Enfriamiento global

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Anomalías medias de temperaturas durante el periodo 1965 a 1975, en relación con las Tº promedios de 1937 a 1946.

El enfriamiento global fue una conjetura elaborada en el decenio de 1970 acerca de un inminente enfriamiento de la superficie de la Tierra y la atmósfera, postulando el comienzo de una nueva glaciación. Esta hipótesis nunca tuvo importantes apoyos científicos, pero se hizo popular debido a una combinación de informes de prensa que no reflejaban con precisión el conocimiento científico sobre los ciclos de la edad del hielo y a una ligera tendencia a la baja de las temperaturas a partir de la década de 1940 y hasta principios del decenio de 1970.[1]

Introducción: aproximación general[editar]

En los 1970s hubo una estimación de las Tº globales superficiales mostrando enfriamiento desde 1945. De los artículos científicos considerando tendencias climáticas en el s. XXI, solo 10% se inclinan hacia futuro enfriamiento, mientras la mayoría predice futuro calentamiento.[2] El público general tiene poca idea sobre los efectos del dióxido de carbono sobre el clima, y Science News en mayo de 1959 preveía un 25% de incremento del CO2 atmosférico en 150 años desde 1850 a 2000, con la consecuente tendencia al calentamiento —el incremento real durante este período fue es 29%.—[3] Paul R. Ehrlich menciona cambio climático por gas de invernadero en 1968.[4] Hacia esa época la idea de un enfriamiento global llegó al público por la prensa a mediados de los 1970s, y las Tº han parado de caer, y hubo acuerdo en la comunidad climatológica acerca de los efectos de calentamiento del dióxido de carbono.[5] En respuesya a tales reportes, la Organización Meteorológica Mundial lanzó un aviso en junio de 1976 donde un muy significativo calentamiento del clima global era probable.[6]

Corrientemente hay algunos acuerdos acerca de los posibles efectos del enfriamiento sobre la perturbación de la corriente del Golfo, que provocaría un incremento del mezclado con agua dulce dentro del Atlántico Norte debido a fusiones de glaciares. La probabilidad de que eso occurriese es generalmente considerado como muy bajo, y el IPCC nota, "aún si los modelos de la circulación termohalina (THC) fallace, aún habría calentamiento sobre Europa. Por ejemplo, en todas las integraciones de modelos climáticos globales (AOGCM) donde las forzantes radiativas se incrementan, y el signo de cambio de temperatura sobre el noroeste de Europa es positivo."[7]

Mecanismos físicos[editar]

El periodo de enfriamiento es bien reproducido por (de 1999) los modelos climáticos globales (GCMs) que incluyen los efectos físicos de los aerosoles sulfatos, y hay acuerdo general dee que estos aerosoles fueron la causa dominante del enfriamiento de mediados del s. XX. Sin embargo, para ese tiempo había dos mecanismos físicos más frecuentes para causar enfriamiento: aerosoles y fuerzas orbitales.

Aerosoles[editar]

La actividad humana — mayormente vista desde la quema de combustibles fósiles, parcialmente por los cambios en el uso de la tierra — incremento del número de micropartículas (aerosoles) atmosféricos. Tienen un efecto directo: efectivamente incrementan el albedo planetario, enfriando al planeta por reducir la radiación solar que alcanza la superficie; y efecto indirecto: afectando propiedades de las nubes por actuar sobre su nucleación.[8] A principios de los 1970s algunos especulaban con que el efecto de enfriamiento dominaría sobre el efecto de calentamiento del CO2: ver discusión de Rasool & Schneider (1971), abajo. A resultas de observaciones y en un cambio a la quema de combustibles menos contaminantes, esto ya no parece probable; el trabajo científico actual indica que calentamiento global es una conjetura más probable. Aunque la temperatura baja prevista por este mecanismo ya se ha descartado a la luz de una mejor teoría y el calentamiento observado, se cree que los aerosoles han contribuido con una tendencia de enfriamiento (sobrepasaban por los aumentos en los gases de efecto invernadero) y también han contribuido al "oscurecimiento global."

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Summary for Policymakers» (PDF). Climate Change 2007: The Physical Science Basis. Contribution of Working Group I to the Fourth Assessment Report of the Intergovernmental Panel on Climate Change. Intergovernmental Panel on Climate Change (5 de febrero de 2007). Consultado el 2 de febrero de 2007.
  2. Peterson, Thomas & Connolley, William & Fleck, John (septiembre 2008). The Myth of the 1970s Global Cooling Scientific Consensus. American Meteorological Society. http://ams.allenpress.com/archive/1520-0477/89/9/pdf/i1520-0477-89-9-1325.pdf. 
  3. Science News, 9 de mayo 2009, p. 4, "Science Past"
  4. Erlich, Paul. «Paul Erhlich on climate change in 1968». Backseat driving. Consultado el 17 de noviembre de 2005.
  5. Kukla, GJ, RK Matthews & JM Mitchell. «Atmospheric particles and climate: can we evaluate the impact of mans activities?: Schneider». Quaternary Research, 2, 261- 9, 1972: "The end of the present interglacial". Consultado el 17 de noviembre de 2005.
  6. World's temperature likely to rise; The Times; 22 de junio 1976; p. 9; col A
  7. Intergovernmental Panel on Climate Change. «Climate Change 2001: The Scientific Basis». Consultado el 17 de noviembre de 2005.
  8. Rasool, S.I.; Schneider, S.H. (1971). «Atmospheric Carbon Dioxide and Aerosols: Effects of Large Increases on Global Climate». Science 173 (3992):  p. 138. doi:10.1126/science.173.3992.138.