Calabazas, zapallos y nombres afines en Argentina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Para la biología y cultivo de zapallos y zapallitos (incluido anco) ver Zapallos y zapallitos.
Si su cultivo no se encuentra aquí quizás esté interesado en Calabazas, calabacines, zapallos, zapallitos y nombres afines
Las 3 regiones agrícolas prehispánicas de las que derivan nombres indígenas, a veces aplicados al mismo cultivo.

En Argentina existe un consenso acerca de los nombres aplicados al grupo de cultivos que pueden llamarse calabazas, zapallos, zapallitos (en Argentina no se usa el nombre calabacín), cuya referencia bibliográfica puede buscarse en material informativo extraído del INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) y otros sitios de interés para el horticultor y el agricultor.

En Argentina se llama zapallo a todos los frutos de las 4 especies de Cucurbita que aquí se cultivan para ello (Cucurbita pepo, Cucurbita moschata, Cucurbita maxima, y Cucurbita argyrosperma antes llamada Cucurbita mixta) que se cosechan maduros al final del verano, cuando la cáscara ya está endurecida (de forma que no se puede hincar la uña) y de los que se consume su pulpa cocida (en Argentina no se suelen consumir las semillas y no hay cultivos específicos para ello, ni hay variedades cultivadas para decorativas no comestibles). En esta definición todos los cultivos con los cuales se puede hacer "puré de zapallo" se denominan zapallo.

Se denomina zapallitos a los frutos de estas mismas especies cosechados inmaduros, cuando la cáscara todavía está blanda y las semillas no están endurecidas, de forma que se pueden consumir enteros y cocidos. Hay variedades seleccionadas especialmente para ser cosechadas y consumidas como un zapallito, una "variedad tradicional" es el zapallito más común en Argentina, de nombre científico Cucurbita maxima var. zapallito.

Dentro de los zapallos, se ha traído el extranjero calabaza para denominar a Cucurbita moschata 'Butternut' desarrollado en Estados Unidos en 1936 e importado exitosamente, cultivar con las características de unas "variedades tradicionales" de zapallos que acá se llamaban en conjunto "anco" (quechua) o "andai" (guaraní). La denominación "calabaza" se extendió a esas variedades y a otros zapallos de aspecto similar, como Cucurbita moschata tipo Crookneck y Cucurbita argyrosperma tipo Cushaw.

Los cultivos cuyo objetivo es la utilización de la cáscara con fines no alimenticios son llamados calabaza, de los que en Argentina se cultiva Lagenaria siceraria tipo "mate" (= "porongo"). Esta especie posee cultivos seleccionados para ser consumidos inmaduros, pero no se conocen en Argentina.

Calabazas comestibles[editar]

"Calabaza". En una época se cultivaba un grupo de razas[cita 1] de Cucurbita moschata a las que llamaban anco[cita 1] (nombre quechua) o andai[nota 1] [cita 2] (nombre guaraní), que ya era tradicional al menos en la década de 1820[nota 1] y quizás precolombina[cita 1] [cita 2] . El nombre "calabaza" no se aplicaba a las variedades comestibles, es decir los zapallos[nota 2] . La primera que llegó con el nombre traído del extranjero "calabaza" es el cultivar comercial Cucurbita moschata 'Butternut', desarrollado en Estados Unidos en 1936[cita 4] , y a partir del cual se desarrollaron nuevos cultivares que adoptaron también el nombre, como 'Waltham Butternut' en 1970[cita 4] y cuyo nombre todavía aparece en las semillerías argentinas. Durante el cultivo se indiferencian con las razas locales, en Paraguay y en la región argentina de habla guaraní los llaman indistintamente calabaza como andai (o "anday", o en lengua guaraní acentuado "anda'i" o "andaí"[cita 2] ), en el noroeste el nombre quechua anco (o "ancu"[cita 1] ). También en la actualidad coreano. Los más cortos se pueden ver como anquito o coreanito, y los más largos "anco largo" o similares. Los taxónomos los agruparon en dos grupos o "tipos de mercado", al de cuello largo (más antiguo en Estados Unidos) lo llaman "de tipo Crookneck" y a los de cuello corto y recto los llaman "de tipo Butternut" o menos comúnmente "de tipo Bell" (campana).

En el centro del país en cambio, al menos en Córdoba y Santiago del Estero, a estos cultivos no les llegó el nombre calabaza, los siguen llamando con el quechua "anco", y llaman "calabaza" (o menos ambiguamente "calabaza rayada" o "calabaza cordobesa" o "calabaza gringa") a una variedad hoy tradicional pero post-colombina, de aspecto similar pero de la especie Cucurbita argyrosperma, que no hibrida con el anco o andai, y que se puede diferenciar con relativa facilidad de éste por el color de la cáscara y por el pedúnculo, esta variedad tradicional, para pulpa, aparentemente fue traída del sur de Estados Unidos donde es nativa (Millán 1968[5] ), allá a este grupo de razas de "calabazas" de C. argyrosperma para pulpa lo llaman "cushaw".

Zapallitos[editar]

De la especie Cucurbita maxima, precolombina[cita 6] , el mejor conocido es el que es conocido desde antiguo como zapallito de tronco (nombre científico Cucurbita maxima var. zapallito), cuando se debe diferenciar de otras razas cultivadas en la región se puede aclarar zapallito redondo, ya que es la única raza de conformación redonda en la región. En Salta era conocido como "tronquero" y en Chile como "hoyito" sin confundir con "hoyo" que es otro (Millán 1947[10] ). Los descendientes de españoles ya lo cultivaban como una de sus variedades tradicionales al menos en 1780[cita 7] [nota 3] . En 1947 en estado inmaduro, listo para consumir, tenía pulpa amarilla (Millán 1947[10] ), carácter que se conserva en unas pocas variedades de campo. Por "zapallito de tronco" normalmente se sobreentiende que se hace referencia a éste, si bien las demás razas de zapallitos también son "de tronco".

Hay dos razas más de "zapallitos" criollos mucho menos difundidas, descriptas por Millán (1947[10] ): el "zapallito silpingo" y el "hoyo" (diferente de "hoyito" que es como llaman en Chile al zapallito de tronco).

El zapallito zipinka (Cucurbita maxima var. zipinka nombrado y descripto en Millán 1947[10] , también "sipinki"[cita 8] o "sipinke") se cultiva en el Noroeste desde épocas precolombinas[cita 8] , no se encuentra en el circuito comercial debido a que su producción no es rentable para esto último, pero se cultiva para consumo familiar debido al sabor de sus frutos, pequeños y en poca cantidad por planta. Hay plantas de tronco y plantas guiadoras. Tiene la característica de que en pocos días después de la antesis (apertura de la flor) endurece su cáscara; al estado maduro ésta es durísima, la forma puede ser como un trompo[cita 8] , pueden insinuarse gajos y surcos, su color es crema uniforme o no, puede tener verrugas (ver descripción en Millán 1947[10] ).

El hoyo es tradicional en Chile (descripto en Millán 1947[10] ).

Zapallito alargado[editar]

Cucurbita pepo es una especie de cultivo precolombino en Norteamérica, fue la única especie que llevó exitosamente cultivos "de tronco" a Europa[cita 9] , y de Europa una raza de tronco fue traída a la Argentina[cita 10] , que se conocía en Buenos Aires en 1943 como: Zapallito de Italia, Largo, de Génova, Nápoli, Nápole, Tronco Alargado, etc., y en Salta y Tucumán como Angolita o Zapallito Angola (no confundir con el zapallo Angola que es otra raza)[cita 10] , y que según la clasificación actual de Cucurbita pepo de Paris (1986[21] ) pertenece al Grupo Vegetable Marrow. Millán (1943[4] ) encontró en una semillería como "zapallito de tronco alargado" otra variedad de zapallito mucho más largo conocido en Italia y Francia[cita 11] , que según la clasificación moderna de Cucurbita pepo de Paris (1986[21] ) pertenecería al grupo Cocozelle.

Muchas semillerías todavía llaman al Vegetable Marrow argentino "zucchini", que fue la probable determinación de Millán (1943[cita 10] ) repetida posteriormente (p.ej. en Millán 1947[cita 9] ), y que según la clasificación moderna de Cucurbita pepo de Paris (1986[21] ) es una morfología diferente de cultivos. Todavía se encuentra en las semillerías bajo el nombre de "zapallito alargado de Génova" y también "zucchini".

Zapallos criollos[editar]

Cucurbita maxima, el "zapallo criollo" (voz del Noroeste, "zapallo" o "sapallo"[cita 12] ), precolombinos[cita 12] , seleccionados para cosechar maduros para almacenaje. También se los cultivaba en la zona guaraní donde se los llamaba "kurapepé"[cita 2] . Poseían varias razas indígenas, al menos 9 o 10 contando las seleccionadas como zapallitos[cita 12] , y el llamado "zapallo criollo" ya era cultivado por los descendientes de españoles en la zona rioplatense al menos en 1780[cita 13] y 1820[nota 4] , hoy se los puede llamar zapallos criollos, muy difíciles de definir debido a la variabilidad y numerosas razas no descriptas. Pérez Castellano alrededor de 1780 anotó que tienen peor conservación durante el invierno que los zapallos Angola que se cortan con serrucho[cita 13] , sin embargo hay razas de cáscara para serrucho. A algunos se les dio nombre de variedad, como el cultivado en la zona araucana (Cucurbita maxima var. chiloensis[cita 14] ) y algunos para zapallitos (ver en zapallitos).

Las semillerías pueden vender semillas bajo el nombre zapallo plomo o mencionar en la descripción la cáscara de color gris plomo (semillería Costanzi[cita 15] , semillería Florensa[cita 16] ). El INTA también informa el zapallo crespo (similar al plomo con la cáscara crespa, es decir verrugosa), y el cultivado en la zona de Mendoza, el zapallo mendocino o zapallo valenciano, similar al zapallo plomo, de un porte un poco más pequeño y achatado y de mediana conservación ("Color externo gris mediano, interior amarillo con pequeña cavidad seminal, excelente calidad para consumo fresco, mediana conservación").

