Chevrolet Corsa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Chevrolet Corsa II»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Chevrolet Corsa
Chevrolet Corsa Evolution 1.8 GLS Sedan 2005
Otros nombres Chevrolet Classic
Fabricante Chevrolet
Período 1ª Generación: 1994-presente
2ª Generación 2000-2010
Predecesor Chevrolet Chevette
Tipo Automóvil de turismo
Segmento Segmento B
Carrocerías Hatchback tres y cinco puertas
Sedán cuatro puertas
Familiar cinco puertas
Configuración Motor transversal, Tracción delantera
Relacionado Opel Corsa, Chevrolet Sail
Similares Fiat Siena
Ford Fiesta
Renault Clio
Renault Logan
Peugeot 206
Volkswagen Gol

El Chevrolet Corsa, es un automóvil de turismo del segmento B, producido en Sudamérica por el fabricante norteamericano General Motors, para su marca Chevrolet. Se trata de un modelo derivado del alemán Opel Corsa, pero a diferencia de este, en la región fueron fabricadas la segunda y tercera generación, las cuales fueron establecidas como primera y segunda generación del Chevrolet Corsa. De ambas versiones, solo subsistió la primera, ya que la segunda fue reemplazada por el nuevo modelo de Chevrolet fabricado y desarrollado en el Mercosur: El Chevrolet Agile en el caso del Hatchback y por el Chevrolet Aveo para el caso del Sedan.

Este pequeño modelo, fabricado inicialmente en Brasil, es fabricado también en la planta que General Motors posee en Rosario (Argentina). El modelo fabricado en Argentina, está destinado para abastecer el mercado local y el resto de los mercados de Sudamérica, excepto Brasil, donde su producción es para abastecer al mercado interno y donde ambas versiones llevan nombres distintos, porque mientras la segunda generación mantuvo el nombre Corsa, la primera cambió su nombre a Chevrolet Classic. En Argentina, Las dos generaciones de Corsa son conocidas como Chevrolet Corsa Classic o en la actualidad simplemente Chevrolet Classic en el caso de la primera y Chevrolet Corsa II en la segunda.

Primera Generación[editar]

Primera Generación
CorsaB.jpg
Otros nombres Chevrolet Classic, Chevrolet Sail, Buick Sail
Empresa matriz General Motors
Fabricante General Motors de Argentina
General Motors do Brasil
Período 1994-Presente
Tipo Automóvil de turismo
Segmento Segmento B
Similares Fiat Palio
Ford Escort
Peugeot 206
Renault Clio
Renault Logan
Volkswagen Gol
Chevrolet Corsa Wind 5 puertas.
Chevrolet Corsa Wagon.
Chevrolet Classic/Sail

En 1992, unos años antes del lanzamiento de la segunda generación del Opel Corsa europeo, en Brasil, las cosas no venían bien para la General Motors. Fiat, su principal rival en este mercado, había revolucionado el mercado con la llegada del Uno Mille (motor 1.0 altamente económico y tracción delantera), un modelo que inauguró una nueva tendencia en el mercado.

Debido a que en la GM do Brasil se había vuelto un habitual el traer modelos de la Opel en su segmento automotor - el primer auto fue el Opala, derivado del Opel Rekord - , la prioridad pasó a ser la aceleración del desarrollo de un nuevo modelo, derivado de estos coches alemanes, para actualizarse en el mercado brasileño. Finalmente, en febrero de 1994, la GM do Brasil presentó en sociedad el nuevo Chevrolet Corsa. La primera generación del Chevrolet Corsa, era derivada de la segunda generación del alemán Opel Corsa y llegaba al país para enfrentarse al Fiat Uno y la dupla de Autolatina Ford Escort-Volkswagen Gol. La llegada de este coche, cayó como una bomba y generó zozobra en las ventas de sus rivales. Sus modernas líneas redondeadas, eran mucho más atractivas que las rectilíneas formas de la competencia. Otra novedad que traía el Corsa respecto a los demás, era su motorización, que si bien inicialmente era de 1.0 litros (como el Uno Mille, el Escort Hobby o el Gol 1000), traía un recurso inédito para su segmento: una bomba inyectora AC Rochester monopunto de ignición conjugada.

