Expresión corporal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La expresión corporal y/o lenguaje del cuerpo es una de las bases básicas para la comunicación humana.

Con material educativo, la expresión corporal se refiere al movimiento, con el propósito de favorecer los procesos de aprendizaje, estructurar el esquema corporal, construir una apropiada imagen de sí mismo, mejorar la comunicación y desarrollar la creatividad. Su objeto de estudio es la corporalidad comunicativa en una relación: estar en movimiento en un tiempo, un espacio y con una energía determinada. Las estrategias para su aprendizaje se basan en el juego, la imitación, la experimentación y la imaginación. Estos procesos son los que se ponen en juego para el desarrollo de la creatividad expresiva, aplicada a cualquiera de los lenguajes. Como tal, ofrece a los educadores una amplia gama de posibilidades en su trabajo específico.

Como expresión artística se basa en la forma en que se interpreta emociones por medio de nuestros movimientos: inconsciente y conscientemente, se caracteriza por la disciplina que lleva a expresar emociones. El propósito principal es sentir libertad en la ejecución de cada movimiento artístico basado en los sentimientos que quieren expresar, ejemplo: si se quiere hacer una ejecución de éstas, se utiliza la creatividad para inventar formas y movimientos, además de que tienen que sentirse en completa libertad.

Por último es la corporación, que se utiliza como la única comunicación a través de los movimientos del cuerpo. Siempre debemos estar seguros de nosotros mismos. Nos sirve para poder comunicarnos sin usar el lenguaje oral como con las personas con discapacidades auditivas y visuales, que utilizando sus manos logran un muy efectivo medio de comunicación.

El lenguaje del cuerpo no es una ciencia exacta. A veces los gestos o movimientos de las manos o los brazos pueden ser una guía de sus pensamientos o emociones subconscientes, pero a menudo esos indicios son erróneos. Las señales no verbales se usan para establecer y mantener relaciones personales, mientras que las palabras se utilizan para comunicar información acerca de los sucesos externos.

En la representación teatral se podría prescindir de todos los sistemas de signos auditivos y de casi todos los visuales, menos de la acción; el actor siempre es el encargado de llevarla a cabo, por lo que la expresión corporal es esencial y fundamental en la representación teatral, es decir, durante la obra.

Expresión corporal, método de Marta Schinca

El método de Expresión Corporal (Técnica y expresión del movimiento) de Marta Schinca se caracteriza por la total imbricación del conocimiento y análisis técnico del movimiento y su desarrollo en un proceso expresivo para un fin creativo, educativo o artístico. Es una metodología creativa, sistemática, depurada y con una progresión que permite un tránsito perfecto entre lo técnico-vivencial y lo creativo, siendo éste un signo de identidad fundamental de este método.


Esta disciplina corporal conjuga dos aspectos importantes: por un lado, la técnica del movimiento orgánico o Gimnasia consciente, que se basa en las leyes fisiológicas de la sucesión articular y la oposición de fuerzas, y, por otro lado, el análisis y práctica de los factores que hacen del movimiento un vehículo expresivo, trabajados de una manera progresiva, pautada, en conexión con los procesos internos de cada individuo sin formas preestablecidas, sin estereotipos, creando una "gramática" que permite acceder a un lenguaje comunicativo personal.


Uno de los objetivos del método Schinca consiste en dotar a la persona de la más completa percepción, conciencia y control del cuerpo no basado en la "copia del modelo exterior", sino en la forma emergente desde el sentido interior del movimiento y sus connotaciones subjetivas.


Entre los años 70 y 80 Schinca elabora una definición para esta materia:


"La Expresión corporal es una disciplina que permite encontrar, mediante el estudio y la profundización del empleo del cuerpo, un lenguaje propio. Este lenguaje corporal puro, sin códigos preconcebidos, es un modo de comunicación que encuentra su propia semántica directa más allá de la expresión verbal conceptualizada.” Schinca, Marta. Expresión corporal. Técnica y expresión del movimiento. Editorial Wolters Kluwer. Madrid, 2010. Primera edición, Editorial Escuela Española, Madrid, 1988


Conciencia corporal[editar]

Comprende aquellos contenidos que corresponden a la vivencia de las sensaciones corporales propioceptivas del cuerpo en reposo o en movimiento y el descubrimiento individual de los mecanismos fisiológicos que lo posibilitan.

Esta en cada sesión previamente a la expresión y está centrada generalmente en lo individual. Su enseñanza se imparte mediante ejercicios de Gimnasia consciente.

Expresión[editar]

Engloba el estudio sobre los elementos que intervienen para configurar el lenguaje de movimiento y sus procedimientos comunicativos.


Los ámbitos de conocimiento generales, a partir de los cuales se definen herramientas concretas de trabajo son: el espacio, el tiempo y la fuerza. A partir de los diferentes protocolos propuestos, el practicante va descubriendo su capacidad de comunicarse mediante ese lenguaje corporal puro, sin códigos preconcebidos al que se refiere Marta Schinca en su definición de la disciplina.


Esta área sucede en cada sesión a los ejercicios de Gimnasia consciente y se desarrolla individualmente, en parejas o colectivo.