Zapallo Angola[editar]

De la especie Cucurbita pepo, guiador, para cosechar maduro y conservar. Conocido al menos desde 1780[cita 13] , fue muy popular en Argentina al menos desde 1820 hasta 1940 (Millán 1943[cita 3] [cita 1] ).

Probablemente era el mismo[cita 17] que en Uruguay llamaban "Bugango", "bubango", "gubango", o "de Guinea".[cita 18] . Al menos en Uruguay en 1914 estaba desapareciendo a cambio de uno más productivo, con más pulpa y menos sabor[cita 17] .

Posee una cáscara gruesa que se corta con serrucho, a pesar de que algunas referencias han mencionado su color, durante el cultivo el color fue variable, como comprobó Millán en 1943[cita 3] . Su concentración de nutrientes, su cáscara gruesa que lo hace soportar bien la intemperie, y su forma cilíndrica lo hacían ideal para llevar en barco para consumo durante los viajes, y probablemente así llegó a la Argentina. [cita 17] .

Millán (1943) ha encontrado errores al aplicar el nombre Angola en algunos catálogos[cita 19] .

Probablemente lo que hoy llamamos Angola es el que hoy en Uruguay llaman "zapallo serrucho" o "zapallo negro".

Mate[editar]

Cáscara madura de usos no alimenticios, precolombina (la especie ya se conocía en España con el nombre "calabaza"). Lagenaria siceraria tipo "mate"[nota 5] [cita 21] o "porongo"[nota 5] [cita 21] (también "mati"[cita 21] , "puru"[cita 21] , "purú"[cita 21] , "áncora"[cita 21] ).

Millán (1946[35] ) menciona que los frutos más achatados, que no parecen una pera y son más bien elipsoidales, se llaman mate galleta tanto en Argentina[cita 22] como en Uruguay[cita 22] . "Para la fabricación de mates destinados a la preparación de la infusión de la yerba (Ilex paraguariensis) se usan principalmente frutos ovales o periformes con la boca en la región proximal y los mates galletas, con la boca en la región ventral. Éstas y otras formas han sido ilustradas por Villanueva (1938[40] ) y Saubidet (1943[41] ). En la edad de oro del arte de cebar -hoy en el olvido- la técnica perfecta prescribía que el mate dulce debía cebarse en los frutos ovales o periformes y el amargo en el mate galleta. Los que quieran saber la relación que tiene la forma del continente con el gusto del contenido que lean el libro de Villanueva[40] " (Millán 1946[cita 22] ).

La especie Lagenaria siceraria posee variedades de calabazas de tamaños y formas tan espectaculares que muchas veces no sirven para tomar mate, a veces son redondeadas y gigantes, a veces tienen forma de serpiente y muy largas, estas variedades no se conocen en Argentina, como tampoco las de fruto cosechado inmaduro para consumo ("calabacines").

Cayote o alcayota[editar]

Cucurbita ficifolia, a pesar de pertenecer al género no es un zapallo: la pulpa es diferente, en hebras y sólo apta para hacer dulces con agregados de azúcar o miel, además la planta es perenne con raíces reservantes en lugar de vivaz, aunque también se la puede cultivar como si fuera anual. Conocida en los Andes donde se la cultiva a grandes alturas donde el clima es más inhóspito. En algunas regiones (no en Argentina) se la llama "calabaza" debido a la capacidad de conservarse todo el año. En Argentina se la conoce como cayote (Noroeste) o alcayota (región araucana).

Parodi (1934[42] ) describe a la alcayota en Argentina (citado por Parodi 1935[cita 23] ). Millán (1968[5] ) agrega la descripción de una variedad de alcayota.

Papa del aire[editar]

Sechium edule, la papa del aire ya estaba bien establecida en el Noroeste argentino hacia 1935, si bien su cultivo precolombino era del norte de Sudamérica (Parodi 1935 quien la llama "cayota"[cita 24] ).

Si bien no es un zapallo ni permite conservación como los zapallos y calabazas comestibles, en algunas regiones se la puede conocer con ese nombre: "calabaza espinosa" en Centroamérica, "calabacita china" en Perú, debido al mal uso de la palabra "calabaza" como sinónimo de "pepónide" (fruto de cucurbitácea).

Otros[editar]

Según el INTA también se cultiva el zapallo al que llaman zapallo inglés o tipo Hubbard, Cucurbita maxima Hubbard group o "de tipo 'Hubbard'", es decir similar al cultivar 'Hubbard'.

Existe un grupo de cultivares (líneas con los caracteres muy estables) llamado "Cucurbita maxima Grupo Turbante", que reúne a los cultivares parecidos a una cabeza con turbante (ver ejemplos en el montaje). En el cinturón verde del gran Buenos Aires un estudio recogió el nombre zapallo hongo salido de cultivos para zapallos de tipo Turbante, y un catálogo sobre variedades criollas de zapallos de la región andina argentina encontró una población criolla que producía zapallos de 3 "tipos comerciales" diferentes: "zapallito redondo" (55%), "zapallos turbantes" (25%, en las fotos similares al zapallo hongo encontrado en Buenos Aires) y "zapallos de guarda" (el resto), por lo que el zapallo hongo parece ser un "tipo comercial" diferente del zapallito redondo que aparece en cierta proporción en los cultivos de zapallito redondo criollo.[cita 25]

El zapallito del grupo Escalopado (Cucurbita pepo Scallop Group, a veces traducido como Vieira) puede conseguirse en las semillerías como "zapallito ovni", aunque también tienen forma de "ovni" o escalopada algunas calabacitas ornamentales, de cáscara muy dura y no comestibles.

Puede mencionarse una variedad nativa de México para pulpa y semillas, la más común allá, llamada Cucurbita moschata "zapallo de Castilla" o como en México Calabaza de Castilla gruesa, para almacenaje (en México no usan la palabra zapallo, llaman a todo calabaza como en España).

Al Cucurbita pepo Pumpkin group que se utiliza para Halloween en Estados Unidos y del que aquí a veces venden las semillas como curiosidad, se lo encuentra como "zapallo de Halloween". En algunas películas cuya traducción tiene origen mexicano, en que se llama a todo lo que aquí llamamos zapallo, "calabaza", se las puede encontrar como "calabazas" o más específicamente "calabazas de Halloween".

A continuación la galería de imágenes. Descripciones más detalladas en Calabazas, calabacines, zapallos, zapallitos y nombres afines.

Zapallito amargo[editar]

La variedad silvestre, Cucurbita maxima subsp. andreana. "Cháncara" en San Luis y Córdoba (Parodi 1935[1] , y en escritos referentes del folklore de San Luis: Podetti 1925[cita 27] , Ochoa de Masramón 1996[cita 28] ), "yeruá" en Entre Ríos y Uruguay (Parodi 1935[1] ), "zapallo chirigua" (Millán 1945[48] citando a Lemée 1887[49] ). También "zapallito amargo" o "zapallo amargo" (ej. Steibel 1997[cita 29] , Millán 1945[48] , Millán 1968[5] , Parodi 1935[1] , Ashworth 1997[51] ), "zapallo de vizcachera" (Millán 1945[48] citando a Saubidet 1943[41] ). "Vüre dapallu" (voz ranquel en La Pampa[cita 29] ).

Amargo y tóxico. Desde Perú hasta Argentina en el límite de heladas. Considerado maleza.

Cultivares comunes en la región[editar]

Los cultivares son llamados así porque sus frutos son distintivos en algún carácter de importancia para el horticultor, y sus semillas tienen asegurada la uniformidad del fruto y de la cosecha, y en Argentina se registran en el Registro Nacional de Cultivares del INASE[52]

Para una pequeña huerta familiar de cultivo intensivo quizás el productor prefiera las variedades tradicionales, menos productivas y más variables, y de más valor nutritivo, difíciles de conseguir en el circuito comercial.

Algunos cultivares registrados para Argentina son:

Anco:

  • Cucurbita moschata 'Dorado INTA-MAPO' (registrado en 2011[53] ) también llamado Dorado INTA.[54] "Plantas de tamaño intermedio, mejor adaptadas a climas más húmedos".[53] Si el verano será muy lluvioso es de los que mejor se adaptan junto con Cuyano INTA y Frontera INTA.[cita 30] "Aunque fue desarrollado para la producción orgánica, también se puede utilizar para la convencional. Fue obtenido en el marco de un Convenio de Vinculación Tecnológica entre el Movimiento Argentino para la Producción Orgánica (MAPO) y el INTA. Los rendimientos medios obtenidos en los ensayos comparativos realizados en la EEA La consulta del INTA superan en tres toneladas a otras variedades del INTA, alcanzando las 40 toneladas por hectárea. Otro aspecto importante a destacar es el excelente brillo de la piel que se obtiene al lustrado con cepillo."[53] (más información y fotos en la ficha del INTA[53] )
  • Cucurbita moschata 'Frontera INTA' (registrado en 1992[55] ), "Excelente vigor de planta y frutos de tamaño intermedio a grande. Se adapta mejor que otras variedades de INTA a los cultivos sin riego complementario que se realizan al norte del país"[55] . Planta muy vigorosa y expansiva, fruto piriforme-cilíndrico de 1,2 a 1,7 Kg. de peso, color interno naranja medio, color exterior ocre cremoso, cavidad seminal pequeña en relación a la proporción de pulpa, resistente al transporte y buena conservación. El ciclo de cultivo oscila entre los 120 a 130 días desde la emergencia a la madurez comercial. Posee resistencia que mejora la conservación. (Descripción:[56] [57] Nombrado también en:[58] [59] ). Si el verano será muy lluvioso es de los que mejor se adaptan junto con Dorado INTA y Cuyano INTA.[cita 30] (más información y fotos en la ficha del INTA[55] )
Tipo Paquito INTA, adquirida en el mercado.
  • Cucurbita moschata 'Paquito INTA' (registrado en 1992[60] ). "Excelente calidad de fruto de tamaño intermedio a grande."[60] Sus plantas son muy vigorosas y expansivas, con frutos de 1,4 a 1,8 kg de peso, piriforme–cilíndricos, de color exterior anaranjado intermedio con bandas longitudinales más claras e interior anaranjado intenso con una cavidad seminal pequeña en relación a la cantidad de pulpa. El ciclo de cultivo oscila entre los 130 a 150 días desde la emergencia a la madurez comercial. Tiene menor resistencia a la conservación que 'Frontera INTA' (descripción,[57] nombrado:[58] [59] Si el verano será muy lluvioso no se adapta tan bien como Frontera INTA, Dorado INTA y Cuyano INTA. [cita 30] (más información y fotos en la ficha del INTA[60] )
  • Cucurbita moschata 'Cuyano INTA' (registrado en 2006[61] ): "se destaca notablemente de otros cultivares de la misma especie por la arquitectura de la planta", de tronco al principio hasta el inicio de la floración, con la posterior emisión de vigorosas guías que se confunden entre primarias y secundarias, esta característica está asociada con la excelente uniformidad y la mayor concentración de la maduración de los frutos.[61] Plantas de alta producción, con guías cortas que se confunden entre primaria y secundarias, excelente uniformidad de tamaño y forma de fruto, con un ciclo de cultivo de 110 días desde la emergencia. Se destaca notablemente de otros cultivares por la arquitectura de sus plantas: Son arbustivas ("de tronco") hasta el inicio de floración con posterior emisión de guías, característica que se encuentra asociada con la uniformidad de los frutos y mayor precocidad en la maduración. Las hojas son de color verde oscuro con manchas grisáceas. Los frutos son piriforme-cilíndricos, de color exterior cremoso e interior amarillo naranja. El peso promedio es de 1,3 kg. Los rendimientos oscilan entre los 30.000 y 35.000 kg por hectárea. (Descripto:[57] [56] nombrado:[58] [59] ). Si el verano será muy lluvioso es de los que mejor se adaptan junto con Dorado INTA y Frontera INTA.[cita 30] (más información y fotos en la ficha del INTA[61] )
  • Cucurbita moschata 'Cokena INTA' (registrado en 1992[62] ) "Variedad zapallo de frutos piriformes - cilíndricos, de sabor dulce. Se adapta a la mayoría de las zonas productoras del país"[62] (probablemente el mismo que Anquito Cokena, "amarillo completo o con rayas verdes, piriforme"[56] ). Plantas muy expansivas. Si el verano será muy lluvioso no se adapta tan bien como Frontera INTA, Dorado INTA y Cuyano INTA.[cita 30] (más información y fotos en la ficha del INTA[62] )
  • Cucurbita moschata Waltham Butternut, zapallo anco para huerta orgánica, cultivar desarrollado en Estados Unidos en los 1970, plantas con guías, muy rústicas y productivas. Frutos de 1,2 a 1,4 Kg. Muy dulces en comparación con los más modernos[56] . (más información y fotos en la ficha del INTA[62] )

De guarda:

  • Cucurbita maxima 'Pecas INTA' (registrado en 1998[63] ), de tipo "Delicious" para reemplazo del 'Tetsukabuto'. Zapallo de guarda, cruza de valenciano, criollo y zapallos extranjeros, con la finalidad de obtener un zapallo de fruto de tamaño pequeño que no deba comercializarse en trozos. Se destaca por poseer un ciclo intermedio de 110 a 120 días desde la emergencia a la cosecha y frutos de 1,4 a 1,5 kg de peso, de forma redonda-achatada. La superficie es medio rugosa, de color verde plomizo con motas verde más oscuro, su pulpa es de color amarillo fuerte y la textura es suave y muy seca al estado cocida. Posee excelentes características de sabor, es resistente al transporte y a la conservación (4-5 meses). Los rendimientos oscilan entre 20.000 y 25.000 kg por hectárea. "'Pecas INTA' representa una opción nacional de menor costo para esta demanda que aumenta diariamente y es actualmente cubierta por híbridos extranjeros"[57] (se refiere a reemplazar la demanda del híbrido kabocha o 'Tetsukabuto'). La ficha del INTA dice "Variedad de zapallo del tipo "delicioso" de polinización abierta, con una producción de 4 a 7 frutos por planta, con un peso medio de 1,200 Kg." (más información y fotos en la ficha[63] ).
  • Cucurbita maxima 'Zapuco INTA' (registrado en 1998[64] ), de tipo "Pink Banana" para industrializar. "Se destaca por poseer frutos con alto contenido de sólidos totales, color de pulpa amarillo naranja de excelente calidad para la industrialización. Su principal destino es el deshidratado para la elaboración de sopas, caldos y purés. Fue obtenida en el marco del Convenio de Vinculación Tecnológica INTA - UNILEVER a partir de poblaciones cultivadas por productores de la empresa, derivadas de la antigua variedad Pink Banana de origen extranjero. Los rendimientos medios en ensayos comparativos son de 29 toneladas por hectárea." (más información y fotos en la ficha[64] ).
  • Marino de Mendoza De guarda. Frutos de 8,6 Kg, achatado.[56]
  • Colorado La Banda INTA 70 De guarda. Variedad no guiadora, se siembra en surcos a 1m y produce 2,3 zapallos por planta de 1 a 2 Kg de peso.[56]
  • 'Hubbard' o quizás similares, de guarda, son los más cultivados en el noroeste de Chubut.[59]
  • 'Tetsukabuto', de guarda, muy duro, pequeño, es el cultivar más cultivado en Argentina de los tipo Kabocha o Kabutiá[65]

Cultivares de Zapallitos[editar]

    • Cucurbita maxima var. zapallito 'Cachí Magnif INTA': zapallito redondo (de la especie Cucurbita maxima), hojas grandes y erectas, fruto redondo uniforme[56]
Zapallito similar al 'Veronés INTA', producto de la cruza de variedades de zapallito con zapallos Tetsukabuto.
    • Cucurbita maxima var. zapallito 'Veronés INTA' (registrado en 1994[66] ): "Se destaca de otros cultivares del tipo zapallito redondo de tronco por su excelente homogeneidad en las características de la planta y del fruto. Además posee altos rendimientos. Generalmente los frutos alcanzan el tamaño y peso comercial después del quinto o sexto día de ocurrida la antesis de la flor femenina."[66] La principal característica de este zapallito es la tolerancia al marchitamiento causado por el hongo del suelo Phytophthora capsici, que se obtuvo cruzando al zapallito redondo del cultivar 'Cachi Magnif' con líneas de zapallo de tipo Tetsukabuto. Son plantas cuya expansión se detiene en cierto momento y poseen alta productividad respecto a otros cultivares comerciales. Los frutos son tiernos, redondo-achatados. El color es verde medio con bandas longitudinales más claras, tenues y delgadas, y posee excelentes características para el consumo en fresco de frutos inmaduros. Produce entre 15 y 20 zapallos por planta al estado comercial de fruto inmaduro. El ciclo desde la emergencia hasta la madurez comercial es de 42 días. (descripto:[56] [57] ) (más información y fotos en la ficha del INTA[66] )
    • Cucurbita maxima var. zapallito "Mejor 3". "Esta nueva variedad proviene de una selección realizada por la firma Ferry Morse de USA "California" con el objetivo de mejorar la calidad y la producción de los zapallitos cultivados. Su nombre es "Zapallito Redondo Mejor 3". Por ser: Mejor calidad (frutos verdes claros brillosos, lisos y sin corona), -Mejor producción (por el hecho de producir primero en el tronco y después sobre las guías). - Mejor economía (semillas calibradas y tratadas)." de Semillería Raffo-Ferry Morse. (Boletín Hortícola junio 1997 p. 40).
  • Zapallitos alargados.
    • Cucurbita pepo Nutri-C INTA (registrado en 2012). "Se destaca de otras variedades del tipo zapallito alargado o Zucchini por su excelentes homogeneidad en las características de la planta y de fruto con excelentes rendimientos. También se destaca por el agradable sabor tenuemente dulce y piel muy delgada e imperceptible en la boca, características que están asociadas al crecimiento rápido del fruto. Generalmente alcanzan el tamaño y peso comercial después del tercero o quinto día de ocurrida la antesis de la flor femenina. Otra ventaja de esta variedad es que es de polinización abierta y por ello el menor valor de su semilla que los híbridos importados. El rendimiento medio por hectárea 30 toneladas en los ensayos realizados en las condiciones ambientales de la EEA La Consulta del INTA." (más información y fotos en la ficha del INTA[67] )

Otros nombres[editar]

En el mundo hay una amplísima variedad de cultivos afines a los que se consiguen en Argentina, que pueden encontrarse en el artículo Calabazas, calabacines, zapallos, zapallitos y nombres afines (además se provee la definición de: zapallo de guía, zapallito de tronco, zapallo del año, zapallo de almacenaje, zapallo de guarda, zapallo temprano o primicia).

El cuadro para identificar la especie de un cultivo desconocido se encuentra en Zapallos y zapallitos#Especies

Biología y cultivo[editar]

La biología y cultivo de todos los cultivos aquí expuestos se encuentran en el artículo zapallos y zapallitos.