Como detalles, el Corsa ofrecía un equipamiento interno y un confort de marcha dignos de un coche de segmento superior. Su consola moderna, sus butacas y su amplio espacio interior, hacía que la gente se olvidara del Chevette, a pesar de ser más corto externamente. El respaldo de las butacas traseras podía ser regulado en dos posiciones y el sistema de ventilación incluía recirculador de aire. Debido a que Opel no fabricaba un Corsa con motor 1.0, fue necesario redimensionar la cilindrada del 1.2, que mantuvo la potencia de 50 cv pero perdió en torque, quedando con 7,7 m.kgf a 3.200 rpm. El primer modelo presentado por Chevrolet fue llamado Corsa Wind y era el mismo Corsa con motor 1.0 litros de 50 CV de potencia del cual GM declaraba 145 km/h de velocidad máxima con una aceleración de 0 a 100 km/h en 18,6 segundos.

En junio de 1994, hacía su debut el Corsa GL la primera evolución del modelo. El Corsa GL venía con un equipamiento superior al Corsa común y ya montaba un nuevo impulsor: un 1.4 litros. Entre las novedades que traía se destacaban aire acondicionado (con cortacorriente para su compresor que se activaba en caso de aceleración total para que el motor no pierda potencia), control eléctrico de vidrios y trabas de puertas, respaldos con apoyacabezas y cinturones de seguridad de tres puntos para dos de los ocupantes de las plazas traseras. También traía asiento de conductor regulable en altura, cuentavueltas y radio pasacassette. Las suspensiones del GL adquirían estabilizadores en las delanteras y trasera, permitiendo la utilización de muelles elásticos más suaves que en el Corsa Wind, y otorgando un mejor confort de marcha.

En el Salón del Automóvil de octubre del mismo año, fue lanzado el nuevo Corsa GSi. El motor ECOTec (Emissions and Consumption Optimization Technology, en inglés: Tecnología de Optimización de Emisiones y Consumo) de 1.6 litros y 16 válvulas, fue presentado en el mes anterior en Europa y era de los más modernos del mercado nacional, con inyección multipunto secuencial, bomba de oxigenación y válvula de recirculación de gases de escape (EGR). La potencia de 108 CV a 6200 rpm (que representaba un aumento del 116% sobre el Corsa Wind 1.0) y el torque de 14,8 Kgf a 4000 rpm tenían como resultado un desempeño brillante: aceleración de 0 a 100 Km/h en 9,8 segundos con una velocidad máxima de 192 Km/h, marcas equivalentes a la de sus rivales, el Gol GTI (109 CV) y el Uno Turbo i.e. (118 CV). A pesar de su alto régimen de torque, el 80% de el (11,8 Kgf) estaban disponibles entre 1500 y 6300 rpm.

Desarrolladas tres versiones del Corsa de tres puertas, comenzó el desarrollo de nuevas opciones de carrozado. En mayo de 1995, se estrenó el Corsa Pickup, para suceder al Chevy 500 de la línea Chevette. El modelo, derivado del furgón Combo que ya existía en Europa, su distancia entre ejes era 37 mm más larga y su suspensión trasera estaba provista de un eje rígido y muelle parabólico de lámina única, que sorprendía por su buen comportamiento en curvas. De diseño idéntico al hatchback, hasta el parante medio, fue ofrecido en una única versión GL con una versión más simple del motor 1.6 de ocho válvulas e inyección monopunto. Sus números: 79 CV de potencia, 12,9 Kgf de torque a 3000 RPM y capacidad de carga de 575 Kg, situándose entre las mejores de su categoría, a pesar de que su caja de carga era muy pequeña.

Apenas tres meses después, apareció la versión 5 puertas del Corsa GL, que traía un diseño en su parte trasera diferente al tres puertas, con una caída más vertical y ópticas más estrechas. Su aerodinámica mejoraba respecto al tres puertas, con un CX 0,34 en vez de 0,35, y el baúl ganaba espacio pasando a tener una capacidad de 280 litros frente a los 260. Ofrecía también barras de protección en las puertas y opción de ruedas de aluminio. Otra novedad que traía, que también fue introducida en el modelo Wind, fue un recorte en la quinta velocidad, pasando de 0,71 a 0,76, y en la cuarta, que iba de 0,89 a 0,95, para una mayor agilidad.

