Intento de asesinato de Ronald Reagan

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Intento de asesinato de Ronald Reagan
Reagan assassination attempt montage.jpg
1.- El Presidente Reagan saluda a la multitud antes de que los disparos ocurran. 2.- Han ocurrido los disparos. El presidente fue empujado a una limusina (a la derecha) y los guardias se mueven hacia el tirador. 3,. El Servicio Secreto entra en escena mientras otras personas se cubren. 4,. El oficial de policía de Washington D.C., Thomas Delahnty (en el suelo) y el Secretario de Prensa (atrás) yacen heridos en el suelo. Los agentes del servicio secreto continúa reduciendo al tirador mientras dos agentes tratan de apoderarse de lo que parecer ser la pistola.
Lugar Bandera de los Estados Unidos Washington DC, Estados Unidos
Coordenadas 38°54′58″N 77°02′43″O / 38.9161, -77.0454Coordenadas: 38°54′58″N 77°02′43″O / 38.9161, -77.0454
Blanco(s) Ronald Reagan
Fecha 30 de marzo de 1981
2:27 PM (Hora del este)
Tipo de ataque Tiroteo
Arma(s) Revólver Röhm RG-14 calibre .22 LR
Muertos Ninguno
Heridos 4
Sospechoso(s) John Hinckley, Jr.
[editar datos en Wikidata]

El intento de asesinato de Ronald Reagan ocurrió el 30 de marzo de 1981, 69 días después de que Reagan asumiera la presidencia de Estados Unidos. A su salida de una conferencia en el Washington Hilton Hotel en Washington, D.C., el Presidente Reagan y otras tres personas fueron baleados y heridos por John Hinckley, Jr. Reagan sufrió una perforación en el pulmón, pero la pronta atención médica le permitió recuperarse rápidamente a pesar de su edad, en aquel entonces tenía 70 años. El intento de asesinato de Ronald Reagan fue retratado en la película The Day Reagan Was Shot ("El Día que Reagan recibió un disparo"), producción de 2001.

Reagan fue el primer presidente de Estados Unidos en servicio que recibió un disparo y sobrevivió a un intento de asesinato. No se produjo una invocación formal de sucesión presidencial, aunque el Secretario de Estado Alexander Haig hizo unas declaraciones que resultaron controvertidas, afirmando «que él tenía el control aquí»[cita requerida] lo que se explicaba por el corto período en que el Vicepresidente George H. W. Bush estuvo físicamente ausente, volando de regreso a Washington, D.C. en el Air Force Two después de un discurso en Fort Worth, Texas. Hinckley, el tirador, fue declarado inocente por motivos de demencia y ha permanecido confinado en una institución psiquiática.

Motivación[editar]

La motivación detrás del ataque de Hinckley surgió de una obsesión con la actriz Jodie Foster debida a la erotomanía. Mientras vivía en Hollywood, a finales de la década de 1970, vio la película Taxi Driver por lo menos quince veces, al parecer se identificaba fuertemente con Travis Bickle, el personaje principal.[1] [2] La trama gira en torno al intento de Bickle de proteger a una prostituta de 12 años de edad, interpretada por Foster. Hacia el final de la película, Bickle intenta asesinar a un Senador de los Estados Unidos que se está postulando para Presidente. Durante los años siguientes Hinckley siguió a Foster por todo el país, llegando hasta el punto de matricularse en un curso de escritura en la Universidad de Yale en 1980, cuando se enteró de que ella estudiaba allí tras leer un artículo en la revista People.[3] Escribió numerosas cartas y notas a Foster a finales de 1980.[4] La llamó dos veces y se negó a darse por vencido cuando ella le indicó que no estaba interesada en él.[2] Convencido de que al ser una figura nacional Foster lo vería como a un igual, Hinckley comenzó a acechar al entonces Presidente Jimmy Carter (su decisión de utilizar a los presidentes como blanco, también parece haberse inspirado en Taxi Driver).[5] Escribió tres o cuatro notas más para ella a principios de marzo de 1981 que Foster le entregó a su decano, quiena su vez se las entregó al Departamento de Policía de Yale, que intentó dar con la pista de Hinckley sin resultados.[6] [7]

