Osvaldo Hurtado Larrea

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Osvaldo Hurtado Larrea

Coat of arms of Ecuador.svg
34° Presidente Constitucional de la República del Ecuador
24 de mayo de 1981-9 de agosto de 1984
Vicepresidente   León Roldós Aguilera
Predecesor Jaime Roldós
Sucesor León Febres Cordero

Presidente de la Asamblea Constituyente de Ecuador
10 de diciembre de 1997-20 de abril de 1998
Vicepresidente   Marcelo Santos
Sucesor Luis Mejía Montesdeoca

Datos personales
Nacimiento 26 de junio de 1939 (75 años)
Bandera de Ecuador Chambo Chimborazo, Ecuador.
Partido Democracia Popular
Cónyuge Margarita Pérez Pallares
Profesión Doctor en Jurisprudencia.
[editar datos en Wikidata ]

Luis Osvaldo Hurtado Larrea es un político y cientista social ecuatoriano. Nació en la ciudad de Chambo, provincia de Chimborazo, el 26 de junio de 1939. Asciende al cargo de presidente de la República del Ecuador después de la trágica muerte del presidente en funciones Jaime Roldos del cual era su vicepresidente.

Biografía[editar]

Osvaldo Hurtado Larrea nació en Chambo Chimborazo el 26 de junio de 1939, cuarto hijo de Jóse Agustín Hurtado y Eliana Larrea Vásquez.

Estudios[editar]

Estudió la primaria en la escuela de los Hermanos Cristianos, la secundaria en el colegio San Felipe de los PP. Jesuitas de la ciudad de Riobamba. Ingresó a la Universidad Católica del Ecuador, se licenció en Ciencias Sociales y Políticas en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador de Quito en 1963, y en ella se graduó de abogado y doctor en Derecho en 1966. Tomó cursos y participó en seminarios de Sociología del Desarrollo en institutos de América Latina y Europa. Enseñó Sociología Política y dirigió el Instituto de Investigaciones Económicas de la Católica.

Vida Política[editar]

Con otros sectores progresistas fundó el partido Democracia Popular, del que fue varias veces director. Apoyó el anuncio del triunvirato militar sobre un pronto retorno a la democracia y colaboró en el proceso de retorno en los años 1977 y 1978 con la preparación de los proyectos de leyes del referéndum, de Partidos Políticos y de Elecciones, que sirvieron de base para la restauración de la democracia.

Fundó la Corporación de Estudios para el Desarrollo, Cordes, dedicada a la investigación de la realidad económica y social de América Latina y al estudio de las instituciones políticas y su incidencia en la democracia. Fomentó en Cordes estudios de ciencia social y política sobre Gobernabilidad, Descentralización y Corrupción.

Vicepresidencia[editar]

Hurtado fue electo en las Elecciones presidenciales de Ecuador de 1979, en binomio con Jaime Roldós, en la alianza CFP Democracia Popular, último al cual pertenecía Hurtado, no lanzándose a la presidencia al haber sido descalificado su partido durante la dictadura, al ser acusado de comunista. Mantuvo buenas relaciones con el presidente Roldós, hasta su muerte el 24 de Mayo de 1981.

Presidencia[editar]

Una vez que asumió la Presidencia de la República, continuó con la realización de las obras emprendidas por el Presidente Jaime Roldós Aguilera, a medida de las posibilidades económicas del país.

El 15 de junio Hurtado se dirigía a los ecuatorianos para explicarles el que, en previsión de una crisis económica inminente, aceptaran entrar en un régimen de austeridad, pues iba a restringir el gasto público y a contener el proceso inflacionario. Les anunció, además, que trabajaría por resolver el problema energético, corregir el carácter concentrador de la economía ecuatoriana que iba en desmedro del campo y de los pobres, y llevar adelante las reformas educacional, fiscal, administrativa, política y agraria, constantes en el Plan Nacional de Desarrollo.

