Historia de Mauritania

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La historia de Mauritania se remonta al siglo III. Mauritania debe su nombre al antiguo reino bereber de Mauretania.

Antes de la colonización europea[editar]

Desde los siglos III y IV, la migración de tribus bereberes desde el norte de África desplazó a los Bafours, los habitantes originarios de la actual Mauritania y los ancestros de los Soninké. Los Bafours eran gente principalmente agrícola, entre los primeros pueblos saharianos en abandonar su estilo de vida históricamente nómada. Con la desecación gradual del Sahara, se dirigieron hacia el sur. Siguiéndolos vino una migración, no sólo de saharianos en el oeste de África, sino también de bereberes y árabes. Ya en el siglo XI a. C., el una vez pequeño pueblo Bafour había crecido en un gran imperio Soninké, rico y poderoso. Igualmente, en el norte, la población árabe-bereber había logrado un impresionante imperio propio, cuyo territorio se extendía cruzando el Mediterráneo hacia España y Portugal. Por otro lado, las tribus bereberes locales, aunque influyentes, permanecieron lejos del poder, habiendo sido conquistados por los Soninké.

En el año 1076, monjes guerreros islámicos (Almorávides o Al Murabitun) atacaron y conquistaron el antiguo imperio de Ghana. Durante casi 500 años, los árabes opusieron fiera resistencia a la población local (bereberes y no bereberes), llegando a dominar Mauritania. La Guerra de los Treinta Años Mauritana (1644-74) fue el infructuoso esfuerzo final por repeler a los invasores yemenitas árabes Maqil liderados por la tribu de Beni Hassan. Los descendientes de los guerreros yemenitas de Beni Hassan llegaron a ser el estrato superior de la sociedad morisca. Los bereberes retuvieron la influencia ya que de entre ellos procedían la mayoría de los Marabout de la región - aquellos que preservan y enseñan la tradición islámica. Muchas de las tribus bereber proclamaron el origen de Yemen; hay pocas evidencias sobre que esto sea cierto, aunque algunos estudios sí vinculan una conexión entre los dos. El hassanía, un dialecto árabe principalmente oral, influenciado por el bereber, cuyo nombre deriva del de la tribu yemenita de Beni Hassan, se convirtió en la lengua dominante entre la población mayoritariamente nómada. Se desarrollaron castas de aristócratas y sirvientes: los moros "blancos" (la aristocracia), kewri (los pueblos indígenas que nunca fueron esclavizados), y los moros "negros" o haratin (la clase esclavizada).

Colonización[editar]

Francia coloniza Mauritania al comienzo del siglo XX. Dicha colonización trajo consigo prohibiciones legales contra la esclavitud y obligación de poner fin a las guerras entre clanes. Durante el periodo colonial, la población siguió siendo nómada, pero muchos pueblos sedentarios, cuyos ancestros habían sido expulsados siglos antes, comenzaron a retornar a Mauritania.

En 1957, cuando aún era colonia francesa, Marruecos reivindica Mauritania en la ONU. En 1960 Marruecos reconoce la independencia del país y el 28 de noviembre de ese año se proclama definitivamente la misma, fundándose la capital Nuakchot en el sitio donde estaba emplazada una pequeña villa colonial, el Ksar, cuando todavía el 90% de la población era nómada. Con la independencia, grandes números de pueblos indígenas (Haalpulaar, Soninké, y Wólof) entraron a Mauritania, trasladándose al área norte del río Senegal. Educados en idioma y costumbres francesas, muchos de estos recién llegados se convirtieron en oficinistas, soldados y administradores en el nuevo estado.

Historia reciente[editar]

Los moros reaccionaron al cambio demográfico aumentando la presión para arabizar muchos aspectos de la vida mauritana, tales como la ley y el idioma. Se desarrolló un cisma entre aquellos que consideran a Mauritania una nación árabe (principalmente moros) y los que buscan un papel dominante para los pueblos no moros. La discordia entre estas dos visiones conflictivas de la sociedad mauritana era evidente durante la violencia intercomunal que estalló en abril de 1989 (los "Eventos de 1989"), qupero ya se ha calmado. La tensión entre estas dos visiones sigue siendo una característica del diálogo político. Un número significativo de ambos grupos, sin embargo, buscan una sociedad más diversa y pluralista.

La vida política mauritana estuvo dominada por el Parti du Rassamblement de Mauritanie (más tarde Partido Popular de Mauritania, PPM) que venció en las elecciones de 1959. Su líder Moktar Ould Daddah fue elegido presidente en 1960, cargo que desempeñó durante 18 años, hasta que su aventura sahariana motivo su deposición por el ejército en 1978. La esclavitud, aunque formalmente abolida desde 1905 -hecho confirmado en 1960-, subsistía pero fue definitivamente abolida en 1980. El 14 de marzo de 1983, los negros Kewri organizaron el Frente de Liberación de los Africanos de Mauritania. Pretendían crear un estado negro independiente al sur de Mauritania y realizaron diversos ataques armados desde Senegal a los largo de los últimos años de la década de los ochenta. Más tarde modificaron sus planteamientos y se erigieron en fuerza democrática contra el sistema.

En 1989 y 1990 el gobierno deportó masivamente a los que llamaba senegaleses establecidos en Mauritania que en realidad eran Kewri. Simultáneamente Senegal expulsaba a los moros (principalmente moros negros) allí residentes. En 1990 unos tres mil Kewri fueron detenidos en las principales ciudades mauritanas incluyendo miembros de las fuerzas armadas que fueron acusados de preparar un golpe. Decenas de detenidos fueron ejecutados sin juicio. En 1991 el presidente Ould Taya decidió establecer el multipartidismo y la democracia, pero las ejecuciones y detenciones arbitrarias continuaron siendo sus autores fueron amnistiados en 1993. Setenta mil Kewris habían huido a Senegal. En las elecciones de 1994 el gubernamental PRDS obtuvo la mayoría, contestada en el sur por el opositor UFD, de base Kewri. En 1995 se estableció una organización común de negros y moros blancos llamada Acción por el Cambio, dirigida por el antiguo secretario general del UFD, Messaoud Ould Boulkheir. En las elecciones de 1996 la UFD perdió varios escaños tradicionales y su líder Ould Dada acusó al gobierno de fraude masivo y se retiró de la segunda vuelta. En las presidenciales de 1997 la oposición agrupada en el Frente Popular (UFD, Acción por el Cambio, El Altala, Alianza por el Cambio y el progreso, y Unión por la Democracia y el Progreso) no participó y Taya fue elegido presidente.

Bandera del FLAM.

Existe un movimiento armado de los Kewri llamado Fuerzas de Liberación Africanas de Mauritania (FLAM). Este grupo, que opera en el sur del país, usa como distintivo una bandera de tres franjas con un emblema en el centro.

Enlaces externos[editar]