Emboscada a la salida del hotel[editar]

Conferencia en el Hotel Hilton de Washington[editar]

Hinckley llegó a Washington, D.C. el domingo 29 de marzo en un autobús de Greyhound Lines y se registró en el Park Central Hotel[8] . A la mañana siguiente desayunó en un McDonald's[3] , se enteró del horario del Presidente de los Estados Unidos Ronald Reagan en la página A4 del Washington Post y decidió que era el momento de hacer su jugada.[9] Sabiendo que tal vez no viviría para contarlo si le disparaba a Reagan, escribió una carta, que no envió, a Foster, unas dos horas antes del intento de asesinato, diciéndole que esperaba impresionarla con la magnitud de su acción.[10]

El 30 de marzo de 1981, Reagan pronunció un discurso en un almuerzo de negocios con los representantes de AFL-CIO en el Washington Hilton Hotel.[11] [12] Ingresó al edificio cerca de las 13:45, saludando a la multitud compuesta por periodistas, ciudadanos y el primer ministro canadiense Pierre Trudeau.[13]

Los disparos[editar]

Poco antes de las 14:30 hora local, Reagan salió del hotel por la salida hacia T Street NW rumbo a su coche que le esperaba, Hinckley surgió de entre la multitud de admiradores y disparó un revólver Röhm RG-14 calibre .22 LR seis veces en tres segundos.[12] La primera bala alcanzó en la cabeza al Secretario de Prensa de la Casa Blanca, James Brady.[14] La segunda le dio en la espalda al oficial de policía del Distrito de Columbia, Thomas Delahanty.[14] [15] [16] La tercer bala sobrepasó al presidente y golpeó la ventana del edificio de enfrente. La cuarta bala le dio en el abdomen al agente del Servicio Secreto Timothy McCarthy.[14] [15] La quinta golpeó el cristal resistente a las balas de la ventana de la puerta abierta de la limusina del presidente. La sexta y última bala rebotó en la limusina e impactó al presidente en la axila izquierda, golpeando una costilla y alojándose en el pulmón, deteniéndose a unos 2,5 cm. del corazón.[9] Los agentes del Servicio Secreto entraron en acción, tirando a Hinckley al suelo. El agente Robert Wanko tomó una Uzi de un maletín. El agente Dennis McCarthy (sin relación con el agente Timothy McCarthy) se abalanzó sobre Hinckley, así como otros, para mantenerlo en el suelo.

Dieciséis minutos después del atentado, la ATF encontró que el arma había sido comprada en Rocky's Pawn Shop en Dallas, Texas.[17] Cargado con seis cartuchos marca "Devastator" 22 LR, que contenía pequeñas cargas explosivas de azida de plomo, diseñadas para explotar al contacto.[18] Las balas no habían sido fabricadas en los Estados Unidos y cualquier bala que contuviera explosivos estaba clasificada como un artefacto explosivo ilegal bajo la ley federal vigente al momento en que Hinckley las compró. Ninguna de las seis balas llegó a explotar.

Todo el incidente fue grabado en vídeo por al menos cinco cámaras, incluyendo las principales cadenas de televisión abierta. La Cable News Network había estado difundiendo el discurso de Reagan en vivo momentos antes y su personal estaba todavía dentro del hotel. Hinckley preguntó a los agentes que lo detuvieron si la Ceremonia de los Óscar de esa noche se pospondría debido al atentado, y de hecho ocurrió.[5]

Reagan es llevado para el hospital[editar]