Propuso una concertación social y solicitó la unión de todos para enfrentar la crisis económica y mantener la democracia. En el mismo espíritu concertador, propuso -en febrero de 1983- a los personeros de la Comisión Económica para América Latina realizar "un esfuerzo concertado para desarrollar la capacidad de respuesta de la región frente a la crisis económica y a los problemas derivados de la deuda externa".Esta iniciativa llevó a la Celebración de la Conferencia Económica Latinoamericana de Jefes de Estado en Quito en enero de 1984.

La crisis económica que estalló en 1982 obedecía a causas externas apenas modificables y a causas internas de manejo difícil: pesaron internamente en la economía nacional el conflicto fronterizo de 1981, las decisiones del Congreso de 1979, la cuantiosa deuda externa contratada desde 1973 y los errores económicos de los gobiernos militares.

Las élites económicas menospreciaron al presidente, y éste las acusó de desleales con Ecuador y de corruptas. Los trabajadores declararon una huelga general en septiembre de 1982. En los años más críticos del gobierno de Hurtado, los de 1982 y 1983, Ecuador entró en un juego de reacciones repetitivas: medidas de ajuste, protesta empresarial desprestigiante, movilización sindical y estudiantil, retroceso moderado del ajuste. En octubre y noviembre de 1982 la reacción social fue violenta, en marzo de 1983 los empresarios se declararon en huelga; pero se mantuvo la democracia, no se abusó de la represión pese al estado de sitio y al toque de queda impuesto a mediados de octubre de 1982 y levantado a fines de ese mes.

Durante su gobierno convirtió las deudas de dólares de algunos agentes económicos privados contratadas fuera del país, a deudas en sucres con el Banco Central del Ecuador, por lo que el Banco asumío el compromiso de pago en dólares frente a los acreedores internacionales, de esta manera las deudas externas privadas pasaron a engrosar la deuda pública externa. Fue un proceso de socialización de deudas privadas más conocida como sucretización de la deuda ecuatoriana, que generó elevados perjuicios al Estado ecuatoriano, por un monto acumulado de US.$ 4.462 millones. Con la devaluación había aumentado el valor nominal de los sucres de la deuda externa del sector privado, lo que podía causar quiebras y cierres masivos de plantas manufactureras y otros negocios. El sector privado alegó que las devaluaciones fueron causadas por las malas políticas del gobierno. Éste convirtió a sucres la deuda externa privada dolarizada, la denominada "sucretización", y aunque el Banco Central cobró comisiones para cubrir el riesgo de la tasa de cambio, una proporción grande de este riesgo se transfirió al Estado, que, además, extendió su garantía a la deuda externa privada. Con esta medida se compró la estabilidad democrática a un costo muy alto. Las medidas de ajuste fueron tomadas por el presidente mediante decretos ejecutivos contemplados en la Ley. Y fueron ejecutadas con firmeza.

En su mensaje presidencial al término del mandato, Hurtado pudo afirmar que "el Gobierno había tomado firmemente en sus manos el timón de la zozobrante nave del Estado y con la ayuda del pueblo la había sacado de la tempestad y la entregaba en puerto seguro". Según una encuesta de Gallup en Quito, Guayaquil y Cuenca, en julio de 1984, un mes antes de la entrega del mando, la actuación de Hurtado fue calificada de buena por el 42 por ciento de los encuestados, de regular por un 38 y de mala por un 18 por ciento.[1]

Ministros de Estado[editar]

Ministerio Ministro
Ministerio de Defensa Valm. Raúl Sorroza / Gral. Jorge Maldonado Miño / Gral. Jorge Arciniegas Salazar
Ministerio de Bienestar Social Alfredo Mancero
Ministerio de Salud Pública Miguel Coello Fernández / Francisco Huerta Montalvo / Luis Sarrazín Dávila
Ministerio de Obras Públicas Francisco Saa Chacón
Ministerio de Agricultura y Ganadería Carlos Vallejo López / Eduardo Izaguirre Vélez / Fausto Jordán
Ministerio de Educación Galo García Feraud / Claudio Malo González / Ernesto Albán Gómez
Ministerio de Gobierno Carlos Feraud Blum / Galo García Feraud / Vladimiro Alvarez
Ministerio de Economía y Finanzas Alfonso Barrera Valverde / César Robalino
Ministerio de Energía y Minas Eduardo Ortega Gómez
Ministerio de Relaciones Exteriores Luis Valencia
Ministerio de Industrias y Comercio Exterior Gérmanico Salgado / Orlando Alcívar Santos
Ministerio de Trabajo Aquiles Rigaíl / Vladimiro Alvarez / Jamil Mahuad
Secretaría de la Administración Pública Orlando Alcívar / Alfredo Negrete / Andrés Crespo

