Guerra de Coto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Guerra de Coto
Fecha 20 de febrero de 1921-
5 de marzo de 1921
Lugar Pueblo Nuevo de Coto y oeste de Bocas del Toro
Resultado Armisticio.
Cambios territoriales Panamá: Perdida de Pueblo Nuevo de Coto y la zona Oeste de la cuenca de Sixaola.
Costa Rica: Devolución de Bocas del Toro a Panamá.
Beligerantes
Flag of Costa Rica (state).svg Costa Rica Bandera de Panamá Panamá
Comandantes
Julio Acosta García
Belisario Porras
Fuerzas en combate
~2000 -1700 (la mitad eran voluntarios)
Bajas
~50 5
[editar datos en Wikidata ]

La Guerra de Coto fue un conflicto bélico surgido entre Panamá y Costa Rica que ocurrió entre el 20 de febrero de 1921 hasta inicios de marzo de ese año; cuando una fuerza expedicionaria dirigida por el coronel Héctor Zúñiga Mora, ocupó en nombre de Costa Rica la localidad de Pueblo Nuevo de Coto, un caserío en las márgenes del río del mismo nombre que pertenecía al distrito de Alanje, en la provincia panameña de Chiriquí; la invasión se justificó por el hecho de que no se tenía una frontera definida entre Costa Rica y Panamá.

Esta invasión encendió el nacionalismo tanto en Costa Rica como en Panamá. En la capital San José y en el resto de Costa Rica se organizaron voluntarios y fuerzas regulares para defenderse de los panameños. En Panamá, en especial la provincia de Chiriquí, se organizó de la misma manera para defender el acto de invasión.

A pesar que Panamá ganó la guerra en el aspecto bélico, tuvo que ceder ese territorio por presión de los Estados Unidos, bajo el Fallo White, quienes en defensa de los intereses de sus empresas bananeras tomaron medidas drásticas para cortar el conflicto, a pesar que toda la población que vivía en esa área, cerca de mil habitantes, era en su totalidad panameña.

El desenlace de este conflicto es un ejemplo del intervencionismo de los Estados Unidos en favor de sus intereses.

Antecedentes[editar]

Presidentes durante la guerra de Coto
Julio Acosta García,Presidente de Costa Rica.
Julio Acosta García,
Presidente de Costa Rica.
Belisario Porras,Presidente de Panamá.
Belisario Porras,
Presidente de Panamá.

La frontera entre Panamá y Costa Rica no estuvo bien delimitada desde la época colonial. En 1573, Felipe II de España suscribió un contrato con el capitán Diego de Artiesa y Chirinos. En este contrato estableció que el límite con Costa Rica al sur se extendía, "todo lo que corre la tierra al ducado de Veraguas (oeste de Panamá)", sin embargo los límites del ducado de Veraguas nunca fueron definidos con claridad en esa época y con el paso del tiempo dicho territorio cambiaba de extensión. En ocasiones se refería al cabo Gracias a Dios entre Honduras y Nicaragua como límite entre Norteamérica y Sudamérica; en otras el límite se ubicaba sobre la actual provincia de Veraguas.

El 28 de noviembre de 1821 se proclama la Independencia de Panamá y decide unirse de manera voluntaria a la Gran Colombia. En 1836 se produjo la llamada "Usurpación Colombiana", en que este país se adueñó del territorio que actualmente es la provincia de Bocas del Toro, que pertenecía a Costa Rica y que no pudo hacer nada al respecto. En 1856, 1865 y 1873 se realizaron tratados limítrofes, pero no fueron ratificados por ambos gobiernos. En 1880, Colombia se apoderó de Cocales de Burica, por tal motivo, el 25 de diciembre de 1880, los representantes de Costa Rica y de Colombia, decidieron someter el arbitraje de esta demarcación limítrofe al Rey Alfonso XII de España, pero este tratado fue desconocido por Colombia.

