Jamil Mahuad

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Jamil Mahuad
Jamil Mahuad

10 de agosto de 1998-21 de enero de 2000
Vicepresidente   Gustavo Noboa
Predecesor Fabián Alarcón
Sucesor Gustavo Noboa

10 de agosto de 1992-10 de agosto de 1998
Predecesor Rodrigo Paz Delgado
Sucesor Roque Sevilla

Datos personales
Nacimiento 29 de julio de 1949 (65 años)
Bandera de Ecuador Loja, Ecuador
Partido Democracia Popular
Profesión Licenciado en Ciencias Políticas y Sociales
Alma máter Pontificia Universidad Católica del Ecuador
Residencia Estados Unidos

Jorge Jamil Mahuad Witt (Loja, 29 de julio de 1949) es un abogado y político ecuatoriano de ascendencia libanesa (Jamil significa en árabe bello-a, bondad o generosidad) y alemana. Mahuad fue electo como presidente del Ecuador para el periodo 1998-2002, mas no culminó su periodo presidencial pues fue derrocado en enero del 2000. También fue líder del antiguo partido ecuatoriano Democracia Popular. Antes de llegar a la presidencia del Ecuador, Jamil Mahuad desempeñó cargos como diputado (1990-1992), Ministro del Trabajo, y Alcalde de Quito durante dos periodos consecutivos (1992-1998).[1] Durante su mandato aconteció la crisis financiera en Ecuador de 1999, quebraron una docena de bancos ecuatorianos y similar número de instituciones del sistema financiero. Actualmente reside en Estados Unidos, donde imparte clases de administración política en una prestigiosa universidad. El 27 de Mayo del 2014 la Interpol emite difusión roja ya que es requerido por la justicia de Ecuador por el presunto delito de peculado y es condenado a 12 años de prision.

Biografía[editar]

Nació en Loja el 29 de julio de 1949. Sus padres son Jorge Antonio Mahuad Chalela, hijo de inmigrantes libaneses y Rossa Witt García, hija de inmigrantes alemanes. Fue casado con Tatiana Calderón, ex reina de Quito, de la cual se divorció por diferencias personales, de ese matrimonio nació su única hija Paola Mahuad Calderón, quién lo acompañara para su campaña presidencial.

Sus estudios primarios, los realizó en los Hermanos de las Escuelas Cristianas – La Salle, mientras que los estudios secundarios en el Colegio San Gabriel de Quito, perteneciente a los jesuitas. Posteriormente ingresó a realizar sus estudios superiores en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, donde se graduó de Doctor en Jurisprudencia y Abogado de los Tribunales de la República, continuó sus estudios en la Universidad "John F. Kennedy" School of Goverment de Harvard, Estados Unidos, donde obtuvo el Master en Administración Pública.

Durante el gobierno de Osvaldo Hurtado Mahuad fue miembro del gobierno, primero como gerente de Emprovit, la agencia estatal de venta, a menor precio, de productos alimenticios básicos; luego como ministro de Trabajo en 1983, y como vocero del gobierno frente a la feroz oposición del sector empresarial capitaneado por el diputado socialcristiano León Febres Cordero, acérrimo opositor de Hurtado, a quien calificaba de comunista por los estudios sobre la organización popular, la defensa del sector comunitario de la economía nacional y el análisis de la hacienda y de la oligarquía como claves para comprender la existencia de dos mundos en el Ecuador, el de la opulencia y el de la necesidad rayana en extrema pobreza. En las elecciones de 1990, fue elegido diputado por Pichincha y alcanzó notoriedad durante el juicio político contra el ministro de Industrias de León Febres-Cordero, el economista guayaquileño Xavier Neira. En 1988, se candidatizó para la presidencia de la República, pero no logró sino un quinto lugar después de Rodrigo Borja, Abdalá Bucaram, Sixto Durán Ballén y Frank Vargas Pazzos. En el mismo año sufrió de una agresión en el Congreso por parte de familiares y seguidores de Abdalá Bucaram, (ex presidente del Ecuador).

