Fabián Alarcón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Fabián Alarcón

6 de febrero de 1997-9 de febrero de 1997
Predecesor Abdalá Bucaram Ortiz
Sucesor Rosalía Arteaga

11 de febrero de 1997-9 de agosto de 1998
Vicepresidente   Rosalía Arteaga (1997 - 1998)
Pedro Aguayo (1998)
Predecesor Rosalía Arteaga
Sucesor Jamil Mahuad

1984-1987
Predecesor Efrén Cocíos
Sucesor Ricardo Moreno Cornejo

Datos personales
Nacimiento 14 de abril de 1947 (67 años)
Bandera de Ecuador Quito, Ecuador.
Cónyuge Lucía Peña Ochoa
Profesión Abogado

Fabián Ernesto Alarcón Rivera (14 de abril de 1947, Quito, Ecuador)[1] fue presidente interino del Ecuador entre el 6 de febrero de 1997, el 9 de febrero de 1997, el 11 de febrero de 1997 y el 10 de agosto de 1998.

Biografía[editar]

Fabián Alarcón Rivera nació en Quito el 14 de abril de 1947, sus padres fueron el doctor Fabián Alarcón Falconí y la señora María Antonieta Rivera Larrea, riobambeños, quedó huérfano de madre a los dos años de edad.

Cursó los estudios primarios y secundarios en España, México y Colombia, países donde su padre fue embajador, y se graduó de bachiller con los jesuitas en el Colegio San Gabriel, de Quito. Estudió jurisprudencia y a los 26 de edad se doctoró en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador.

Fue presidente de la Asociación Escuela de Derecho y miembro del Partido Patriótico Popular fundado por su padre. Elegido concejal del Municipio de Quito en la época del popular alcalde Sixto Durán Ballén, integró la Comisión de Reestructuración Jurídica del Estado que redactó el proyecto de nueva Constitución aprobada en el referéndum de 1978 durante el proceso de retorno a la vida democrática, impulsado por el Consejo Supremo de Gobierno. Ganó las elecciones de prefecto provincial de Pichincha para 1984 - 1988 y fue escogido presidente del Consorcio de Consejos Provinciales en 1984. El PPP se había fusionado con el Partido Demócrata que se extinguió en 1988. Algunos de sus antiguos miembros se unieron al Frente Radical Alfarista.

Como militante de este partido, Alarcón Rivera fue elegido diputado en 1990 y luego varias veces más ya como diputado provincial, ya como nacional. Fue presidente del Congreso en los períodos de 1991-1992, 1995-1996 y 1996-1997. En el ejercicio de su profesión de abogado y jurisconsulto, Alarcón Rivera representó a Ecuador en los Congresos Interamericanos de Abogados en Brasil, Puerto Rico y Quito y se integró a la Federación Interamericana de Abogados como miembro mayor.

Golpe de Estado a Bucaram[editar]

Al darse el Golpe de Estado a Bucaram, se desarrolló un caos político. La vicepresidenta Rosalía Arteaga reclamó la sucesión el 5 de febrero a las siete de la mañana. Según la tradición constitucional instaurada en 1989, ella debía reemplazar a Bucaram. Había, sin embargo, una triple dificultad: era persona non grata para los partidos de la oposición que la veían corresponsable del triunfo de Bucaram sobre Nebot y la habían visto complaciente, o al menos indiferente, con la conducta del mandatario; era un obstáculo para un nuevo gobierno de concertación; era una sucesora por sentido común pero no por mandato constitucional ya que en la Carta Política codificada alguien había olvidado incluir el texto de la sucesión vicepresidencial. La embajada de los Estados Unidos defendía esta sucesión tanto porque se guardasen las formas de la democracia como porque el embajador Leslie Alexander apreciaba a la vicepresidenta. Las Fuerzas Armadas garantizaban el orden de la Constitución.

Alarcón convocó un Congreso Extraordinario en la tarde del 5 de febrero a fin de deponer al presidente. Para reemplazarlo, se barajaban los nombres del presidente del Congreso y del presidente de la Corte Suprema, segundo y tercero en la línea de la sucesión presidencial. Las causas constitucionales para deponer al presidente eran traición a la patria, cohecho y grave atentado contra el honor nacional, sentenciadas en juicio político votado por una mayoría de los dos tercios del Congreso. El presidente no había incurrido en esos delitos ni el Congreso, en caso de atribuírselos, habría logrado la mayoría requerida. Quedaba el artículo 100 de la Constitución: la incapacidad física o mental, que ni siquiera estaba reglamentado.