En 1896, en Bogotá, se firmó una nueva convención, la cual sería arbitrada por el entonces presidente de Francia, Émile Loubet. El 11 de septiembre de 1900 se emitió el Fallo Loubet, pero no fue aceptado por Costa Rica, ya que perjudicaba a este país y otorgaba a Colombia más territorio disputado, en especial la cuenca del río Sixaola.

En 1905, luego de separarse Panamá del territorio colombiano, se intentó firmar un tratado con el nuevo gobierno panameño, pero no fue ratificado por éstos. En 1914 se hicieron nuevas negociaciones, donde el arbitraje fue realizado por el fiscal general de los Estados Unidos. Se conoció como el Fallo White, dictado el 12 de septiembre de 1914, donde el gobierno panameño se mostró descontento con la resolución, ya que dicho fallo beneficiaba a Costa Rica. Así el statu quo se mantuvo por muchos años hasta el inicio de la guerra.

Los combates[editar]

Descripción de la Guerra de Coto en 1921.

La guerra se libró en dos lugares. El primer lugar fue en Pueblo Nuevo de Coto y en los alrededores del río Coto en el sector del Pacífico. En esta área las fuerzas costarricenses sufrieron una serie de derrotas. El segundo escenario fue en el Atlántico, al oeste de la provincia de Bocas del Toro, aunque sin enfrentamientos, los costarricenses obtuvieron un rápido avance sobre territorio panameño.

Batallas en Coto[editar]

Ocupación de la región por Costa Rica[editar]

El 21 de febrero de 1921 el gobierno costarricense a través de Héctor Zúñiga Mora, comandante militar del Golfo Dulce, envió un telegrama al gobernador de la provincia de Chiriquí, anunciando que acatando el fallo White estaba facultado a tomar posesión de la región de Coto, que en ese entonces estaba bajo la jurisdicción panameña y que enarbolarían la bandera de Costa Rica en Pueblo Nuevo de Coto, además de anular cualquier arrendamiento y cesión que tenga la región con Panamá, entre ellas el de los cultivos de coco en la región de Burica y que estaban bajo concesión del distrito de Alanje.[1] El gobernador de Chiriquí resolvió en protestar por dicha decisión y comunicó con carácter de urgencia al presidente Porras.[1]

A las 4 p.m. del 21 de febrero, a través del río Coto llegó un buque gasolina costarricense a Pueblo Nuevo y desembarcaron un coronel, un teniente y un jefe civil que administraría la región, reuniéndose con el jefe policial panameño Manuel S. Pinzón donde le exigieron que se entregara ya que había cien soldados a bordo del barco. El jefe policial respondió que no entregaría nada ya que no tenía órdenes del gobierno panameño, sin embargo no ofreció resistencia alguna y los costarricenses enarbolaron su bandera, manteniendo las tropas a bordo del buque; mientras que el jefe policial de Coto mandó un telegrama al jefe policial de la provincia de Chiriquí, quien respondió que concentraría a todos los policías de la provincia y seguiría las órdenes del gobernador.[2]

El 22 de febrero, Porras llamó a los secretarios de Relaciones Exteriores, Narciso A. Garay; de Haciendo y Tesoro, Eusebio A. Morales; de Instrucción Pública, Jeptha B. Duncan; de Fomento y Obras Públicas, Manuel Quintero Villareal y a Próspero Pinel como invitado especial, a una sesión extraordinaria para decidir las medidas ante lo que consideraban una invasión. El propio presidente dispuso en enviar una fuerza expedicionaria con suma reserva para sorprender a las fuerzas costrarricenses liderada por él mismo; aunque el secretario Morales logró persuadir al presidente a que delegara dicha labor a otra persona, previniendo un aparente vacío del poder en la capital panameña. Entonces se nombró al general Quintero Villareal, como jefe de la expedición, quien era un veterano de la Guerra de los Mil Días en las postrimerías de la unión a Colombia, y era oriundo de Chiriquí, por lo que conocía el terreno.[1]