Direcciones de estudio del método Schinca [1] [editar]

Este estudio se realiza en tres direcciones:

  • El conocimiento de las leyes y procesos que rigen la gramática y vocabulario corporal.
  • Los procedimientos de improvisación para el ejercicio de la creatividad y la comunicación mediante ese lenguaje.
  • Los principios compositivos para la ordenación de los materiales creativos en una secuencia dramática.

El cuerpo como unidad psicofísica. Desarrollo de capacidades instrumentales [2] [editar]

La premisa fundamental que identifica a esta escuela de movimiento es la concepción del cuerpo como una unidad psicofísica, que constituye el eje organizador en el que se integran y complementan los planos físico, afectivo, intelectual y social. La adquisición de esas herramientas del lenguaje corporal, se realiza mediante el desarrollo simultáneo de diferentes capacidades, entre las que destacan:

  • La sensibilización, por la apertura consciente de los canales de recepción exteroceptivos y propioceptivos.
  • La creatividad por el ejercicio del juego simbólico con las herramientas espacio-temporales.
  • La comunicación y socialización, por la afirmación de las relaciones personales y grupales a través de la vivencia de los mecanismos de acción-reacción y la transmisión de climas y ritmos comunes.

Además de las anteriores, y especialmente importante por su función globalizadora del aprendizaje:

  • La preparación para la adquisición de nuevos aprendizajes, que comprende los siguientes aspectos:
- Desarrollo de la observación, concentración, introspección, abstracción y simbolización en el curso del aprendizaje de la materia.
- Mediante su ejercicio se establecen puentes de conocimiento transversales, que estimulan la relación con otras materias, especialmente aquellas relacionadas con el campo artístico.

Origen del método Schinca[editar]

Marta Schinca crea su propio método en la década de 1970. Sus fuentes se encuentran en la escuela alemana del Movimiento creativo o Danza libre.


Marta Schinca denomina a su trabajo en relación al Arte del movimiento como Expresión corporal, nombre heredado de su maestra Ingeborg Bayerthal quien desarrollaba también los principios de la Gimnasia consciente.


Ingeborg Bayerthal se formó en Alemania con: Rudolf Bode, Hedwig Hageman, Jacques Dalcroze y Rudolf von Laban. De todos ellos adquirió unos principios que ésta desarrolló en Montevideo, en un marco de investigación muy personal y sin pretensiones espectaculares, centrado en la pureza y trascendencia del significado del movimiento para el ser humano y para cada persona en particular. El trabajo de Bayerthal era como un viaje hacia el interior de cada uno. Schinca continúa desarrollando ese viaje hacia el interior como modo de enriquecimiento del vocabulario corporal personal, para convertir la introspección en una manifestación expresiva y comunicativa, con una perspectiva que aborda el terreno dramático.


Schinca se traslada a Madrid en 1969 e investiga en una línea poético-dramática del lenguaje corporal. El simbolismo del movimiento surge de la integración vivenciada de otras manifestaciones artísticas como la literatura, la música, las artes plásticas y de una valoración intensa de la propia existencia.


Schinca realiza una fundamentación teórico-práctica y la sistematización de la enseñanza de la Expresión corporal en Madrid en la década de los 70, aportando una novedosa visión del Arte del movimiento. Los fundamentos del método Schinca son empleados por pedagogos en las enseñanzas de las artes escénicas, así como los profesionales que se dedican a la práctica escénica, a nivel particular e institucional.


Schinca crea los objetivos, contenidos, procedimientos y evaluación de la asignatura en la enseñanza oficial de Arte Dramático.


En los años 90 en la reforma educativa de la LOGSE se asienta definitivamente el método de Expresión corporal de Schinca puesto que es consensuado con las demás instituciones oficiales del territorio español que el temario de oposiciones de la asignatura Expresión corporal se estructure desde los contenidos de las publicaciones y programas de estudio del método Schinca.


Gracias a la labor pedagógica que Schinca desempeña en la Real Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid RESAD y en su escuela particular (Estudio Schinca) y a la labor artística desempeñada en la dirección de Schinca, Teatro de Movimiento (Grupo Schinca) y la participación constante en el medio teatral madrileño, el método se plasma, asienta y además evoluciona.


Desde 1980 cuando se funda el Estudio Schinca hasta la actualidad, este centro desarrolla una labor educativa y de investigación que ha constituido un importante referente en el estudio del lenguaje de movimiento en España. Sus dos principales seguidores son Helena Ferrari y Rafael Ruiz, quienes continúan actualizando su metodología y aplicando sus hallazgos en el campo de la didáctica y del Teatro de Movimiento.


El método Schinca de Expresión corporal es una disciplina que adquiere su máxima proyección cuando se emplea como búsqueda de nuevos lenguajes escénicos, dentro del Teatro gestual.

Notas[editar]

  1. Ruiz, Rafael. Revista de investigación del Arte del Movimiento. Nº0. Madrid, 2011. Pág. 6.
  2. Ruiz, Rafael. Revista de investigación del Arte del Movimiento. Nº0. Madrid, 2011. Pág. 7.

Enlaces externos[editar]