Canica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Canicas
Marbles canicas.PNG
Canicas de varios tamaños y tipos
Jugadores 1 o Más.
Complejidad Baja
Habilidades Destreza

Una canica es una pequeña esfera de vidrio, alabastro, cerámica, arcilla, metal,[1] cristal, acero, piedra, mármol,[2] madera o porcelana[3] que se utiliza en diversos juegos infantiles. También se denomina así a algunos juegos en los que se utilizan las canicas. Estos juegos son prácticamente universales, y aunque existen muchas variantes, la esencia es casi siempre la misma: lanzar una o varias canicas para intentar aproximarse a otras o a agujeros objetivo. Cuando se gana una mano se suelen tomar las canicas del otro jugador o de los jugadores contrarios.[1]

Además de como juego, las canicas son muy utilizadas para uso industrial, siendo principalmente utilizadas en el interior de aerosoles.[4]

Otros nombres[editar]

Las canicas tienen una gran variedad de nombres alternativos. Además de canicas se les puede llamar boliches, bolichas,bolitas, cayucos, balitas, bochas, bolindres, metras, pingos, pelotitas, polcas,[1] bolas, piquis,[3] polquitas, caniques, chivas, chibolas, bolillas, maras, balas, garbinches, bolondronas, corote, salva, bolinchas, tiros, cachinas, mables, bolitas, entre otros, según el país.

Historia[editar]

Si bien no se conoce el verdadero origen de las canicas, su origen aparentemente se remonta hasta el Antiguo Egipto y la Roma Precristiana.[5] En efecto, se han encontrado canicas presentes en la tumba de un niño egipcio de alrededor del año 3000 a.C. En Creta, por su parte, los niños jugaban con canicas construidas a partir de materiales preciosos. En la Antigua Roma era un juego infantil cuya popularidad se extendió hasta la Edad Media.[1]

Otros materiales utilizados en la Antigüedad son los huesos de aceitunas, avellanas o castañas. Hasta a principios del siglo XX, algunas todavía eran hechas de piedra.[1]

Además de como elemento lúdico, las canicas se han utilizado también en artesanía, como objetos de decoración.[1]

En América, se cree que la costumbre de las canicas se extendió desde Europa.[6] No obstante, también existen indicios que indican que podrían haberse utilizado en la América precolombina.[3]

En Chile las canicas se introdujeron en el siglo XIX.[2]

En 1953, Víctor Hugo "Tito" Chiarlo, antiguo trabajador de una cristalería argentina de San Jorge, Provincia de Santa Fe, fundó junto a Domingo Vrech[4] la fábrica de canicas Tinka, motivado por una máquina que llegó a la cristalería donde trabajaba, importada desde Italia. La empresa es la primera y única del rubro en Argentina, si bien desde la década de 1990[4] también existen canicas importadas desde China y México.[6] Desde una producción inicial de 12 mil canicas diarias, al año 2013 la fábrica Tinka alcanzaba las 400 mil unidades por día.[6] [4] A mediados del siglo XX, en el Valle del Cauca, Colombia, se jugaba con bolas de corozo grande o chiquito, y semillas chascaraíces, que más tarde fueron reemplazadas por canicas de cristal.[3]

Tipos de canicas[editar]

Canicas de diversos diseños y tamaños.

Existen muchos tipos de canicas, y reciben diversos nombres de acuerdo a la zona geográfica en que se encuentren, así como dependiendo de sus tamaños, diseños y colores. Algunos de estos tipos son los siguientes:[1]

Según su color y diseño[editar]