Sin embargo, una de las principales dificultades para la movilización de los panameños era la falta de armas. Panamá había disuelto su ejército en 1904 por temor a un golpe de Estado, y una intervención estadounidense en 1915 obligó a que las armas de largo alcance fueran entregadas y vendidas, dejando virtualmente desarmada a la policía panameña. Pero el presidente Porras reveló que la expedición podía ser armada con carabinas que se vendían en dos almacenes de la capital, sumado a los rifles de los policías del interior del país que estuvieran en buen estado y con 50 fusiles Remington con 60.000 municiones que el propio Porras había ocultado secretamente en el cuarto posterior del patio bajo del Palacio de Las Garzas, escondidas durante la época del desarme y que esperaba que estuvieran en buen estado luego de varios años.[1] Se encargó al teniente Ávila y al portero Olivier Herrera, quienes sirvieron a Porras en su primer período presidencial, para la prueba de las municiones, donde confirmaron que se encontraban en buen estado.[3]

En la noche del 22 de febrero, se hicieron los preparativos del contingente con 50 policías al mando del capitán Tomás Armuelles, armados con rifles; y de otros 50 agentes armados con carabinas al mando de general Quintero como jefe de la expedición. Para realizar el transporte, se decidió usar el buque vapor Veraguas que llevaría a la expedición a Chiriquí, y cuyo manejo estaba a cargo el señor Próspero Pinel, quien había objetado que el barco no podía salir esa misma noche por falta de carbón. El presidente Porras, urgido por la emergencia nacional, gestionó la compra del carbón a través de fábricas cuyos dueños eran amigos suyos: el señor McGuines, gerente de la Cervecería Balboa, ofreció el combustible necesario a Pinel para emprender la expedición al momento de terminar la sesión.[3] En la madrugada del 23 de febrero, partieron del Muelle Inglés en la ciudad de Panamá en el vapor Veraguas bajo el mando de Quintero y en compañía del gobernador de la provincia de Panamá, Rodolfo Estripeaut.

También el 22 de febrero, las fuerzas panameñas bajo el mando del capitán Juan B. Grimaldo, del teniente Francisco Benítez y del subteniente Joaquín Amaya, junto con 50 ó 60 policías provenientes de David, partieron en tren hacia La Concepción, para luego continuar a La Pita, Divalá y Progreso, para viajar después a pie hacia Coto. Los panameños organizaron en David la Primera Compañía de Voluntarios de David, que partiría una vez el tren volviera de La Concepción; bajo el mando del coronel Laureano Gazca partió de La Concepción un contingente llamado "Los 13 voluntarios de Bugaba".

Concentración de las fuerzas panameñas[editar]

El 24 de febrero el gobernador de Chiriquí envió un telegrama al presidente indicando que las tropas acantonadas en Coto aumentaban a 200 y que se encontraban bien armadas, dejando una situación complicada a las fuerzas panameñas que se estaban apenas concentrando en Chiriquí.[2]

El presidente Porras envió dos telegramas al general Quintero dando instrucciones de ir a la ofensiva y no permitir refuerzo, reagrupamiento o comunicación de las fuerzas costarricenses, indicando inclusive llevar el vapor Veraguas al golfo Dulce e impedir por la fuerza la llegada de cualquier embarcación. También Porras indició que de Panamá saldría el buque David con 70 rifles y algunas carabinas de largo alcance, al mando del general Barrera.[4] No obstante, el general Quintero llegó apenas al pueblo de Progreso (a unos 45 km al oeste de David) a las 3 de la madrugada del 24 de febrero, luego de un viaje de 43 horas en el vapor desembarcando en el puerto de Rabo de Puerco y se movilizó a Progreso vía tren, descartando cumplir las instrucciones de Porras en los telegramas, debido al aumento de las tropas costarricenses y porque apenas había armas para 100 hombres, dejando a 150 personas desarmadas. Quintero decidió entonces hacer de Progreso su base de operaciones reforzando el espionaje y esperaría al David con el resto de las municiones.[5]