El 10 de agosto de 1992, Jamil Mahuad asumió el puesto de Alcalde de Quito, cargo que le otorgó gran prestigio por la provisión casi total de servicios públicos, la construcción de un sistema de transporte a través de trolebuses y la modernización del cabildo. Un hito de su alcaldía fue que Quito fue elevado a Distrito Metropolitano en 1993 ganando más autonomía. Continuó las obras de su predecesor Rodrigo Paz e impulsó y concluyó el trolebús entre Iñaquito y la Villa Flora. Para 1996 era ya Mahuad un presidenciable muy cotizado. En enero y febrero de 1997 lideró la oposición de los quiteños al gobierno de Abdalá Bucaram hasta que este no tuvo más remedio que renunciar y salir del país rumbo a Panamá. Es así que Jamil Mahuad organizó la investidura del titular del Congreso, Fabián Alarcón, en detrimento de Rosalía Arteaga que había asumido la presidencia de manera temporal tras el cese de Abdalá Bucaram.

En marzo de 1997, siendo Alcalde de Quito, concurrió a Barcelona, España, para asistir a la Conferencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), durante la misma sufrió un derrame cerebral.[2]

Presidencia[editar]

Retrato Presidencial de Jamil Mahuad

Mahuad se presentó a las Elecciones presidenciales de Ecuador de 1998 en binomio con Gustavo Noboa por el partido Democracia Popular, venciendo en segunda vuelta a Álvaro Noboa del PRE, siendo este resultado polémico, debido a la corta distancia entre ambos candidatos y acusaciones de Noboa de fraude electoral, los cuales fueron rechazados por el Tribunal Supremo Electoral. La campaña electoral de Mahuad se basó en resaltar el desprestigio del ex presidente Abdalá Bucaram por la corrupción en su gobierno, siendo notable la famosa cuña, en la cuál, utilizando la música de La Familia Addams, se prevenía de que si se elegía a Noboa, este traería de vuelta a Bucaram junto con la corrupción.

Se posesionó el 10 de Agosto de 1998, día que entraba en vigencía la nueva Constitución promovida por Fabián Alarcón, prometiendo el fin de la inestabilidad política que precedió a su gobierno. Una de sus primeras actuaciones como presidente fue la firma del Acuerdo de Paz con el Perú, el 26 de octubre de 1998, que estableció hitos definitivos de frontera y acabó con el largo y costoso conflicto Perú-Ecuador. Llegado al poder con un electorado dividido casi a mitades iguales, amenazado por una tensa situación en la frontera sur y oriental que podía degenerar nuevamente en una guerra, heredero de una crisis económica y social claramente desatada, Mahuad debía estar a la altura de los retos que lo amenazaban.[3]


Nadie pudo imaginar el 10 de agosto de 1998 que, un año y medio después, muchos ecuatorianos habrían de sentir tanta cólera contra el presidente. El discurso de posesión despertó muchas esperanzas, ya por el contenido, ya por la forma original y hermosa, el presidente prometió unidad a los ecuatorianos y humanidad a los marginados, gracias a reformas estructurales justas y sensatas. Ese mismo día en la Cordillera del Cóndor, centro de la zona en litigio, las tropas ecuatorianas y peruanas estaban a punto de irse a las manos. Pocos días después de la posesión del presidente ecuatoriano, en un almuerzo con el alto mando de las Fuerzas Armadas peruanas, Fujimori había afirmado: " El Perú no quiere una guerra con nadie; pero si se trata de defender la soberanía nacional, no dudará en hacerlo con eficacia " Lo único que podía evitar el choque y desactivarlo para siempre era una diplomacia audaz y fulminante, revestida de una voluntad definitiva de terminar con el pleito secular, puesto que las conversaciones iniciadas a partir de la guerra del 95 habían llegado, de hecho, a un punto muerto en lo referente a la fijación de la frontera y a una salida al Amazonas. Fue mérito de Mahuad haber dado prioridad a la paz, haber asumido personalmente la negociación, haberla llevado a un plano político y haberla conseguido en dos meses y medio.