Referencias[editar]

Los consensos se utilizan en: los cuadernillos de información para el horticultor del INTA, estadísticas de horticultura argentinas, listados de malezas de marcas de agroquímicos, o publicaciones científicas que mencionan el nombre vulgar en Argentina:

Notas[editar]

  1. a b c El andai fue una de las razas que cultivó Larrañaga en 1823 en su quinta de Miguelete, Uruguay, escritos publicados en 1922[3] y citados en Millán 1943[cita 3]
  2. En informes sobre zapallos argentinos de la época, el nombre "calabaza" no referencia a ninguna variedad comestible, por ejemplo en Parodi (1935[1] , menciona al "anco" -noroeste- y/o "andaí" -noreste- quizás precolombino), en Millán (1943[4] , menciona al "andai" en Uruguay en 1820). Millán en 1968[5] ya llama "calabaza" al anco y a la Cucurbita argyrosperma "calabaza cordobesa".
  3. El "zapallito de tronco" fue una de las razas que cultivó Larrañaga en 1823 en su quinta de Miguelete, Uruguay, escritos publicados en 1922[3] y citados en Millán 1943[cita 3]
  4. El zapallo criollo fue una de las razas que cultivó Larrañaga en 1823 en su quinta de Miguelete, Uruguay, escritos publicados en 1922[3] y citados en Millán 1943[cita 3]
  5. a b Millán (1946[35] ) recopila variedades de diversas partes de la Argentina, todas más o menos coinciden en llamarlo "mate" o "porongo" indistintamente[cita 20] .

Citas[editar]