La situación de guerra se hizo conocer en todo el país y se comenzaron a hacer manifestaciones nacionalistas en la ciudad de Panamá. El 24 de febrero se organizó de manera espontánea una marcha con 6 mil personas solicitando al presidente Porras mayores detalles sobre la disputa fronteriza, marchando desde la plaza de Santa Ana rumbo a la residencia del presidente Porras en San Felipe. La marcha estuvo organizada por Harmodio Arias, Aurelio A. Dutary, Ricardo A. Morales, Luis Felipe Clement, Frank Morales, Antonio Alberto Valdés y Julio Poyló. Un joven orador, Domingo H. Turner, fue quien en representación de la marcha pidió a Porras una explicación, y que el pueblo panameño iba a defender lo necesario ante la ocupación costarricense. Porras, junto con todos sus secretarios de Estado, declaró desde el balcón de su residencia que se sentía "asombrado" por la acción, a pesar que tres meses antes un representante de Costa Rica había ido a reunirse con él en Panamá expresando "manifestaciones de amistad y fraternidad", y que a pesar de la situación se tomarían las medidas para defender territorio panameño, por lo que se adhería al sentimiento de los manifestantes y exhortó a los ciudadanos a inscribirse en la alcaldía para ser voluntarios ante lo que se consideraba una invasión.[6]

Ante el cambio de estrategia Porras ordenó al gobernador de Chiriquí recoger las armas para armar las tropas que iban rumbo a Coto. También ordenó formar un cuerpo de seguridad integrado por civiles. Mientras, el presidente Porras promulgó el decreto Nº 49 del 26 de febrero de 1921 en donde declaró que Costa Rica había invadido Panamá y que se tomarían medidas para expulsar a las fuerzas costarricenses. Suspendió los derechos individuales descritos en la Constitución y se llamó al servicio militar obligatorio a todos los panameños varones entre 18 y 40 años de edad, convocando al servicio en las alcaldías de todos los distritos. La Policía Nacional se convertiría en un cuerpo militar al mando del Gobierno y quedaría sujeto a las leyes militares, mientras que las labores policiales serían prestados por el Cuerpo de Bomberos y por los voluntarios. Adicionalmente se convocó a la Asamblea Nacional de Panamá a sesiones extraordinarias.[7]

El 25 de febrero, el presidente Porras envió un telegrama al general Quintero pidiendo nuevamente que se sitúe frente a Coto con el fin de impedir un refuerzo de los costarricenses y le notificó que el David seguía preparándose rumbo a Chiriquí con una fuerza de 150 tropas ya armadas, y con 100 rifles más para los desarmados en Progreso, junto con municiones y mochilas. También anunció que había 5 mil ciudadanos enlistados como voluntarios.[8]

El presidente Porras emitió un nuevo decreto, el Nº 50 del 26 de febrero de 1921 indicando la creación de una intendencia militar, nombrando al coronel Rafael Neira A. como Intendente General. La intendencia tendría la función de depositar, reparar, recolectar y distribuir las armas de guerra y equipos militares. También el intendente general tendría la función de ordenar a los gobernadores de provincias y alcaldes de distritos en las funciones militares.[9]

Ofensiva panameña[editar]

El general Quintero recibió el telegrama de Porras y aceptó establecer un plan ofensivo sobre el río Coto usando el vapor Veraguas para movilizar las tropas. Se haría un ataque combinado de 100 hombres de caballería que ingresarían por el camino real y 50 hombres de infantería por otro lado, junto con los disparos que se harían desde el vapor y con 50 hombres de la izquierda dirigidos por el propio Quintero, desembarcando a corta distancia de la base costarricense.[10]