El acuerdo definitivo se firmó en Brasilia el 26 de octubre, presentes los mandatarios de Argentina, Brasil y Chile, un representante personal de Clinton, los reyes de España, los presidentes de Bolivia y Colombia y un representante de Juan Pablo II. El Acta Presidencial de Brasilia daba por terminadas global y definitivamente las 'discrepancias ' entre las dos Repúblicas, señalaba la frontera terrestre por donde Perú había siempre interpretado el Protocolo de Río, ratificaba el Tratado de Comercio y Navegación del mismo Protocolo y comprometía a los dos Estados a un amplio Acuerdo de Integración Fronteriza, Desarrollo y Vecindad, cuyo contenido especificaba claramente.

En 1999, el gobierno firmó un acuerdo de cooperación con los Estados Unidos para el uso de la Base Aérea de Manta. Este acuerdo se inscribía en el contexto del Plan Colombia para erradicar los sembríos de coca y vigilar el comercio de la droga. El acuerdo concedía privilegios incluso jurídicos al personal militar americano acantonado en esa base. Ecuador no recibió ninguna compensación significativa por este uso. Pasada la euforia por la paz, se agravó la crisis bancaria. Mahuad expidió una ley de salvataje bancario, que destinó recursos del Estado para atender a los problemas de los bancos privados que habían quebrado. Según el gobierno de la época, para proteger los ahorros y el sistema financiero nacional, según sus detractores para proteger a los bancos quebrados que financiaron su campaña electoral. "Las políticas de salvataje que trataron de impedir la quiebra de los bancos, constituyen el principal elemento explicativo de la profundización de la crisis en el Ecuador" (Wilma Salgado en Ecuador Debate, abril 2000). Esta política de salvataje se aplicó desde comienzos del gobierno de Mahuad y consistió en la emisión inorgánica de dinero.


Este dinero líquido se canalizó como préstamo a los bancos para impedir su quiebra. Una parte del dinero recibido se destinó, en efecto, a la compra de dólares y a su colocación fuera del país para cancelar créditos vigentes de los propios bancos. Pero el resto salió del país bien para pagar créditos de los clientes, bien para evadir el pago del uno por ciento al impuesto de Capitales que había sustituido al de la Renta, bien para buscar simplemente mayor seguridad. El Central trató de evitar la devaluación monetaria. Entre agosto de 1998 y febrero de 1999 vendió 700 millones de dólares de la Reserva Monetaria Internacional. En marzo del 99, agotada la disponibilidad de sucres en las bóvedas, sin especies que prestar a los bancos, se recurrió al congelamiento por el lapso de un año de los depósitos del público superiores a los quinientos dólares. Pese a todo, quebraron muchos bancos. El gobierno creó la Agencia de Garantía de Depósitos para que se encargara de devolver el dinero de los clientes de los bancos quebrados. Esta entidad devolvió muy poco y más bien continuó canalizando créditos a bancos como el Pacífico, el Popular y la Previsora que más tarde habrían de pasar a la propia Agencia. El Ministerio de Finanzas emitía bonos y los entregaba a la Agencia para que los canjeara con sucres emitidos por el Central. Este mecanismo dio lugar a una emisión inorgánica de mil trescientos millones de dólares entre marzo de 1999 y enero de 2000. Una parte de la emisión se destinó a comprar dólares. Se produjo, pues, una devaluación acelerada: entre el 29 de diciembre de 1999 y 6 de enero de 2000, el sucre se devaluó en 25.7 por ciento.

