Guido Di Tella

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Guido di Tella»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Guido Di Tella
Guido Di Tella

31 de enero de 1991-10 de diciembre de 1999
Presidente Carlos Menem
Predecesor Domingo Cavallo
Sucesor Adalberto Rodríguez Giavarini

Datos personales
Nacimiento 12 de junio de 1931
Bandera de Argentina Buenos Aires, Argentina
Fallecimiento 31 de diciembre de 2001
Partido Partido Justicialista
Cónyuge Nelly Ruvira
Hijos 5
Profesión Ingeniero
Economista
Alma máter Universidad de Buenos Aires
Instituto Tecnológico de Massachussets

Guido José Mario Di Tella (Buenos Aires 12 de junio de 1931 - 31 de diciembre de 2001), fue un ingeniero, economista y político argentino, que fue Ministro de Relaciones Exteriores de su país.

Biografía[editar]

Acción política, empresarial y académica[editar]

Hijo del industrial Torcuato Di Tella, estudió en la Escuela Argentina Modelo y en la Universidad de Buenos Aires, donde se recibió de ingeniero en 1955. Perdió a su padre a los 18 años.

En su juventud militó en la democracia cristiana, pero poco después de la Revolución Libertadora se decidió por el peronismo. No era el mejor momento: el general Perón estaba exiliado, muchos de sus seguidores presos y toda expresión de apoyo a su gobierno y su partido estaba prohibida.

Junto con su hermano mayor, llamado Torcuato como su padre, Guido se hizo cargo de la empresa familiar, Siam Di Tella en la segunda mitad de la década de 1950. La empresa comenzó a tener serios problemas económicos, causados por las equivocadas inversiones de los hermanos Di Tella.

En 1959 se doctoró en ciencias económicas en el Instituto Tecnológico de Massachussets. Se dedicó a la docencia de ciencias económicas en la Universidad de Buenos Aires, en la Universidad Católica Argentina y en el Saint Antony’s College, de la Universidad de Oxford.

Mientras la empresa familiar atravesaba problemas económicos y períodos favorables, los esfuerzos de los hermanos Di Tella se concentraron en la fundación del Instituto Di Tella, que se hizo famoso en la década del '60 por su mecenazgo artístico.

El Instituto también se dedicó a la investigación en el campo de la economía y las ciencias sociales. En el Centro de del Instituto de Desarrollo Económico e Industrial del Instituto Torcuato Di Tella, en Buenos Aires, Guido Di Tella se dedicó a la docencia y a la organización de trabajos de investigación. Desarrolló la teoría del "desarrollo indirecto", que defendió en abundantes artículos publicados en los finales de la década de 1960 y principios de la de 1970.

En 1968, Di Tella encargó al arquitecto Clorindo Testa, a quien había premiado en 1961, el diseño de su casa, estudio y colección de arte en el barrio de Belgrano. Se transformó en una de las obras maestras de la arquitectura brutalista en la Argentina, junto con otras obras mayores de Testa, como el Banco de Londres o la Biblioteca Nacional. Sería demolida en 2011 para construir en su lugar un edificio de departamentos.

La casa de Di Tella, en Belgrano, lucía piezas de su colección de arte en todas partes.

Inicios de su función pública[editar]

En mayo de 1972 formó parte de la comitiva que acompañó al general Perón en su regreso al país, después de 17 años de exilio.

Presidió el Fondo Nacional de las Artes durante la presidencia de Héctor J. Cámpora, y durante el gobierno de María Estela Martínez de Perón fue viceministro de Economía, durante la breve gestión de Antonio Cafiero.

En esa época, la empresa Siam Di Tella terminó nacionalizada tras sucesivas crisis económicas, para ser finalmente desmantelada durante el Proceso.

Al producirse el golpe de estado del 24 de marzo de 1976, fue arrestado junto con varios otros dirigentes justicialistas en un buque en el puerto de Buenos Aires. Allí fue que conoció a Carlos Saúl Menem. Por intercesión de algunos economistas que apreciaban su trabajo en el Instituto Di Tella, entre ellos el ministro de Economía, Martínez de Hoz, fue puesto en libertad.

Se exilió en Gran Bretaña, donde fue docente en Oxford.

Regreso a la Argentina[editar]

Regresó a su país durante el gobierno de Raúl Alfonsín, y volvió a conectarse con el Partido Justicialista gracias a su amistad con el diputado Cafiero, líder de la Renovación Peronista. Durante la gobernación bonaerense de Cafiero, fue diputado nacional, y apoyó su precandidatura a la presidencia. No obstante, cuando éste fue derrotado por Menem, se unió a sus filas. En 1986 recibió el Diploma al Mérito de los Premios Konex por su trayectoria en desarrollo económico.

En 1989, el presidente Menem lo mencionó para ser viceministro de Economía, como segundo de Miguel Roig; una expresión de Di Tella, en que anunciaba que la economía del país iba a basarse en un valor del dólar "recontraalto" arruinó sus posibilidades. Tanto porque una expresión como ésa antes de tiempo hubiera generado una "corrida cambiaria" a favor del dólar y la consiguiente inflación, como porque – en realidad – Menem iba a llevar adelante una política basada en un dólar estable a valores bajos.

En compensación, al asumir la presidencia, Menem lo nombró embajador en los Estados Unidos. Fue el encargado de iniciar relaciones diplomáticas muy estrechas con ese país, que los opositores del gobierno caracterizaron como de "dependencia".