Momentos después del tiroteo, Reagan fue colocado rápidamente en la limusina presidencial por agentes del Servicio Secreto. En un primer momento, no había la percepción de que el presidente había sido herido; la bala que le pegó entró justo por debajo de la axila. Sin embargo, cuando el agente Jerry Parr Servicio Secreto encontró a Reagan buscando cualquier daño causado por los disparos, el presidente tosió ruidosamente, la sangre comenzó a espumar, indicando que su pulmón fue perforado. Reagan, encontrándose en gran dolor, pensó una de sus costillas se rompieron cuando el agente Parr lo colocó dentro de la limusina. Parr dio órdenes de llevarlo rápidamente al hospital de la Universidad George Washington.[19]

Aunque el personal médico de la sala de emergencia había sido informado de que las víctimas de disparos estaban para llegar, no se preparó ninguna camilla. Reagan salió de la limusina y fue ayudado en la sala de emergencia. Quejándose de dificultad para respirar, sus rodillas se doblaron y Reagan cayó de rodillas.[19]

El equipo de traumatología, dirigido por el Dr. Joseph Giordano, trató a Reagan con líquidos intravenosos, oxígeno, toxoides y sistemas de recolección de drenaje.[19] Cuando la primera dama Nancy Reagan llegó a la sala de emergencias después de haber sido informada de la situación, le dijo: "Cariño, me olvidé de mi pato" - pidiendo prestado las palabras del boxeador Jack Dempsey que, cuando estaba en la cuerda siendo batido por Gene Tunney, dijo algo similar para su esposa.[13]

Una cantidad significativa de sangre salió de las tuberías de tubos torácicos. El jefe de cirugía torácica, el Dr. Benjamin L. Aaron, decidió operar porque la hemorragia persistía. Después de todo, Reagan había perdido más de la mitad de su volumen sanguíneo.[19]

En la sala de operaciones, Reagan comentó, "Por favor, digan que ustedes son todos Republicanos". Giordano, un liberal demócrata, respondió: "Hoy, todos somos republicanos".[20] La operación duró aproximadamente tres horas.[13] El curso de su operación después se vio complicada por fiebre, que fue tratada con múltiples antibióticos.[13]

Los asesores de Reagan estaban ansiosos por la aparición del presidente y por su rápida recuperación. A la mañana siguiente después de su operación, Reagan firmó un texto legislativo. Reagan salió del hospital después de trece días. Inicialmente trabajó solo dos horas por día en la Casa Blanca. Él no ordenó ninguna reunión de gabinete hasta el vigésimo sexto día, no se aventuró hacia fuera de Washington hasta el cuadragésimo noveno día, y no dió ninguna conferencia de prensa hasta el septuagésimo noveno día. El médico de Reagan creía que la recuperación no fue completa hasta octubre.[19]

En el día que sufrió el ataque, Reagan tenía una visita programada al estado de Pensilvania. Mientras estaba intubado, el garabateó en un billete para una de las enfermeras, "Al final, yo prefiero estar en Filadelfia."[19] [13]

Alexander Haig "a cargo"[editar]

El secretario de Estado Alexander Haig habla a la imprensa sobre el atentado.

Los miembros del gabinete, entre ellos el secretario de Estado Alexander Haig, Secretario de Defensa Caspar Weinberger, y Asesor de Seguridad Nacional Richard Allen, se reunieron en la White House Situation Room ("Sala de Situación de la Casa Blanca") para discutir varios temas, incluyendo la viabilidad del Nuclear Football ("fútbol nuclear") (que todavía estaba bajo el poder de un oficial del Ejército que acompañó al presidente en la mayor parte del día), la visible presencia de un número más de lo habitual de submarinos soviéticos frente a las costas del Atlántico y la línea de sucesión presidencial. Estas reuniones fueron grabadas por el Consejero de Seguridad Nacional, Allen, con el conocimiento de sus participantes. Luego, las cintas se volvieron públicas.[21] Al saber que Reagan estaba en el quirófano, dijo Haig, "el gobierno aquí. Y eso significa derecho sobre la silla presidencial en ese momento, constitucionalmente, hasta que el vicepresidente llegue aquí."[22]

