San Andrés (Petén)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
San Andrés
Municipio de Guatemala

Calles de San Andres, El Petén, Guatemala.jpg
Calles de San Andrés

Otros nombres: El Cerrito de Plata
San Andrés ubicada en Guatemala
San Andrés
San Andrés
San Andrés ubicada en Petén
San Andrés
San Andrés
Coordenadas 16°58′03″N 89°54′37″O / 16.9675, -89.910277777778Coordenadas: 16°58′03″N 89°54′37″O / 16.9675, -89.910277777778
Idioma oficial Español
Entidad Municipio
 • País Guatemala
Alcalde (2012-2020) Milton Méndez[1]
Eventos históricos  
 • Fundación 1820
Superficie  
 • Total 8874 km²
Altitud  
 • Media 150 m s. n. m.
Distancia 20 km a Flores
Población (Censo de Población 2002)[2]  
 • Total 20 295 hab.
Fiestas mayores 20 de noviembre
San Andrés Apóstol
[editar datos en Wikidata]

San Andrés (también llamado "El Cerrito de Plata") es un municipio ubicado en el noroeste del Departamento de Petén.[3] Su extensión territorial es de 8.874 km², siendo el municipio más extenso del país, llegando a ser incluso más extenso que el resto de departamentos a excepción de Izabal y Alta Verapaz. En 1990, más de 93% (8.288 km²) de la superficie del municipio fue declarada área natural protegida por el gobierno central.[4]

El municipio de San Andrés se encuentra a una altitud de 150 msnm de acuerdo al BM (monumento de elevación del IGN).[4]

Geografía[editar]

San Andrés está ubicado dentro e la Cuenca Hìdrica III, se considera irrigada. El municipio cuenta con once ríos, cinco riachuelos, dos arroyos, diez lagunas, veintidós lagunetas, un islote, una ensenada, una punta, un lago y dos aguadas.

Accidentes geográficos de San Andrés
Tipo de accidente Subtipo Nombres
Orográfico Cordillera San Rafael
Cerro Buena Vista, Las Ruinas y San Miguel
Hidrográficos Ríos Acté, Candelaria, Chocop, Escondido, Julubal, Nuevo León, Paxbán, San Juan, San Pedro, San Pedro Tamarís y Xan. Algunos de estos ríos desembocan en el río San Pedro. En Buena Vista y San Pedro se puede realzar pesca deportiva y es límite con el Municipio de la Libertad.
Riachuelos Balantún, Pixoyá, Sabaquila, San Miguel y Sayab.
Arroyos Cantetul, Ixconob.
Lagunas Canjá, Cantixab, Chutunquí, El Camarón, El Tigre, El Guacamayo, Palmar, Sacpuy, Santa Cruz, Santa Rita.
Lagunetas Batún, Buena Vista, Chocop, Don Arnulfo, El Aguacate, El Chiquero, El Perú, Góngora, La Gloria, La Pea, La Profundidad, La Resignada, Las Matías (hay tres), Los Campitos, Los Panales, Picú, Real, Santa Clara, Santa Rosa, Yalá, Yalgobach, Yalmoján.
Islotes Góngora.
Ensenadas San Jerónimo.
Punta Nijún.
Lago Petén Itzá
Aguadas Cantizal y El Guacamayo

Flora y Fauna[editar]

Podemos encontrar en los bosques de este municipio toda clase de maderas para construcción y ebanistería, entre ellos se encuentra los mejores que son el chicozapote, Chaltecok, manchiche, toshoc y jabín. Además existe una numerosa abundancia de cedro, caoba y jobillo, estas maderas han sido importadas por ser bellas para cualquier fabricación ya que tienen un alto valor en el mercado internacional.

