Cambio climático abrupto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Una modificación de la corriente termohalina, podría exacerbar la brutalidad de un cambio climático, por lo menos a nivel local y regional. Línea azul: corrientes de aguas profundas; roja: corrientes superficiales

Un cambio climático abrupto ocurre cuando el sistema climático es forzado a seguir una transición a un nuevo estado a una tasa determinada por el propio sistema climático, y que es más rápida que la tasa de cambio del forzamiento externo.[1] Las actividades anteriores incluyen el final del colapso de lluvias en el Carbonífero,[2] Dryas Reciente,[3] eventos Dansgaard-Oeschger, y posiblemente también el máximo térmico del Paleoceno-Eoceno.[4]

Es un cambio en el sistema climático a escala mundial, y que tiene lugar durante un período muy corto de tiempo desde el punto de vista geológico y climatico (unas décadas o menos ). Este cambio produce interrupciones significativas en los sistemas naturales, originando perturbaciones sociales y económicas, capaces de poner en riesgo la humanidad.

El término también se utiliza en el contexto del calentamiento global para describir el cambio climático repentino detectable, en la escala de tiempo de una vida humana. Una de las razones propuestas para el cambio climático abrupto observado es que existen rulos de realimentación dentro del sistema climático; mejorando tanto las pequeñas perturbaciones y causando una variedad de estados estables.[5]

Las escalas de tiempo de los acontecimientos descritos como "abruptos" pueden variar drásticamente. Los cambios registrados en el clima de Groenlandia, a finales del Dryas Reciente, según lo medido por los núcleos de hielo, implica un repentino calentamiento de 10 °C en un plazo de pocos años.[6] Otros cambios abruptos son los 4 °C en Groenlandia hace 11.270 años[7] o el calentamiento abrupto de 6 °C hace 22.000 años en la Antártida.[8] Por el contrario, el Máximo Térmico del Paleoceno-Eoceno habríase iniciado en cualquier lugar, entre unas décadas y varios miles de años.

Definiciones[editar]

Según el Comité sobre el Cambio Climático Abrupto del Concejo del National Research[1] [9] :

Fundamentalmente, hay dos definiciones de cambio climático abrupto:

  • En términos de la física, es una transición del sistema climático a un modo diferente en una escala de tiempo que es más rápido que los responsables de forzantes.
  • En términos de impactos, "un cambio brusco es el que se lleva a cabo tan rápidamente y de forma inesperada que los sistemas humanos o naturales tienen dificultades para adaptarse".

Estas definiciones son complementarias: la primera da una idea de cuán abrupto es el cambio climático, la última explica por qué hay tanta investigación dedicada a ella, razón por la cual inspira películas sobre catástrofes e incluso puede ser la razón por la cual usted está leyendo esta página.

Situación actual[editar]

El IPCC afirmó que tal calentamiento global "podría dar lugar a algunos efectos que son abruptos o irreversibles".[10]

En un artículo en Science, Alley et al. dijeron "es concebible que los forzantes del cambio climático de origen humano, están aumentando la probabilidad de grandes eventos, abruptamente. Si tal evento se repitiese, los impactos económicos y ecológicos pueden ser grandes y potencialmente graves."[11]

Cambios regionales[editar]

Lenton et al.[12] investigaron elementos puntuales en el sistema climático. Ellos producen efectos regionales del calentamiento global, algunos de los cuales habrían producido un inicio brusco, y por lo tanto puede considerarse como cambio climático abrupto. Y hallaron que "Nuestra síntesis del conocimiento actual sugiere que una variedad de elementos de inflexión podrían llegar a su punto crítico, en este siglo, bajo el cambio climático antropogénico."

Efectos oceánicos[editar]

Resumen de la trayectoria de la circulación termohalina. Línea azul: corrientes de aguas profundas; roja: corrientes superficiales

Los océanos tienen patrones establecidos de corrientes marinas. Varias posibles interrupciones de este sistema de corrientes, han sido identificadas como resultado del calentamiento global:

Efectos de retroalimentación climática[editar]

Una fuente de bruscos efectos del cambio climático es un proceso de feedback, en el que un evento de calentamiento causa un cambio que lleva a un mayor calentamiento. Esto puede aplicarse también a un enfriamiento. Ejemplo de este tipo de procesos de retroalimentación son:

Pasados eventos[editar]

El periodo Dryas Reciente de cambio climático abrupto es nombrado, tras la flor alpina Dryas

Varios periodos de cambio climático abrupto han sido identificados en los registros paleoclimáticos. Ejemplos notables incluyen:

  • Aproximadamente han sido identificadas 25 variaciones climáticas, llamadas eventos Dansgaard-Oeschger, en los registros de muestras de hielo durante el periodo glacial sobre las pasadas 100 milenios. El más reciente de esos eventos ha sido el Dryas Reciente que se inició hace 12,9 milenios y que cambió el clima a un régimen de clima cálido y húmedo hace 11,6 milenios
  • El evento Dryas Reciente, tuvo un repentino final. Se ha sugerido que: "La extrema rapidez de esos cambios, en una variable que representa directamente el clima regional, implicando que los eventos al final de la última glaciación pueden haber sido las respuestas a algún tipo de umbral de activación en el sistema climático del Atlántico Norte."[20] Un modelo para este acontecimiento, se basa en la interrupción de la circulación termohalina, apoyada por otros estudios.[16]
  • El máximo térmico del Paleoceno-Eoceno, hace 55 millones de años atrás, lo que puede haber sido causado por el efecto disparo de clatratos,[21] aunque han sido identificados potenciales mecanismos alternativos.[22] Esto se asoció con una rápida acidificación del océano[23]
  • La extinción masiva del Pérmico-Triásico, también señalada como gran mortandad, en el que hasta el 95% de todas las especies se extinguieron, ha formulado la hipótesis de estar relacionado con un rápido cambio en el clima mundial.[24] [25] La vida en la Tierra tomó 30.000 milenios (30M) en recuperarse.[26]
  • El colapso de bosques del Carbonífero ocurrido hace 300.000 milenios, momento en el que los bosques tropicales fueron devastadas por el cambio climático. El clima más fresco, y seco, tuvo un efecto grave sobre la biodiversidad de los anfibios, la principal forma de vida de los vertebrados en la tierra.[2]

También en los cambios abruptos del clima, se asocia con catastróficos avenamientos de lagos glaciales. Un ejemplo de eso es el evento de 8.200 años, asociado con el drenaje del Glaciar y lago Agassiz.[27] Otro ejemplo es la inversión del invierno antártico, ca. 14,5 milenios antes del presente (AP), que se cree que han sido causados por un pulso de agua de deshielo del indlandsis de la Antártida. Estos eventos de agua de deshielo de liberación rápida, se han considerado como causa de los ciclos Dansgaard-Oeschger,[28]

Abruptos cambios del clima desde 1976[editar]

Habiendo el ENSO de 1997 durado el doble de tiempo, las selvas de la cuenca del Amazonas y del sureste Asiático podría haber apresurado a añadir mucho más dióxido de carbono adicional a la atmósfera por la quema y descomposición,[29] con olas de calor y condiciones climáticas extremas, rápidamente sentidas en todo el mundo (el escenario "Quema localmente, crash global".[30] )

La mayoría de los cambios climáticos abruptos, sin embargo, es probable debido a cambios bruscos de circulación, de forma análoga a una inundación por corte de un nuevo cauce de río. Los ejemplos más conocidos son los cierres de varias decenas de circulaciones termohalina meridionales del océano Atlántico Norte, durante la última edad de hielo, afectando al clima en todo el mundo.[11] Pero ha habido una serie de cambios climáticos abruptos menos dramáticos, desde 1976, junto con algunos conatos.

  • El cambio de la circulación en el Pacífico occidental, en el invierno de 1976-1977[31] demostrando tener un impacto mucho más amplio.
  • Desde 1950, "El Niño" ha sido débil y corto, y "La Niña" a menudo grande y de largo plazo, y ese patrón se revirtió después de 1977
  • Las temperaturas de la Tierra permanecieron relativamente sin tendencia de 1950 a 1976, pese a subir las emisiones de CO2 de 310 a 332 ppm al subir el triple las emisiones de combustible fósil. Luego en 1977 hubo un marcado cambio observado en la Tº global media en superficie, aumentando aproximadamente 2 °C/siglo[32]
  • La expansión de los trópicos por sobrecalentamiento, es por lo general, pensado de ser gradual, pero el porcentaje de la superficie de la tierra en las dos clasificaciones más extremas de la sequía de repente se duplicó en 1982, y permaneció allí hasta 1997, cuando saltó al triple (después de seis años, se pasó hacia el doble).[33] Aunque sus inicios se correlacionan con los particularmente grandes fenómenos "El Niño" de 1982 y de 1997, las etapas de la sequía mundial superaron la duración de 13 meses de los fenómenos "El Niño"
  • Hubo tiros errados para "quema local, crash global" en Amazonia en 1998, 2005, y en 2007, cada uno con mayor inflamabilidad que su predecesor[34] [35]
  • También ha habido dos ocasiones en que la circulación termohalina del Atlántico Meridional perdió el factor crucial de la seguridad. El paso del mar de Groenlandia a 75 °N se cerró en 1978, recuperándose en la próxima década.[36] A continuación, el sitio segundo de calentamiento más grande, el mar Labrador, cerró en 1997[37] durante 10 años [38] Si bien las paradas, superpuestas en el tiempo, no se han visto durante los cincuenta años de observación, los anteriores paros totales hab tenido graves consecuencias sobre el clima en todo el mundo.[11]