  • Nombres según colores de banderas: por ejemplo, una "chilenita" es una canica de colores blanco, azul y rojo, una "alemana" una de colores negro, amarillo y rojo, una "italiana" una de colores blanco, verde y rojo, "venezolana" o "colombiana", de color amarillo, azul y rojo, etc.[3]
  • Canica petrolera: de vidrio sin adornos interiores y con colores algo opacos.[1]
  • China, Mara[3] o Lechita (Honduras): blancas, comúnmente de vidrio.[1]
  • Galaxia: Canica negra, por lo general con lentejuelas o motivos brillantes en su interior.
  • Japonesa: De vidrio transparente en cuyo interior hay un espiral de colores vivos.[4]
  • Martas: Blancas con colores matizados.
  • Ojos de gato: Canicas de tamaño normal pero con un diseño amarillo en el centro como los ojos de un gato. También se les llama así a las bolitas más pequeñas de cristal.[2]
  • Tirito: Opaca y sin adornos.[1]
  • Trébol: Transparente con tres pinceladas de colores en su interior.[1]

Adicionalmente están las vergel, las ónix y los piojines.[4]

Según su material[editar]

  • Agüita: de vidrio transparente y sin adornos, puede considerarse la canica de vidrio de menor valor.[1]
  • Lechera (en Colombia, Honduras y Perú) o Lecherita (en Argentina[4] y Chile): aquellas cuyo interior parece estar hecho de sustancia lechosa.[4]
  • Balín, Acerito (Argentina) o Esfera (Colombia): de metal.[1] [3]
  • Palomo (Chile): canica de mármol.[2]

Según su tamaño[editar]

  • Bolita normal, de 16 milímetros de diámetro.[4]
  • Bolón campana (Chile), a los bolones más grandes.[2]
  • Bolón (Argentina, Chile y España),[1] Torombolón (Bolivia), Polcón (Chile), Terón, Boloncho, Bolinchón (Colombia); Tapona (Costa Rica), Chirolón o Chibolón (El Salvador); Chimbombón o Chimbombola (Guatemala); Bolonca (Honduras);[1] Bombocha, Macalota,[1] Cacalota, Cayuco, Macana o Posma (México); Bochón (Uruguay), Bolondrona o pepona (Venezuela), o Piponcha: son las canicas más grandes, de 25 milímetros de diámetro.[4]
  • Pepón (Chile) o Bolancho[3] a las canicas más grandes de tamaño medio.[2]
  • Pepita, Chiripita (Guatemala), Pique (Puerto Rico), Tirito o Chilindrina[2] (Chile) o Pedito (México), Pinguis, Mollejones o Mullos (Colombia): las canicas más pequeñas, aproximadamente de la mitad del tamaño de una normal.

En Colombia también se clasifican de mayor a menor en superpota, pota, canica tradicional, esfera, pingua y minipingua.[3]

Juegos de canicas[editar]

Para jugar canicas se prefiere una superficie de tierra debido a que el pavimento impide realizar los agujeros para jugar algunos juegos además de que las canicas rebotan tanto que es difícil controlar en donde se quieren colocar.

  • El sequito, La choya, Oyito (México),[1] La meca (Colombia) o El bocholo (Colombia): se hace un agujero en el suelo, se tira por turnos intentando entrar en él. El jugador que consigue introducir la bola se queda con las canicas que estén a menos de un palmo de distancia del agujero. Los jugadores podrán optar también por alejar a sus oponentes tirando contra ellos. En Colombia el meter una canica en el agujero se llama «enmecar» o «embocholar» la canica.[3]
  • La troya: se dibuja un círculo sobre la tierra y dentro de él se colocan las canicas apostadas. Los jugadores por turnos van lanzando sus bolitas hacia el círculo, buscando sacar las que están dentro de él, de modo de quedarse con ellas. Si una canica queda dentro del círculo, ésta pasa a formar parte de las demás canicas que quedan por disputarse. El juego termina cuando todas las canicas han sido sacadas del círculo.[2]
  • La cuarta: dos o más jugadores luchan, por turnos, por hacerse «cuartas» o «chitas» de sus bolitas debiendo pagar algunas de ellas cada vez que se consigue el objetivo. Existe una amplia variedad de términos y reglas que pueden usarse.[cita requerida]
  • Triángulo o Triangulito: Jugado al menos en Argentina[4] y Guatemala. Se dibuja un triángulo (con yeso cuando era en pavimento) o (con alguna varita si era en tierra) en el cual cada uno de los jugadores debe colocar una canica dentro, después se trata de sacar la mayoría de las canicas del mismo, con el cuidado que no lo maten a uno.[cita requerida]
  • Hoyitos: Jugado al menos en Argentina[4] Guatemala.[cita requerida] consistía en hacer 3 agujeros en los cuales se debe introducir la canica, después de introducir la canica en el primer hoyito se tenía el derecho de hacer cuarta, para poder empezar a matar a tus oponentes tenías que introducir la canica en cada uno de los hoyito, eso si en orden y tenías que hacerlo de ida y vuelta, el nombre de la última metida era cómic.[cita requerida]

