Acuerdo Tripartito de Madrid

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Acuerdo tripartito de Madrid o Acuerdos de Madrid es el nombre simplificado de la Declaración de principios entre España, Marruecos y Mauritania sobre el Sahara Occidental, firmada el 14 de noviembre de 1975 en Madrid entre los representantes de España, Marruecos y Mauritania sobre el hasta entonces denominado Sahara Español. Se componen de una declaración política y varios anexos secretos.

La declaración política estipula[1] que España transferirá la administración del Sahara Occidental (pero no la soberanía). Esa transferencia se hace a una administración temporal tripartita compuesta por España, Marruecos y Mauritania.

La validez jurídica de este acuerdo ha sido cuestionada por el Secretario General Adjunto de Asuntos Jurídicos y Asesor Jurídico de las Naciones Unidas, Hans Corell, en un importante dictamen de 29 de enero de 2002 sobre la legalidad de los acuerdos petrolíferos firmados por Marruecos.[2] En la actualidad, el ente encargado de mediar en el diferendo es la Misión de Naciones Unidas para el referendo en el Sahara Occidental.[3] [4]

Lo cierto es que, después de este acuerdo, la ONU no ha considerado ni a Marruecos (ni, en su momento, a Mauritania)[5] como potencias administradoras del territorio del Sahara Occidental, que sigue figurando en la lista de la ONU de territorios pendientes de descolonización.[6]

Junto al acuerdo político existían unos anexos secretos, de los que sólo una parte ha sido filtrada. Los anexos secretos económicos[7] estipulaban la cesión a Marruecos del 65% de la empresa Fos Bucraa, que explotaba los ricos yacimientos de fosfatos del Sahara Occidental, a cambio de que España obtuviese derechos de pesca para 800 barcos durante 20 años. Los acuerdos secretos en materia de pesca fueron incumplidos por Marruecos.

Políticamente, los acuerdos de Madrid fueron un paso importante de la dinastía alauí en la consecución de su proyecto de Gran Marruecos. La importancia del apoyo prestado por Estados Unidos ha sido considerado por algunos analistas como definitivo.[8]

Véase también[editar]

Referencias[editar]