Extinción masiva

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Intensidad aparente en la extinción de géneros marinos (no especies). No representa el total de la biodiversidad, sino su disminución en cada momento geológico.

Una extinción masiva es un tipo de Extinción terminal en la cual desaparecen sin descendencia un 10 % o más de las especies a lo largo de un año o un 50 % o más de las especies en un periodo comprendido entre uno y tres millones y medio de años,[1] cuando en momentos normales las extinciones se producen a un ritmo de entre dos y cinco familias biológicas de invertebrados marinos y vertebrados cada millón de años. Desde que la vida empezó en la Tierra se han detectado cinco sucesos en el eón Fanerozoico tras los cuales se han extinguido más de las mitad de las especies existentes.

En ocasiones las extinciones masivas se confunden con un Evento Ligado a la Extinción,[2] del inglés "Extinction-Level Event" o ELE, que sería el suceso, más o menos largo, provocador de dichas extinciones. Estos eventos son generalmente desconocidos, pero existen evidencias de colisiones con meteoritos de varios kilómetros, erupciones volcánicas masivas, supernovas cercanas, las acciones de una o más nuevas especies, combinaciones de las anteriores, etc. Del mismo modo, está bajo discusión si en el Holoceno vivimos la sexta gran extinción y si la desaparición de la Fauna de Ediacara fue la primera.

Historia[editar]

José A. de Azcárraga (1997, p. 65) resumen las cinco extinciones masivas que ha padecido la Tierra, aunque Xabier Orue-Etxebarria indica que pudo existir al menos una sexta.[1] A continuación se resumen los principales datos de dichas extinciones indicando la duración estimada y la causa o causas tenidas por más probables actualmente.[nota 1]

Nombre/periodos Hace
(millones de años)
Duración estimada Especies extintas Evento
Extinciones del Ordovícico-Silúrico 444 Cientos de años 85 % Supernova,[3] subida/bajada nivel de los océanos
Extinción del Devónico-Carbonífero 360 Tres millones de años 82 % Pluma mantélica[4]
Extinción del Pérmico-Triásico 251 Un millón de años 96% Pluma mantélica[5]
Extinción del Triásico-Jurásico 210 Un millón de años 76 % Fragmentación de Pangea con erupciones masivas
Extinción del Cretácico-Terciario 65 Treinta días 76 % Impacto de un meteorito

En la tabla se puede comprobar que las más destructivas fueron las tres primeras, pero los datos son escasos. Así en la transición entre los períodos Ordovícico y Silúrico, ocurrieron dos extinciones masivas llamadas extinciones masivas del Ordovícico-Silúrico. Su causa probable fue el período glaciar. El primer evento ocurrió cuando los hábitats marinos cambiaron drásticamente al descender el nivel del mar. El segundo ocurrió entre quinientos mil y un millón de años más tarde, al crecer el nivel del mar rápidamente. Otra hipótesis postula la explosión de una supernova muy cercana cuyos rayos gamma mataron la base de la cadena trófica. Por su parte la del Triásico-Jurásico fue algo menos destructiva, pese a ello desaparecieron varios grupos de arcosaurios, de los cuales solo sobrevivieron los Crocodilia, los Dinosauria y los Pterosauria. También destaca la extinción casi total de los sinápsidos no mamíferos como el Thrinaxodon (aunque sobrevivieron géneros como Oligokyphus.

Causas[editar]

Estas extinciones se han atribuido generalmente a causas endógenas de la propia biosfera, a la acción de supervolcanes y al impacto de asteroides entre otras.

Existe la teoría que atribuye todas, o casi todas, las grandes extinciones a impactos meteoríticos. Se ha establecido estadísticamente que, aproximadamente cada 100 millones de años de media impacta un asteroide kilométrico contra la Tierra. Si se tiene en cuenta que la vida pluricelular lleva unos 600 millones de años debería haber habido entre cinco y seis grandes extinciones desde entonces. Y esas son las que realmente han ocurrido. Las otras posibles causas atribuidas a grandes glaciaciones globales o a erupciones masivas se consideran entre los efectos secundarios que un gran impacto podría producir, por lo que no serían más que sinergias de esa misma catástrofe cósmica.

Otras causas apuntan a las fluctuaciones del campo magnético terrestre, llevadas a cabo mediante su sucesión de cambios de polaridad, que provocan una fuerte disminución de la protección de la Tierra frente a la fuerte radiación cósmica durante los períodos en los que se producen.

También se considera como causa probable de extinciones menores o incluso de las más masivas a explosiones de supernovas cercanas. De hecho existe otra teoría que dice que dado que cada 25 millones de años aproximadamente la Tierra entra en la zona densa de la galaxia (los brazos espirales) ésta se ve sometida a un mayor riesgo de explosiones violentas o al azote de vientos estelares intensos. Así mismo, la nube de Oort tiene un mayor riesgo de verse deformada y perturbada por el paso de estrellas cercanas con el consiguiente envío de cometas y asteroides hacia el sistema solar interior, como refleja la hipótesis Shiva.

Prospectiva[editar]

Muchos biólogos piensan que estamos a las puertas de la extinción masiva del Holoceno, que será causada por el ser humano. Wilson (2002) estima que con el actual ritmo de destrucción humana de la biosfera la mitad de las formas de vida se extinguirán en 100 años. Otros científicos consideran que estas estimaciones son exageradas.

Notas[editar]

  1. Se debe ser muy cauto con las expresiones "duración estimada" y "causa o causas tenidas por más probables" porque el progreso científico ha variado notablemente las dos respuestas. Alan Charing (1985, p. 180) afirmaba en los años ochenta del siglo XX que los meteoritos y las erupciones volcánicas eran tenidas por las menos probables, pese a recoger como interesante la teoría de Álvarez y colaboradores. Treinta años después a las dos se las da como ciertas de una o varias extinciones masivas. Lo mismo puede decirse de la duración, no deja de ser una estimación.

Referencias[editar]

  1. a b Orue-Etxebarria, Xavier (5/3/2013). Luis Alfonso Gámez (ed.): «Impactos y extinciones: el fin de los dinosaurios» (Conferencia). Asteroides. Bilbao: Ayuntamiento de Bilbao, el Aula Espazio Gela, el Círculo Escéptico y el diario El Correo. Consultado el 23/8/2014.
  2. Santiago, 2014, p. 21.
  3. Zabel, Bryce (2009). «Rayos letales» (documental). Armagedón Animal. Madrid: AMC Networks Spain. Consultado el 25 de agosto de 2014.
  4. Schevermann, Abe (2009). «Infierno en la Tierra» (documental). Armagedón Animal. Madrid: AMC Networks Spain. Consultado el 25 de agosto de 2014.
  5. Zabel, Bryce (2009). «La gran extinción» (documental). Armagedón Animal. Madrid: AMC Networks Spain. Consultado el 25 de agosto de 2014.

Bibliografía[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]