Juegos por países[editar]

En Argentina:

  • Chanta justa: se lanza la bolita intentando hacerlas chocar con otra que está en el suelo, sin que la lanzada toque antes el suelo.[4]
  • Línea y Caminata.[4]

En Chile: En Chile, aparte de juegos masificados en otros países como el de La cuarta o La troya, existen algunos otros:[2]

  • La ratonera: se busca lanzar las bolitas dentro de una caja de cartón agujereada (por ejemplo, una caja de zapatos). Gana el jugador que logra poner más bolitas dentro de la caja.[2]

En Colombia:

  • El juego de gotera: es una variación de La meca que consiste en lanzar las canicas desde arriba, intentando hacerlas chocar con las que están en reposo sobre el suelo.[3]
  • El juego del cuadro: se dibuja un cuadrado en el suelo y en él los jugadores «cazan» (apuestan) sus canicas y por medio de tiros al cuadrado y por turnos van sacándolas una a una.[3] Si la bola que se lanza queda dentro del cuadro se penaliza enviando la bola a un punto distante del cuadro y devolviendo las bolas que sacó del cuadro en ese último intento.
  • La vuelta a Colombia: los jugadores hacen un recorrido en el suelo, como una pista, con distintos obstáculos (altibajos, túneles, hoyos, etc.) y alternando turnos lo van recorriendo con las canicas.[3]
  • El quiebra huesos o La ratonera: análogo a la versión chilena de La ratonera, sólo que también suelen usarse dos ladrillos dejando un agujero entre ellos. El último en lograr atravesarlo debe poner el puño cerrado entre los ladrillos y recibe como castigo tiros en los nudillos de las canicas de sus compañeros.[3]
En México

Los juegos más populares son la choya, el cocol o rombo y el círculo.[1]

  • El cocol o rombo: si bien existen diversas variantes dependiendo de la región y las condiciones del terreno, las bases se mantienen. Sobre el suelo se dibuja un rombo llamado «cocol», y sobre su contorno se colocan canicas que son apostadas por los distintos jugadores. Como en el juego de la troya, el objetivo es lanzar por turnos canicas hacia el cocol, intentando sacar las canicas que están dentro de él. Quien logra sacar una o más canicas asume el rol de quien tiene «las vidas», y como tal puede eliminar a sus oponentes chitando su canica contra las de ellos, siempre que estas queden a menos de una cuarta de distancia. El juego lo gana el jugador que no es eliminado.[1]

En Ecuador: Existen varios juegos, entre ellos: la bomba, el pique, los hoyos, los pepos, la macateta y el tingue.

  • La Macateta: juego considerado de niñas en el cual se usan cinco canicas, una de ellas más grande que las otras.
  • Herido, Grave y Muerto: juego en el cual juegan la cantidad de personas que lo quieran hacer y se trata de pegarle a una de las canicas contraria 3 veces la primera para que la canica quede en herido, la segunda vez para que quede en Grave y la tercera vez para que salga del juego y le de la canica a quien le dio a su bola las 3 veces que es cuando queda Muerto

En Guatemala:

  • Matacocha: consistía en matar a tu oponente, empezabas de una línea que se dibujaba y después era por turnos a conseguir defenderte pero atacando a la vez.