  1. a b c d e f g h Parodi (1935[1] , sobre una conferencia en 1933): "Otras especies de Cucurbita muy cultivadas en el noroeste y en otras regiones argentinas, son C. moschata Duch. y C. pepo Linn., la primera es el "anco" o "ancu" representada por varias razas cultivadas, algunas de ellas tal vez desde épocas precolombianas (lám. V d). En cuanto a C. pepo Linn., muy apreciado y abundante en los mercados locales, donde una de las grandes razas suele designarse zapallo de Angola, nada puedo decir sobre su antigüedad regional."
  2. a b c d e f Parodi (1935[1] ): "Especies principales cultivadas por los guaraníes del nordeste argentino y Paraguay en el momento de la conquista del Río de la Plata": (...) Cucurbita maxima Duch: "kurapepé". Bertoni (Plant. usuales[2] , pág. 60) denomina "kurapepé" a Cucurbita maxima Duch. y andaí a C. moschata Duch. Ambas se suponen de origen sudamericano siendo probable que también la hayan cultivado los guaraníes.
  3. a b c d e Millán (1943[4] ): "Nos parece sorprendente la similitud del zapallo Bugango del Uruguay con el zapallo Angola, tan conocido y apreciado en Argentina. La forma del fruto, los colores frecuentes en las poblaciones, la dureza de la corteza y la larga conservación que los autores uruguayos atribuyen al Bugango, son caracteres y propiedades que también se aplican exactamente al zapallo de Angola (nota: no confundir con Angolita que es otra raza). En esta parte del Plata la cita más antigua que conocemos es la de Grigera (1819[23] ). Desde entonces el zapallo Angola se incorpora a la literatura hortícola y se hace popular en Argentina. En la Banda Oriental está registrado por Larrañaga (1922[3] ) entre las plantas que cultivó en 1823 en su quinta del Miguelete. Después, con excepción de Sacc (1881[24] ), que lo halló en el mercado de Montevideo, no lo mencionan los escritos uruguayos que hemos consultado. Parece evidente que por lo menos el nombre nunca fue muy conocido en el Uruguay, y que hoy no se cultiva en ese país. Si bien la referencia de Larrañaga (1922[3] ) -quien también cultivó el Bugango, el Zapallito de Tronco, el Criollo y el Andai- indicaría que consideraba el zapallo Angola distinto del Bugango, en cambio son muy semejantes las descripciones que de ambas razas hizo Sacc (1881[24] p.470): el zapallo Bugango es de color verde oscuro y el de Angola de color verde y amarillo. Obsérvese que ambos colores de la corteza se advierten en las poblaciones de zapallo Angola. Además de la Lám. VI, consúltense las ilustraciones de Contardi (1940[25] ). El zapallo Angola pertenece a Cucurbita pepo y ha sido importado en Argentina lo mismo que el Bugango fue importado en Uruguay. Sin entrar al problema todavía cuestionado del centro de origen de C. pepo (nota de la transcripción: su origen es norteamericano), su cultivo en África parece muy antiguo. De allí pudo venir el zapallo Angola. Son indicios de ese origen, el nombre, y, especialmente, la muy probable identidad del zapallo Angola con el zapallo Bugango del Uruguay. Y si esos indicios reflejaran la verdad, sería el zapallo Angola el único representante africano entre las hortalizas de gran cultivo en nuestro país."
  4. a b c d Robinson y Decker-Walters (1997[6] ) p. 80: "The bell squash 'Butternut' is an important winter squash with excellent quality. It was selected for better fruit shape from the heirloom cultivar 'Canada Crookneck' and introduced by the Breck Seed Company in 1936. The elongated neck of the buff-coloured 'Butternut' fruit is generally straight but occasionally curved. The neck is entirely usable because the small seed cavity is confined to the bulbous base of the fruit. 'Waltham Butternut' is similar, but produces a higher proportion of fruits with straight necks. It was obtained by crossing 'New Hampshire Butternut' with an African plant introduction to the USA, and has been a very popular cultivar ever since its commercial introduction in 1970".
  5. Robinson y Decker-Walters (1997[6] ) p. 80: "Three horticultural groupings of C. moschata cultivars are recognized in the commercial trade of North America: (..) Crookneck. Fruit round at the blossom end with a long straight or curved neck."
  6. Millán (1947[10] ): "Historia y origen. -La primera noticia que atribuyo a la existencia de la var. Zapallito la contiene el diario de viaje del padre jesuita Gabriel Patiño, quien cuando en 1721 exploraba el río Pilcomayo vio cultivada por los indios Tobas, según sus palabras, una "especie de zapallos que dan junto al tronco, unos cercanos a otros amontonados, son de buen sabor". Véase Rodríguez (1916[11] p. 438). Paucke (escritor colonial, publicado en 1944[12] ) que vivió entre los Mocobíes en la segunda mitad del mismo siglo, al referirse a los zapallos cultivados en el norte de la actual provincia de Santa Fe y Chaco austral, dice, entre otras cosas: "Otros son como una verdadera gorra polaca, en derredor verde o blanca, por encima un bonete rojo o blanco. Cuando estos zapallos son aún chicos cual la redondez de una pequeña bola de bochas, tienen una cáscara muy blanda y los Españoles suelen cocerla sin cortarla, haciéndose una buena ensalada". Frutos con bonete (corona) como los descriptos, existen en las poblaciones de la var. Zapallito y aunque no hace referencia alguna a que los zapallos considerados en la transcripción sean de tronco, el uso que indica lo sugiere. La lámina en colores con que Paucke ilustra los zapallos representan frutos relativamente peuqeños, con pequeña corona, pero ellos no bastan para reconocer las variedades. (Paucke[12] dedicó dos láminas a las cucurbitáceas. Especialmente una de ellas es posible que deba considerarse la primera en que se representan zapallos de nuestro país. Los géneros y especies de las cucurbitáceas tratadas por Paucke se identifican fácilmente en las láminas, aclaradas por as leyendas y referencias del texto, pero en el índice de nombres vulgares y científicos compuesto por el traductor hay omisiones y errores que salvamos a continuación: Lámina XLVIII. Toda la lámina representa frutos de Lagenaria siceraria. Lámina XLIX. Primera fila (fila superior): Cucurbita maxima. Segunda fila: los dos primeros frutos: Cucurbita maxima; el resto: Cucumis melo. Tercera fila: Cucurbita moschata.) "
  7. Millán (1947[10] ): (en Europa) "A fines de ese siglo (1700?) la tradición en el Río de la PLata consideraba que los zapallos entonces cultivados eran en parte importados y en parte indígenas; entre éstos estaba el Zapallito de Tronco del cual ya entonces se producían primicias (Pérez Castellano alrededor de 1780, publicado en 1914[13] ). Este origen lo consignan también las constancias bibliográficas que relatan las circunstancias de su introducción en Francia. Lambin (1870[14] ) y Carrière (1872[15] ) atribuyeron su introducción al ministro plenipotenciario de Brasil y lo citaron como oriundo de ese país, pero Mariano Balcarce, ministro argentino en París, en una carta reproducida por Carrière (1873[16] ) aclaró que fue él quien lo introdujo de Argentina en Francia y quien entregó las primeras semillas a la Sociedad de Aclimatación. En Francia se cultivó muchos años y después se abandonó. Al respecto puede leerse en Vilmorin-Andrieux et Cie (1904[17] ): "C' est encore au Cucurbita maxima qu'il faut rapporter une variété de courge non coureuse, introduite il y a une cinquantaine d'années de l'Amérique méridionale, sous le nom de Zapallito de tronco. Cette variété, peu productive, parait avoir disparu des cultures".
  8. a b c d e Parodi (1935[1] ):Una de las (variedades de zapallo de la especie Cucurbita maxima del Noroeste) más típicas y que la tienen en cultivo los chiriguanos en el norte de Salta (las semillas traídas de Aguaray hace unos 5 años me han permitido cultivar con éxito esta variedad en el Jardín Botánico de la Facultad de Agronomía de Buenos Aires, fructificando todos los años abundantemente) y los pobladores (mestizos tal vez descendientes de los calchaquíes) del valle Potrero de Díaz (traído por S. Horovitz en julio de 1934), cerca de Chicoana, es el llamado "sipinki" o "sipinke", este es un zapallito en forma de trompo, de 10 a 12 centímetros de diámetro transversal, con cáscara durísima y mesocarpio amilífero, agradable de comer después de cocido, que considero perteneciente a la variedad boliviana Zhiteneva (1930[18] , p. 206). Una particularidad de esta raza, que no carece de importancia para los pobladores primitivos, es la posibilidad de conservarlo muchos meses, secándose completamente antes de podrirse (figura 6)." Notar que posteriormente Millán (1947[10] ) lo asigna a su propia variedad, Cucurbita maxima var. zipinka.
  9. a b Millán (1947[10] ): "El mayor número de variedades hortícolas de zapallo de tronco pertenece a Cucurbita pepo, y son las únicas [de tronco] que se cultivan en Europa y Estados Unidos, de las cuales se ha introducido en Argentina el Zapallo Zucchini, donde se conoce, entre otros nombres, por Genovés, Angolita, etc. (Millán 1943[4] )".
  10. a b c Millán (1943[4] ): "Se conoce en las provincias de Salta y Tucumán con los nombres de Angolita o Zapallito Angola, y en la de Buenos Aires con los de Zapallo o Zapallito de Italia, Largo, de Génova, Nápoli, Nápole, Tronco Alargado, etc., una raza importada de Europa, pero que al revés del Angola, la planta es enana y sus frutos se consumen inmaduros. Esta raza, que pertenece a Cucurbita pepo L. var. melopepo Alef. y está dentro del grupo varia de LH Bailey[19] , parece ser el zapallo Boston Greek o acaso Zucchini descriptos por Tapley et al. (1937[20] , p. 34 y 50). Agradezco al Director de la Estación Experimental de Puerta de Díaz, Salta, Agrón. D. Miguel J. Mintzer, el envío del fruto que me permitió comprobar la identidad del Angolita con el Zapallito de Italia, etc., que se cultiva en Buenos Aires. Véase la Fig. 1."
  11. Millán (1943[4] ): "En una semillería de Buenos Aires adquirí semilla de un zapallito de Tronco Alargado, que resultó ser la raza que describen y figuran los autores norteamericanos recién mencionados (Tapley et al. 1937[20] ) con el nombre de Italian Vegetable Marrow (p. 41) y Vilmorin-Andrieux y Cie. (1925[22] , p. 225) con el de Courge d'Italie. Esta raza es muy distinta a la anterior e ignoro la difusión que pueda tener en nuestros cultivos. Véase la Lám. VII"
  12. a b c Parodi (1935[1] ): "Especies cultivadas por los aborígenes del noroeste argentino. (...) III. Hortalizas de frutos. (...) 15. Zapallo o sapallo (Cucurbita maxima Duch.). Es un cultivo antiquísimo, siendo probable que lo hayan conocido casi todas las tribus agricultoras que poblaron nuestro territorio. El número de razas que se cultivan en la vasta región montañosa del noroeste nos es desconocido, aunque tal vez lleguen a 9 o 10, entre las que habrá que contar algunas llevadas desde la región bonariense. (luego sigue hablando de una en particular, el "sipinke", ver en zapallitos.