El mismo día el general Quintero recibió a un desertor de las tropas de Costa Rica, quien reveló detalles del contingente, indicando que sólo tienen estacionado un buque, el mismo que se usó para la ocupación el día 21. El presidente Porras en un telegrama, pidió a Quintero que no se confiara de los desertores y que verificara los datos, también le reveló que extraoficialmente los Estados Unidos había mandado una flotilla de observación, pero que por el momento no intervendrían.[11] Quintero dispuso un grupo de 126 hombres de caballería para avanzar por tierra con el fin de reconocer el terreno y estacionarlos sobre el río Lagarto, esperando la llegada del Veraguas a través del río Coto. En esa fuerza expedicionaria estaban el capitán Armuelles y Antonio Alvarado. Adicionalmente se mantuvieron 100 hombres sin armas en Rabo de Puerco esperando las armas del David.[12] Finalmente a las 4 p.m. del 25 de febrero zarpó desde Panamá la segunda expedición con el vapor David con 200 policías a órdenes del inspector Lamb, unos 270 rifles con sus municiones, un cuerpo de la Cruz Roja comandado por el Dr. Dutari.[12]

El Veraguas partiría en la mañana del 26 de febrero con 75 hombres rumbo a Coto, según telegrama del general Quintero, creyendo que el David se encontraría cerca,[13] pero el retraso del zarpe del David obligó a Quintero a posponer la salida del Veraguas, dejando la fuerza expedicionaria de caballería con la decisión de tomar o no Coto. El general Quintero mandó una serie de instrucciones a los capitanes Armuelles, Solís y Grimaldo, al coronel Gasca y a los tenientes Mejía, Colorado y Lagarto dejando a su criterio las acciones dependiendo de la cantidad de tropas estacionadas en Coto.[14]

El David siguió retrasándose, haciendo una escala en Aguadulce y zarpando en la tarde del 26, por lo que el general Quintero propuso mandar el Veraguas al puerto de Pedrgal, cerca de David, ya que el buque era usado para el transporte de ganado por Panamá y estaba latente una amenaza de escasez de ganado, y prefirió usar el David para el desembarque fluvial. Adicionalmente, con 10 voluntarios se hizo una trocha por la montaña que acortaría el camino unos 15 km y se instaló una línea telegráfica en dirección a Coto.[15] Mientras que a través del decreto Nº 51 del 26 de febrero se nombra al general Quintero como jefe de la división de Chiriquí del ejército panameño.[15]

En un telegrama del 27 de febrero, el general Quintero comunicó a Porras la frustración de la constante demora del David y el retardo de la acción ofensiva panameña en Coto, dejando en solitario a la caballería.[16] Mientras que en la provincia de Chiriquí se comenzó a detener a ciudadanos costarricenses bajo la sospecha de que pudieran trabajar como infiltrados.[17]

Sin embargo, la respuesta de Costa Rica se hizo llegar el 26, con manifestaciones populares en San José y Cartago y hubo ataques a los consulados de Panamá, según telegrama del presidente Porras. Adicionalmente, enviarían dos refuerzos de 300 hombres hacia Coto y de 25 hombres al norte en el río Sixaola.[18]

Las fuerzas de caballería encabezadas por el coronel Gasca y los policías de David liderados por los capitanes Armuelles y el teniente Mejía se reunieron en el río Lagarto y avanzaron a Coto al amanecer del 27 de febrero. Mientras los panameños se organizaban para realizar la ofensiva, dos costarricenses que recorrían el lugar fueron capturados. Para mayor sorpresa uno de ellos resultó ser el coronel Zúniga Mora, jefe la expedición de Costa Rica, y el otro era el coronel Daniel González. Ambos aseguraron que estaban de cacería. El teniente Mejía exigió a Zúñiga Mora la rendición del destacamento, por lo que sin resistencia los costarricenses se rindieron. Los panameños habían recobrado Coto sin combate, y capturaron a 30 costarricenses, cargándose con más fusiles y municiones. El teniente Mejía temía la llegada de refuerzos costarricenses por el río Coto, por lo que ordenó que exploraran el lugar, ubicar a los centinelas y tomar posiciones entre los bosques y manglares.