En Venezuela:

  • "La hueca": se llama así al hoyo en el que los jugadores deben tratar de "enmecarse" para luego intentar pegarles a las metras de los compañeros y sacarlos del juego en este juego se pueden apostar metras y se aplican trucos.
  • "Pepe": todos se tiran en cualquier parte, pero que este cerca de las otras metras y debe ser en tierra donde deben tirarse, y el "pepe" es cuando una metra le pega a otra y se juega en orden aalfabetico de nombres.

Tipos de sometimientos para lanzar las canicas[editar]

  • Uñita: esta se lanza con las puntas de los dedos a tu oponente o hacia el hoyo con el dedo índice y el pulgar. Mayormente este tiro se utiliza para someter a tu oponente.
  • Paraíto como una vela: este consiste en quedarse parado derecho sin doblarse ni un segundo, tiene derecho a mover solo la mano que va a lanza la bola, este paso se usa para matar desde la raya. También para lanzar al hoyo o “hound”.
  • El agachadito o abajadito: Este consiste en agacharse la persona y lanzar a sus oponentes. Puede lanzar de esta manera desde cualquier lugar si sus oponentes no le dicen nada.
  • La Torrecita: esta consiste en colocar una mano encima de la otra con el “bom” y disparar, esta táctica la usan cuando posee obstáculo al frente de las bolas.
  • Lambe plato: este se conoce como un castigado pero en este caso el matador lleva al oponente a un hoyo de 3-4 pulg donde será castigado lanzándole la bola con el dedo mayor, con el objetivo de entrar la bola en el hoyo, con la ayuda del puño del oponente.
  • Pata de garza: se utiliza el dedo grande verticalmente con el “bom” en la tierra ejerciendo fuerza sobre la misma y lanza la bola sometiendo al sometido.
  • Taquito: es un tipo de golpe que se hace con las bolas, canicas, Bom o velluda al oponente que ha perdido y es sometido a la regla tratada durante el juego. Estos golpes se dan en los puños de los brazos. Algunos pagaban dineros o con bolas para no ser sometido a tales golpes.

A veces antes de comenzar el juego los jugadores quedan en un acuerdo o término donde todos los trucos se valen en el juego, cuando se utiliza este término los jugadores tienen el derecho de lanzar como ellos quieran.

Jerga[editar]