  13. a b c Pérez Castellano (escrito alrededor de 1780, publicado en 1914[13] ) comenta sobre los zapallos Angola que estando bien sazonados "se conservan todo el año sin perder nada de su bondad -cosa que no tienen los criollos; pues por buenos que sean, y por más guardados que estén debajo del techo, sienten mucho los fríos, se desmejoran y se pierden pronto" (citado en Millán 1943[4] ).
  14. Parodi (1935[1] ) comenta que El zapallo cultivado en la región araucana, "chiloense", fue llamado y descripto (en ruso) Cucurbita maxima var. chiloensis Zhit. por Zhiteneva (1930[18] , pág 187).
  15. Paquete de semillas de Semillería Costanzi (Don Bosco, pcia. de Buenos Aires), paquete de semillas: "Semillas de zapallo criollo redondo gris plomo.". Semillería Florensa (ciudad de Córdoba, Argentina), vencimiento 2016: "Semillas de zapallo criollo grande grueso (...) Variedad de fruto voluminoso, corteza gris plomo, preferido para conservar".
  16. Paquete de semillas de Semillería Florensa (ciudad de Córdoba, Argentina), vencimiento 8/2016: "Semillas de zapallo criollo grande grueso (...) Variedad de fruto voluminoso, corteza gris plomo, preferido para conservar".
  17. a b c Millán (1943[4] ): "El zapallo Bugango se cultivaba en la Banda Oriental del Plata por lo menos ya en 1787 y desde entonces, durante un siglo y cuarto, recibió especiales consideraciones de los autores uruguayos que se ocuparon de él. Caravia (1882[30] ), quien ha dejado la descripción más completa, lo escribió en estos términos: "fruto grande, de corteza o cáscara gruesa, dura, marcando por lo regular en la parte exterior, tajadas o divisiones salientes de uno a otro extremo, muy pronunciadas; del cual hay algunas variedades que se distinguen por el color de su corteza, verde oscuro en unas, verde y amarillo en otras, amarillo y blanco, etc., etc., y por el sabor y el color más o menos amarillo de su carne. Esta especie, bien cultivada produce frutos exquisitos, particularmente los que se obtienen de las primeras flores, regularmente de gran tamaño, y que guardados se conservan buenos hasta la siembra del año siguente; siendo indispensable, para conseguir esa duración, recogerlos completamente sazonados (maduros), tomándolos después de la desecación de las ramas". Sacc (1881[24] ) dijo que los frutos del zapallo Bugango eran cilíndricos y de carne anaranjada. Según Pérez Castellano (1914[13] ), cuando están inmaduros son comúnmente desabridos, pero estando bien sazonados, con la corteza tan dura que es menester partirlos con un serrucho, exhalan cuando se parten una fragancia agradable. Larrañaga (publicado en 1924[27] ), a quien se lo ofrecieron asado en lugar de pan, lo encontró tan exquisito como las mejores batatas. En cuanto a la aptitud para la conservación, Pérez Castellano anota que estando bien sazonados "se conservan todo el año sin perder nada de su bondad -cosa que no tienen los criollos; pues por buenos que sean, y por más guardados que estén debajo del techo, sienten mucho los fríos, se desmejoran y se pierden pronto". Por su parte Berro (1914[28] ) agrega que mantenidos a la intemperie, en lugar seco, se conservan en buen estado hasta el año siguiente. Según Berro, por el año 1914 declinaba en Uruguay el cultivo del zapallo Bugango, siendo sustituido por otro parecido en la forma pero de sabor menos agradable, que lo preferían por ser más productor y tener más pulpa. Actualmente parece que ya no se cultiva en ese país, por lo menos no lo conocen las personas a quienes he consultado ni figura en el comercio de semillas a juzgar por el folleto de la semillería de C. Bazzani y Cía (1943[31] ). Nadie, que yo sepa, lo ha citado entre las hortalizas cultivadas en Argentina. En cuanto al origen del zapallo Bugango puede leerse en la página 341 de las Observaciones sobre agricultura de Pérez Castellano la siguiente referencia: "Otros zapallos hay que llaman de Guinea, o bugangos, nombre que seguramente es africano, como lo es el zapallo, traído de esa parte del África que se acaba de nombrar". (Ya en prensa esta nota, el doctor Pedro Henríquez Ureña me escribe: "Hemos buscado, Ángel Rosenblat y yo, datos sobre bugango y no encontramos nada. La hipótesis de Pérez Castellano parece acertada: la estructura de bugango tiene aire africano; pero el aire a veces engaña".) Y más adelante, en la página 342: "Me parece haber leído en uno de los viajes del intrépido navegante Cook lo que aconseja de que para las largas navegaciones se embarquen calabazas de comer por ser alimento saludable a la tripulación, y un preservativo contra el escorbuto. Siendo esto así, como lo creo, yo aconsejaría a los capitanes de las embarcaciones que hacen viajes largos, que embarcasen bugangos bien sazonados con preferencia a toda otra especie de zapallo; pues no conozco ninguna que se conserve más, ni que se conserve con todo su buen gusto y frescura". Lo dicho permite pensar que el zapallo Bugango pudo venir durante el período colonial entre las vituallas de los barcos negreros que llegaban de África y que en largas épocas fue el único tráfico lícito que concedían por el puerto de Buenos Aires nuestros augustos abuelos. Berro (1914[28] ) clasificó a nuestro conocido Zapallito de Tronco como Cucurbita pepo, y al zapallo Bugango como C. maxima. Hoy sabemos que el zapallito pertenece a Cucurbita maxima y que esta especie es sudamericana, pero respecto al zapallo Bugango nada se puede afirmar por falta de documentación. (De Candolle, en Géographie botanique (1855[32] ), opinó que Cucurbita maxima era originaria de Asia meridional, y después, en Origines des plantes cultivées (1883[33] ), confirmando su idea de que la especie era del Viejo Mundo, la creyó entonces originaria de África. En cuanto a Cucurbita pepo, en ambas obras se inclina a pensar que es oriunda de América septentrional. Hablando de C. pepo dice en la página 204 de la última obra citada: "Si l'habitation spontanée se confirme en Amérique, on pourra dire désormais que les Courges cultivées par les Romains et dans le moyen age étaient le Cucurbita maxima et celles des indigenes de l'Amérique du Nord, dans le XVIIe siecle, vues par divers voyageurs, le Cucurbita pepo". Seguramente las determinaciones de Berro se fundaron en esas ideas.) Nos parece sorprendente la similitud del zapallo Bugango del Uruguay con el zapallo Angola, tan conocido y apreciado en Argentina. La forma del fruto, los colores frecuentes en las poblaciones, la dureza de la corteza y la larga conservación que los autores uruguayos atribuyen al Bugango, son caracteres y propiedades que también se aplican exactamente al zapallo de Angola".
  18. Millán 1943[4] : "Pérez Castellano (1912[26] ), en su mentada carta a Benito Riva, le dio el nombre de bubango, y así lo designaron Sacc[24] y también Vidal[27] en su edición anotada del viaje de Larrañaga a Paisandú. Larrañaga habría escrito gubango, según Berro[28] , o gubamgo, según el citado Vidal. Pérez Castellano (1914[13] p.341-342), Caravia (1867[29] p.261, y Caravia 1882[30] p.490) y Berro[28] escriben bugango y "así -dice este último- lo he oído yo designar desde el tiempo de la Guerra Grande". Solamente Pérez Castellano, en sus Observaciones sobre agricultura, lo designa también, una vez, con el nombre de Guinea."
  19. Millán (1943[4] ): Millán (1943[4] ): "La figura con la que Vilmorin-Andrieux y Cie (1925[22] , p. 224) representan el zapallo Patagons ha sido reproducida por Cremieux (1940[34] ) y en algunos catálogos de semillerías de Buenos Aires como zapallo Angola, siendo ambos completamente distintos. Otro clisé de los autores franceses, el que representa la Courge a la Moelle (p. 223), lo reproducen otros catálogos comerciales como zapallo Angola, dos razas también diferentes".
  20. Millán (1946[35] ): Material de la lámina 1 (alojada en commons): Lagenaria siceraria (anteriormente Lagenaria vulgaris). Semillas colectadas entre 1941 y 1942, citando colectores en el paper ("un duplicado se ha depositado en el Instituto de Botánica Darwinion), los nombres con los que fueron entregadas las colectas, por localidad, el número de figura sólo muestra fotos de las semillas: Chaco.
    • Colonia Benítez.
      • "Mate chico".(fig 1-G)
      • "Porongo grande alargado. Usado para transportar agua, etc." (fig 1-C)
      • "Porongo grande ancho. Usado para platos, fuentes, palanganas, etc". (fig 1-B)
      • "Mate chico, galleta. Usado para fabricar mates" (fig 1-N)
      • "Mate alargado" (fig 1-H)
      • "Mate chico" (fig 1-I)
    • Colonias Unidas, Dto. Martínez de Hoz.
      • "Mate" (fig 1-L)
    • Presidente de La Plaza. (fig 1-O)
    • Resistencia.
      • "Porongo" (fig 1-D)
    • sin nombre ni localidad (fig 1-K)
    Salta.
    • Estación Experimental Nacional de Puerta de Díaz, Coronel Moldes.
      • "Mate o porongo con pico". (fig 1-A)
      • "Mate con pico" (fig 1-P)
      • "Mate alargado sin pico" (fig 1-M)
    Catamarca
    • Santa María
      • "Porongo. Utilizado para guardar semillas y yerbas medicinales". (fig 1-E)
    Santa Fe.
    • San José del Rincón. Dto. Capital.
      • "Mate" (fig 1-J)
    Buenos Aires
    • General Alvarado, Mechougué.
      • "Porongo" (fig 1-F).
    Uruguay.
  21. a b c d e f g h i j k Parodi (1935[1] ): "Especies cultivadas por los aborígenes del noroeste argentino. (...) V. Plantas industriales: 19. "Puru", "porongo" o "mate" (Lagenaria vulgaris Ser. [Lagenaria siceraria], ssp. asiatica Kob.). Planta muy importante, especialmente para el indio, por las múltiples aplicaciones que le da a sus frutos después de secos. No es planta americana, pero su cultivo por los indios de América es conocido desde antes de su descubrimiento por Cristóbal Colón (véase Fernández de Oviedo y Valdés escrito en 1535[36] ,1,lib.7,cap8; Vavilov 1931c[37] , Vignati 1934[38] , Parodi 1934[39] p.207). Es comúnmente cultivada en los valles cálidos." (...) Principales plantas domesticadas en la región ando-peruana. (...) Lagenaria vulgaris [Lagenaria siceraria]: Puru, áncora. (...) "Especies principales cultivadas por los guaraníes del nordeste argentino y Paraguay en el momento de la conquista del Río de la Plata". (...Lagenaria vulgaris [Lagenaria siceraria]): "mati", "purú"."