En febrero de 1991, el presidente Menem lo nombró Ministro de Defensa, pero sólo seis días más tarde le encargó el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Ministerio de Relaciones Exteriores[editar]

Fue el canciller que más tiempo ejerció el cargo en la historia argentina, ya que lo hizo desde febrero de 1991 hasta el final del gobierno de Menem, en diciembre de 1999: ocho años y diez meses.

La principal dirección de su política estuvo orientada a la pretensión de insertar a la Argentina en el "primer mundo" por medio de unas relaciones muy estrechas con los países "centrales".

Desde ese punto de vista, reorganizó las relaciones con Gran Bretaña, que nunca se habían recuperado desde la Guerra de las Malvinas, poniendo "bajo un paraguas" la disputa por la soberanía de las islas Malvinas que seguía – y sigue – pendiente con ese país. Paralelamente, intentó una política de "seducción" de los habitantes de las islas – los kelpers – por medio de obsequios enviados por correo en Navidad; especialmente ositos de felpa y tarjetas de navidad. Su logro principal fue hacer que los isleños tuvieran permanentemente presente la presencia y el interés de los argentinos en las islas, pero no logró mejorar la imagen del país entre ellos.[1]

Cuando su política de diplomacia fue criticada como frívola, Di Tella contestó que:

"Prefiero que los kelpers nos consideren boludos a peligrosos.[2] "

Cuando el gobierno de Menem llegaba a su fin, Di Tella organizó una reunión con el canciller británico Robin Cook y con representantes de los kelpers; de las negociaciones se logró el reinicio de vuelos comerciales entre la Argentina y las Malvinas.

Simultáneamente, la Argentina se plegó a toda la política exterior de los Estados Unidos; votó sistemáticamente a favor de las iniciativas de este país en las Naciones Unidas. Incluso rompió con una larga tradición de no intromisión en guerras ajenas cuando colaboró con las fuerzas de ese país en la Guerra del Golfo. La Argentina no obtuvo beneficio alguno de semejante esfuerzo.

La política para con los Estados Unidos llegó a ser considerada demasiado obsecuente por la oposición, a lo que Di Tella contestó con su conocida frase, en que calificaba las relaciones con ese país como "relaciones carnales". Los beneficios políticos y económicos de esa política fueron descriptos por el propio Di Tella:

"Argentina se ha vuelto hoy un país claramente confiable en el Mundo, bajo estándares de confiabilidad que existen en el mundo, es decir, no inventamos un estándar de confiabilidad especial para nosotros."

Tratados con Chile[editar]

Por último, dirigió la política de cesación de las disputas limítrofes con Chile: se firmó un acuerdo el 2 de agosto de 1991, que definía la resolución del Litigio del Campo de Hielo Patagónico Sur por medio de una línea poligonal, que dividió la zona en disputa – parte del Campo de Hielo Patagónico Sur – aproximadamente en partes iguales entre ambos países. El tratado no fue ratificado, y fue modificado parcialmente por otro, de 1998, que definió con más precisión el límite, entre el Cerro Daudet y el Monte Fitz Roy.

También se solucionó la disputa de soberanía en torno a la Laguna del Desierto, por medio de un fallo arbitral, acordado entre ambos países en 1991. El Tribunal Arbitral nombrado, formado por juristas latinoamericanos, se expidió el 21 de octubre de 1994, reconociendo la soberanía de casi todo el territorio en disputa a la Argentina.

Uno de los últimos actos de Di Tella como canciller fue la adquisición de obras de arte para el Palacio San Martín, sede de su ministerio, por la suma de 1.700.000 dólares. La Sindicatura General de la Nación realizó una investigación sobre la compra, en que Di Tella fue acusado de irregularidades.

Últimos años[editar]

Tras el final de su gestión como ministro, que coincidió con la finalización del mandato presidencial de Menem, Guido Di Tella fue procesado en un juicio por tráfico de armas. El proceso lo alcanzó por no haber comunicado al presidente Menem o a la justicia el contenido de un informe de un embajador, que describía cómo las armas supuestamente vendidas a Ecuador estaban siendo transferidas a Croacia.

Tras varios meses de citaciones y problemas judiciales, su abogado, León Arslanián, logró que el juez de la causa lo declarara "inimputable", debido a que sufría leucoencefalopatía multifocal progresiva de origen viral, una enfermedad degenerativa.

En diciembre de 2001, Di Tella sufrió un accidente cerebro vascular, en su casa de campo en la localidad de Navarro. Trasladado a Buenos Aires, falleció pocos días después.

Tenía 70 años en el momento de su fallecimiento; estaba casado y había tenido cinco hijos.

Obras de Guido Di Tella[editar]

Escribió dos libros:

  • Perón-Perón, Ed. Sudamericana, Bs. As., 1983.
  • La estrategia del desarrollo indirecto, Ed. Paidós, Bs. As., 1973.

También publicó 28 artículos periodísticos, entre ellos se destacan:

  • La Argentina económica, 1943-82, Criterio, 55, 1894-95, 24 de diciembre.
  • La economía de frontera, en Di Tella, G. y Kindleberger, Ch.: Economics in the long view, Macmillan, 1982.
  • La definición sociológica del peronismo, Revista Argentina de política económica y social, setiembre-diciembre 1984.
  • Las etapas del desarrollo económico argentino, en colaboración con m. Zymelman, 1961.

En el momento de su fallecimiento estaba organizando la edición de sus memorias, que nunca llegaron a ser editadas.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]