Banco de sangre

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Un banco de sangre es cualquier organización dedicada a recolectar, almacenar, procesar o suministrar sangre humana. Además, se encargan de analizar las muestras recolectadas y separar a la sangre en sus componentes.

Los donadores deben ser personas voluntarias, por motivos altruistas o por ser cercanos a pacientes.

Características[editar]

Los bancos de sangre trabajan gracias a la donación de sangre, cuyas muestras en su mayoría son separadas en componentes para después ser congeladas o refrigeradas. La sangre total se conserva a temperaturas de entre 2 y 6 °C por 28 días. El concentrado eritrocitario o paquete globular se almacena en las mismas condiciones que la sangre total, solo que por 42 días. El concentrado plaquetario solo se puede conservar 5 días a 22 °C. El plasma fresco se congela por debajo de −20 °C. El crioprecipitado se obtiene de una congelación rápida y luego una descongelación lenta. Existen además algunos productos que provienen del plasma como la albúmina, concentrado de antitrombina III, factor IX, gammaglobulinas e inmunoglobulinas.

Antes de que se desarrollara el método de la aféresis en la Primera Guerra Mundial, los médicos debían encontrar a un donante compatible para poder realizar una transfusión sanguínea. Es importante mencionar que a la sangre que se aporta en los bancos de sangre se le realizan pruebas de selorogia como son hepatitis B, hepatitis C, la enfermedad de Chagas, sífilis y VIH, para obtener y brindar sangre segura.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]