Esto hace que los cambios climáticos abruptos, más que como un ataque cardiaco, que como una enfermedad crónica cuyo curso se pueden extrapolar.[30] Al igual que los ataques cardiaco, algunos cambios climáticos bruscos son menores, otros son catastróficos; y no se puede predecir cómo ni cuándo. El historial reciente, sin embargo, es que ha habido varios cambios repentinos y varios tiros errados en cada década desde 1976.

Efectos consiguientes[editar]

La extinción en el Pérmico–Triásico, marcado "P-Tr" , es el mayor evento significativo de extinción para géneros marinos

El cambio climático abrupto probablemente ha sido la causa de una variedad de efectos graves:

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Committee on Abrupt Climate Change, National Research Council. (2002). «Definition of Abrupt Climate Change». Abrupt climate change : inevitable surprises. Washington, D.C.: National Academy Press. ISBN 978-0-309-07434-6. 
  2. a b c Sahney, S., Benton, M.J. & Falcon-Lang, H.J. (2010). «Rainforest collapse triggered Pennsylvanian tetrapod diversification in Euramerica» (PDF). Geology 38:  pp. 1079–1082. http://geology.geoscienceworld.org/cgi/content/abstract/38/12/1079. 
  3. Broecker, W.S. (mayo 2006). «Geology. Was the Younger Dryas triggered by a flood?» (en inglés). Science 312 (5777):  pp. 1146–1148. doi:10.1126/science.1123253. ISSN 0036-8075. PMID 16728622. 
  4. Committee on Abrupt Climate Change, Ocean Studies Board, Polar Research Board, Board on Atmospheric Sciences and Climate, Division on Earth and Life Studies, National Research Council. (2002). Abrupt climate change : inevitable surprises. Washington, D.C.: National Academy Press. p. 108. ISBN 0-309-07434-7. 
  5. Rial, J.A.; Pielke Sr., R. A.; Beniston, M.; Claussen, M.; Canadell, J.; Cox, P.; Held, H.; De Noblet-Ducoudré, N. et ál. (2004). «Nonlinearities, Feedbacks and Critical Thresholds within the Earth's Climate System» (en inglés, PDF). Climatic Change 65:  pp. 11–00. doi:10.1023/B:CLIM.0000037493.89489.3f. http://www.biology.duke.edu/upe302/pdf%20files/jfr_nonlinear.pdf. 
  6. «A revised +10±4 °C magnitude of the abrupt change in Greenland temperature at the Dryas Reciente termination using published GISP2 gas isotope data and air thermal diffusion constants». Quaternary Science Reviews 24 (5-6):  pp. 513–9. 2005. doi:10.1016/j.quascirev.2004.10.016. 
  7. «4 ± 1.5 °C abrupt warming 11,270 yr ago identified from trapped air in Greenland ice». Earth and Planetary Science Letters 268 (3-4):  pp. 397–407. 30 de abril de 2008. doi:10.1016/j.epsl.2008.01.032. Bibcode2008E&PSL.268..397K. 
  8. «Abrupt climate change around 22 ka on the Siple Coast of Antarctica». Quaternary Science Reviews 23 (1-2):  pp. 7–15. January 2004. doi:10.1016/j.quascirev.2003.09.004. 
  9. «What defines "abrupt" climate change?». Lamont-Doherty Earth Observatory. Consultado el 21 de febrero de 2009.
  10. «Summary for Policymakers». Climate Change 2007: Synthesis Report. IPCC. 17 de noviembre de 2007. 
  11. a b c Alley, B.; Marotzke, J.; Nordhaus, D.; Overpeck, T.; Peteet, M.; Pielke Ra, R.; Pierrehumbert, T.; Rhines, B. et al. (marzo 2003). «Abrupt climate change» (en inglés, PDF). Science 299 (5615):  pp. 2005–2010. doi:10.1126/science.1081056. ISSN 0036-8075. PMID 12663908. Bibcode2003Sci...299.2005A. http://web.archive.org/web/http://www.ecobb.dancingflames.org/dancingflames/EnvSci/Articles/EnvScipdffiles/Climate%20Models/AbruptClimateChange.pdf. 