También hay una variedad de plantas frutales entre ellas están: el cocotero, nance, chicozapote, zapotes, mangos, naranjas, aguacate, limones, toronjas, guanabas, lima. También plantas de uso gastronómico como la semilla de Ramón, la flor de izote, los cohollos de bayal, el guano, el corozo, la chaya etc. Entre las plantas florales se encuentran las rosas, tulipanes, margaritas, jazmín, azucenas, dalias, magnolias, girasoles entre otras.

Entre las plantas medicinales existen el macalís, ixbut, madre cacao, zarzaparrilla, cericote, mostaza, pasac, jengibre, zacate limón, higuerillo y pimienta gorda. Estas plantas medicinales también son importadas a nivel internacional. Por sus propiedades muchas de ellas son utilizadas para tintóreas, como el camotillo, chucún, caoba, zalán, palo colorado. Otras se utilizan en la industria como el henequén, pita y majaguas.

También hay una abundante especies de fauna la cual hace que este municipio sea muy reconocido entre todos los de Peten la mayor parte se encuentra entre la Reserva de la Biosfera Maya. Ente los mamíferos se encuentran: cereque, armadillo, jaguar, león, micos, pizote, tigrillo, liebres y otros.

Hay muchas especies de aves entre las cuales cabe mencionar: los loros, guacamayas, cojolitas, tucanes, gavilán, zopilotes, zanates, gorrión pájaro carpintero entre otros. Los animales que están en peligro de desaparecer (peligro de extinción) están: el venado, tigre, tigrillo, guacamayas, tucanes, tepezcuintle. Entre sus ríos y lagos hay abundantes peces, tortugas, lagartos y moluscos, todos muy deliciosos para la alimentación.

Clima[editar]

La cabecera municipal de San Andrés tiene clima tropical (Clasificación de Köppen: Aw).

Gnome-weather-few-clouds.svg  Parámetros climáticos promedio de San Andrés WPTC Meteo task force.svg
Mes Ene. Feb. Mar. Abr. May. Jun. Jul. Ago. Sep. Oct. Nov. Dic. Anual
Temperatura máxima media (°C) 26.9 27.6 28.9 30.6 32.4 32.5 31.0 31.2 30.7 29.0 27.4 26.7 29.6
Temperatura media (°C) 22.8 23.3 24.7 26.3 28.1 28.4 27.1 27.2 26.8 25.2 23.4 22.5 25.5
Temperatura mínima media (°C) 18.8 19.0 20.5 22.1 23.8 24.4 23.2 23.2 22.9 21.4 19.4 18.4 21.4
Precipitación total (mm) 66 55 43 34 136 209 187 183 227 208 115 87 1550
Fuente: Climate-Data.org[5]

Ubicación geográfica[editar]

San Andrés es un municipio fronterizo, rodeado por municipios del departamento de El Petén, y por estados mexicanos..[6]

Compass rose pale.svg Campeche, estado de Flag of Mexico.svg México Compass rose pale.svg
Tabasco y Campeche, estados de Flag of Mexico.svg México Norte San José, municipio de El Petén[6]
Oeste   Rosa de los vientos.svg    Este
Sur
Flores, San Benito y La Libertad, municipio de El Petén[6]

Población, administración e infraestructura[editar]

Población[editar]

Según el censo de 2002, el municipio cuenta con una población total de 20.295 habitantes, distribuidos de la siguiente manera: hombres 10.619, mujeres 9.676; población urbana 5.740 y población rural 14555.[2] [7]

División administrativa[editar]

El municipio de San Andrés tiene una extensión territorial aproximada de 8.874 km². Cuenta con un pueblo, que es la cabecera municipal, y se divide en caseríos, aldeas y parajes.