A las 5 y media de la tarde del 27 se acercaba la motonave La Sultana con tropas costarricenses que iban a reforzar el campamento en Coto arengando ánimos a su país y al presidente Julio Acosta García, confiados de que el destacamento de Zúñiga Mora los iba a recibir. Al toque de corneta los panameños abrieron fuego de fusiles, dejando encallada a la motonave y sus tripulantes se rindieron después de una hora de combate con el resultado de cuatro muertos, nueve heridos y 30 prisioneros costarricenses más, mientras que del lado panameño dejó dos heridos.[19] Entre los muertos de significación estaba el jefe político del golfo Dulce, Coronel Daniel Herrera.[20]

También se capturó a la Sultana (con una capacidad de 100 personas y 70 caballos de fuerza), una ametralladora completamente nueva con 6 mil tiros, 25 rifles tipo Mauser, dos banderas, algunos víveres y correspondencia del Ministerio de Guerra de Costa Rica.[19] [21] [22] Se dispuso que los 69 prisioneros (incluyendo los heridos) fueran llevados en La Sultana hacia Rabo de Puerco. Un grupo de panameños al mando del coronel Gasca, tuvo la misión de tomar la nave y partir en la mañana del 28 de febrero para navegar por el Golfo Dulce hasta llegar al destino.[21]

Al 28 de febrero, el vapor David llegó a Rabo de Puerco y el general Quintero ordenó movilizarlo a Coto para reforzar el campamento panameño, mientras que se enviaría una caballería por tierra comandado por el capitán Zurita. El general Quintero inicialmente iría a Coto vía marítima para pasar revista al campamento, pero la ausencia de artillería pesada en el David y la amenaza latente de una represalia de Costa Rica, obligaron a retractarse, concentrando en el reforzamiento vía terrestre.[22] El presidente Porras en un dos telegramas felicitó a Quintero y a los que participaron en las dos ofensivas.[23]

En una de las misivas decomisadas por las tropas costarricenses, se encontraba una del ministro de Guerra, Aquiles Acosta, fechada el 25 de febrero alertando de los movimientos de los panameños y que el envío de la ametralladora nueva era para repeler cualquier intento. Además se había planeado tomar el poblado de Cañas Gordas (actualmente en el distrito de Renacimiento).[24] También se encontraron otros documentos de valor que revelaban que desde diciembre de 1920 Costa Rica estaba preparando la ocupación de la zona de Coto, y habían estudiado minuciosamiente la región incluyendo cuántas personas residían.[25] Quintero propuso a Porras la ocupación panameña de todo el golfo Dulce y ponerlo como moneda de canje ante una posible negociación de la paz, pero Porras reprendió a Quintero ya que no era conveniente invadir territorio costarricense y que el propósito de Panamá no era de "conquistar", y ordenó la colocación de la ametralladora en el David.[26]

En la mañana del 1 de marzo arribó el navío costarricense La Estrella ignorando lo ocurrido y tuvo un desenlace similar al de La Sultana. En la lucha hubo 27 muertos, numerosos heridos y gran cantidad de armas cayeron en manos panameñas, distribuyéndose entre la Primera Compañía de Voluntarios de David.

Al atardecer de ese día llegaba otro navío, La Esperanza con 56 soldados y voluntarios, también ignoraban que no los esperaban los hombres de Zúñiga Mora, el desconocimiento fue tal, que cuando llegaron, en la proa del navío se puso un fonógrafo tocando las notas del himno nacional de Costa Rica; esto comenzó un tiroteo matando al que puso el fonógrago. Daniel Herrera, quien comandaba el navío creyó que era una equivocación pero no fue así y siguió el tiroteo dejando como resultado 16 muertos, entre ellos el propio Herrera y numerosos heridos y 46 prisioneros.