El Secretario de Estado no es el segundo en la línea de sucesión, pero el cuarto después del Vicepresidente (en ese entonces, George H.W. Bush), Presidente de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos (en ese entonces, Tip O'Neill) y el Presidente de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos (en ese entonces, Strom Thurmond). Haig fue acusado por Caspar Weinberger, Secretario de Defensa de los Estados, por exceder su autoridad.[23] [24]

Al mismo tiempo, en una conferencia de prensa estaba en curso en la Casa Blanca. Un periodista le preguntó al portavoz Larry Speakes que estaba en comando del gobierno, Speakes entonces respondió: "No puedo responder a esa pregunta en este momento." Al oír las palabras de Speakes, Haig corrió a la sala de prensa e hizo la siguiente declaración polémica:

Constitucionalmente, señores, tenemos el Presidente, el Vicepresidente y el Secretario de Estado, en ese orden, y el presidente deben decidir, si es de su deseo de transferir el gobierno para el Vicepresidente, él decidirá entonces. A partir de ahora, estoy a cargo aquí, en la Casa Blanca, esperando el retorno del Vicepresidente y en estrecho contacto con él. Si algo le pasa, lo repasaré con él, por supuesto.

Alexander Haig[22]

La declaración de Haig refleja la realidad política, y, posteriormente, él también diría:

Yo no estaba hablando de la transición. Yo estaba hablando del poder ejecutivo, quien está gobernando. Lo que había estado preguntando. No fue "¿Quién está en línea de sucesión en el caso de que el presidente muera?"[22]

Aunque Haig había dicho en la sala de prensa que no había "absolutamente ninguna alerta que fuese necesaria o contemplada en este momento", Weinberg, por su parte, elevó el nivel de alerta militar.[22] A su regreso a la Situation Room ("Sala de Situación"), Haig cuestionó las acciones de Weinberger, que lo habían hecho pasar por mentiroso.[25] Weinberger y otros acusaron a Haig de estar extrapolando los límites de su autoridad para declarar "estar a cargo",[26] [27] mientras que se defendía aconsejando a los demás a "leer la Constitución", diciendo que su comentario no involucraba la cuestión de la "sucesión", y que sabía que el "orden" de sucesión.[25]

"A pesar de breves ráfagas y distracciones", dice Allen, el equipo montado tendría "trabajó bien juntos. El liderazgo del congreso se mantuvo informado y gobiernos de todo el mundo se han notificados y tranquilizados" La cirugía de Reagan finalizó a 18h20min, pero no recobraría su conciencia hasta 19h 30min,[19] no pudiendo invocar la Sección 3 de la 25ª enmienda a la Constitución de Estados Unidos para volver a Bush, el Presidente interino. El propio Bush llegó a la Casa Blanca a las 19h 00min, y, a su vez, no invocó la Sección 4 de la misma enmienda.[28] En la televisión, habría dicho:

Puedo asegurar la nación y al mundo que el gobierno de Estados Unidos está funcionando completa y eficientemente.[28]

Vínculos entre las familias de Hinckley y de George H.W. Bush[editar]

John Hinckley Jr. es el hijo de John Hinckley Sr., presidente de la petrolera Vanderbilt Energy Corp., uno de los mayores patrocinadores políticos y financieros de la campaña de las primarias del vicepresidente George H. W. Bush en 1980 contra Ronald Reagan. Además, el hermano mayor de John Hinckley Jr., de Scott Hinckley, vicepresidente de Vanderbilt, Neil Bush, hijo del vicepresidente George H.W. Bush, tenía una cena de negocios programada para el día siguiente.[29] [30]

La Associated Press publicó la siguiente nota corta el 31 de marzo de 1981[31] :

La familia del hombre acusado de intentar asesinar al presidente Reagan es conocida de la familia del vicepresidente George H.W. Bush y ha hecho grandes contribuciones a su campaña política ... de Scott Hinckley, el hermano de John W. Hinckley Jr., quien declaró haberle disparado a Reagan, era para asistir a una cena de esta noche en Denver en la casa de Neil Bush, hijo del vicepresidente ... Neil Bush vive en Denver, donde trabaja para la Standard Oil Co. de Indiana. En el año de 1978, Neil Bush fue director de la campaña de su hermano, George W. Bush, el hijo mayor del Vicepresidente, que hizo un intento fallido de formar parte del Congreso. Neil vivió en Lubbock, Texas, durante el año 1978, ciudad donde vivió John Hinckley desde 1974 hasta 1980..