  • Ahogado: condición que adopta una canica cuando cae dentro de una zona de penalización (comúnmente una marca sobre el suelo) y por tanto es perdida por su propietario, o bien éste es penalizado por ella.[2]
  • Altas: si un jugador lanza su canica y esta cae en un lugar de difícil acceso y que no es posible despejar el área, por ejemplo dentro de un arbusto, este debe levantar la canica en la palma extendida de su mano para que la puedan impactar los otros jugadores o quien "trae las vidas".
  • Arañis: es cuando un jugador agrega dificultad al tirador, colocando su mano en forma de araña sobre su canica, en busca de una defensa.
  • Atrás de la raya o Atrás de tu moco: Muchos jugadores al lanzar la canica se ayudan estirando el brazo, sobre todo al tirar de muy lejos, esto es casi siempre permitido, sin embargo cuando un jugador hace tiros de corta distancia el estirar el brazo le da demasiada ventaja, así que esta orden le obliga a tirar sin que su brazo sobrepase la posición de su canica, regularmente para evitar polémica se traza una línea en el suelo.
  • Bombocha: Una canica considerablemente grande.
  • Cascar o Cascarear: Aplicar cierta rugosidad superficial a una canica con el fin de mejorar su tracción, evitando que esta se deslice involuntariamente al tirar. Esto puede conseguirse mediante la erosión natural que produce el rozamiento y golpeteo constante entre canicas o erosionando la superficie intencionalmente con lijas u otros medios abrasivos. Muchos jugadores prefieren una canica ligeramente "cascada".
  • Chiras pelas: Se le llama así al tiro que consigue golpear a más de una canica contraria de una sola vez. En algunas regiones, esta situación puede ser causa de eliminación para el jugador que tira, mientras en otras, si un jugador saca una canica del cocol y al mismo tiempo golpea una canica enemiga, entonces esa canica golpeada es eliminada del juego; así mismo, si el jugador con vidas golpea varias en el mismo tiro, todas las golpeadas serán eliminadas.
  • Chitar: hacer colisionar una canica con otra.[2]
  • Comer: es cuando un participante al realizar su tiro estira un poco su mano, esto definitivamente es una ventaja ilegal, a un "comelón" (como se le califica a quien hace esta acción), siempre se le llama tramposo y es muy mal visto en todos los juegos de canicas.
  • Cortadas pelas: cuando un jugador hace su tiro cuando aún no es su turno, se dice que "las corto"; por consiguiente es eliminado del juego. Cuando un jugador está confundido acerca de cuando es su turno (debido a la múltiple eliminación de otros participantes), puede decir antes de tirar la frase: "No las corto", esto lo hace, para no ser eliminado si en dado caso que no fuera su turno, no se le aplique la penalización de "cortadas pelas". No se aplica esta penalización en el primer turno de todos los jugadores.
  • Con vista: frase que pide permiso para cambiar de posición de tiro al no tener visión u oportunidad de ganar pero siempre manteniéndo la misma distacia a la canica elegida a atacar. Para eso se marca en el suelo posición original y se cuentan los pasos hasta la canica contraria y se marcha a la misma distancia en la dirección elegida.
  • Corris: Usado en Colombia. Dejar correr la canica.[3]
  • Cuarta: medida tradicional en el juego de canicas, que corresponde a la distancia existente desde el dedo pulgar hasta el meñique de una mano extendida.[2] Es una medida variable que depende del tamaño de la mano del jugador que la realiza.
  • Hacer la roncha: El jugador que empieza jugando con una o pocas canicas y termina ganando muchas de ellas se dice que hizo la roncha.
  • Lángara: Acción ilegal de dirigir e impulsar un tiro con el brazo o muñeca.
  • Leva: Acción de tomar las canicas o metras de los adversarios, y correr mientras aún no se han percatado de la jugada. La jugada es muy típica de Venezuela.
  • Limpias: Cuando un jugador con vidas trata de golpear algún "tirito" oculto por pequeños obstáculos como gravila o basura este pedirá "limpas" obligando a que el otro jugador despeje el lugar colocando la canica perfectamente a la vista. El otro jugador puede adelantarse a esta petición diciendo sucias dificultando la tirada de quien trae las vidas.
  • Mano negra: Significa básicamente no jugar bajo las reglas acordadas o "hacer trampa". Es muy común declarar que "hubo mano negra" cuando alguien más experimentado tira por algún jugador o cuando un tercero, generalmente de mayor estatura, mide "la cuarta" a favor de uno de los jugadores a fin de darle una ventaja, ya sea reduciendo la distancia entre el punto de tiro y el blanco o abarcando más canicas al cobrar su triunfo.
  • Manugus: Usado en Colombia. Cuando un niño se lleva todas las canicas y deja de jugar.[3]