  22. a b c d Millán (1946[35] ): "Mate del Uruguay", Lagenaria siceraria var. laevisperma. Según colector: "Habita en los basureros de dicha estancia (Uruguay, Estación Juan Jackson, Estancia Santa Elena) y también en lugares muy fértiles próximos a los establos de la cabaña". Millán (1946[35] ) "No he podido confirmar si en el lugar de que procede la planta crecía escapada del cultivo o al estado silvestre." Millán (1946[35] ) descripción: "Semillas de color castaño, de 11-13 mm de long. y 5-6 mm de anchura, aovadas, completamente lisas, con hilo neto y oblicuo. Frutos maduros periformes o más o menos deprimidos." "El tamaño de los frutos varía generalmente de 8 a 11 cm. en su diámetro transversal. Frutos insípidos, de corteza lisa, de color verde levemente jaspeado con manchas verde-amarillentas y de 2 mm de espesor; mesocarpio blanco, de más o menos 1 cm de espesor; tejido placentario denso, uniforme, blanco. Frutos secos con cáscara durísima. La forma de los frutos es en general periforme-deprimida, como la que ilustra la lámina 2A y a veces por acortamiento del eje principal la sección longitudinal se aproxima a la elipse. Esta última forma de los frutos de Lagenaria es conocida como mate "galleta". Ambas formas se suelen hallar en la misma planta". "Para la fabricación de mates destinados a la preparación de la infusión de la yerba (Ilex paraguariensis) se usan principalmente frutos ovales o periformes con la boca en la región proximal y los mates galletas, con la boca en la región ventral. Éstas y otras formas han sido ilustradas por Villanueva (1938[40] ) y Saubidet (1943[41] )." "En la edad de oro del arte de cebar -hoy en el olvido- la técnica perfecta prescribía que el mate dulce debía cebarse en los frutos ovales o periformes y el amargo en el mate galleta. Los que quieran saber la relación que tiene la forma del continente con el gusto del contenido que lean el libro de Villanueva[40] ".
  23. a b Parodi (1935) "Menos común parece ser la alcayota, C. ficifolia Bouche (ver Parodi 1934a), otra especie de origen quizá americano, que suele cultivarse para elaborar dulces en Tucumán (Córdoba?), Salta y Jujuy (lám. V c)."
  24. Parodi (1935[1] ): "Una especie sudamericana, originaria de Colombia y Venezuela, y representada por dos o tres variedades en los cultivos de esta región es la cayota Sechium edule Sw. ¿Desde qué época y por qué vía habrá sido introducida en el noroeste argentino?".
  25. Peralta et al. (2008[43] ). p. 124. "Entrada 143. Procedencia: Artasa, Belén, Catamarca, (1246 msnm). Descripción cualitativa: prevalecen las plantas guiadoras, seguidas de las que forman matas extendidas, vigorosas y de hojas lisas. El 55% de las plantas produce frutos del tipo zapallito redondo del tronco, el 25% del tipo turbante y el resto del tipo comercial de invierno, con formas acorazonadas, chatas o globosas. Los zapallitos del tronco tienen extensa cicatriz. Los turbantes corteza anaranjado intenso, jaspeado. Los del tipo del año son globosos y acorazonados grises gris-rosado mientras que los chatos son de color anaranjado intenso o verdes oscuro, algunos jaspeados. Cáscaras medianamente duras a duras en los del año y turbantes. Pulpas vere claro en los del tronco, crema en los turbantes y anaranjado medio a intenso en los chatos, acorazonados y blogosos. Semillas blancas rugosas, otras castañas de superficie lisa y una menor proporción de color crema con pliegues". Hay fotos en la misma página que ilustran los zapallos.
  26. (Millán 1947[44] ). p. 340. Morfológica y genéticamente el carácter de la corona parece distinto en ambos casos. La herencia de corona en C. turbaniformis, estudiada por Lotsy (citado por Whitaker and Jagger 1937: Whitaker, TW y IC Jagger. 1937. Breeding and improvement of cucurbits. Yearbook of Agriculture. U.S.Dep.Agric., p. 207-232) está regida por dos pares de factores, cualesquiera de los cuales en su forma dominante, determina la presencia de la corona. Lotsy cruzó Turbante x Green Hubbard y obtuvo en F1 frutos con corona y en F2 15 plantas de frutos con corona y 1 sin corona. Si esta planta con frutos sin corona, homocigota recesivo, se autofecunda, engendra únicamente frutos sin corona. No ocurre lo mismo en Cucurbita maxima var. zapallito. Algunas plantas de frutos sin corona que hemos autofecundado dieron plantas con frutos sin corona y plantas con frutos con corona; y plantas con gran corona autofecundadas dieron plantas con frutos con distintos grados de corona. Esta expresión sugiere que en este caso la herencia de corona estaría regida por factores múltiples (Lám. 3A).
  27. Podetti (1925[46] , folklore de San Luis): "Los tradicionales fogones constituían hasta hace poco una de las fiestas más populares de los pueblos del interior, pero hoy, lentamente, van siendo desplazados hacia las campañas más apartadas. Varios días antes de la víspera de San Juan, comenzábase la recolección de elementos para los "fogones", ramas secas, leña, donde abundaba, pero más generalmente yuyos, secos ya en esa época, y se amontonaban parvas y más parvas de quinoa, bledo, sepa de caballo, yerba de oveja, etc. Reuníanse por otro lado grandes cantidades de una cucurbitácea amarga, parecida al zapallo de tronco, llamada "cháncara", que abunda especialmente alrededor de los vizcacherales. El 23 de junio por la mañana comenzaba el arreglo: primero se plantaba una rama o pértiga para servir de sostén a todo el armazón y luego colocábase el yuyo a los costados, apretando convenientemente, en seguida se echaban en su interior, por la parte de arriba, las cháncaras que debían reemplazar a los cohetes, en la producción del estruendo. Y todos a esperar ansiosos a la hora de encenderlos, con el temor que algún mal intencionado, seudo-gracioso se adelantara. (...) Las últimas llamas, luchando con la falta de elementos combustibles, emergían apenas, moribundas ya, del cúmulo de brasas y cenizas candentes, cuando entraban en juego las cháncaras que reventaban estrepitosamente, aumentando la algazara".
  28. Ochoa de Masramón, (1996, folklore del valle del Concarán[47] ): Cháncara - Cucurbita andreana Naud. El fruto es un pequeño zapallo amargo. Se acostumbra probar el zapallo antes de echarlo a la olla, porque si en lugar de éste resulta una cháncara, malogra el puchero, sale amargo. A los fogones de San Juan y San Pedro se le colocan cháncaras que producen estruendos al reventar por el fuego.
  29. a b Steibel (1997[50] ): "Los indios ranqueles, grupo étnico de cazadores ecuestres y pastores que practicaron simultáneamente la recolección y la agricultura, ocuparon hasta 1879 la actual provincia de La Pampa y regiones adyacentes de Córdoba y San Luis. En la actualidad, pequeños grupos de pobladores rurales del oeste de esta provincia son descendientes de aquellos y conservan conocimientos de las prácticas y costumbres de sus antepasados (...)" "Nombre: vüre dapallu (chedungun, es decir voz ranquel). zapallito amargo (castellano). Cucurbita andreana (nombre científico). "Crece espontáneamente y da frutos no comestibles, amargos. En chedungun, vüre significa amargo, sin embargo es común pronunciarlo vre o fre. Martínez-Crovetto recogió wada para ésta, nombre de la "calabaza" (Lagenaria siceraria), según los informantes pampeanos. Material estudiado: Dpto. Utracán, Laguna Chillhué, 13-III-1982, H. Troiani y P. Steibel 6750."
  30. a b c d e Martes 1 de abril del 2014. "Las lluvias complican al zapallo" en: La hora del mate, la red social del campo[54] "La síntesis elaborada por Ignacio Paunero, el investigador que tuvo a cargo el trabajo, indica: “La siembra en las condiciones de exceso de lluvias de la presente campaña permitió comprobar la menor adaptación de las variedades Cokena INTA y Paquito INTA a esta situación. El rajado de los frutos que tuvo Paquito INTA, ya fue observado en ensayos anteriores, existiendo una predisposición de origen genética. Las variedades Frontera INTA, Dorado INTA y Cuyano INTA, presentaron menor cantidad de frutos dañados y mayor producción. En el caso de Frontera INTA, que fue estudiado en años anteriores, los rendimientos fueron inferiores a su potencial en sistemas de cultivo intensivo”.".
  31. a b c d e f g Informe de Argentina para la FAO, 1995.[68] NO de Argentina. Nótese que no lista "zapallitos". Cucurbita maxima: zapallo. Cucurbita ficifolia: Cayote. Cucurbita moschata: Calabaza. Cucurbita pepo: Angola. Lagenaria siceraria: Mate, porongo, calabaza. Variedad silvestre sin nombre vulgar listado: Cucurbita andreana.
  32. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p Universidad Nacional de Cuyo. Cátedra de Botánica Agrícola, Botánica II (Flora y Vegetación)[74] . "(Cucurbitáceas). Nativas. De Argentina y Paraguay es Cucurbita mixta "calabaza", calabaza comestible de cáscara gruesa y dura de color verde claro con rayas irregulares de color verde oscuro" (nota de transcripción: Nombre científico actualizado es Cucurbita argyrosperma, de tipo calabaza es nativa del sur de Estados Unidos). "Exóticas: comprende una serie de especies americanas de gran importancia hortícola, cultivadas por sus frutos comestibles: Cucurbita maxima "zapallo", "zapallo del año" o "zapallo criollo", plantas con vástagos largos y entrenudos largos. C. maxima var. zapallito "zapallito" o "zapallito del tronco" de frutos pequeños y plantas con vástagos cortos, con entrenudos cortos y frutos que se comen tiernos. C. moschata "anco", "andai", o "coreanito" para algunos autores el verdadero "zapallo criollo" parecido al anterior con cáscara de color uniforme redondos o alargados (Centroamérica). C. pepo "zapallo de Angola" con frutos cilíndricos y vástagos largos (Norteamérica). C. pepo var. zapallito "zapallito italiano", "angolita" o "zapallito del tronco alargado" con vástagos cortos y frutos que se comen muy tiernos. C. ficifolia "alcayota", "cayote" o "cabello de ángel" especie perenne (en nuestro medio se cultiva como anual) de América cálida (nota de transcripción: de América andina a elevadas alturas) utilizada para hacer dulces. Lagenaria siceraria (Lagenaria vulgaris) "mate", "porongo", con frutos que sirven para hacer recipientes, el tradicional "mate". Sechium edule "papa del aire" ornamental y comestible.
  33. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p q De la Peña (1997[72] ), mati[cita 21] , puru[cita 21] , purú[cita 21] , áncora[cita 21] ,. en su catálogo de nombres vulgares en Argentina: Lagenaria siceraria: mate, calabaza, porongo, caiguá. Cucurbita moschata: calabaza (véase además mate), andai, anco. (Nota de transcripción: Pisonia ambigua sinónimo de Pisonia zapallo, un árbol) tupasirí: zapallo caspi. ombú-rá: tanimburá y zapallo caspi. alfiler: falso tala y zapallo caspi. (Nota de transcripción: Cucurbita maxima, variedades): zapallo hubbard, zapallo angola. porongo: mate y zapallo (nota mía: zapallo debe ser por mala determinación, en la descripción nunca es zapallo el porongo, sólo el mate Lagenaria siceraria se corresponde con las descripciones del porongo). Cucurbita ficifolia: alcayota, cidra, cidra cayota.