  12. Lenton, T. M.; Held, H.; Kriegler, E.; Hall, J. W.; Lucht, W.; Rahmstorf, S.; Schellnhuber, H. J. (febrero 2008). «Tipping elements in the Earth's climate system» (en inglés). Proceedings of the National Academy of Sciences 105 (6):  pp. 1786–1793. doi:10.1073/pnas.0705414105. PMID 18258748. PMC 2538841. Bibcode2008PNAS..105.1786L. http://www.pnas.org/cgi/pmidlookup?view=long&pmid=18258748. 
  13. Trenberth, K.E.; Hoar, T.J. (1997). «El Niño and climate change». Geophysical Research Letters 24 (23):  pp. 3057–3060. doi:10.1029/97GL03092. Bibcode1997GeoRL..24.3057T. http://web.archive.org/web/http://www.cgd.ucar.edu/cas/Trenberth/trenberth.pdf/Trenberth&Hoar97GL03092.pdf. 
  14. «El Niño-like climate change in a model with increased atmospheric Plantilla:CO2 concentrations». Nature 382 (6586):  pp. 56–60. 1996. doi:10.1038/382056a0. Bibcode1996Natur.382...56M. 
  15. «Thermohaline Circulation, the Achilles Heel of Our Climate System: Will Man-Made CO2 Upset the Current Balance?» (Uso incorrecto de la plantilla enlace roto (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).). Science 278 (5343):  pp. 1582–1588. 1997. doi:10.1126/science.278.5343.1582. Bibcode1997Sci...278.1582B. http://www.ldeo.columbia.edu/res/pi/arch/docs/broecker_1997.pdf. 
  16. a b «Simulation of abrupt climate change induced by freshwater input to the North Atlantic Ocean». Nature 378 (6553):  pp. 165. 1995. doi:10.1038/378165a0. Bibcode1995Natur.378..165M. http://www.gfdl.noaa.gov/bibliography/related_files/sm9501.pdf. 
  17. «Shifts in the distributions of pressure, temperature and moisture and changes in the typical weather patterns in the Alpine region in response to the behavior of the North Atlantic Oscillation». Theoretical and Applied Climatology 71 (1–2):  pp. 29–42. 2002. doi:10.1007/s704-002-8206-7. Bibcode2002ThApC..71...29B. http://doc.rero.ch/lm.php?url=1000,43,2,20050718135259-QT/1_bensiton_sdp.pdf. 
  18. «A rapidly declining perennial sea ice cover in the Arctic». Geophysical Research Letters 29 (20):  pp. 17–11–11–4. 2002. doi:10.1029/2002GL015650. Bibcode2002GeoRL..29t..17C. http://www.ggy.bris.ac.uk/staff/personal/JonathanBamber/teaching/Env%20change%20II/comiso_grl.pdf. 
  19. «Special Feature: Exploring the likelihood and mechanism of a climate-change-induced dieback of the Amazon rainforest». PNAS 106 (49):  pp. 20610–20615. Feb 2009. doi:10.1073/pnas.0804619106. ISSN 0027-8424. PMID 19218454. PMC 2791614. Bibcode2009PNAS..10620610M. http://www.pnas.org/content/early/2009/02/12/0804619106.full.pdf. 
  20. «Abrupt increase in Greenland snow accumulation at the end of the Younger Dryas event». Nature 362 (6420):  pp. 527–529. 1993. doi:10.1038/362527a0. Bibcode1993Natur.362..527A. http://web.archive.org/web/http://earthsciences.ucr.edu/gcec_pages/docs/Alley%20et%20al%201993-Nature-Dryas%20Snow%20Rates.pdf. 
  21. «An alternative age model for the Paleocene–Eocene thermal maximum using extraterrestrial 3He». Earth and Planetary Science Letters 208 (3–4):  pp. 135–148. 2003. doi:10.1016/S0012-821X(03)00017-7. Bibcode2003E&PSL.208..135F. 
  22. «Atmosphere. An ancient carbon mystery». Science 314 (5805):  pp. 1556–1557. Dec 2006. doi:10.1126/science.1136110. ISSN 0036-8075. PMID 17158314. 
  23. a b «Rapid acidification of the ocean during the Paleocene-Eocene thermal maximum». Science 308 (5728):  pp. 1611–1615. Jun 2005. doi:10.1126/science.1109004. PMID 15947184. Bibcode2005Sci...308.1611Z. 
  24. «How to kill (almost) all life: the end-Permian extinction event». Trends in Ecology & Evolution 18 (7):  pp. 358–365. 2003. doi:10.1016/S0169-5347(03)00093-4. http://palaeo.gly.bris.ac.uk/Benton/reprints/2003TREEPTr.pdf. 