El éxito del Corsa, animó a GM a expandirlo rápidamente. Y el paso más importante llegó en noviembre de 1995, con el estreno del Corsa Sedán, un tricuerpo de cuatro puertas y líneas muy armoniosas, cuya parte trasera fue 100% diseñada por la subsidiaria brasileña. Las ruedas traseras, bastante encuadradas para el hatch, sirvieron a la perfección al nuevo modelo ya que el nuevo maletero parecía demasiado largo. Su capacidad era de 390 litros y significó una ganancia importante. Sus butacas traseras podían ser rebatidas para mayor capacidad, una verdadera novedad para un tricuerpo de la época. En lo que a motorización hacía cuenta, el impulsor era el 1.6 de ocho válvulas, pero con un nuevo sistema de inyección multipunto (MPFI), que le daba un plus de 13 CV frente al monopunto de la Pick up: 92 CV. Más allá de esto, se lo podía llevar a 182 km/h de velocidad máxima, con una aceleración de 0 a 100 en 11 segundos. Junto a su torque en bajas revoluciones (13 kgf a 2800 RPM), lo volvían muy agradable de manejar en el tránsito. Además de la opción GL, ofrecía equipamiento GLS, con faroles de neblina y opción de frenos con ABS, una verdadera primicia entre los pequeños no deportivos. La dirección asistida estaba disponible en las dos versiones.

En marzo de 1997, llegaba el último miembro de la familia: La rural Corsa Wagon. Pensada para suceder al Kadett Ipanema (A pesar de ser de mayor porte que el Corsa) y la Chevette Marajó, extinta hace mucho tiempo. Con las mismas versiones de acabado del sedán GL y GLS, traía una novedad: un motor 1.6 de 16 válvulas e 102 CV para la versión más lujosa, que más tarde estaría disponible en el tricuerpo. Producido en Brasil, desarrollaba 6 CV menos que el GSi, debido a diferencias de calibración destinadas a dejar el motor más elástico en razón del mayor peso de la rural vacía o con carga (el torque máximo permanecía igual). Una transmisión automática de cuatro marchas y control electrónico eran ofrecidos en agosto para el Sedán GL de ocho válvulas, rescatando una práctica ya vigente en el antiguo Chevette (sin embargo de tres marchas). Fue durante mucho tiempo el coche nacional más accesible con ese recurso y una buena opción para usuarios discapacitados.

Ese mismo año, se inauguraba en Rosario (Argentina), la nueva planta de General Motors para la producción del mercado local. La primera unidad salida de esa fábrica, fue un Corsa Hatchback. En este país, inicialmente fueron fabricados los Corsa Hatchback de 3 y 5 puertas versión GL. Al año siguiente, se sumó a la producción el Corsa Sedán GLS con motor 1.6 como tope de gama en la familia Corsa. En 1999, la familia Corsa amplía su gama de motores, incorporando un nuevo motor 1.7 diésel, de 60 CV de potencia, fabricado únicamente en Argentina, debido a que en Brasil no había automóviles diésel. La Pick up y la Wagon fueron importadas desde Brasil, hasta el año 1998 en el caso de la Wagon, que fue el año en el que comenzó su producción en el país del Plata, y 2003 en el caso de la Pickup, que a partir del año 2000 solo presentaba la opción diésel.

Durante la década de 2000, el Corsa sufrió diferentes modificaciones en su frente y trasera, pasando a llevar diferentes diseños de parrillas y diferentes ópticas traseras. En el año 2000 también cesó la producción del Corsa 5 puertas, debido a que la constante demanda del público por los Corsa 3 puertas y Sedán, dejaba al 5 puertas sin un lugar en el mercado. A todo esto, se sumaba la gran ventaja que poseía el Corsa Wagon con su mayor capacidad de carga. A pesar de esto, si bien la familia perdía un miembro, ganaba otro porque comenzaba la producción del Chevrolet Combo, una furgoneta liviana que se fabricaba en Brasil desde el año 2002 y que resultaba una opción más segura de traslado de carga a la Corsa Pickup.

