Casino de Agua Caliente

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Casino de Agua Caliente se construyó en Tijuana, México, en 1927, con motivo de la ley seca de EE. UU.. Fue famoso por ser el único en la región, ya que después de éste, los casinos más próximos estaban hasta Ensenada y Mexicali.

Como consecuencia de la Ley Volstead promulgada a principios de siglo XX en Estados Unidos de Norteamérica (Ley seca que prohibía los juegos de azar y las bebidas alcohólicas), surgieron varios establecimientos turísticos para satisfacer esas “distracciones” tan repentinamente cercenadas a los estadounidenses. Uno de estos enclaves fue Agua Caliente, construido con el capital de cuatro socios (entre quienes se encontraba Abelardo L. Rodríguez) que construyeron en 1927 la Compañía Mexicana de Agua Caliente.

El conjunto Arquitectónico[editar]

El proyecto fue concebido por el arquitecto Wayne McAllister (1907-2000) quien fue un arquitecto Angelino líder del estilo arquitectónico Googie.

Aguas Termales[editar]

A 3 km al sureste deI entonces incipiente poblado de Tijuana, los accionistas eligieron un maravilloso lugar con un manantial de aguas termales (explotado desde el siglo XIX), donde desarrollaron un complejo turístico con todos los servicios e instalaciones necesarias para Ia diversión y entretenimiento.

Turismo[editar]

Su ubicación geográfica y la atmósfera de sumo exotismo atrajo un creciente flujo de turismo, principalmente hollywoodense, que cruzaba Ia frontera para trasladarse a territorio mexicano y gozar de los pasatiempos prohibidos en su país. La intención fue crear un espejismo: ese lugar semiárido fue forestado con palma datilera, entre otras especies, y convertido en un verdadero oasis semejante a los sitios misionales de Mulegé y San Ignacio en Baja California Sur.

El estilo arquitectónico googie de tipo ecléctico utilizado en el diseño del conjunto, respondió a la expectativa de los clientes estadounidenses por encontrar el legendario Old Mexico, indispensable como escenario para el desarrollo del turismo.

Agua Caliente jugó un papel decisivo en la conformación del sistema turístico Tijuana-San Diego, pues a partir de su construcción, Tijuana quedó incluida en el recorrido de turistas por el sur de California, EUA. Asimismo, fue uno de los primeros complejos turísticos deI país, que ofrecía al visitante servicios de hospedaje, recreación, espectáculo y juegos de azar (casino, hipódromo y galgódromo).

Se podía acceder a él por ferrocarril (línea San Diego-Arizona), con una estación de abordaje adyacente al galgódromo; por automóvil, accediendo al conjunto por una desviación deI camino Tijuana-Tecate bacia una rampa de acceso para autos que terminaba en una glorieta central, alrededor de Ia cual se dispusieron los edificios deI hotel, casino y balneario; y por aeroplano, para lo cual contaba con una pista y una torre-faro.

Con un estilo misional californiano, Ia fachada frontal deI hotel semejaba una espadaña; en el centro tenía un gran patio cuadrangular llamado "Patio de Ias Palmeras", rodeado de portales con arcos de medio punto. Los clientes podían hospedarse también en una serie de bungalows -cuyo diseño estaba basado en variantes deI estilo neocolonial- dispuestos todos en forma de una "villa" en medio de sendas peatonales y frondosos jardines.

EI casino contaba con varios salones de juegos (como el Salón de Oro), salón de baile, de espectáculos, restaurantes y bar. En estos escenarios se inició Ia famosa actriz Rita Hayworth, con su nombre original de Rita Cancino y su gala de "Tarde Mexicana ". Agua Caliente se convirtió en el lugar predilecto de Ia creciente población relacionada con el boom hollywoodense, atrayendo a artistas de cine como Clark Gable, Hermanos Marx, Jean Harlow, Jimmy Durante, Bing Crosby, Dolores deI Río y Lupe Vélez, entre otros, y fue escenario de algunos largometrajes (In Caliente con Dolores deI Río y The Champ).

Fue en el balneario de estilo neomudéjar donde mayormente se logró el mencionado efecto de espejismo mediante Ia presencia de palma datilera y el agua de Ia alberca proveniente deI manantial de aguas termales. Contaba con un vestíbulo de estilo neoislámico semejante a una mezquita, con arcos ojivales y artesonado de maderas ricamente decoradas con lacerías e intrincados diseños geométricos, dentro de Ia cual se encontraban tiendas de joyería y perfumería. EI balneario incluía baño turco y ruso, al igual que una alberca recubierta con mosaicos de estilizados diseños, provista de asoleadero con bancas perimetrales estilo art déco. Acorde con el diseño deI balneario, Ia chimenea de Ias calderas tomó forma de alminar o minarete propio de Ias mezquitas islámicas, y fue decorada con mosaicos policromos, rematándose con herrerías forjadas que aún se aprecian en su altura.