  • Movido pelas: Esta declaración permite al que trae las vidas eliminar al oponente si tirando contra él lo mueve de forma indirecta debido a su cercanía con algún objeto.
  • Muerto y ahogado: Si un jugador elimina a otro de cualquier forma (ya sea por que tenía las vidas o lo palomeó), y además su canica o la del jugador eliminado queda a menos de una cuarta del cocol, se dice que hubo un "muerto y ahogado". En estas circunstancias, el juego se repite desde el principio (incluso los jugadores que habían sido eliminados pueden volver a jugar).
  • Ojo de águila: Esta declaración permite al jugador hacer un tiro con la canica sostenida entre su dedo índice y pulgar, encima de la canica del otro jugador poniéndose de pie y sosteniendo su canica a la altura de del pecho, esta declaración su utiliza cuando el jugador se encuentra en una posición difícil para atacar al contrincante.
  • Pegadora: Canica favorita de un jugador, ya gastada por su frecuente uso.[4]
  • Palomear: En algunos juegos, se dice que cuando un jugador golpea con su canica a la canica de un contrincante y esta última pasa la línea de donde se hizo el tiro inicial del juego; la canica golpeada es eliminada. Cabe mencionar que para palomear a algún participante, no es necesario que el jugador que realizó el tiro tenga "las vidas".
  • Pelas o Mate: Ser eliminado del juego.
  • Pinta tu raya: Acción de dibujar una línea en el suelo, ya sea con un palito o con el dedo, para delimitar el área máxima de acercamiento de la mano del oponente antes de disparar.
  • Reempulinche: Acción de darle más velocidad a la canica o metra mediante el movimiento del brazo.
  • Relacar: Que la canica ruede a ras de suelo ya sea que se haya lanzado así desde el principio o que después de ser tirada ruede debido a una pendiente. A veces se invalida un impacto si la canica da relacando de una pendiente.
  • Safin Safado es perdonado: Es común que al tirar a veces se resbale la canica y nos salga un tiro defectuoso, en esos casos decimos esta frase y podremos repetir el tiro, por supuesto hay quienes la usan de forma tramposa.
  • Tener las vidas: En algunos juegos (como el cocol y algunas variaciones del hoyito), se dice que un participante "tiene las vidas", cuando ha logrado realizar la hazaña de sacar alguna canica del cocol o meter su canica en el hoyito (según sea el caso), y por consiguiente, puede matar a los demás participantes del juego con el simple hecho de hacer "pelas". Uno y sólo uno de los participantes puede "tener las vidas" a la vez, se dice que "tiene las vidas" el último jugador que sacó una canica del cocol o metió hoyito. Cuando un jugador, cualquiera que sea se "ahoga", el jugador que "tiene las vidas" pierde este título, así que ningún jugador puede matar a otro hasta que obtengan nuevamente "las vidas".
  • Tinca o Tinka: En Argentina se utiliza como exclamación para festejar el golpe de una canica.[6]
  • Tirar de uñita y tirar de huesito: Se refiere a la técnica y habilidad con la que el jugador dispara la canica; los términos son relacionados a las partes del dedo pulgar con que se le da impulso: la uña o la falange, respectivamente. De estas, la de huesito es más aplaudida.
  • Tiro o Tirito:[1] se llama así a la canica preferida de un jugador,[2] normalmente elegida como tal por alguna característica que la caracteriza, como su tamaño o la dureza del material con el cual está hecha.
  • Todo pelas: Debido a que con el tiempo se acumulaban demasiadas variantes de las reglas que evitaban dar mate al oponente por ejemplo "relaque no muero", en algunos juegos se optaba por esta modalidad que significaba que no se mencionarían dichas reglas permitiendo un juego más dinámico.
  • Tranquis: Usado en Colombia. Cuando una canica está trancada entre otras.[3]
  • Tres tiros o me persigues: Cuando un jugador ha "entrado al hoyo" puede exclamar esa frase en voz alta, a manera de conjuro. Si los otros jugadores no le "persiguen" con sus canicas, este podrá dar tres tiros; es una maniobra arriesgada, ya que puede perder una o todas sus canicas, dependiendo de las reglas adoptadas.

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p q r s Últimas Noticias (16 de octubre de 2009). «Las Canicas». Consultado el 23 de mayo de 2011.
  2. a b c d e f g h i j k l m n EducarChile. «Las bolitas». Consultado el 9 de septiembre de 2012.
  3. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p Guadalupe. «Juegos para niños y niñas». Consultado el 3 de abril de 2013.
  4. a b c d e f g h i j k l m n ñ Carlos Manzoni (27 de octubre de 2013). «En época de PlayStation, las bolitas conservan su magia». Consultado el 1 de noviembre de 2013.
  5. Museo del juego. «Colección de juegos: habilidad y destreza». Consultado el 23 de mayo de 2011.
  6. a b c d Infobae (22 de julio de 2012). «Jugar a la bolita, una tradición que sigue viva gracias a una sola fábrica». Consultado el 2 de abril de 2013.