Gas natural comprimido

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Símbolo de uso oblligatorio que identifica a los autos propulsados por GNC en el Mercosur.
Cilindros de almacenamiento de GNC.

El gas natural comprimido es una simple mezcla de gases, más conocido por la sigla GNC, es un combustible para uso vehicular que, por ser económico y ambientalmente limpio,[1] es considerado una alternativa sustentable para la sustitución de combustibles líquidos. Se utiliza indistintamente los términos gas natural comprimido y gas natural vehicular (GNV).

Características[editar]

El GNC es esencialmente gas natural almacenado a altas presiones, habitualmente entre 200 y 250 bar, según la normativa de cada país. Este gas natural es principalmente metano, que al tener un alto índice de hidrógeno por carbono (4) produce menos co2 por unidad de energía entregada, en comparación con otros hidrocarburos más pesados (con más átomos de carbono y un menor ratio H/C).[2]

Características del GNC Es difícil establecer con claridad las características del GNC existente en el mercado ya que su composición varía en función del yacimiento de donde se extrae y del tratamiento posterior que le da la empresa gasista.

En la siguiente tabla se muestra un resumen con los valores medios obtenidos a partir de diversas fuentes.

Propiedad Gas Natural Componente principal CH4 (~90 %) Tª de ebullición a 1 atm (°C) −160 °C Peso específico (kg/Nm3) 0,808 Densidad en fase líquida (kg/l) 0,423 (*) Poder calorífico(kcal/kg) 11.990 Índice octano 125 Densidad relativa al aire 0,625 (*) En el punto de ebullición Fuente: Utilización del gas natural en vehículos de transporte público. Javier Barrentos Calero. 2005

El GNC en Argentina[editar]

En Argentina el uso de este tipo de combustible está ampliamente difundido (hasta 2007 el país se ubicaba primero en el ránking mundial de vehículos con GNC[3] ), llegando a formar parte de más del 20 % del total del parque automotor. Su amplia difusión se debe en gran parte a la alta disponibilidad del gas natural como recurso natural en el país y los altos precios de los combustibles líquidos. Existe un desarrollo local moderadamente alto de tecnología relacionada con la implementación de este tipo de conversiones, ya que los motores de muchos de los automóviles en venta en el país son fabricados para su uso exclusivo con combustibles tradicionales, por lo que la conversión deber realizarse posteriormente a la compra de la unidad.

El GNC se comenzó a utilizar en Argentina a mediados de los años 80 gracias a la implementación de un plan nacional de sustitución de combustibles líquidos, durante el gobierno de Raúl Alfonsín.

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]