Referencias citadas[editar]

  1. a b c d e f g h i j k l m Parodi, LR. 1935. Relaciones de la agricultura prehispánica con la agricultura argentina actual. Observaciones generales sobre la domesticación de las plantas. Anales de la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria de Buenos Aires 1:115-167. http://sedici.unlp.edu.ar/bitstream/handle/10915/27864/09-RELACIONES+DE+LA+AGRICULTURA+PREH1SPANICA.pdf (Si bien está editado en formato libro como uno de los ensayos del tomo I de los Anales, fechados en 1932-1934 (disponibles aquí http://sedici.unlp.edu.ar/bitstream/handle/10915/27853/Documento_completo.pdf), y este ensayo está fechado en ese tomo como de 1933, hay referencias dentro del mismo de escritos del año 1934, por lo que aquí se mantiene la fecha de 1935 como citado por Millán 1945
  2. Bertoni, Moisés S. (sin fecha). Las plantas usuales del Paraguay y países limítrofes. Descr. Fís. y Econom. del Parag. número 31, 1 volumen de 78 páginas.
  3. a b c d e Larrañaga, DA. Escrito en 1823, publicado en 1922. Diario de la chácara, con observaciones. 1823. Escritos de Don Dámaso Antonio Larrañaga, Instituto Histórico y Geográfico del Uruguay 1. Montevideo.
  4. a b c d e f g h i j k l m n Millán R, 1943. Los zapallos Bugango y Angola. Revista Argentina de Agronomía 10:192-198.
  5. a b c d e f g h i j Millán R (1968) Observaciones sobre cinco Cucurbitáceas cultivadas o indígenas en la Argentina. Darwiniana 14(4):654–660 http://www.jstor.org/stable/23213812
  6. a b Robinson y Decker-Walters (1997) Cucurbits.
  7. The Novice Chef. How to clean it and how to use it.
  8. Seeking Simple in the Suburbs. How to prepare green striped cushaw to make a pie better than pumpkin.
  9. Friends Drift Inn. Just what is a cushaw? It's not a lawn ornament.
  10. a b c d e f g h i j Millán, R (1947). Los zapallitos de tronco de América extratropical. Darwiniana T. 7, No. 3 (enero 1947), pp. 333-345. http://www.jstor.org/stable/23211608
  11. Rodríguez, GF. 1916. La patria vieja. Cuadros históricos. Guerra. Política. Diplomacia. 476 p. Buenos Aires.
  12. a b Paucke, F. 1944. Hacia allá y para acá. (Una estada entre los indios Mocobíes, 1749-1767). Traducción castellana por E. Wernicke. Primera edición completa de la obra. Tomo 3, parte 2. Universidad Nacional de Tucumán, Publicación nº 349. Tucumán-Buenos Aires.
  13. a b c d Pérez Castellano, JM. Escrito alrededor de 1780, publicado en 1914. Observaciones sobre agricultura. Primera edición completa y ajustada al texto original definitivo. Montevideo.
  14. Lambin, E. 1870 (1870-1871). Rapallito de tronco. Revue Horticole 42: 472-473.
  15. Carrière EA. 1872. Cucurbita Rapallito. Revue Horticole 44:399-400
  16. Carrière EA. 1873. Cucumis Zapallito. Revue Horticole 45: 90-91
  17. Vilmorin-Andrieux et Cie. 1904. Les plantes potagères. Ed. 3, 80.4 p. París.
  18. a b Zhiteneva, NE. 1929-1930. The world's assortment of pumpkins. Bull. of App. Bot. Gen. and Plant-breeding 23(3): 157-204. (Texto ruso. Resumen inglés).
  19. Bailey. El autor fue mencionado por Millán (1943) pero no aparece en las referencias del paper.
  20. a b Tapley, WT, WD Enzie y GP van Eseltine. 1937. The cucurbits. The vegetables of New York. vol. 1, Part. 4. State of New York, Education Department. Albany.
  21. a b c Paris, H. S. (1986). A proposed subspecific classification for Cucurbita pepo. Phytologia, 61(3), 133-138. http://core.kmi.open.ac.uk/download/pdf/4480599
  22. a b Vilmorin-Andrieux y Cie. 1925. Les plantes potageres. 4me. ed. París.
  23. Grigera, T. 1819. Manual de agricultura. Imprenta de la Independencia. Buenos Aires.
  24. a b c d Sacc, R. 1881. Análisis comparado de todas las especies de curgas (zapallos) existentes en el mercado de Montevideo. Revista de la Asociación Rural del Uruguay. 10(15): 469-470. Dice Millán (1943) quien lo cita, "mi colega uruguayo Bernardo Rosengurtt tuvo la amabilidad de hacerme conocer este trabajo y de enviarme la copia que he consultado".
  25. Contardi, HG. 1939 (1940). Inventario de las variaciones observadas en los frutos de una población de zapallos (Cucurbita pepo L.). Anales Instituto Fitotécnico de Santa Catalina 1: 187-199. Dice Millán (1943) "ver especialmente Fig. 1, A; Fig. 3, C; Fig. 4, B y Fig. 5".
  26. Pérez Castellano, JM. Escrito en 1787, publicado en 1912. La Banda Oriental en 1787, por el doctor Pérez Castellano. Revista Histórica, publicada por el Archivo y Museo Histórico Nacional. 5:664. Montevideo.
  27. a b Larrañaga, DA. Escrito alrededor de 1820, publicado en 1924. Diario de viaje desde Montevideo al pueblo de Paisandú. Escritos de Don Dámaso Antonio Larrañaga. Instituto Histórico y Geográfico del Uruguay 3:49.
  28. a b c d Berro, MB. 1914. La agricultura colonial. Montevideo.
  29. Caravia, AT. 1867. Manual del cultivador en forma de diccionario. Quinta y última parte del Curso de Agricultura.. Montevideo.
  30. a b Caravia, AT. 1882. Manual práctico del cultivador americano en forma de diccionario sobre agricultura comprendiendo varios ramos de la economía rural y doméstica. Montevideo.
  31. Bazzani y Cía, C. Manual de siembras y almanaque para 1942. 26º ed. Montevideo.
  32. De Candolle, A. 1855. Géographie botanique raisonée, 2:903. París.
  33. De Candolle, A. 1883. Origine des plantes cultivées, 2me ed. París.
  34. Cremieux, MJ. 1940.Huertas y hortalizas. Dirección de Agricultura Ganadería e Industrias (p. 134). La Plata.
  35. a b c d e f Millán (1946) Nuevo mate del Uruguay (Lagenaria siceraria var. laevisperma). Darwiniana 7(2):194-197. http://www.jstor.org/stable/23211625
  36. Fernández de Oviedo y Valdés, Gonzalo. Escrito en 1535, publicado en 1851-1855. Historia general y natural de las Indias Islas y tierra firme del Mar Océano, 4 volúmenes, Madrid (dice Parodi 1935: "los 19 primeros libros fueron publicados en 1535).
  37. Vavilov, NI. 1931c. Mexico and Central America as the principal centre of the origin of cultivated plants of the New World., en: Bull. of Appl. Bot. Genet. & Plant-Breeding 26(3):135-199.
  38. Vignati, Milcíades A. 1934. El ajuar de una Momia de Angualasto, en: Notas preliminares, Mus. La Plata II:187-232.
  39. Parodi, LR. 1934. Las plantas indígenas no alimenticias cultivadas en la Argentina. Rev. Arg. Agr. 1(3):165-212.
  40. a b c d Villanueva, A. 1938. Mate. Exposición de la técnica de cebar. 170 pp. Buenos Aires.
  41. a b c Saubidet, T. 1943. Vocabulario y refranero criollo. 423 pp. Buenos Aires.
  42. Parodi, LR. 1934a. La alcayota en la Argentina. Rev. Arg. Agr. 1(1):84-85.
  43. Peralta, IE (dir.), M Makuch, S García Lampasona, PN Occhiuto, PD Asprelli, IM Lorello, L Togno. 2008. Catálogo de poblaciones criollas de pimiento, tomate y zapallo colectadas en valles andinos de la Argentina. Estación Experimental Agropecuaria La Consulta, Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA). Facultad de Ciencias Agrarias, UN Cuyo. IADIZA CCT - CONICET Mendoza.
  44. http://www.jstor.org/discover/10.2307/23211608?uid=3737512&uid=2473450443&uid=2129&uid=2&uid=70&uid=3&uid=60&sid=21102643509263 Millán (1947). Los zapallitos de tronco de la América extratropical. Darwiniana.
  45. a b Flora Argentina, Cucurbitaceae http://www.floraargentina.edu.ar/publicaciones%5CCUCURBITACEAE-1.pdf
  46. Podetti, JR. 1925. De estirpe nativa. Biblioteca de San Luis. http://biblioteca.sanluis.gov.ar/%5CPublicaciones%5CDE%20ESTIRPE%20NATIVA.pdf
  47. Ochoa de Masramón, D. 1996. Folklore del valle de Concarán. http://biblioteca.sanluis.gov.ar/%5CPublicaciones%5CFolklore%20del%20Valle%20de%20Concar%C3%A1n.pdf
  48. a b c d e Millán R, 1945. Variaciones del zapallito amargo Cucurbita andreana y el origen de Cucurbita maxima. Revista Argentina de Agronomía 12:86-93
  49. Lemée, C. 1887. El chacarero. Tratado de agricultura adaptado a las condiciones climatéricas y económicas de la República Argentina. 191 p. Buenos Aires.
  50. Steibel, PE. 1997. Nombres y usos de las plantas aplicados por los indios Ranqueles de La Pampa (Argentina). Plant's names and uses by the Ranqueles Indians of La Pampa (Argentina). Rev. Fac. Agronomía - UNLPam Vol. 9(2) ISSN 0326-6184 http://www.biblioteca.unlpam.edu.ar/pubpdf/rev-agro/v09n2a01steibel.pdf
  51. a b Ashworth L (1997) Estudios sobre la biología reproductiva del zapallo amargo (Cucurbita andreana, Cucurbitaceae). F.C.E.F.y N. U.N.C. Tesis de grado, no publicada. Citada en Ashworth y Galetto (1999), y en Lema (2011).
  52. Registro Nacional de Cultivares del INASE http://www.inase.gov.ar/index.php?option=com_remository&Itemid=102&func=select&id=14
  53. a b c d INTA. ficha de contenido: DORADO INTA-MAPO. http://inta.gob.ar/variedades/dorado-inta-mapo
  54. a b Martes 1 de abril del 2014. "Las lluvias complican al zapallo" en: La hora del mate, la red social del campo. http://www.lahoradelmate.com/noticias/general/item/las-lluvias-complicaron-al-zapallo
  55. a b c INTA. ficha de contenido: FRONTERA INTA. http://inta.gob.ar/variedades/frontera-inta
  56. a b c d e f g h Goites, Enrique. Manual de cultivos para la huerta orgánica familiar. Pro-Huerta. INTA.
  57. a b c d e Revista Ruralis número 9.
  58. a b c Manual de cultivo de zapallo para la región semiárida pampeana. INTA.
  59. a b c d Evaluación de tres variedades de zapallo anquito y tres híbridos de maíz dulce en el noroeste del Chubut INTA
  60. a b c INTA. ficha de contenido: PAQUITO INTA. http://inta.gob.ar/variedades/paquito-inta
  61. a b c INTA. ficha de contenido: CUYANO INTA. http://inta.gob.ar/variedades/cuyano-inta/
  62. a b c d INTA. ficha de contenido: COKENA INTA. http://inta.gob.ar/variedades/cokena-inta/
  63. a b INTA. ficha de contenido: PECAS INTA. http://inta.gob.ar/variedades/pecas-inta
  64. a b INTA. ficha de contenido: ZAPUCO INTA. http://inta.gob.ar/variedades/zapuco-inta
  65. Zapallo Tetsukabuto. INTA.
  66. a b c INTA. ficha de contenido: VERONÉS INTA. http://inta.gob.ar/variedades/verones-inta
  67. INTA. ficha de contenido: NUTRI-C INTA. http://inta.gob.ar/variedades/nutri-c-inta/
  68. Andrea Martina CLAUSEN, Marcelo Edmundo FERRER y Maria Beatriz FORMICA. 2008. Situación de los recursos fitogenéticos en la Argentina II Informe Nacional 1996-2006 sobre el Establecimiento del Mecanismo y el Estado de Aplicación del Plan de Acción Mundial en la Argentina. En los capítulos de este informe se consideran los variados ecosistemas del país y el estado actualizado de las colecciones de especies vegetales que se conservan, estudian y utilizan en el marco de las actividades específicas de cada región. http://inta.gob.ar/documentos/situacion-de-los-recursos-fitogeneticos-en-la-argentina/
  69. a b Contardi, GH. 1939. Estudios genéticos en Cucurbita y consideraciones agronómicas. Physis 18:331-347.
  70. De Grazia, J; P Tittonell; OS Perniola; A Caruso y A Chiesa. 2003. Precocidad y rendimiento en Zapallito Redondo del Tronco (Cucurbita maxima var. zapallito (Carr.) Millán) en función de la relación nitrógeno:potasio. Agric. Téc. v.63 n.4 Chillán
  71. ANMAT. Nota del 3 de junio de 1996. Debe evitarse el consumo de zapallitos amargos. http://www.anmat.gov.ar/webanmat/comunicados/Prensa/1996/prensa1a.asp
  72. Martín Rodolfo de la Peña. 1997. Catálogo de nombres vulgares de la flora argentina (lista preliminar). Centro de Publicaciones, Universidad Nacional del Litoral, Santa Fe, Argentina.
  73. a b Paris HS. 1989. Historical Records, Origins, and Development of the Edible Cultivar Groups of Cucurbita pepo (Cucurbitaceae). Economic Botany 43,4:423-443. http://www.jstor.org/stable/4255187
  74. Universidad Nacional de Cuyo. Cátedra de Botánica Agrícola, Botánica II (Flora y Vegetación). "Las plantas con semillas nativas y exóticas de la Argentina. Parte 4. Metaclamídeas." http://campus.fca.uncu.edu.ar:8010/pluginfile.php/12409/mod_folder/content/0/Las%20plantas%20con%20semillas%20nativas%20y%20ex%C3%B3ticas%20de%20la%20Argentina%20parte%204%20Metaclamideas.pdf?forcedownload=1