Además, el complejo tenía lavandería, cochera, imprenta, una guardería con educación primaria para hijos de Ios trabajadores y una estación de radio propia, Ia XEBG, que generó Ia importante innovación de radiodifusión: el transmisor portátil.

Posteriormente fueron construidos el Hipódromo de Agua Caliente (1 km hacia el sur) y el Club de Golf, ambos con un estilo arquitectónico acorde con el conjunto.

Prohibición[editar]

En el periodo presidencial deI general Lázaro Cárdenas fueron prohibidos los juegos de azar en el país, y el casino de Agua Caliente fue clausurado y expropiados el predio e instalaciones, por lo que sus puertas fueron cerradas definitivamente.

En Ia década de los años 1940 los edificios deI complejo Agua Caliente fueron reutilizados (previa expropiación deI inmueble y entrega a Ia SEP) para instalación deI Instituto Técnico Industrial, internado orientado a extender Ia educación a los sectores rurales desatendidos deI estado. Los espacios se adaptaron perfectamente a su nueva función educativa: sólo se requirieron pequeños cambios que no alteraron el esquema original deI conjunto arquitectónico.

Así, el hotel se convirtió en dormitorio para los alumnos; en los lujosos salones de juego y espectáculo se instalaron Ia biblioteca, sala de lectura, teatro y salón de actos deI planteI, y en Ia cochera, taIleres para el aprendizaje de carpintería, electricidad y mecánica; el balneario sirvió para prácticas de natación de los estudiantes, en cuyo vestíbulo se ubicaron Ias oficinas de la dirección deI Instituto; los terrenos deI galgódromo se transformaron en campos deportivos, y los bungalows se otorgaron como viviendas transitorias a los profesores deI plantel. Únicamente se construyeron aulas para Ias clases teóricas.

EI papel de Agua Caliente como centro escolar es de gran significado en Ia historia regional, pues fue pionero en Ia educación superior en el noroeste deI país.

Durante el periodo en que funcionó como internado, dio la bienvenida a un importante grupo de docentes refugiados de Ia guerra civil española, acogiéndolos dentro de su planta de maestros.

Asimismo, en los edificios de Agua Caliente se instaló, durante Ia segunda guerra mundial, el primer Banco de Sangre de Latinoamérica, así como una base de actividades militares comandadas por el general Lázaro Cárdenas, en donde se firmaron acuerdos con representantes del ejército estadounidense.

Pero el sitio y su arquitectura fueron reutilizados por segunda ocasión a principios de los años 1960 cuando varias escuelas fueron instaladas en los antiguos edificios: en el ex hotel, una secundaria técnica; en el exgalgódromo, una escuela primaria; en Ia cafetería deI mismo, el jardín de niños "Carmen Moreno Corral", y en el balneario permaneció el uso de oficinas administrativas. De esta manera, sólo mediante una segunda reutilización de Ios inmuebles se garantizó su ulterior permanencia.

Se borran sus huellas[editar]

Alrededor de 1938, con Ia expropiación deI completo turístico, se suscitó una falta de control que fue aprovechada para el saqueo de mobiliario, accesorios y otros objetos.

En 1939, cuando Ias instalaciones fueron turnadas a Ia SEP para establecer el internado, se hicieron mínimas adaptaciones que no trastornaron Ia fisonomía original deI conjunto.

Tras dejar de funcionar el internado por falta de recursos, en Ia década de los años1950 el sitio quedó temporalmente sin uso. Tiempo después, ya bajo Ia custodia de Ia Secretaría deI Patrimonio Nacional, se destinó una de Ias secciones deI área de bungalows para un destacamento deI Ejército mexicano.

En Ia misma década, Ia torre-faro de Agua Caliente fue dañada por un incendio que oriIló a su total demolición, pero fue reconstruida en Ios ochenta en un importante crucero de Ia ciudad, en un intento por recuperar Ia imagen de Ia famosa torre que marcaba el acceso al sitio.

En 1967 se incendió el Salón de Oro deI casino, perdiéndose una de Ias áreas más valiosas y ricamente decoradas. Este siniestro, junto con otros que igualmente ocasionaron cuantiosos daños, convirtió el complejo de Agua Caliente en minas, aunque hubo una etapa de actividad escolar en Ias instalaciones menos dañadas.

En 1975 se demolió casi Ia totalidad de Ios edificios, decisión tomada por Ia SEPANAL, entonces responsable deI inmueble. Sólo una mínima parte deI conjunto no fue tocada.

Actualmente el área está ocupada por cinco planteles escolares oficiales y sus correspondientes aulas CAPFCE, ubicadas en los sitios de Ias antiguas construcciones ya demolidas, entre zonas verdes con diversas especies de vegetación.