El 2 de marzo los prisioneros costarricenses fueron llevados a Rabo de Puerco, algunos a David y otros a la isla de Taboga.

Muchos más panameños, provenientes de todo el país, llegaron a Rabo de Puerco para ir a pelear en Coto, pero ya la contienda había terminado.

-->

Avance en Bocas del Toro[editar]

En Bocas del Toro, la situación era completamente diferente. Con la ayuda del ferrocarril de la United Fruit Company, unos mil soldados costarricenses bien armados y dirigidos por oficiales veteranos ocuparon sin lucha Guabito, Almirante y Changuinola el 4 de marzo. Los panameños de esa área se quedaron esperando los refuerzos desde la capital con sus armas. Superados en número y en armamento no tuvieron más opción que replegarse.

Desenlace[editar]

Desde el 4 de marzo la guerra toma un giro inesperado. En la bahía de Charco Azul, en Chiriquí, apareció el acorazado Pennsylvania con órdenes de proteger a los ciudadanos e intereses estadounidenses en la zona. Igualmente apareció el crucero Sacramento en la costa atlántica el 5 de marzo. Estados Unidos exigió a ambos países el cese de hostilidades y el retiro de las fuerzas de beligerantes. Sin más opciones, los hombres de ambos mandos abandonaron sus posiciones.

En David, los expedicionarios panameños fueron recibidos como héroes por la población y un homenaje similar recibieron en la capital el general Quintero y sus hombres del presidente Porras y de la ciudadanía.

Panamá fue obligada por Estados Unidos a aceptar el fallo White y a ceder la región de Coto a Costa Rica, los problemas limítrofes entre ambos países fueron superados definitivamente con la firma del tratado Arias-Calderón Guardia en 1941.

Véase también[editar]

