Hatchback

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Diagrama de comparación entre un hatchback y un familiar basados en el mismo modelo.
Volvo V40 2013
Volkswagen Golf 2014

Hatchback es un tipo de automóvil que consiste en una cabina o área para pasajeros con un espacio de carga (maletero) integrado, al cual se tiene acceso mediante un portón trasero. Este portón incluye el vidrio trasero y el voladizo trasero es relativamente corto. El portón trasero se considera una puerta más, por lo que los hatchback con dos puertas laterales se denominan "tres puertas" y los modelos con cuatro puertas laterales son "cinco puertas". También son denominados como automóviles de dos volúmenes o con escotilla trasera, traducción literal, precisamente, del término inglés "hatchback".

Diferencias con otras carrocerías[editar]

La diferencia entre una carrocería hatchback y una familiar es que la segunda tiene un voladizo trasero más largo, y por lo tanto un maletero más espacioso. Muchos modelos de automóviles tienen ambas carrocerías disponibles, con lo que la diferencia es únicamente algunas decenas de centímetros y cambios en su aspecto de diseño original. Los familiares tienen casi siempre el vidrio trasero muy vertical, mientras que un hatchback puede tenerlo también vertical o más inclinado.

Un liftback simula las líneas de un sedán pero tiene puerta trasera al igual que un hatchback. En este caso, el vidrio trasero va aún más inclinado que en un sedán, y la zona horizontal de la tapa es mucho más corta, aunque mayor que la que tiene (eventualmente) un hatchback.

Los automóviles todoterreno, los monovolúmenes y las furgonetas también tienen normalmente un portón trasero, pero casi nunca se los denomina hatchback o familiar.

Como ventajas, muchos modelos hatchback tienen asientos traseros abatibles, con lo que se puede cargar objetos grandes que no entran en un sedán o liftback. Además, quien no precisa un maletero grande puede elegir un hatchback para ahorrarse unas decenas de centímetros en el largo del automóvil que pueden molestar al maniobrar o estacionar.

Historia[editar]

El primer hatchback de gran serie fue el Renault 4. El hatchback fue ganando popularidad por su carácter práctico, extendiéndose también al mercado de coches de lujo (Rover SD1, por ejemplo), hasta convertirse en el estilo de carrocería más frecuente en Europa para automóviles de los segmentos A, B y C. Es un error habitual considerar este tipo de coches como de carga volumétrica.

Estigma del hatchback[editar]

En ciertas áreas geográficas, el hatchback se considera como inferior, barato o utilitario. Para paliar esta situación, muchos fabricantes crean versiones sedán de modelos que se venden sólo como hatchback en otros países. También ocurre eso en países emergentes, pero para atraer a clientes que buscan una mayor capacidad de maletero pero no tienen acceso a automóviles de segmentos superiores, y por lo tanto más espaciosos. Ejemplos de lo segundo son las versiones sedán de los Mazda 2, Renault Clio, Ford Fiesta, Opel Corsa (en realidad se fabrica en Argentina y China bajo la marca Chevrolet) y Chevrolet Kalos.

Otra forma de evitar el estigma del hatchback es con denominaciones comerciales alternativas, como "Sportback" o "Sportwagon", que enfatizan lo deportivo en lugar de lo práctico. En el segmento D, también es muy común que los cinco puertas tengan una silueta similar a la de un sedán; esto se suele denominar liftback. Ejemplos de este tipo de carrocería son el Citroën Xantia, el Ford Mondeo, el Opel Vectra, el Hyundai Accent y el Renault Laguna.

Véase también[editar]

Otros tipos de carrocerías son:

Enlaces externos[editar]