Interacción social

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda


La interacción social es el fenómeno básico mediante el cual se establece la posterior influencia social que recibe todo individuo. Podemos hacer un resumen de las relaciones básicas estudiadas por la Psicología social:en 1987

Relaciones persona-persona
  • Interacción social: existe influencia mutua entre dos personas.
Relaciones persona-grupo
  • Conformidad: la persona recibe influencia del grupo
  • Liderazgo: la persona influye sobre el grupo
Relaciones grupo-grupo
  • Conflicto (generalmente motivado por la competencia)
  • Cooperación

Las relaciones intrapersonales pueden ser (Tapu, 2001):

  • relaciones directas (decisión cognitiva seguida de acciones concretas: "He decidido que es mejor para mí dejar a mi novio y yo le dije eso", o la decisión afectiva, seguido de una acción expresiva: "Amo a mi novia y yo siempre le demostrare eso") ;
  • relaciones cruzadas (decisión cognitiva, seguido de una acción expresiva: "Hoy he decidido que es mejor para mí romper con mi novia, pero mañana creo que voy a aparecer en la puerta de su casa para decir que la amo", o la decisión afectiva seguido por la acción práctica: "Yo amaba a mi novio y siempre quería estar con él, pero finalmente lo dejé ir, porque era mejor para nosotros dos").

Las relaciones interpersonales también pueden ser:

  • directas (reacción cognitiva a la acción práctica de otra persona: "Mi novia desea tener relaciones sexuales conmigo, y estoy de acuerdo, porque eso es mejor para nosotros dos", o una reacción afectiva a la acción expresiva del otro: "Mi novio muestra sus sentimientos hacia mí, y me responden de la misma forma");
  • cruzadas (reacción afectiva a las acciones concretas del otro: "Mi pareja quiere que me compre una casa, y por lo tanto supongo que él/ella me ama", o la reacción expresiva a la acción práctica de otra persona: "Mi pareja dice que él/ella me ama, y me pregunto ¿por qué es él/ella me dijo esto?").

La conducta social depende de la influencia de otros individuos y la interacción social es una de las claves de este proceso. Si la conducta social es una respuesta al estímulo social producido por otros, incluidos los símbolos que ellos transmiten, la interacción social puede ser concebida como una secuencia de relaciones estímulo-respuesta.

La conducta de una persona es el estímulo para la respuesta de otra, que a su vez, siguiendo la secuencia, pasa a ser luego el estímulo de la respuesta siguiente de la primera persona. Las interacciones regularizadas de este tipo constituyen la base de muchos de los hechos de influencia que ocurren dentro de las sociedades. Podemos decir que la Respuesta (conducta) es proporcional tanto a la actitud como al Estímulo

Así, la influencia social ha de materializarse en un cambio en nuestra actitud personal debido a que todo estímulo producirá un efecto (o respuesta) que podrá grabarse en nuestra memoria. Mediante este proceso simple y básico, se va conformando nuestra personalidad individual.

Como parte del que hacer en la etapa de la vida que nos corresponde, surge la ineludible necesidad de hacerlo a la par con gran cantidad de personas que se presentan a lado nuestro, y se nos da la oportunidad de compartir y aprender nuevos puntos de vista e ir enriqueciendo el propio conocimiento, pues logramos de esta manera perspectivas diferentes. Esto nos va enseñando día a día la forma más adecuada para interactuar con el resto de la sociedad.

Cuando no somos directos con el mensaje o la indicación que queremos trasmitir a la(s) personas con las que convivimos o tenemos trato, esto puede ser interpretado de una forma negativa e incluso podemos dañar o lastimar a esa persona, complicamos la interacción humana cuando es más conveniente decir: no me gusta, no quiero, por el momento no me es posible; claro también está la otra cara de la moneda cuando expresamos un hola, te quiero, muy bien, me gusta, etc.

Cabe mencionar que existen diferentes formas de interactuar con las personas, de acuerdo al ambiente en el que nos encontramos, es decir, interactuamos diferente cuando nos encontramos con la familia a como lo hacemos en el trabajo por poner un ejemplo, generalmente con la familia interactuamos de una manera más general, en cambio en el trabajo debemos hacerlo de una manera más cordial ya que se debe a una relación laboral con nuestros compañeros de trabajo.


Bibliografía[editar]

  • Hollander, Edwin (1982). Principios y métodos de psicología social. Amorrortu Editores. ISBN 9500180340. 
  • Tapo, Codrin S (2001). Hypostatic Personality: Psychopathology of Doing and Being Made. Premier. ISBN 9738030595. 

Véase también[editar]

gusto pretro