The Abyss

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
equipos como los usados en el film

The Abyss (Abyss en España, El secreto del abismo o El Abismo para Hispanoamérica) es una película estadounidense de 1989, del género ciencia ficción, escrita y dirigida por James Cameron, protagonizada por Ed Harris, Mary Elizabeth Mastrantonio y Michael Biehn en los papeles principales. La película ganó un Oscar a los mejores efectos especiales, y obtuvo tres nominaciones: a la mejor fotografía, a la mejor dirección artística, y al mejor sonido.

Argumento[editar]

Durante la Guerra Fría, un submarino nuclear estadounidense, el USS Montana, choca con un objeto no identificado y queda destruido en el fondo del mar, en la Fosa de las Caimán. La Armada decide enviar una nave nodriza, el Benthic Explorer al lugar del hundimiento, llevando a bordo una unidad de SEAL al mando del teniente Hiram Coffey (Michael Biehn), con la misión de recuperar o destruir toda la información secreta. En las cercanías se encuentra una base petrolífera submarina llamada Deepcore, la que la Armada decide usar como centro para efectuar la investigación. La nave nodriza y la plataforma son conectadas. Al grupo SEAL se suman la diseñadora de la base, Lindsey Brigman (Mary Elizabeth Mastrantonio) y el jefe de la base, Virgil "Bud" Brigman (Ed Harris), ex marido de Lindsey, apoyados por un grupo de técnicos. Una tormenta se acerca al lugar del desastre y también algunas unidades de la Armada soviética, que justifican su presencia con la intención de ayudar. Finalmente logran encontrar al USS Montana a gran profundidad y tienen extraños encuentros con una criatura que los comienza a observar. Sin que nadie lo note, ni él mismo, el teniente Coffey comienza a sufrir los efectos de la inhalación excesiva de gases contenidos en sus tanques de oxígeno, los que lo van llevando lentamente hasta un estado de paranoia, y decide sin consultarlo, recuperar las ojivas nucleares de los misiles del USS Montana. La tormenta comienza a arreciar y es necesario separar las conexiones entre la nave nodriza y la base, pero no puede hacerse, ya que el teniente Coffey estaba usando el único minisubmarino que podía efectuar la separación. La grúa que sostiene las conexiones no resiste y cae al mar, directamente sobre la base y la empuja hasta dejarla al borde del abismo, muriendo algunos técnicos y miembros de SEAL. La misma criatura que los observa comienza a aparecer con frecuencia, al tiempo que la tensión entre los dos grupos aumenta, ya que se culpan mutuamente del desastre, lo que agudiza la paranoia del teniente Caffey, que decide enviar un minisubmarino llevando una ojiva nuclear con un detonador temporizado hacia el lugar de donde parece provenir la criatura, para destruirla. Bud y Lindsay logran matar al teniente Caffey al intentar detener al minisubmarino y salen en otro a la persecución, pero quedan atrapados en el camino. Finalmente logran regresar, y Bud, decide bajar al abismo para detener la explosión. Esta vez lo hará llevando un traje submarino especial y usando una nueva técnica que reemplaza el gas de los tanques de oxígeno por un líquido, lo que le permitirá llegar al fondo del abismo. Cumplida su misión, se comunica con Lindsay para decirle que el nuevo líquido no le alcanza para regresar y se despide de ella. Ya en los últimos minutos de vida de Bud, aparece nuevamente la extraña criatura y lo provee de oxígeno (en la versión de 1993 suceden más cosas, por ejemplo: Los extraterrestres les hablan a Bud de la maldad del hombre) para luego enviarlo de regreso a la superficie.

Comentarios[editar]

A pesar de que no consiguió en su momento un gran éxito, el director consiguió en 1993 volver a montar la película, dándole el metraje final de 163', frente a los 135' en que los había dejado en 1989 la distribuidora.

El sistema especial de respiración con líquido oxigenado, fue experimentado con éxito en distintas pruebas. En la película se hace pruebas con ratas que resistieron dicha prueba, aunque murieron al poco tiempo.

Antecedentes[editar]

H. G. Wells fue el primero en tratar la idea de aliens submarinos en su cuento de 1897 In the Abyss.[1] La inspiración para The Abyss le vinó a James Cameron a los 17 años cuando leyó como Francis J. Falejczyk habia sido el primer humano en respirar fluido liquido en sus pulmones en experimentos del Dr. Johannes A. Kylstra.[2] [3] [4] He subsequently wrote a short story[5] Años despues, mientras hacía Aliens, Cameron vio un documental de National Geographic sobre vehiculos en el Atlantico Norte y junto a Gale Anne Hurd decidieron que The Abyss sería su proximo film.[5] Cameron se casó con Gale antes de comenzar a rodar, se separaron en la producción y se divorciaron en 1989.[6]

Producción[editar]

Preproducción[editar]

El reparto y el equipo técnico entrenó bajo el agua durante una semana en las Islas Cayman.[7] Esto fue necesario porque el 40% de la acción tiene lugar en el agua, ademas Cameron necesitaba hablar con los actores y grabar sus dialogos bajo el agua, para lo que su compañia desarrollo nuevas técnicas.[8]