División administrativa de San Andrés
Categoría Nombres
Caseríos Acté, El Cocal, Ixconob, La Esperanza, Petenchón, Sacpuy, Chultún, Ixairío, Ixtinto, Monte María, Picú, Sayab, Cruce Dos Aguadas.
Aldeas Carmelita: con los caseríos El Chilar y La Gloria
Paso Caballos: con los caseríos El Naranjo, El Progreso y Santa Amelia.
Parajes
  • Aguacatal
  • Bajo Cantetul
  • Balmtun
  • Bucut
  • Buena Vista
  • Buenos Aires
  • Calabazal
  • Campo de Tigre
  • Canchén
  • Candelaria
  • Cantizal
  • Caoba
  • Conquián
  • Corozal
  • Chacrío
  • Champas Quemadas
  • Chapayal
  • Chinja
  • Chocop
  • Chuntuquí
  • Dos Arroyos
  • El Arroyo
  • El Avión
  • El Caribe
  • El Carmen
  • El Cedro
  • El Ceibo
  • El Coco
  • El Cuervo
  • El Champión
  • El Desprecio
  • El Dolor
  • El Guacamayo
  • El Hospital
  • El Infierno
  • El Junquillal
  • El Laberinto
  • El Limón
  • El Mameyal
  • El Mical
  • El Muerto
  • El Pato
  • El Perú
  • El Remate
  • El Respingo
  • El Tiempo
  • El Tigre
  • El Tintal
  • Ensenada Grande
  • Góngora
  • Guacamayo
  • Guacutul
  • Isabelita
  • Ixculú
  • Jobomó
  • Lagarto
  • La Alegría
  • La Barraca
  • La Canoa
  • La Carretera
  • La Cebolla
  • La Correa
  • La Esperanza
  • La Estrella
  • La Fama
  • La Flor
  • La Gloria
  • La Guacamaya
  • La Leona
  • La Lucha
  • La Máquina
  • La Marimba
  • La Palotada
  • La Pava
  • Las Ruinas
  • Las Victorias
  • Los Camarones
  • Los Limones
  • Los Moros
  • Los Patos
  • Los Pericos
  • Los Pescados
  • Lechugal
  • Leontina
  • Lomas Altas
  • Macabil
  • Morga
  • Muralla Alta
  • Nacimiento
  • Naranjo
  • Ojo de Agua
  • Paxbán
  • Poza Azul
  • Progreso
  • Puerto Arturo
  • Resumidero
  • Río Escondido
  • Sabaquilá
  • Salchicha
  • San Francisco
  • San Jerónimo
  • San Juan
  • San Miguel
  • San Rafael
  • Santa Elena
  • Tres Arroyos
  • Tzununhuitz
  • Ucatán
  • Yalá
  • Yalmoján
  • Yarromero
  • Zacatal

Infraestructura[editar]

Entre los edificios públicos que merecen mencionarse están: La municipalidad con un edificio moderno, La escuela Oficial Urbana Mixta Eduardo Fión que cuenta con quince aulas amplias y modernas que albergan a más de 880 niños, el Instituto por Cooperativa San Andrés y el Centro de Salud tipo "A" cuenta además con sus centros de salud en las aldeas de Sacpuy y carmelita, El edificio del Centro de Estudios y Asesoría (CEAD), El Salón Municipal de usos múltiples y el Templo Católico.

Historia[editar]

Fundación[editar]

Aun cuando no se ha logrado localizar el documento fidedigno que indique la fecha de su creación, se considera que San Andrés fue creado en el año de 1820. Domingo Juarros escribió en 1800 en su Compendio, que San José pertenecía al curato de San Andrés en el Partido del Petén.[8] En la distribución de los pueblos del Estado para la administración de justicia por el sistema de jurados, según aparece en la Recopilación de Leyes de Manuel Pineda Mont, con base en lo decretado por la Asamblea el 27 de agosto de 1836, San Andrés se adscribió al circuito de Flores.[9]

Guerra de castas de Yucatán[editar]

