corporal:

  • Juego de las películas (adivinar el título de una película, o de cualquier otra cosa, a base de pistas "mudas", únicamente a través de expresiones corporales)

Juegos de persecución[editar]

Juegos verbales[editar]

A lápiz y papel[editar]

Juegos tradicionales de adultos[editar]

Son juegos que, por ser usualmente jugados en la edad adulta, se consideran más serios o incluso se consideran deportes, denominados deportes tradicionales o deportes rurales, de modo que la popularidad que tienen entre los habitantes de un territorio o país compite con la popularidad de los deportes convencionales. También han sido transmitidos de generación en generación y su origen se remonta a tiempos muy lejanos; vinculándose a la historia, cultura y tradiciones de los lugares donde se juegan. Para su conservación y divulgación se han creado instituciones y entidades (clubes, asociaciones, federaciones) que organizan competiciones y campeonatos oficiales y establecen sus reglamentos. El material específico de los juegos suele estar ligado a las costumbres o trabajos propios de la zona

Entre estos, podríamos encontrar juegos que con el tiempo se han convertido en verdaderos deportes ligados a una región, y que sólo se practican en ella, llegando a formar parte de las tradiciones culturales. El origen de los juegos y deportes tradicionales está ligado al propio origen de ese pueblo, por ello, los denominan juegos o deportes autóctonos; aunque en muchos de los casos su origen sea incluso anterior a cualquier posible conformación de una identidad nacional o regional contemporánea: es el caso de la lucha greco-romana, que está en el origen de muy distintas manifestaciones locales en distintos países (en España la lucha leonesa y la lucha canaria).

Véase también[editar]

Referencias[editar]

yorgi manuel cedeño fajardo

Notas[editar]

  1. Véase la bibliografía y fuentes del artículo en:Children's street culture de la Wikipedia en inglés:
    • Iona Opie. The People in the Playground (1993) (In-depth study of children's playground lore and life).
    • Iona Opie. The Lore and Language of Schoolchildren (1959).
    • Simon bronner. American Children's Folklore (1988).
    • Leea Virtanen. Children's Lore (1978). (English-translation of a 30,000-sample study from Finland).
    • Colin Ward (with photos by Ann Golzen). The Child in the City (1977). (Groundbreaking key book, with a focus on the British experience).
    • Robin Moore. Childhood's Domain: Play and Place (1986). (In-depth advanced study of three small areas of England, with maps and photos).
    • Ervin Beck. "Children's Guy Fawkes Customs in Sheffield", Folklore, 95 (1984), 191-203.
    • Smith, Robert Paul. Where Did You Go? Out. What Did You Do? Nothing. (1957) (Memoir focusing on children's pastimes, New York, 1920s)
    • David Sobel. Mapmaking with Children: Sense of Place Education for the Elementary Years (1998).
    • David Sobel. Children's Special Places: Exploring the Role of Forts, Dens, and Bush Houses in Middle Childhood (2001).
    La edición de 1911 de la Encyclopædia Britannica, en su artículo "Children's games" cita las siguientes fuentes: A. B. Gomme's Traditional Games of Great Britain (2 vols., Nutt, 1894-1898); Gomme's Children's Singing Games (Nutt, 1904); ... Newell's Games of American Children (Harper Bros., New York, 1884)." Libros de fotografía:
    • Roger Mayne. Street Photographs of Roger Mayne (1996, Victoria and Albert Museum).
    • Robert Doisneau. Les Enfants, Les Gosses (1992).
    • Helen Levitt. In The Street: chalk drawings and messages, New York City 1938-1948. (1987) — (Chalkings and children making them)
    • Eddie Elliott (Curator). Knock Down Ginger: Seventy Years of Street Kids (Exhibition, Photographers' Gallery, London; July 2001).
    • Les Enfants (Editions de La Martinière, France, 2001) (Anthology of French street photography of children; by Ronis, Riboud, Doisneau, Cartier Bresson, and others).
    • R.S. Johnson & J.T. Oman. Street Children (1964). Hodder & Stoughton, London. (Photography & poetic text on facing pages, re: young British children's street play).
    Documentales de televisión:
    • Ian Duncan. (Dir.) Picture This: Playing Out (BBC2 1992)
    • Ian Duncan. (Dir.) The Secret World of Children (BBC 1993)
    • The Singing Street (1951).
    • Dusty Bluebells (BBC Northern Ireland, early 1970s), and the follow-up film showing how the street's child-friendly nature had been destroyed by cars, This Is Not a Car Park (1993).
    • Where do the Children Play? (NBC and University of Michigan, 2008)
  2. Marta Sadurní Brugué, Los primeros juegos infantiles, en El desarrollo de los niños, paso a paso, UOC, 2003, ISBN 8483187698.
  3. Centro Metropolitano De Diseño, Patios de juego: seguridad, Buenos Aires: Nobuko, 2004, ISBN 9871135572.
  4. Antonio Rodríguez Almodóvar, Pedro C. Cerrillo, Jaime García Padrino, Juegos infantiles escénicos de corte tradicional, en Literatura infantil de tradición popular, Universidad de Castilla La Mancha, 1993, ISBN 8488255381, pg. 55 y ss.
  5. La definición de juguetón en el Diccionario de la lengua castellana, de 1734 era el que se entretiene con frecuencia en burlas y juegos pueriles.
  6. Clasificación de juegos, en Hugo y Erika Dobler, Manual de juegos menores, Stadium S.R.L., 1987, ISBN 9505310196, pg. 15.
  7. Juegos populares, en la Gran Enciclopedia Aragonesa.
  8. Eulogio García Cornejo, Juegos populares y tradicionales de España y su valor didáctico en el aula de Educación Física http://www.efdeportes.com/ Revista Digital - Buenos Aires - Año 14 - Nº 132 - Mayo de 2009:

    Los juegos autóctonos o vernáculos son los que se dan en una zona geográfica determinada (País Vasco, Andalucía...). Los juegos tradicionales son los que se transmiten de generación en generación (padres a hijos, niños mayores a niños pequeños...), teniendo cierta continuidad a lo largo de un periodo histórico. Los juegos populares son las actividades lúdicas que, en un momento determinado, son practicadas por una mayoría de personas, por un colectivo determinado de una población. Nosotros hablaremos indistintamente de unos y otros pese a esta matización inicial.

    Vizuete (1997) decía: “…los juegos populares y los deportes autóctonos, han supuesto durante milenios la única escuela de formación física, de relaciones sociales y de aprendizaje para las miles de personas en todo el mundo. Es un patrimonio común que se encuentra agredidito constantemente por los avances de la vida sedentaria y por la limitación de espacios de juego como consecuencia del desarrollo urbano… debemos dar a conocer a las generaciones venideras las actividades física practicando, aprendiendo y dando a conocer a las generaciones venideras las actividades físicas que forman parte de nuestra cultura, como la única forma posible de proteger y de preservar este patrimonio cultural…”

    Huizinga nos dijo que “...los juegos populares reviven de generación en generación, pasan de un pueblo a otro, evolucionan y se modifican hasta que forman parte de los rasgos populares propios de cada cultura o región...”[(1972): Homo Ludens. Ed Alianza. Madrid.]

  9. Carmen Cervantes Trigueros (1998):

    Juegos populares: Aquella manifestación lúdica, arraigada en una sociedad, muy difundida en una población, que generalmente se encuentra ligado a conmemoraciones de carácter folklórico. Juegos como: el bote, cromos, chapas, las sillas, las cuatro esquinas, ratón que te pilla el gato, las estatuas, el trompo, el escondite, el yo-yó, a la zapatilla por detrás, el corro de la patata, el patio de mi casa, el látigo, pies quietos, la goma elástica, etc.

    Juegos tradicionales: Son aquellos juegos que se transmiten de generación en generación, pudiéndose considerar específicos o no de un lugar determinado. Juegos como: la comba, el burro, el pañuelo, Antón Pirulero, a tapar la calle, las chinas, la gallina ciega, te invito, el cochecito leré, soy la reina de los mares, a la sillita de la reina, los hoyos, ¿dónde están las llaves?, tirar de la soga, pipirigaña, al pasar la barca, cara o cruz, el pino, etc.

    Citado por Mª Esmeralda Guerrero Blanco y Mª de la O Sánchez Baltasar, Los juegos populares y tradicionales de ayer y hoy, en I+E, nº 25, agosto de 2006, ISSN 1696-7208.

  10. http://educacionfisicaprimaria1.blogspot.com.es/2013/04/kiwi-juego-de-peru.html
  11. https://www.youtube.com/watch?v=zfPYuXq8O9w
  12. https://www.youtube.com/watch?v=MogHZ_uJdxQ
  13. http://www.lorcamayor.lorca.es/juegos/juego.asp?id=10
  14. http://www.adonde.com/articulos/diversion/juegos-de-barrio/la-canga-juegos-de-barrio.htm
  15. http://juegosdecuandoeramosfelices.blogspot.com/2010/01/las-cinco-piedrecitas.html
  16. http://www.efdeportes.com/efd94/cuerdas.htm
  17. https://www.youtube.com/watch?v=1PlfagaDnNo
  18. http://pequeferroviarios.blogspot.com.es/2012/10/uno-de-los-multiples-juegos-que-hacemos.html
  19. http://www.britesa.com/2-juegos/tele.html
  20. https://www.youtube.com/watch?v=Sx1YJIaOW6Q

Enlaces externos[editar]