  25. Crowley, Tj; North, Gr (May 1988). «Abrupt Climate Change and Extinction Events in Earth History.». Science 240 (4855):  pp. 996–1002. doi:10.1126/science.240.4855.996. PMID 17731712. 
  26. Sahney, S. and Benton, M.J. (2008). «Recovery from the most profound mass extinction of all time» (PDF). Proceedings of the Royal Society: Biological 275 (1636):  pp. 759–65. doi:10.1098/rspb.2007.1370. PMID 18198148. PMC 2596898. http://journals.royalsociety.org/content/qq5un1810k7605h5/fulltext.pdf. 
  27. «Holocene climatic instability: A prominent, widespread event 8200 yr ago». Geology 25 (6):  pp. 483. 1997. doi:10.1130/0091-7613(1997)025<0483:HCIAPW>2.3.CO;2. Bibcode1997Geo....25..483A. 
  28. Bond, G.C., Showers, W., Elliot, M., Evans, M., Lotti, R., Hajdas, I., Bonani, G., Johnson, S., (1999). «The North Atlantic's 1–2 kyr climate rhythm: relation to Heinrich events, Dansgaard/Oeschger cycles and the little ice age». En Clark, P.U., Webb, R.S., Keigwin, L.D. Mechanisms of Global Change at Millennial Time Scales. Geophysical Monograph (112). American Geophysical Union, Washington DC. pp. 59–76. ISBN 0-87590-033-X. 
  29. «Tropical Deforestation and the Kyoto Protocol». Climatic Change 71 (3):  pp. 267–276. 2005. doi:10.1007/s10584-005-8074-6. 
  30. a b Calvin, William H. (2008). Global fever: How to treat climate change. University of Chicago Press. 
  31. Miller, AJ; Cayan DR, Barnett TP, Oberhuber JM (May 1994). «The 1976-77 climate shift of the Pacific Ocean.». Oceanography 7:  pp. 996–1002. http://meteora.ucsd.edu/~miller/papers/shift.html. 
  32. «A large discontinuity in the mid-twentieth century in observed global-mean surface temperature». Nature 453 (7195):  pp. 646–649. 2008. doi:10.1038/nature06982. PMID 18509442. Bibcode2008Natur.453..646T. 
  33. Dai A, Trenberth KE, Qian T (2004). «A global data set of Palmer Drought Severity Index for 1870–2002: Relationship with soil moisture and effects of surface warming.». J Hydrometeorology 5:  pp. 1117–1130. doi:10.1175/JHM-386.1. http://www.cgd.ucar.edu/cas/adai/papers/Dai_pdsi_paper.pdf. 
  34. «Tropical Deforestation and the Kyoto Protocol». Climatic Change 71 (3):  pp. 267–276. 2005. doi:10.1007/s10584-005-8074-6. 
  35. «Drought sensitivity of the Amazon rainforest». Science 323 (5919):  pp. 1344–1347. 2009. doi:10.1126/science.1164033. PMID 19265020. Bibcode2009Sci...323.1344P. 
  36. Schlosser P, Bönisch G, Rhein M, Bayer R (1991). «Reduction of deepwater formation in the Greenland Sea during the 1980s: Evidence from tracer data.». Science 251 (4997):  pp. 1054–1056. doi:10.1126/science.251.4997.1054. PMID 17802088. http://www.sciencemag.org/cgi/reprint/251/4997/1054.pdf. 
  37. «Sub-Arctic oceans and global climate». Weather 61 (4):  pp. 109–118. 2006. doi:10.1256/wea.223.05. Bibcode2006Wthr...61..109R. 
  38. «Surprising return of deep convection to the subpolar North Atlantic Ocean in winter 2007–2008». Nature Geoscience 2 (1):  pp. 67. 2008. doi:10.1038/ngeo382. Bibcode2009NatGe...2...67V. 
  39. «Impacts of ocean acidification on marine fauna and ecosystem processes». ICES Journal of Marine Science 65 (3):  pp. 414–432. 2008. doi:10.1093/icesjms/fsn048. http://icesjms.oxfordjournals.org/cgi/reprint/65/3/414.pdf. 
  40. «Abrupt Climate Change and Extinction Events in Earth History». Science 240 (4855):  pp. 996–1002. May 1988. doi:10.1126/science.240.4855.996. PMID 17731712. Bibcode1988Sci...240..996C. 

Referencias adicionales[editar]

Enlaces externos[editar]