En 1844, el cacique indígena del partido de San Antonio, Juan Quek, envió una amenaza al corregidor de El Petén, Ignacio Andrade, de que iba a llegar con sus hordas a incendiar y saquear el poblado de San Andrés.[10] De hecho, no era la primera que los indígenas amezaban a la región, pues estaban en medio de la cruenta Guerra de Castas de Yucatán; es más, los indígenas incluso ya habían atacado San Andrés con anterioridad,[10] en donde dieron muestras de salvajismo contra los criollos a quienes buscaban exterminar. Andrade solicitó consejo al vicario Tomás Salazar y al entonces alcalde primero, Modesto Méndez, quienes propusieron ir ellos dos solos en persona a conferenciar con los indígenas yucatecos.[10] Gracias a sus grandes habilidades de negociación Salazar y Méndez no solamente convencieron a los yucatecos de deponer las armas, sino que estos desistieron completamente de sus intenciones de atacar la región del lago de Petén Itzá.[10]

Andrade informó al gobierno del general Rafael Carrera y Turcios y a la diócesis de Yucatán —a la que pertenecía El Petén— sobre estos hechos, y como resultado, Carrera ascendió a Méndez a coronel y lo puso en consideración para el cargo de corregidor, para suceder a Andrade; por su parte, el gobierno yucateco le regaló quinientos pesos, los que utilizó para educar a su hijo Mariano Delfín, a quien envió a educarse al seminario de Mérida.[10] En 1846, Méndez fue nombrado corregidor del Petén en sustitución de Andrade, y se desempeñó en ese cargo hasta 1859.

En el número 58 de la Gaceta de Guatemala, correspondiente al 28 de septiembre de 1867, el presbítero Manuel S. González, después de residir poco más de dos años en el Petén, publicó sus Memorias sobre el departamento de Petén, y apunto: "San Andrés, pueblo situado al norte de Flores y a dos leguas de distancia, está en la falda de un cerro".[11]

Comisión de límites con México[editar]

Comisión de ingenieros de Guatemala en el proyecto de la delimitación de límites con México. Al centro, el ingeniero Claudio Urrutia, jefe de la Comisión.[12] Fotografía de La Ilustración Guatemalteca.
«Este convenio de límites, con el que se culminó un largo período de negociaciones y el ulterior trazado de la frontera, que fue su consecuencia, constituyeron para Guatemala hechos fundamentales en su historia de finales del Siglo XIX. Por este tratado, Guatemala renunció no solamente a discutir sus derechos sobre Chiapas y Soconusco, sino a los derechos mismos. Se cerró definitivamente la oportunidad para posteriores reclamos, sin siquiera pedir absolutamente nada a cambio; este convenio cerró herméticamente la puerta a toda posterior reclamación, en virtud de que, al Guatemala ceder Chiapas y Soconusco, renunció expresa y categóricamente a toda compensación o indemnización. Este es un ejemplo singular, en los anales del Derecho Internacional, de un arreglo entre dos países en el que uno de ellos llegó a hacer generosa entrega de sus posiciones y clausuró definitivamente la puerta de posteriores reclamos, sin pedir a cambio absolutamente nada».
—Solís, 2013[13]

En virtud del convenio celebrado en la capital de México el 7 de diciembre de 1877 por los representantes de ambos países, fueron nombradas dos comisiones de ingenieros, una por cada nación para que reconocieran la frontera y levantaran un plano que sirviera para las negociaciones entre los dos países; aunque sólo se hizo un mapa de la frontera comprendida entre las faldas del volcán Tacaná y el océano Pacífico, se celebró la reunión del presidente Justo Rufino Barrios y Matías Romero, representante mexicano, en Nueva York el 12 de agosto de 1882, en la que se sentaron las bases para un convenio sobre límites, en las cuales hizo constar que Guatemala prescindía de los derechos que le asistieran sobre Chiapas y Soconusco y se fijaron los límites definitivos.[12] En noviembre de 1883, se dio principio al trazado de la frontera y al levantamiento del plano topográfico de sus inmediaciones, siendo jefe de la comisión guatemalteca el astrónomo Miles Rock, y sus colaboradores Edwin Rockstroh, Felipe Rodríguez, Manuel Barrera y Claudio Urrutia. En el primer año de trabajo se llegó únicamente al cerro Ixbul, y en el siguiente se buscó llegar al Río Usumacinta o al Río Chixoy, pero fue en extremo difícil debido a que no había caminos en el área.