El 6 de febrero, el Congreso bajo el artículo 100, destituyó por mayoría simple a Bucaram y eligió presidente a Fabián Alarcón Rivera. Bucaram rechazó el nombramiento de Alarcón. Ese mismo día, la vicepresidenta Arteaga se proclamaba presidenta. Así pues, el 7 de febrero, el país amaneció con tres presidentes. Las Fuerzas Armadas, luego de consultar a los distritos militares, retiraron su apoyo al presidente Bucaram y le dieron la alternativa de renunciar o de encargar el poder. Bucaram optó por encargar el poder a la vicepresidenta, pero ésta exigió que el encargo no fuera temporal, sino definitivo. Bucaram no aceptó esta condición. En la noche de ese día Bucaram voló a Guayaquil y puso su cuartel general en la Gobernación; pero los acontecimientos de los días posteriores le obligaron a huir a Panamá el 11 de febrero. El 8, la vicepresidenta, Alarcón, los jefes de los bloques parlamentarios y el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas llegaron a un acuerdo: destitución de Bucaram, invalidez de la elección de Alarcón, revocatoria del acuerdo de proclamación de Arteaga como presidenta, encargo de la presidencia interina durante tres días a Arteaga, confección de una norma aclaratoria a la Carta Política sobre elección presidencial en caso de ausencia definitiva del presidente. Posesionada de la presidencia y para quedarse más tiempo con el poder, Arteaga adujo que sus funciones durarían hasta cuando el Congreso estuviese facultado para elegir presidente, lo que implicaba una reforma constitucional con aprobación de los dos tercios de los diputados. Sin embargo, el 11 de febrero, 57 diputados eligieron a Alarcón presidente interino hasta el 10 de agosto de 1998. Arteaga cedió. Durante estos días, pero principalmente el 5, 6 y 7 de febrero, el pueblo congregado en el centro de Quito, en la avenida de los Shirys y en las inmediaciones del Congreso exigía que éste depusiera a Bucaram. Así, el Congreso podía aducir que no había hecho sino obedecer la voluntad popular.

Presidencia[editar]

Fue declarado presidente interino después de la destitución de Abdalá Bucaram, el 11-02-1997. Esto llevó a una crisis política, ya que constitucionalmente la sucesión correspondía a la hasta entonces vicepresidenta, Rosalía Arteaga, que había asumido el poder sin la autorización del Congreso el 6 de febrero. Arteaga ejerció de manera oficial como presidenta entre 9 al 11 de febrero, pero cedió finalmente ante Alarcón, que asumió de manera interina hasta el 10 de agosto de 1998.

El presidente propuso al país el siguiente programa: Consolidar el sistema democrático e impulsar una reforma política y jurídica; "equilibrar lo económico y lo social impulsando la reactivación mediante el control de los parámetros macroeconómicos"; ejecutar programas para reducir la pobreza y mejorar la calidad de la vida; buscar la paz definitiva con Perú y devolver al Ecuador el respeto perdido en el ámbito internacional durante la presidencia de Bucaram Ortiz; planificar, iniciar y ejecutar 20 proyectos grandes para el desarrollo nacional y de las regiones; prepararse para afrontar la Corriente del Niño.

Estas metas eran parte del estilo del presidente Alarcón: ofrecer sin concretar y al concretar. Ésta lo embistió en el ámbito económico y social: la crisis del precio del petróleo rebasó toda previsión; la furia del fenómeno del Niño rebasó lo temido y lo sobrepasó ampliamente. De esta manera, la primera fuente de ingresos (el petróleo) y la segunda ( el banano, camarón y productos agrícolas de exportación) se vieron cegadas en gran parte. La pobreza creció y la calidad de la vida se deterioraba. Nombró un gabinete de 22 miembros entre los que destacaban el ministro de Gobierno, César Verduga, quien se había distinguido en ese cargo durante la segunda mitad del régimen de Rodrigo Borja; el canciller José Ayala Lasso, y el ministro de Educación, Mario Jaramillo.

En su gobierno se convocó al Referéndum de Ecuador de 1997 que dio paso a una Asamblea Constituyente, la que redactó una nueva Carta Magna. El referéndum ratificó a Alarcón como Presidente Interino hasta el 10 de agosto de 1998, no asumiendo como Presidente Constitucional, cargo que sería inaugurado con el presidente electo en las elecciones de 1998 según la nueva Constitución, siendo este Jamil Mahuad, ex alcalde Metropolitano de Quito.[2]

En el primer año del ejercicio de Alarcón el Producto Interno Bruto creció en un 3,4 por ciento, porque mejoraron la agricultura, la pesca, la manufactura, la construcción y el transporte. Hubo inversión en la telefonía celular. El Niño arrasó con la agricultura costeña ocasionando pérdidas por mil millones de dólares, expulsando a 15 mil familias de sus hogares y dañando la infraestructura vial, las herramientas y las bodegas a un costo de tres mil millones de dólares incluido el lucro cesante de las exportaciones agrícolas que al fin del año cayeron en un 16 por ciento y de las no tradicionales en un nueve por ciento.