Associated Press

Consecuencias[editar]

La pareja saludando desde la Casa Blanca de Reagan después del regreso del presidente Reagan del hospital el 11 de abril.

Los planes de Reagan para el próximo mes y otros compromisos fueron cancelados, incluyendo una visita al Centro de Control de Misión Espacial Lyndon Johnson en Houston, Texas, en abril de 1981 durante la misión STS-1 de la misión, el primer vuelo de un transbordador espacial (en lugar de eso, que visitaría la segunda misión, STS-2, que tuvo lugar en noviembre de 1981). Reagan retornó a la Oficina Oval el 25 de abril, recibiendo una cálida bienvenida de sus ayudantes y miembros de su gabinete; refiriéndose a su equipo de trabajo, en su ausencia, Reagan insistió: "Yo te debería estar aplaudiendo."[32] Su primera aparición pública fue en un discurso pronunciado el 28 de abril ante el Congreso de los Estados Unidos, en el discurso, el Presidente presentó su plan de reducción de gastos, una promesa de su campaña. Él recibió "dos atronadores guardados de aplausos," un hecho que The New York Times consideró como "un saludo por su buen estado de salud", así como sus programas de gobierno, que fueron presentados por Reagan con un lenguaje alusivo su recuperación médica.[33]

Los dos policías resultaron heridos en el ataque se recuperen de sus lesiones, aunque el funcionario Delahanty fue forzado a retirarse debido a las lesiones graves que sufrió. El ataque hirió de gravedad al Secretario de Presidente de la prensa, James Brady, quien sufrió una lesión grave en la cabeza y se convirtió en una discapacidad permanente. Brady quedó como Secretario de Prensa para el resto de la administración Reagan, pero esto fue principalmente un papel titular. Más tarde, Brady y su esposa Sarah Brady se convirtió en el principal defensor del control de armas y otras medidas para reducir la cantidad de la violencia armada en los Estados Unidos. La pareja también fue activo en el lobbing y fundó la organización sin fines de lucro Handgun Control, Inc ("Control de armas de fuego") (que finalmente se renombró Brady Campaign to Prevent Gun Violence ("Campaña Brady para Prevenir la Violencia Armada").[34] Como resultado del trabajo, en 1993, se aprobó una ley llamada Handgun Violence Prevention ("Prevención de la Violencia arma de fuego").

James Brady en agosto de 2006.

El 21 de junio de 1982, Hinckley fue declarado inocente por motivos de locura.[35] Los informes psiquiátricos por la defensa declararon que Hinckley sufría de demencia, mientras que los informes de la fiscalía declarados legalmente sano.[36] [37] Siguiendo las directrices de sus abogados, John Hinckley se negó a hablar en su propia defensa[38] . Fue confinado en el Hospital St. Elizabeths Hospital en Washington, D.C., donde aún se mantiene hasta nuestros días.[3] Tras el juicio, escribió que el ataque fue "la mayor prueba de amor más grande de todos los tiempos" y no mostró ningún arrepentimiento.[39]

El veredicto de inocente resultó en la decepción generalizada,[40] y en consecuencia el Congreso de los Estados Unidos y un número de estados reescribió las leyes de observación de la defensa por demencia.[41] El antiguo modelo de evaluación del Código Penal fue reemplazado por una prueba que cambia la carga de la prueba de locura de acusación para el acusado. Tres estados abolieron por completo la defensa por demencia.[42]