De Ia arquitectura original sobreviven dos conjuntos de edificios y una serie de monumentos dispersos, enclavados en Ia traza urbana en torno a una glorieta central.

El Conjunto Minarete, cuyos monumentos formaron parte deI balneario, contiene Ia alberca con sus bancas perimetrales art déco, "el arco" ojival de una de Ias fachadas con su portada de mosaico de azulejo policromo, Ia escalera de ingreso con su fabulosa fuente de cerámica vidriada y Ia chimenea en forma de minarete, que sobresale deI paisaje urbano deI área. Este elemento fue fisurado recientemente por Ias compactaciones deI terreno de una construcción colindante.

El Conjunto de Bungalows persiste en su totalidad, debido a que han sido permanentemente utilizados y gracias a los inquilinos que han mantenido en gran medida Ias características originales de su arquitectura y jardinería, apoyando el ambiente frondoso. No obstante, son evidentes algunas alteraciones a Ia arquitectura original y adaptaciones a nuevos usos. Asimismo, recientemente se han instalado carteleras comerciales que dañan el paisaje y bloquean Ia vista.

Si bien los monumentos existentes representan sólo una parte de lo que fue Ia totalidad deI centro turístico, éstos son importantes testimonios significativos de Ia historia de esa parte deI país.

EI recuerdo colectivo de este sitio -deI que derivaron también mitos y Ieyendas como el de "Ios túneles" o el de "La Faraona-, ha generado el brote de signos nostálgicos por el pasado de Agua Caliente, evidente en Ia construcción de Ia réplica de Ia famosa Torre de Agua Caliente y en Ia reproducción de su imagen en Iogotipos de organizaciones y comercios.

Esfuerzos por su conservación[editar]

Se ha señalado ya Ia falta de visión por parte de Ias autoridades para preservar el inmueble. En este caso, la actitud oficial no sólo fue de pasividad, sino que la propia autoridad fue la promotora de la demolición sistemática de los restos del complejo Agua Caliente en 1975. Indudablemente, en la decisión estuvo presente el prejuicio local que quería borra todo recuerdo de la propagación de bares y juego de azar, considerando que el complejo pertenecía a un periodo vergonzoso de la historia.

Fue de los sesenta cuando surgió la preocupación por la conservación del sitio y se reutilizaron los edificios, que estaban expuestos a los incendios, al deterioro y al vandalismo.

A principios de la década de 1970, un grupo de estudiantes, profesores y personas interesadas integraron un comité pro-defensa y rescate de los monumentos, presentando un proyecto de conversión del sitio en Casa de la Cultura, iniciativa que desgraciadamente careció de resonancia.

En 1987, el sitio y los monumentos existentes fueron incluidos en el Catálogo Nacional de Monumentos Históricos Inmuebles del Estado de Baja California, Municipio de Tijuana, pero cabe señalar que este catálogo no constituye en sí un instrumento para la protección legal del sitio, por lo cual continúan las alteraciones a sus monumentos.

En varias ocasiones, Ia conservación y rescate de los edificios de Agua Caliente ha surgido como tema de ponencias en algunos foros (como los de Preservación deI Patrimonio Cultural Ilevados a cabo a nivel estatal), teniéndose nula respuesta por parte de Ia comunidad y autoridades.

Recientemente, fue desarrollado un proyecto de Ordenamiento Urbano Arquitectónico deI Sitio Histórico "Agua Caliente" (como tesis de Arquitectura de Ia UNAM) y varias propuestas para el sitio (por parte de Ia agrupación Patrimonio Arquitectónico promotores) que fueron presentados ante autoridades e interesados. Una de ellas recomendaba proteger el ambiente forestado deI área y sus monumentos mediante un proyecto y su delimitación específica, pero esta propuesta no le interesó a Ia autoridad local. En cambio aprobó, a pesar de Ia gran controversia suscitada, Ia construcción de un almacén de membresía de comercio al semimayoreo; cuya presencia impactó negativamente Ias características paisajísticas deI entorno y su fisonomía tradicional.

Con Ia finalidad de lograr su protección legal, en 1993 Ia Comisión de Preservación deI Patrimonio Cultural de Tijuana y Ia agrupación Patrimonio Arquitectónico Promotores solicitaron al Centro INAH en Baja California el Decreto como Monumento deI "Sitio Histórico Agua Caliente", petición que fue atendida positivamente por Ia Coordinación Nacional de Monumentos Históricos donde fue elaborado el proyecto de Decreto, mismo que ba pasado ya a Ia SEP para su posterior aprobación y firma.

Dicha ratificación garantizará Ia permanencia de estos edificios que ilustran dos episodios significativos de Ia vida de Tijuana: el periodo de transición hacia su integración económica con el boom deI turismo y Ia época en que fue el alma máter de decenas de generaciones de bajacalifornianos.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]