El 4 de marzo de 1997 creó una Comisión Cívica contra la Corrupción para recibir denuncias, investigarlas y canalizarlas a través de la Fiscalía y de Contraloría. Asimismo, Alarcón saneó las aduanas entregándolas al control administrativo de las Fuerzas Armadas.

Sin embargo, la opinión publica consideró el gobierno de Alarcón como un gobierno corrupto aunque no se le plantearon demandas judiciales, salvo por el caso de piponazgo antes de que ejerciera la presidencia de la República. El caso más sonado de corrupción por las consecuencias políticas fue el de los gastos reservados del ministro de Gobierno César Verduga. [3]

Ministros de Estado[editar]

Ministerio Ministro
Ministerio de Defensa Gral. Ramiro Ricaurte
Ministerio de Bienestar Social Gonzalo Baquero / Edith García de Frías
Ministerio de Salud Pública Guillermo Wegner / Asdrúbal de la Torre
Ministerio de Obras Públicas Homero Torres / Estuardo Hidalgo
Ministerio de Agricultura y Ganadería Alfredo Saltos
Ministerio de Educación Mario Jaramillo
Ministerio de Ambiente Flor María Valverde
Ministerio de Turismo Juanita Vallejo
Ministerio de Gobierno César Verduga / Edgar Rivadeneira
Ministerio de Economía y Finanzas Carlos Dávalos Rodas / Marcos Flores
Ministerio de Energía y Minas Raúl Baca / Alvaro Bermeo
Ministerio de Relaciones Exteriores José Ayala Lasso
Ministerio de Industrias y Comercio Exterior Benigno Sotomayor
Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda Diego Ponce
Ministerio de Trabajo Edgar Ribadeneira / José Guerrero
Secretaría de la Administración Pública Wilson Merino
Secretaría de Comunicación Pedro Saa / José Castillo

Pos-presidencia[editar]

Durante la presidencia interina la diputada del FRA y luego de Izquierda Democrática economista Cecilia Calderón lo acusó de haber fomentado la sinecura ("piponazgo") mientras Alarcón ejercía la presidencia del Congreso. La acusadora llevó este cargo a la Comisión Anticorrupción creada por el propio presidente constitucional interino. El presidente de la Corte Suprema, Héctor Romero Parducci, ordenó la prisión preventiva de Alarcón en marzo de 1999. Orden ilegal, pues la Contraloría de la Nación en su informe definitivo había absuelto al ex presidente del Congreso: por tanto, no había lugar para un juicio, mucho menos para la prisión preventiva. Según la Comisión Anticorrupción, el informe final de Contraloría había sido amañado a favor de Alarcón por la propia entidad de control. Alarcón salió de la cárcel en diciembre de 1999, pero el juicio en su contra siguió el cauce normal.

En 1999, fue arrestado bajo cargos de actos de corrupción durante su gobierno precedentes de la crisis financiera del Ecuador de 1999, siendo liberado en el 2005.

Alarcón militó en el Partido Patriótico Popular, luego en el Partido Demócrata y finalmente el Frente Radical Alfarista, partidos actualmente desaparecidos. También intentó postular como candidato a diputado por la provincia de Pichincha después de haber salido de la cárcel, pero no tuvo éxito en las urnas.

Su Retrato Presidencial colgado en el Palacio de Carondelet fue retirado en el 2007 por orden del Presidente Rafael Correa, al decretar que solo los Presidentes Constitucionales podrán tener retrato en la Sede de Gobierno.

Referencias[editar]

  1. Hoy. 16 aspiran diputación por Pichincha. Consultado el 16 de marzo de 2014.
  2. http://www.efemerides.ec/1/mayo/0513_1his_cons.htm#Fuente:
  3. Simón Espinoza (2000) Presidentes de Ecuador. Editorial Vistazo
  • Simón Espinoza (2000) Presidentes de Ecuador. Editorial Vistazo


Predecesor:
Rosalía Arteaga Serrano
Coat of arms of Ecuador.svg
Presidente de la República del Ecuador
1997 a 1998
Sucesor:
Jamil Mahuad