Con el lanzamiento en el año 2002 del Chevrolet Corsa de segunda generación, Chevrolet decidió continuar con la producción de la primera generación del Corsa, debido a que al momento de la aparición del nuevo modelo, el viejo coche seguía siendo el superventas de la marca en toda Sudamérica, por lo que se tomó la decisión de cambiar el nombre de la primera generación para darle más tiempo de vida y poder reubicarlo en el segmento de los autos económicos. Así fue que la primera generación del Corsa, pasó a denominarse Chevrolet Classic, para gran parte del mercado sudamericano. En Brasil, fue rebautizado simplemente como Classic, quedando el nombre Corsa solamente para la segunda generación.

También en 2004, el Corsa Hatchback presentó una edición limitada denominada Corsa Sport (en Venezuela conocido como Corsa Speed). Se trataba de un Corsa con equipamiento deportivo, incluyendo spoilers, faldones laterales, un pequeño alerón trasero ubicado en la parte superior de la luna trasera, doble salida de escape cromada, dirección asistida, y un motor 1.6 litros de 8 válvulas de 92 CV de potencia. Un verdadero atractivo para el público amante de un coche de altas prestaciones y también orientado hacia el público juvenil.

En el año 2007, el Classic Sedán presentaba la opción Corsa Súper, que equipaba un motor más potente que las versiones comunes. También, en ese año, debido a la crisis mundial, que incluso golpeaba al sector de hidrocarburos, se decide la suspensión de la producción de los motores diésel, en todos los segmentos, con excepción de los utilitarios. Además, los motores nafteros ya comenzaban a mostrarse algo antiguos y obsoletos frente a la competencia, por lo que en el año 2009 Chevrolet estrena los nuevos motores 1.4 litros de 92 CV de potencia que pasaron a equipar a los Chevrolet Corsa Classic y a los nuevos Chevrolet Agile, que se espera que sea el sucesor del Chevrolet Corsa de segunda generación. Hasta el día de hoy, el Corsa Classic mantiene altos niveles de venta y aceptación en los diferentes mercados de América Latina.

Segunda Generación[editar]

Segunda Generación
'03-'05 Chevrolet Corsa Comfort.jpg
Empresa matriz GM
Fabricante General Motors de Argentina (2002-2009)
General Motors do Brasil (2002-2012)
Período 2000-2010
Sucesor Chevrolet Agile
Tipo Automóvil de turismo
Segmento Segmento B
Similares Fiat Uno
Ford Fiesta
Peugeot 207
Renault Logan
Volkswagen Gol/Volkswagen Fox

En el año 2002, General Motors de Argentina presentó el nuevo Chevrolet Corsa de segunda generación. Para no generar confusiones entre los compradores, GM Argentina decidió rebautizar a la primera generación como Chevrolet Corsa Classic, mientras que esta segunda era conocida como Chevrolet Corsa Evolution. La idea de GM Argentina, fue el ofrecer un vehículo del segmento B un poco más adelantado que el antiguo Corsa para poder competir contra las nuevas generaciones del Ford Fiesta y del Fiat Palio, obviamente sin descuidar la producción del Corsa Classic que en ese momento se había convertido en su caballo de combate. Entonces, para no generar entre sus clientes una sensación de reemplazo, Chevrolet decidió vender ambos coches en convivencia. En Brasil, y cumpliendo el mismo objetivo, la primera generación del Chevrolet Corsa fue renombrada simplemente como Chevrolet Classic, por lo que es más fácil diferenciar ambos coches.

Fue presentado en el año 2002 y supuso en un primer momento ser el sucesor del coche superventas de General Motors en América Latina. Sin embargo, ambos coches convivieron en el mercado, siendo llevado el Corsa II a un segmento intermedio entre los segmentos B y C, quedando el Corsa I como representante de la marca entre los autos económicos. A todo esto, para no provocar confusiones, General Motors de Argentina decidió dejarle el nombre Corsa al nuevo modelo, pasando el modelo anterior a llamarse Corsa Classic. En Brasil, si bien el Corsa II mantuvo su nombre, el Corsa I pasó a llamarse directamente Chevrolet Classic, creando un modelo seudo nuevo. En México, también se inició la producción del Corsa II en la planta de Ramos Arizpe, solo que en este caso fue el primer modelo que se fabricó en aquel país con el nombre Corsa, ya que el Corsa I había iniciado su producción con el nombre “Chevy C2”, para luego cambiarlo directamente a “Chevy”.

