Imperio de Palmira

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Imperium Palmyrenum
Imperio de Palmira

Vexilloid of the Roman Empire.svg

260-273

Vexilloid of the Roman Empire.svg

Ubicación de
El Imperio de Palmira en amarillo bajo el control de Zenobia sobre el 271 d. C.
Capital Palmira
Idioma oficial Latín (oficial)
Otros idiomas Griego y arameo
Religión Pagana
Gobierno Monarquía
Rey de Palmira
 • 260-267 Septimio Odenato
 • 267-272 Zenobia
Período histórico Edad Antigua
 • Establecido 260
 • Disolución 273
Zenobia mirando por última vez Palmira.

El Imperio de Palmira (en latín: Imperium Palmyrenum) fue un efímero Estado del Oriente Próximo escindido del Imperio romano, formado a partir de la sublevación del reino de Palmira, un reino nabateo clientelar a Roma, en el año 260 con la supuesta intención de dominar a los dos que le flanqueaban, el romano y el sasánida y a partir de las crisis del siglo III.[1] Comprendía las provincias romanas de Siria-Palestina, Egipto y zonas del sureste de Asia Menor. El imperio tomó su nombre de la ciudad capital, Palmira. Sólo tuvo una gobernante, la reina Zenobia. El emperador Aureliano retomó el control de la zona para el Imperio romano en el 273.

Historia[editar]

Creación[editar]

En el contexto de la Crisis romana del siglo III, la derrota y cautiverio del emperador Valeriano en 260 dejó las provincias orientales vulnerables a los persas. La idea de una supremacía persa en la región no era algo deseable para Palmira y su regente, Septimio Odenato. Inicialmente, al parecer, Odaenathus intentó sobornar el monarca persa Sapor I. Sin embargo, cuando sus presentes fueron rechazados[2] decidió apoyar la causa de Roma. La neutralidad que había creado la prosperidad de Palmira fue abandonada en pro de una política militar activa, que, mientras contribuía a la fama de Odenato, en poco tiempo trajo la ruina a su ciudad natal. Atacó las fuerzas armadas persas que retornaban tras el saqueo de Antioquía y les infligió una gran derrota antes de que pudieran atravesar el río Éufrates.

Tras ser proclamados dos emperadores en el Oriente (261), Odenato tomó parte por Galieno, el hijo y sucesor de Valeriano. Atacó y mató al usurpador Quieto en Emesa y fue recompensado por su lealtad con una posición excepcional (262). Ya había asumido el título de rey anteriormente, sin embargo ahora se le nombró totius Orientis imperator, no simplemente un regente, ni un Augusto, sino líder independiente de todo el Oriente.[3]

En una serie de campañas rápidas y exitosas, durante las cuales dejó Palmira bajo el control de Septimius Worod,[4] atravesó el río Éufrates y capturó Edesa, recuperando Nísibis y Carras. Incluso tomó la ofensiva contra Persia y atacó por dos veces la capital Ctesifonte. Probablemente también trajo a Armenia de vuelta al Imperio romano. Esas victorias restauraron el dominio romano en el Este y Galieno no creyó inconveniente realizar una parada triunfal con cautivos y trofeos que Odenato había ganado (264). Odenato celebró sus victorias en el Este, compartiendo el título oriental de «rey de los reyes» con su hijo mayor Hairan (Herodes).[5]

A pesar de mantener las formalidades ante su superior, el Emperador Romano, hay pocas dudas de que el objetivo de Odenato era crear un imperio independiente. Sin embargo, durante su vida, no hubo ningún conflicto con Roma. Estaba a punto de atacar a los godos en Capadocia cuando, junto con su hijo mayor Hairan, fue asesinado por su sobrino Maconius. No hay ninguna base para suponer que tal acto de violencia hubiera sido instigado por Roma. Después de su muerte (266-267), Zenobia lo sucedió en su posición y gobernó Palmira junto con su hijo Vabalato, también llamado de Athenodorus.

Imperio[editar]

Con el incentivo de aprovechar el vacío de poder que el Imperio sasánida aún no había alcanzado a llenar, Zenobia logró deponer al pretendiente que se alzó en Egipto para el trono romano y reclamó la corona del imperio para su hijo. El reino de Zenobia se extendió desde Egipto hasta Asia Menor, abarcando Siria-Palestina, Egipto y amplios territorios en Asia Menor. Al principio, Aureliano había sido reconocido como emperador, mientras que Vabalato, el hijo de Zenobia, disfrutaba del título de rex e imperator («rey» y «comandante militar supremo»), pero Aureliano decidió invadir las provincias orientales en cuanto se sintió suficientemente fuerte.

De esta forma, el emperador Aureliano emprendió una campaña militar contra Zenobia y la derrotó. La ciudad de Palmira recibió el perdón en un principio pero, ante un intento de rebelión de sus habitantes, fue completamente destruida.

Panorama de Palmira en la actualidad.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. La guerra contra el Imperio de Palmira está descrita por Zósimo, 1,50,1-1,61,1, y también en la Historia Augusta, Aurelianus, 22-31.
  2. Petr. Patricius, 10
  3. Mommsen, Provinces, ii. p. 103)
  4. N.S.I. Nos. 127-129
  5. De acuerdo con Gibbon, Herodes era hijo de Odenato, pero no de Zenobia

Coordenadas: 34°33′36″N 38°16′2″E / 34.56000, 38.26722