Jodie Foster fue perseguida implacablemente por los medios de comunicación a principios de 1981 porque ella era el objetivo de la obsesión de Hinckley. Esta comentó sobre Hinckley en tres ocasiones: durante una rueda de prensa a los pocos días después del ataque, en un artículo que escribió en 1982,[43] y en una entrevista con Charlie Rose para 60 Minutes II, CBS,[44] de hecho, ya encerró varias entrevistas después de que el asunto fue mencionado.[45]

Notas[editar]

  1. Linder, Douglas O. «The John Hinckley Trial: Taxi Driver» (en inglés). UNIVERSITY OF MISSOURI-KANSAS CITY (UMKC) SCHOOL OF LAW. Consultado el 13 de mayo de 2010. 
  2. a b Noe, Denise. «Taxi Driver» (en inglés). Crime Library en TruTV.com. Consultado el 13 de mayo de 2010. 
  3. a b c Linder, Douglas O. «John Hinckley Biography» (en inglés). UNIVERSITY OF MISSOURI-KANSAS CITY (UMKC) SCHOOL OF LAW. Consultado el 13 de mayo de 2010. 
  4. Noe, Denise. «"I'll Get You, Foster!"» (en inglés). Crime Library en TruTV.com. Consultado el 13 de mayo de 2010. 
  5. a b Wolf, Julie. «John Hinckley Jr.» (en inglés). The American Experience. Consultado el 13 de mayo de 2010. 
  6. Wald, Matthew L. (2 de abril de 1981) Teen-age Actress Says Notes Sent by Suspect Did Not Hint Violence. New York Times.
  7. Wald, Matthew L. (5 de abril de 1981) Yale Police Searched For Suspect Weeks Before Reagan Was Shot. New York Times.
  8. A Drifter With a Purpose, by Mike Sager and Eugene Robinson, Washington Post, 1 de abril de 1981. Consultado de 1 de octubre de 2009
  9. a b Linder, Doug (2008). «The Trial of John W. Hinckley, Jr.» (en inglés). UNIVERSITY OF MISSOURI-KANSAS CITY (UMKC) SCHOOL OF LAW. Consultado el 13 de mayo de 2010. 
  10. «Letter written to Jodie Foster by John Hinckley, Jr.» (en inglés). UNIVERSITY OF MISSOURI-KANSAS CITY (UMKC) SCHOOL OF LAW. Consultado el 13 de mayo de 2010. 
  11. 1981 Year in Review: Reagan Assasination Attempt-http://www.upi.com/Audio/Year_in_Review/Events-of-1981/Reagan-Assasination-Attempt/12311754163167-4/
  12. a b Noe, Denise. «The President is Shot» (en inglés). Crime Library en TruTV.com. Consultado el 13 de mayo de 2010. 
  13. a b c d e "March 30, 1981" Reagan's reflections on the assassination attempt, Ronaldreagan.com. Consultado el 1 de octubre de 2009 (en inglés)
  14. a b c Feaver, Douglas. "Three men shot at the side of their President", The Washington Post, 31 de marzo de 1981.
  15. a b Hunter, Marjorie. "2 in Reagan security detail are wounded outside hotel", New York Times, 31 de marzo de 1981
  16. Fears of Explosive Bullet Force Surgery on Officer, by Charles R. Babcock, The Washington Post, 3 de abril de 1981
  17. Mohr, Charles. (1 de abril de 1981) Guns Traced in 16 Minutes to Pawn Shop in Dallas, New York Times.
  18. Taubman, Philip. "EXPLOSIVE BULLET STRUCK REAGAN, F.B.I. DISCOVERS" The New York Times, 3 de abril de 1981.
  19. a b c d e f g Medical chronology of President Ronald Reagan's shooting, at doctorzebra.com
  20. Noonan, Peggy. «Character Above All: Ronald Reagan Essay». Public Broadcasting Service. Consultado el 5 de febrero de 2011. «To the doctors, "I just hope you're Republicans." To which one doctor replied, "Today, Mr. President, we're all Republicans."». 
  21. Morning Edition - Reagan Tapes
  22. a b c d «The Day Reagan Was Shot». CBS News (en inglés). Viacom Internet Services Inc. Consultado el 1 de octubre de 2009. 