El mandatario decretó un congelamiento de depósitos. El exceso de impresión de billetes por el Banco Central del Ecuador para afrontar las obligaciones contraídas por el Estado (con el precio del petróleo a 6 dólares el barril), hizo que la inflación aumentara considerablemente y la crisis de la economía real disparó la cotización del dólar a niveles nunca antes vistos (un 67% de incremento). Luego de la mayor crisis económica de los últimos años, Mahuad asumió como salida la adopción del dólar estadounidense, en sustitución de la moneda nacional -el sucre-. Este suceso fue anunciado el 9 de enero de 2000. Antes de la dolarización decretada por Mahuad el precio del dólar en el mercado cambiario había subido de 4.500 a más de 25.000 sucres en menos de un año, y luego de esta medida la economía ecuatoriana pudo estabilizarse durante varios años. Los costos del salvataje bancario fueron enormes. Habían fugado mil novecientos cuarenta millones de dólares, hubo una salida neta de capitales por mil setenta millones de dólares como servicio de la deuda externa privada, la devaluación del sucre entre julio de 1998 y enero de 2000 fue de 367 por ciento, las exportaciones sólo aumentaron en 27 millones de dólares respecto de las de 1998, pero se contrajeron en volumen. En suma, seis mil millones de dólares fue el costo del salvataje bancario para los ecuatorianos ya como inflación, devaluación, créditos del Central a los bancos, recesión, aumento del desempleo y compresión del consumo por los dineros congelados. Las familias se volvieron más pobres, las finanzas públicas se deterioraron y el gasto de educación, salud y desarrollo agropecuario fue dos veces y un tercio menor que el pago del servicio de las deudas interna y externa. En las familias del segmento más pobre, la tasa de desempleo llegó al 29 por ciento y, en el resto, al 14.4 por ciento. Esta crisis entre otros efectos provocó una fuerte emigración de ecuatorianos a otros países, sobre todo España e Italia. Mientras tanto, el ex-banquero Fernando Aspiazu,cabeza del poderoso Banco del Progreso, reveló desde la prisión que había financiado la campaña de Mahuad y de la Democracia Popular con una suma de tres millones cuatrocientos mil dólares, él y Mahuad fueron multados por el Tribunal Supremo Electoral por haber contribuido ilegalmente en la campaña para su presidencia.[4]

Mahuad decidió dolarizar la economía más como un acto político para conservar el poder que no como una medida económica seriamente analizada, pues llamó a la dolarización "un salto en el vacío". La quiebra de los bancos había atizado el regionalismo y un sector de la clase dirigente guayaquileña había marchado contra el presidente. El congelamiento bancario volvió muy impopular a Mahuad. Corrían rumores de que Mahuad iba a proclamarse dictador civil. Desde el Partido del presidente le pedían la renuncia. La arbitraria fijación del dólar a 25 mil sucres, el resentimiento popular con las clases dirigentes, las protestas contra las leyes modernizadoras, la corrupción, el hambre de muchos, el malestar social tuvieron que ver con la caída de Mahuad.

El 21 de enero del 2000, fue derrocado cuando las Fuerzas Armadas del Ecuador le retiraron su apoyo luego de que los miembros de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador, (CONAIE), se tomaran las calles de Quito y avanzaran al Congreso Nacional, apoyados por un grupo de coroneles de las Fuerzas Armadas quienes actuaban de manera independiente a la institución militar. A la media noche se anunció la creación de un triunvirato, en el que estaban los indígenas representados por Antonio Vargas, el coronel Lucio Gutiérrez, y el jurisconsulto Carlos Solórzano Constantine, quien representaba a la sociedad civil. Gutiérrez fue relevado en el triunvirato por el general Carlos Mendoza representando a las Fuerzas Armadas del Ecuador, según el historiador Rodolfo Pérez Pimentel, porque el ejército presionaba con efectuar un ataque al palacio presidencial.

Finalmente, durante la madrugada del 22 de enero del 2000, el vicepresidente de Mahuad, el catedrático guayaquileño Gustavo Noboa, fue posesionado como nuevo presidente en un acto que tuvo lugar en el Ministerio de Defensa. Éste ha declarado en su libro "Por qué fui presidente" que el ex presidente Mahuad tenía 3 escenarios para afrontar la crisis económica y política:[5]

  1. . Llegar a un acuerdo con el Congreso para superar la crisis económica.
  2. . Declararse dictador.
  3. . Renunciar y que Noboa asumiera el poder.