Lo más difícil de sobrellevar fue lo inhóspito de la región de Ixcán en donde en seis meses murieron cerca de trescientos ayudantes. Y, por último, se encontraron con que el río Chixoy estaba más al este de lo que se creía y lo fueron a encontrar cerca de Cobán, muy lejos de la frontera con México. Ni Urrutia ni Rockstroh continuaron con la comisión, que entre 1884 y 1895 trabajó en estudios y trazados de las líneas del oeste y norte del Petén.[14] .

En 1895 hubo otro convenio entre el ministro de Guatemala en México, Sr. Emilio de León y el gobierno mexicano y se organizó una nueva comisión guatemalteca. En esta oportunidad, el jefe de la comisión fue el ingeniero Urrutia y sus colaboradores fueron los ingenieros Manuel Amézquita, Fabián Ortiz y Ricardo Walker, junto con los ayudantes Rafael Aldana, Abraham Flores, José Víctor Mejía De León y Francisco Reyes. En septiembre de ese año se hicieron presentes en la cabecera del Petén en donde ser reunieron con la comisión mexicana. Luego de estudiar las diversas líneas trazadas por ambas comisiones, se llegó al convenio definitivo en enero de 1896, cuando se construyeron quince monumentos que demarcaban la frontera.[15]

El ingeniero Claudio Urrutia, jefe de la Comisión de Límites de Guatemala entre 1896 y 1900 manifestó en su informe al Gobierno de la República de Guatemala en 1900 que: «[...] el tratado fue fatal para Guatemala. En todo con lo que la cuestión de límites se relacionó durante aquella época, existe algo oculto que nadie ha podido descubrir, y que obligó a las personas que tomaron parte en ello por Guatemala a proceder festinadamente o como si obligados por una presión poderosa, trataron los asuntos con ideas ajenas o de una manera inconsciente».[16] Y luego continúa: «Guatemala perdió por una parte cerca de 15.000 km y ganó por otra, cosa de 5,140 km. Resultado: Una pérdida de 10,300 km. Guatemala perdió catorce pueblos, diecinueve aldeas y cincuenta y cuatro rancherías, con más de quince mil guatemaltecos, mientras que México perdió un pueblo y veintiocho rancherías con dos mil quinientos habitantes: júzguese la equidad en las compensaciones».[17]

Todos los ejemplares de la Memoria sobre la Cuestión de Límites fueron recogidos por órdenes del presidente Manuel Estrada Cabrera poco después de haberse repartido; y de acuerdo a la historiadora Solís Castañeda, lo mismo ocurrió con la segunda edición -1964- y con el libro Grandezas y Miserias de la Vida Diplomática de Enrique Del Cid que criticaba severamente a este tratado,[18] los cuales fueron decomisado en 1968 por instrucciones del Ministerio de Relaciones Exteriores del gobierno del licenciado Julio César Méndez Montenegro.[13]

Límites actuales del municipio[editar]

Fue por medio del Acuerdo Gubernativo del 26 de abril de 1962 que se fijaron los linderos para el municipio de San José y consecuentemente, se fijaron los límites entre San José y San Andrés. Su nombre fue dado en honor al apóstol San Andrés. Sus primeros pobladores fueron maya-yucatecos, por lo que en el pueblo aún se habla el idioma maya-itzá, el cual con el paso del tiempo tiende a desaparecer. . La cabecera municipal está dividida en varios barrios. El nombre se conserva desde su fundación y se supone que viene de antes de 1820 en virtud las campanas las campanas de la iglesia tienen fecha del año 1718.