Cameron planeaba rodar en las Bahamas pero pronto se dio cuenta que era imposible rodar en mar abierto.[8] Consideró entonces ir a la isla de Malta, donde está el mayor tanque de agua del mundo, pero tampoco era adecuado para lo que él quería.[4] Finalmente las escenas submarinas se filmaron en los Gaffney Studios, situados en Carolina del Sur, donde contaban con unas inusuales instalaciones: una central nuclear que la empresa energética Duke Power nunca llego a finalizar.[7]

Se usaron dos colosales tanques de agua. El primero estaba en el reactor primario de la fallida central y el segundo en un pozo para una turbina.[8]

Can-Dive Services Ltd., una empresa canadiense especialista en tecnología submarina construyó los dos batiscafos (el Flatbed y el Cab One) usados en la película.[9]

También se filmó parte del retraje en el mayor lago subterráneo del mundo, una mina en Bonne Terre, Missouri.[10] [11]

Rodaje[editar]

Comenzó el 15 de agosto de 1988, el primer día ya hubo una fuga de agua. El estudio contrató a expertos en reparación de presas para sellarla.

Cameron eligió como segundo director a Mikael Salomon que usó tres cámaras especialmente diseñadas para trabajar bajo el agua. Las medidas de seguridad incluían una cámara de descompresión y un submarinista de apoyo para cada actor. Rodaron sus escenas a 11 m. de profundidad y algunos técnicos a 17.[6] Muchos días necesitaron respirar oxigeno puro de bombonas. Mary Elizabeth Mastrantonio tuvo una crisis nerviosa y Ed Harris rompió a llorar. Cameron admitió, "Yo sabia que este rodaje iba a ser duro, pero nunca pude imaginarme cuanto, no quiero volver a hacer algo así nunca".[9] El crecimiento de las algas en los tanques también dio problemas, la solución fue añadir mas cloro, que provocó alergia en la piel de los buceadores.

Mary Elizabeth Mastrantonio recuerda que "Nunca podíamos acabar una escena en un solo dia".[6] Mientras filmaban la escena de su "resucitación" la cámara se quedo sin película y ella, harta de estar empapada y con los pechos al aire, se fue del set. Michael Biehn ha declarado que estuvo allí cinco meses y solo actuó cuatro semanas[6] . Tras 140 días y $4 millones sobre el presupuesto inicial el rodaje finalizó el 8 de diciembre de 1988. Tanto Ed Harris como Mary Elizabeth Mastrantonio se quejaron de las condiciones de trabajo durante el rodaje pero aun así aceptaron participar en su promoción ."[12]

Post producción[editar]

Para crear el tentáculo de agua Cameron pensó en usar inicialmente stop-motion pero entonces Phil Tippett le sugirió contactar con Industrial Light & Magic. ILM diseñó un programa para producir superficies de efecto liquido. Para el momento en el que el tentáculo imita la cara de Lindsey, la cara de Mastrantonio fue escaneada vía software. ILM tardo seis meses en crear los 75 segundos en los que aparece la criatura. El film se tenía que estrenar el 4 de julio de 1989, pero se retraso mas de un mes mientras se añadían los efectos CG.[6] [13]

Los ejecutivos estaban muy nerviosos y se rumoreó que ordenaron cambiar el final.

Cuando promocionó el film en Late Night with David Letterman, Cameron dijo que el presupuesto fue de $43 millones.[14]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. Thomas C. Renzi. H.G. Wells: Six Scientific Romances Adapted for Film. Scarecrow Press, 2004. 2nd ed. Pages 190-191.
  2. http://www.dtic.mil/dtic/tr/fulltext/u2/a037089.pdf
  3. McLean, Phillip (27 de agosto de 1989). «Terror Strikes The Abyss». Sunday Mail. 
  4. a b Smith, Adam (August 2001). «Water Torture». Empire. p. 106. 
  5. a b Walker, Beverly (9 de agosto de 1989). «Film Plot Mirrored Filmmakers' Troubles». Washington Times. pp. E1. 
  6. a b c d e Harmetz, Aljean (6 de agosto de 1989). «A Foray into Deep Waters». New York Times. p. 15. Consultado el 14 de agosto de 2009. 
  7. a b Blair, Ian (September 1989). «Underwater in The Abyss». Starlog. p. 38. 
  8. a b c Blair September 1989, p. 39.
  9. a b Error en la cita: Etiqueta <ref> inválida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas Blair4
  10. «Mid America Web Multisite». bonneterrebiz.com. 
  11. «City Data for Bonne Terre, Missouri». countryhomesofmissouri.com. 
  12. «The Abyss Movie Trivia - The 80s Movies Rewind». fast-rewind.com. 
  13. «Subject: Wes Ford Takahashi». Animators' Hall of Fame. Consultado el 14 June 2016. 
  14. Plantilla:Cite av media