Ministros de Estado[editar]

Ministerio Ministro
Ministerio de Defensa José Gallardo
Ministerio de Bienestar Social Guillermo Celi
Ministerio de Salud Pública Edgar Rodas
Ministerio de Obras Públicas Raúl Samaniego / José Machiavello
Ministerio de Agricultura y Ganadería Emilio Gallardo / Salomón Larrea
Ministerio de Educación Vladimiro Alvarez / Rosángela Adoum
Ministerio de Ambiente Yolanda Kakabadse
Ministerio de Turismo Rocío Vásquez Alcázar / Isabel Laniado
Ministerio de Gobierno Ana Lucía Armijos / Vladimiro Alvarez
Ministerio de Economía y Finanzas Fidel Jaramillo / Ana Lucía Armijos / Alfredo Arizaga / Jorge Guzmán
Ministerio de Energía y Minas Patricio Ribadeneira / Teodoro Abdo / René Ortiz
Ministerio de Relaciones Exteriores José Ayala Lasso / Benjamín Ortiz
Ministerio de Industrias y Comercio Exterior Héctor Plaza Saavedra / José Luis Icaza
Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda Teodoro Peña
Ministerio de Trabajo Angel Polibio Chávez
Secretaría de la Administración Pública Jaime Durán Barba
Secretaría de la Presidencia Ramón Yu Lee
Secretaría de Estado de Economía Fidel Jaramillo / Javier Espinoza.
Secretaría de Estado de la Producción Hector Plaza Saavedra / Juan Falconí Puig.
Secretaría de Estado de Infraestructura Raúl Samaniego
Secretaría de Estado de Desarrollo Humano Vladimiro Alvarez / Carlos Larreátegui
Superministerio de Economía y Energía Guillermo Lasso

Vida Post-Presidencia[editar]

Aunque el gobierno de Chile le ofreció asilo diplomático, Mahuad salió del país para residir en EE.UU. (país con el que durante sus presidencia acordó compartir operaciones contra el narcotráfico en la Base Militar de Manta). Jamil Mahuad tiene cargos pendientes en su contra por varios actos de su gobierno; así, como un proceso judicial en su contra.

Durante su estadía en los EE.UU., la escuela de administración gubernamental de la Universidad de Harvard le ofreció un puesto de docente donde imparte cursos de escenarios políticos.[6] Jamil Mahuad es miembro del Consejo de Presidentes y Primeros Ministros del Centro Carter.

Actualmente Mahuad aun tiene problemas pendientes con la justicia ecuatoriana ya que la Fiscalía ha pedido la pena máxima contra él, debido a que el congelamiento de todos los depósitos del sistema financiero que hiciera en su mandato durante la Crisis financiera en Ecuador de 1999 se considera como un delito de peculado bancario que perjudicó a la mayoría del pueblo ecuatoriano infringiendo así normas constitucionales y legales con el objetivo de favorecer a los propietarios, gerentes, directivos o administradores de los bancos privados, que entonces habían caído en una crisis de liquidez. La Policía Internacional (Interpol) emitió, el 27 de mayo de 2014, difusión roja, ya que es requerido por la justicia de Ecuador por el delito de peculado. A Mahuad se le responsabiliza de la Crisis financiera en Ecuador de 1999. De acuerdo a las pruebas presentadas por la Fiscalía General del Estado de Ecuador ante la Corte, los decretos ejecutivos 681 y 685 firmados por el ex-mandatario violaron normas constitucionales de la época. La Fiscalía General del Estado de Ecuador determinó que el congelamiento de fondos se ejecutó con la finalidad de beneficiar a los propietarios, gerentes o administradores de los bancos privados con iliquidez, lo que causó un enorme perjuicio económico a la ciudadanía ecuatoriana. La Crisis bancaria en Ecuador de 1999 le ha costado a la nación más de ocho mil millones de dólares.

Mahuad se refugió en Estados Unidos y permanece allí desde su derrocamiento el 21 de enero de 2000. En enero de 2013, la Interpol se negó a detener a Mahuad bajo el argumento que era un tema político.

Condecoraciones y méritos[editar]

Referencias[editar]

5. El fiscal Galo Chiriboga pide la pena máxima contra el expresidente Jamil Mahuad . El Comercio

  • Simón Espinoza (2000) Presidentes de Ecuador. Editorial Vistazo


Predecesor:
Fabián Alarcón
Coat of arms of Ecuador.svg
Presidente de la República del Ecuador
1998 a 2000
Sucesor:
Gustavo Noboa


Predecesor:
Rodrigo Paz
Coat of Arms of Quito.svg
Alcalde Metropolitano de Quito
1992 a 1998
Sucesor:
Roque Sevilla

Enlaces externos[editar]