Forzante radiativo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Como concepto general, un forzamiento radiativo en clima significa cualquier cambio en la radiación (calor) entrante o saliente de un sistema climático. Puede deberse a cambios en la radiación solar incidente, o a diferentes cantidades de gases activos radiativos. Para definiciones más específicas - ver la Sección "Usos del IPCC".

El forzamiento positivo tiende a calentar el sistema (más energía recibida que emitida), mientras que uno negativo lo enfría (más energía perdida que recibida). Considerando el sistema climático de la Tierra, las posibles causas de forzamiento radiativo son: un cambio en la radiación solar incidente o los efectos de los cambios en las cantidades emitidas de gases de efecto invernadero a la atmósfera. Debido a la importancia de este concepto para el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, el término en este contexto tiene una definición técnica más específica.

Balance de radiación[editar]

La mayor parte de la energía que afecta el clima de la tierra proviene del sol. El planeta y su atmósfera absorben y reflejan parte de la energía, la que es absorbida tiende a producir calentamiento. Parte del calor es irradiado de nuevo al espacio, tendiendo a enfriar el planeta. El balance entre la energía absorbida e irradiada determina la temperatura promedio. El planeta es más caliente de lo que sería si careciera de la atmósfera

El balance de radiación se puede alterar por varios factores, entre ellos, la intensidad de la energía solar, la reflexión de las nubes o los gases, la absorción debida a los diversos gases o superficies, y la emisión de calor por los diferentes materiales. Cualquier alteración de este tipo es un «forzante radiativo», y causa que se alcance un nuevo balance. En la práctica, esto sucede continuamente, mientras que los rayos solares inciden en la superficie, se forman nubes, la concentración de varios gases de la atmósfera varía y según las estaciones se modificar la cobertura del suelo.

Usos del IPCC[editar]

Cambio en el forzamiento radiativo entre 1750 y 2005 según las estimaciones del IPCC.

El término «forzamiento radiativo» ha sido utilizado por el IPCC con el sentido específico de una perturbación externa impuesta al balance radiativo del sistema climático de la Tierra, que puede conducir a cambios en los parámetros climáticos.[1] La definición exacta es:

«Cambio en la irradiación neta vertical (expresada en Wm-²) en la tropopausa debido a un cambio interno o un cambio en el forzamiento externo del sistema climático (por ejemplo, un cambio en la concentración de dióxido de carbono o la potencia del Sol). Normalmente el forzamiento radiativo se calcula después de permitir que las temperaturas estratosféricas se reajusten al equilibrio radiativo, pero manteniendo fijas todas las propiedades troposféricas en sus valores sin perturbaciones.[2]

En el contexto del Cambio climático, el término «forzamiento» se limita a los cambios en el balance radiativo superficie-troposfera impuestos por factores externos, sin cambios en la dinámica de la estratosfera, sin tener en cuenta el efecto de retorno proveniente de la superficie o de la troposfera (es decir, sin los efectos secundarios inducidos por los cambios de los movimientos o del estado termodinámico de la troposfera), y sin cambios dinámicos en la cantidad y distribución del agua atmosférica (vapor, líquida o sólida).

Mediciones relacionadas[editar]

Observe que el forzante radiativo tiene la finalidad de ser una manera útil de comparar las diferentes causas de perturbaciones en el sistema climático. Se pueden construir otras herramientas posibles con el mismo propósito: por ejemplo Shine et al, Una alternativa al forzante radiativo para estimar la importancia relativa de los mecanismos de cambio climático, GEOPHYSICAL RESEARCH LETTERS (CARTAS DE INVESTIGACIÓN GEOFÍSICA), 2003 dicen "...experimentos recientes indican que para los cambios en la absorción de los aerosoles y del ozono, la capacidad predictiva de forzante radiativo es mucho peor... proponemos una alternativa, la 'forzante de una tropósfera y estratósfera ajustadas'. Presentamos cálculos de GCM que muestran que resulta un índice de predicción significativamente más confiable de este cambio en la temperatura de la superficie del GCM que el forzante radiativo. Es candidato a complementar el forzante radiativo como métrica para comparar los diferentes mecanismos...". En esta cita, la palabra "predicción" puede producir confusión: se refiere a la capacidad de la herramienta para ayudar a explicar la respuesta, no la capacidad de los GCMs para pronosticar el cambio climático.

Notas[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]