EL Corsa II, era un coche de dimensiones mayores a su antecesor, destinado a ser la respuesta de General Motors a la alternativa presentada por Ford con el nuevo Ford Fiesta y por Volkswagen con la segunda generación del Gol. Sin embargo, a diferencia de estos, tuvo que ser recategorizado debido a que el Corsa I, todavía continuaba con los avales y el visto bueno del público y de los compradores, por lo que el Corsa II se encontraba un escalón más arriba del resto, pero siendo todavía rival del Fiesta y del Gol, mientras que el Chevrolet Classic quedaba como rival del Ford Ka y un poco más en segunda instancia del Fiesta y el Gol.

Para que esto ocurriera, el Corsa II fue equipado con una nueva motorización de 1.8 litros, 8 válvulas e inyección multipunto (MPFI), que entregaba una potencia de 106 CV a 5200 RPM, una potencia similar al motor 1.6 del anterior Corsa y de la mayoría de los coches 1.6 del segmento B. Este motor tenía un par de 165 NM a 2800 RPM, un régimen también similar, lo que permitía que el Corsa II se equiparara perfectamente a sus rivales, pero que aparentaba tener un plus de ventaja por tener un motor más grande. También, presentaba la opción Turbodiesel, con un 1.7 litros de 16 válvulas e inyección directa, que en este caso entregaba 65 CV a 4400 RPM, 5 CV más que el motor del Corsa I.

En lo que a sus modelos se refería, el Corsa II se presentaba en dos modelos: Hatchback de 5 puertas y Sedán de 4. Con el Hatchback de 5 puertas, General Motors le devolvió al Corsa por lo menos parte de su antigua identidad. Además, tuvo cinco modelos por cada motorización, totalizando 10 modelos que eran conocidos como GL (la versión base), GL Pack I (que entre otras cosas traía aire acondicionado, doble airbag, y cinturones de seguridad delanteros con pretensor), GL Pack II (que además traía levantavidrios eléctricos, alarma, columna de dirección colapsable ante impactos y cierre centralizado a distancia), GLS (con faros antiniebla, volante de cuero y Radio AM/FM/CD) y GLS Full (la versión de lujo).

En el año 2002, para agrandar la familia del Corsa II, fue lanzado el monovolumen Chevrolet Meriva. En el año 2003, como producto de un convenio publicitario con la marca deportiva Reef, fue presentado el “Corsa Reef”, una versión limitada del Corsa con equipamiento deportivo y accesorios de playa.

También en Brasil fue presentada en el año 2003, una pick up derivada del Corsa II, que es conocida como “Chevrolet Montana”. La Montana es un pickup ligero, creado a partir de la plataforma del Corsa II y que fue implementado por Chevrolet en Brasil para reemplazar al antiguo Corsa Pickup. Su diseño es igual al Corsa, desde su trompa, hasta el parante de las puertas, donde luego se complementa con una pequeña extensión en su cabina. Su caja de carga, es mayor que la del Corsa Pickup, siendo comparable con la caja de carga de la Fiat Strada (derivada del Fiat Palio), pero más corta que la de la Volkswagen Saveiro (derivada del Volkswagen Gol). Su motorización, era un 1.8 Flexpower, capaz de funcionar con alcohol y gasolina en forma alternada.

Durante los años siguientes, el Corsa II recibió pequeñas reformas, entre ellas los cambios de logotipos pasando a llevar los “Bowtie” dorados, símbolo de Chevrolet Global. En el año 2006, el Corsa II presentaba la nueva opción de caja de velocidades "Easytronic", una caja electrónica, semiautomática de manejo secuencial, que también equipaban los Chevrolet Meriva, una novedad que transformó a Chevrolet en pionera en el mercado de cajas de velocidades. Además, en 2007 sufrió la misma restricción que los demás modelos de la marca, cuando se decidió la supresión de los motores diésel, para toda la línea de automóviles.