Vida Post-Presidencia[editar]

Luego de haber ejercido la vicepresidencia y presidencia de la República (1979-1981-1984), se constituyó en un analista crítico de la presidencia de León Febres-Cordero e impulsó la campaña para el NO al plebiscito de junio de 1986 sobre la participación de los independientes en las dignidades de elección popular. , se convirtió en el principal y más elocuente opositor del gobierno de León Febres-Cordero y en el cronista crítico de ese régimen con libros como La Victoria del No (1986), y La Dictadura Civil (1988). Fundó la Corporación de Estudios para el Desarrollo (CORDES), dedicada a la investigación de la realidad económica y social de América Latina y al estudio de las instituciones políticas y su incidencia en la democracia. Fomentó en CORDES estudios de ciencia social y política sobre Gobernabilidad, Descentralización y Corrupción.

Luego de haber ejercido la vicepresidencia y presidencia de la República (1979-1981 y 1981-1984), se constituyó en un analista crítico de la presidencia de León Febres-Cordero e impulsó la campaña para el NO al plebiscito de junio de 1986 sobre la participación de los independientes en las dignidades de elección popular.

Volvió a la actividad política electoral en 1997 para participar como representante por Pichincha en la Asamblea Nacional Constitucional que elaboró la decimonovena Carta Política. Entonces, tomó parte en la redacción de la Constitución de 1998, expedida en Riobamba el 5 de junio al concluir sus labores la Asamblea que había trabajado por cuatro meses y medio en Sangolquí. Hurtado presidió la Asamblea, la defendió con vigor cuando fue atacada y logró que los representantes llevasen a feliz término una obra difícil y renovadora, aunque por falta de tiempo no se discutieron a fondo algunos temas. En cuanto a derechos, obligaciones y garantías ciudadanas, fue la Constitución más avanzada de América Latina.

Durante el gobierno de Jamil Mahuad, Hurtado tomó distancia crítica a medida que el presidente no aceptaba las sugerencias del Partido ni los consejos de Hurtado. Éste terminó por aconsejarle que renunciara a la presidencia.

El descalabro del gobierno de Mahuad afectó a Democracia Popular. Un grupo de diputados del Partido se había sumado a la oposición y terminó por declararse independiente. Caído Mahuad, el partido se dividió. Hurtado dejó el Partido en octubre de 2001 y algunos días después anunció la conformación del movimiento político "Patria Solidaria" para reclutar y formar jóvenes con el objeto de formarse en política y ejercerla hasta llegar al poder a mediano o a largo plazo.

Por medio de su nuevo partido participó en las elecciones presidenciales del 2002, donde consiguió 1% de los votos.

Fue gran opositor de la reforma constitucional impulsada por el presidente Rafael Correa. Para 2009, era Presidente de la Corporación de Estudios para el Desarrollo, Cordes, con sede en Quito.

Actualmente da conferencia y entrevistas frecuentes en canales de televisión, criticando y declarando al gobierno del Presidente Correa como dictatorial, siendo uno de sus más fervientes opositores.

Condecoraciones y méritos[editar]

Referencias[editar]

  • Simón Espinoza (2000) Presidentes de Ecuador. Editorial Vistazo

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Jaime Roldós Aguilera
Coat of arms of Ecuador.svg
Presidente de la República del Ecuador

1981 a 1984
Sucesor:
León Febres Cordero Ribadeneyra
  1. Simón Espinoza (2000) Presidentes de Ecuador. Editorial Vistazo