  23. White House Aides Assert Weinberg Was Upset When Haig Took Charge, by Steven R. Weisman, New York Times, 1 de abril de 1981. Consultado el 1 de octubre de 2009.
  24. Bush Flies Back From Texas Set To Take Charge In Crisis, by Steven R. Weisman, New York Times, 31 de marzo de 1981. Consultado el 1 de octubre de 2009.
  25. a b Allen, Richard V. (abril de 2001). «The Day Reagan Was Shot». The Atlantic. Consultado el 5 de febrero de 2011. 
  26. White House Aides Assert Weinberg Was Upset When Haig Took Charge, by Steven R. Weisman, New York Times, 1 de abril de 1981. Consultado el 3 de marzo de 2007.
  27. Bush Flies Back From Texas Set To Take Charge In Crisis, by Steven R. Weisman, New York Times, 31 de marzo de 1981. Consultado el 3 de marzo de 2007.
  28. a b "Remembering the Assassination Attempt on Ronald Reagan". Larry King Live, 30 de marzo de 2001.
  29. Wiese, Arthur; Downing, Margaret (31 de marzo de 1981). «Bush's Son Was To Dine With Suspect's Brother». The Houston Post. 
  30. UPI (31 de marzo de 1981). «Hinkley's kin slated to dine with Bush's son». The Bulletin. Bend, Deschutes County Oregon. Consultado el 5 de febrero de 2011. 
  31. Associated Press-Houston (31 de marzo de 1981). «Hinckley family had ties with vice president». The Free Lance Star. Fredericksburg Virginia. Consultado el 5 de feberero de 2011. 
  32. United Press International (5 de abril de 1981). «Reagan Given Ovation On Returning to Offices» (en inglés). New York Times. Consultado el 1 de octubre de 2009. 
  33. Steven R. Weisman (9 de abril de 1981). «Political Drama Surrounds First Speech Since Attack» (en inglés). New York Times. Consultado el 1 de octubre de 2009. 
  34. Brady Campaign Official Website Consultado el 1 de octubre de 2009.
  35. Psychologist Says Hinckley's Tests Similar to Those of the Severely Ill, by Laura A. Kiernan, The Washington Post, 21 de mayo de 1982. Consultado el 1 de octubre de 2009.
  36. John Hinckley's Acts Described as Unreasonable but Not Insane, by Laura A. Kiernan, The Washington Post, 11 de junio de 1982. Consultado el 1 de octubre de 2009.
  37. Hinckley Able to Abide by Law, Doctor Says, by Laura A. Kiernan, The Washington Post, 5 de junio de 1982. Consultado el 1 de octubre de 2009.
  38. John Hinckley Declines to Take the Stand, by Laura A. Kiernan, The Washington Post, 3 de junio de 1982. Consultado el 1 de octubre de 2009.
  39. Hinckley Hails 'Historical' Shooting To Win Love by Stuart Taylor Jr. New York Times. 9 de julio de 1982. Consultado el 1 de octubre de 2009
  40. Public That Saw Reagan Shot Expresses Shock at the Verdict by Peter Perl, The Washington Post, 23 de junio de 1982. Consultado el 1 de octubre de 2009.
  41. Verdict and Uproar por Denise Noe. Crime Library. Courtroom Television Network, LLC. Consultado el 1 de octubre de 2009
  42. The John Hinckley Trial & Its Effect on the Insanity Defense por Kimberly Collins, Gabe Hinkebein, and Staci Schorgl. Consultado el 1 de octubre de 2009
  43. Why Me?, (¿Por qué yo?) An Article by Jodie Foster to Esquire Magazine, Diciembre de 1982.
  44. Jodie Foster, Reluctant Star 60 Minutes II. 1999. Consultado el 1 de octubre de 2009
  45. Jodie Foster UMKC Law - Jodie Foster, Consultado el 1 de octubre de 2009.

Enlaces externos[editar]