A pesar de ser un coche con buena aceptación y buen mercadeo, en el año 2008 General Motors dio a conocer la noticia de que tenía planeado la construcción de un modelo para abastecer al mercado de América Latina, y que ocuparía la plaza del Corsa II, ya que el Corsa I a pesar de sus años continuaba siendo el coche superventas de la marca. Esta decisión se vio cristalizada en el año 2009, con la aparición del Chevrolet Agile, un coche más robusto que el Corsa II.

A pesar de este anuncio, ambos coches seguirán su producción en conjunto, hasta el reemplazo definitivo del Corsa II. Para evitar una rivalidad directa antes del recambio, GM equipó momentáneamente al Agile con un motor 1.4 litros de 92 CV, un impulsor muy modesto frente al de su antecesor, lo que le valió duras críticas por parte de los usuarios de la marca Chevrolet y su reprobación como sucesor del Corsa II. A pesar de su final anunciado, el Corsa II (que había dejado de producirse en Argentina), continuó su producción en Brasil y su nivel de ventas siguió a buen ritmo. Finalmente, su producción tuvo su definitivo punto final en el año 2011, cuando GM de Brasil decidió finalizar su producción, junto a la de toda la línea derivada de la marca Opel. Como reemplazo del Corsa II, GMB comenzó con la importación del Chevrolet Prisma en todo el mercado sudamericano y se deja de producir.

Modelos derivados[editar]

Chevrolet Tigra[editar]

Chevrolet Tigra. Automóvil derivado del Corsa.

En 1997, Chevrolet presentó en el Brasil el Chevrolet Tigra. Se trataba de un pequeño coupé 2+2 derivado del modelo español Opel Tigra, que fue proyectado sobre una plataforma reformada del Opel Corsa. El Chevrolet Tigra, era un pequeño automóvil del segmento A, creado con varios elementos del Corsa, como la motorización 1.6 16 válvulas de 108 CV derivada del modelo GSi, o también sus elementos de consola. Otra versión más económica del Tigra estaba motorizada con un motor de 1.4 litros de 90 CV. Su llegada al mercado brasileño tuvo como objetivo eclipsar al Ford Ka, su principal rival de segmento. Si bien, había atributos que ponían al Tigra por encima de su hermano mayor Corsa, había otros que lo ponían en desventaja. El primero, al ser una reformulación de la carrocería del Corsa para poder incursionar en el segmento A, el Tigra presentaba un habitáculo altamente reducido en sus dimensiones. La enorme curvatura del parabrisas, que le daba su toque deportivo, restaba un gran espacio de altura para los ocupantes de las plazas delanteras, mientras que al reformular la parte trasera, las butacas quedaban algo embutidas en el baúl, lo que prácticamente imposibilitaba el acceso de dos personas de gran talla en las mismas. El Tigra sin embargo, fue vendido con cierto éxito durante casi un año. El Tigra 1.6 GSi fue presentado en agosto de 1998, siendo el modelo más poderoso de la gama. Sin embargo, con la continua depreciación del real, fue descontinuado en enero de 1999. En enero de 1998, el Tigra también fue importado a Argentina, donde se lo conoció como Corsa Tigra, y era presentado como un modelo más de la gama Corsa.

Chevrolet Celta[editar]

Artículo principal: Chevrolet Celta

Chevrolet Celta, derivado del Corsa creado en Sudamérica.