  1. a b c d Secretaría de Relaciones Exteriores de Panamá (1921). Controversia de límites entre Panamá y Costa Rica 2. Imprenta Nacional. p. 28. Consultado el 2 de marzo de 2014. 
  2. a b Secretaría de Relaciones Exteriores de Panamá (1921). Controversia de límites entre Panamá y Costa Rica 2. Imprenta Nacional. p. 30. Consultado el 2 de marzo de 2014. 
  3. a b Secretaría de Relaciones Exteriores de Panamá (1921). Controversia de límites entre Panamá y Costa Rica 2. Imprenta Nacional. p. 29. Consultado el 2 de marzo de 2014. 
  4. Secretaría de Relaciones Exteriores de Panamá (1921). Controversia de límites entre Panamá y Costa Rica 2. Imprenta Nacional. p. 31. Consultado el 2 de marzo de 2014. 
  5. Secretaría de Relaciones Exteriores de Panamá (1921). Controversia de límites entre Panamá y Costa Rica 2. Imprenta Nacional. p. 32. Consultado el 2 de marzo de 2014. 
  6. Secretaría de Relaciones Exteriores de Panamá (1921). Controversia de límites entre Panamá y Costa Rica 2. Imprenta Nacional. p. 34, 35. Consultado el 2 de marzo de 2014. 
  7. Secretaría de Relaciones Exteriores de Panamá (1921). Controversia de límites entre Panamá y Costa Rica 2. Imprenta Nacional. p. 33. Consultado el 2 de marzo de 2014. 
  8. Secretaría de Relaciones Exteriores de Panamá (1921). Controversia de límites entre Panamá y Costa Rica 2. Imprenta Nacional. p. 36. Consultado el 2 de marzo de 2014. 
  9. Secretaría de Relaciones Exteriores de Panamá (1921). Controversia de límites entre Panamá y Costa Rica 2. Imprenta Nacional. p. 40. Consultado el 2 de marzo de 2014. 
  10. Secretaría de Relaciones Exteriores de Panamá (1921). Controversia de límites entre Panamá y Costa Rica 2. Imprenta Nacional. p. 37. Consultado el 2 de marzo de 2014. 
  11. Secretaría de Relaciones Exteriores de Panamá (1921). Controversia de límites entre Panamá y Costa Rica 2. Imprenta Nacional. p. 38. Consultado el 2 de marzo de 2014. 
  12. a b Secretaría de Relaciones Exteriores de Panamá (1921). Controversia de límites entre Panamá y Costa Rica 2. Imprenta Nacional. p. 39. Consultado el 2 de marzo de 2014. 
  13. Secretaría de Relaciones Exteriores de Panamá (1921). Controversia de límites entre Panamá y Costa Rica. Tomo II. Imprenta Nacional. p. 43. Consultado el 2 de marzo de 2014. 
  14. Secretaría de Relaciones Exteriores de Panamá (1921). Controversia de límites entre Panamá y Costa Rica. Tomo II. Imprenta Nacional. p. 44. Consultado el 2 de marzo de 2014. 
  15. a b Secretaría de Relaciones Exteriores de Panamá (1921). Controversia de límites entre Panamá y Costa Rica. Tomo II. Imprenta Nacional. p. 45. Consultado el 2 de marzo de 2014. 
  16. Secretaría de Relaciones Exteriores de Panamá (1921). Controversia de límites entre Panamá y Costa Rica. Tomo II. Imprenta Nacional. p. 47. Consultado el 2 de marzo de 2014. 
  17. Secretaría de Relaciones Exteriores de Panamá (1921). Controversia de límites entre Panamá y Costa Rica. Tomo II. Imprenta Nacional. p. 48. Consultado el 2 de marzo de 2014. 
  18. Secretaría de Relaciones Exteriores de Panamá (1921). Controversia de límites entre Panamá y Costa Rica. Tomo II. Imprenta Nacional. p. 49. Consultado el 2 de marzo de 2014. 
  19. a b Secretaría de Relaciones Exteriores de Panamá (1921). Controversia de límites entre Panamá y Costa Rica. Tomo II. Imprenta Nacional. p. 50. Consultado el 2 de marzo de 2014. 
  20. Secretaría de Relaciones Exteriores de Panamá (1921). Controversia de límites entre Panamá y Costa Rica. Tomo II. Imprenta Nacional. p. 56. Consultado el 2 de marzo de 2014. 
  21. a b Secretaría de Relaciones Exteriores de Panamá (1921). Controversia de límites entre Panamá y Costa Rica. Tomo II. Imprenta Nacional. p. 51. Consultado el 2 de marzo de 2014. 
  22. a b Secretaría de Relaciones Exteriores de Panamá (1921). Controversia de límites entre Panamá y Costa Rica. Tomo II. Imprenta Nacional. p. 52. Consultado el 2 de marzo de 2014. 
  23. Secretaría de Relaciones Exteriores de Panamá (1921). Controversia de límites entre Panamá y Costa Rica. Tomo II. Imprenta Nacional. p. 54. Consultado el 2 de marzo de 2014. 
  24. Secretaría de Relaciones Exteriores de Panamá (1921). Controversia de límites entre Panamá y Costa Rica. Tomo II. Imprenta Nacional. p. 53. Consultado el 2 de marzo de 2014. 
  25. Secretaría de Relaciones Exteriores de Panamá (1921). Controversia de límites entre Panamá y Costa Rica. Tomo II. Imprenta Nacional. p. 58. Consultado el 2 de marzo de 2014. 
  26. Secretaría de Relaciones Exteriores de Panamá (1921). Controversia de límites entre Panamá y Costa Rica. Tomo II. Imprenta Nacional. p. 55. Consultado el 2 de marzo de 2014.