En el año 2000, Chevrolet presentó en el Brasil un modelo derivado del Corsa llamado Chevrolet Celta. Este automóvil, que fue el primer modelo de General Motors creado en Sudamérica, fue presentado con el fin de ocupar la vacante dejada por el Chevrolet Tigra en el segmento de autos de bajo consumo, aunque el Celta era un coche de segmento B. Inicialmente, el Celta se presentó en versión hatchback de tres puertas con motor de 1.0 litros, mientras que la versión de cinco puertas fue presentada en 2002. El Celta, era básicamente un Corsa hatchback de primera generación con una fuerte reestilización en su diseño. En el mismo, se destaca el ligero ensanche recibido en su línea de cintura, a la altura de sus guardabarros delanteros y traseros. También en lo que hace al diseño de las áreas vidriadas de la versión tres puertas, las reformas fueron muy radicales. El vidrio trasero, pasaba a tener una sección curva en la parte superior más pronunciada que en el Corsa original, mientras que el marco de las puertas, dejaban de lado el diseño rectilíneo, pasando a tomar un diseño curvo como los marcos de las puertas del Tigra. El modelo de 5 puertas, copiaba la silueta del de tres puertas, no dando lugar a ventiletes traseros, como en el Corsa. A simple vista, es bastante similar a los Fiat Palio. El Celta fue lanzado con un motor de gasolina de 1.0 litros de cilindrada y 60 CV de potencia máxima. En 2002 el cinco puertas se puso a la venta, y se llevó la potencia máxima a 70 CV. Un 1.4 litros de 85 CV se agregó en el año 2003. En el año 2004 comenzó su importación a la Argentina, donde fue rebautizado como Suzuki Fun, debido a que en ese país no hay instalado un segmento de automóviles económicos, y una posible irrupción del Chevrolet Celta implicaría la desaparición del Corsa. Además, con este renombramiento, General Motors buscó darle a Suzuki mayor participación en el mercado automotor argentino.

Chevrolet Prisma[editar]

Chevrolet Prisma, derivado del Celta.

En el año 2006, el Chevrolet Celta recibió una reestilización óptica profunda en su frente y trasera, pasando a llevar faros más angostos en su parte trasera y un nuevo diseño en su parrilla que lo dejaba similar a la tercera generación del Chevrolet Vectra brasileño. El diseño incluía los faros similares al Vectra y una parrilla en la que se alojaba un enorme moño dorado en el caso del Celta o una enorme S plateada en el caso del Suzuki Fun. A todo esto, la novedad principal fue el lanzamiento de un nuevo modelo sedán de cuatro puertas derivado del Celta, que fue bautizado como Chevrolet Prisma.

El Chevrolet Prisma, fue lanzado en Brasil en noviembre de 2006 y fue pensado para suceder al Corsa Classic. Sin embargo, el éxito que siempre supuso el Corsa hizo que el Prisma esté relegado al segmento de los coches de bajo consumo. El Prisma es la versión tricuerpo del Chevrolet Celta y está equipado con las mismas motorizaciones, es decir un 1.0 litros a gasolina y un 1.4 litros Flexpower, denominación utilizada por Chevrolet en Brasil para identificar a sus motores de funcionamiento alterno a gasolina o gasohol. El equipamiento, básicamente es el mismo que el Chevrolet Celta. Y en cuanto a su producción y venta, el Prisma es producido en Brasil, en las factorías de GM en Sao Caetano do Sul. Desde allí, es exportado hacia toda Sudamérica, siendo presentado como reemplazante de la línea Corsa II. Sus principales rivales de mercado son el Fiat Siena, el Ford Fiesta, el Volkswagen Gol y el Renault Clio.

Chevrolet Montana[editar]

Chevrolet Montana.

La Chevrolet Montana es una pickup compacta desarrollada por Chevrolet en Brasil, especialmente para los mercados emergentes, siendo vendida en América Latina y en Sudáfrica (bajo el nombre de Opel Corsa Pickup) Posee un diseño basado en el modelo Corsa II. En octubre de 2003, La Pickup Montana apareció para sustituir a la Corsa Pickup, apareciendo en un momento en el que el modelo anterior venía presentando bajas ventas frente a sus nuevos rivales: La Fiat Strada y le Volkswagen Saveiro. Este nuevo auto, llegó al mercado para atender la demanda de un amplio sector del público, desde el joven estudiante universitario, hasta el empresario que busca soluciones para el transporte de pequeñas cargas. Consistiendo en un proyecto 100% desarrollado por la General Motors do Brasil, la nueva pickup de Chevrolet fue diseñada enfocada en los ítems más valorizados de los consumidores de este segmento: Diseño joven, robusto y agresivo, con mayor capacidad de carga, mayor altura de suelo, mejor desempeño y economía, con mayor espacio interno. El modelo, adopta el concepto Max Cab, que garantiza el perfecto equilibrio entre el espacio de la cabina y la caja de carga. Esta solución proporciona mayor confort y permite el transporte de equipajes dentro de la cabina, además de acomodar grandes cargas y hasta una motocicleta misma en la caja de carga.

Chevrolet Agile[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]