Economía[editar]

Agricultura[editar]

El 80% de la población se dedican a la agricultura, entre ellos están incluidos los que se dedican a la chiclera, los cortadores de xate y los recolectadores de pimienta gorda, estos últimos trabajan solo por temporada y de esa manera las personas no se dedican a un solo trabajo. Los suelos son en gran parte para la agricultura. Entre sus principales cultivos se pueden mencionar: arroz, frijol, maíz, guineos, plátanos, macal, yuca, camote, pepitoria, ayotes y chiles abaneros.

Industria[editar]

En sus bosques se encuentran diversidad de especies forestales, sobresaliendo las maderas finas y las de segunda, por esta razón dentro del área que comprende la cabecera municipal se encuentran tres aserraderos debidamente instalados que son: Aserraderos del Norte, Maingua y Baren Comercial. Los productos que elaboran son exportados a los mercados nacionales e internacionales. Los talleres de carpintería y ebanistería se han multiplicado y atienden la demanda local y departamental. También elaboran hamacas, escobas, panela y algunos productos derivados del henequén.

Ganadería[editar]

La ganadería se tiene una producción que abastece no solo al mercado local y departamental, sino gran números de cabezas de ganado son comercializados en el mercado nacional. Por el número de fincas ganaderas con que hoy cuenta San Andrés, se puede decir que la producción del ganado de engorde es de buena calidad y muy grande, por que se han mejorado las razas día a día.

Comercio[editar]

La mayor actividad comercial se realza en el área central del departamento, en donde los habitantes de San Andrés se proveen de ropa, calzado, ferretería, refrescos, productos farmacéuticos, útiles escolares, licores y otros. Por otro lado San Andrés provee al departamento de gran cantidad de granos, tubérculos, frutas y verduras entre otros. Para la actividad comercial local se cuenta con tiendas, farmacias, refresquerías, ventas de calzado, venta de materiales de construcción, etc.

Cultura[editar]

Idiomas[editar]

El idioma oficial en este municipio, como en todos los demás municipios, es el español. Es también el idioma que más es hablado en el municipio. Una porción importante de la población también habla una idioma maya, incluyendo el maya-itzá, k'eqchi, kaqchikel y pocomchí.

Costumbres y tradiciones[editar]

Fiesta Titular[editar]

Se celebra en honor a su Santo Patrono San Andrés Apóstol, del 21 al 30 de noviembre de cada año.

La Misa Jurada[editar]

se celebra el 18 de febrero de cada año. Esta tiene como objetivo primordial alejar las epidemias de la población.

Baile de la Chatona[editar]

Este baile se originó en este municipio y se ha generalizado en todo el departamento. En la década de 1930 llegó a San Andrés una señorita de nombre Petrona, quien iba acompañada de su padre y además venían con ellos otros hombres. Llegaron procedentes del estado mexicano de Campeche, buscando el municipio de San Andrés, ya que para entonces este municipio era muy famoso por producción de chicle y por muchos árboles de chicozapotes. Firmaron contrato para trabajar como chicleros. Petrona firmó contrato año como cocinera, eso lo hacía cada año en el mes de noviembre era cuando se terminaba el contrato y debía renovarlo, justo cuando comenzaba la feria del pueblo. Cada año los chicleros llegaban al pueblo a disfrutar de la fiesta patronal y causaban gran alegría en el pueblo que todos los pobladores de la cabecera municipal gritaban «¡Ya vienen los chicleros!»

Después de los rezos de la iglesia, comenzaba el baile con marimba y era allí cuando Petrona de avanzada edad rompía el baile ya sea con un joven o con un señor tomados de las manos bailaban sin cansancio hasta finalizar el baile. La gente le llamaba la Tía Tona. Pero en cierta ocasión para una fiesta patronal llegaron nuevamente los chicleros como era de costumbre y cuando empezó el baile todo el pueblo de extraño al ver que al inicio del baile no estaba Tía Tona para romper el baile, extrañados le preguntaron a los chicleros los cuales contaron la trágica historia de como Tia Tona falleció al ser mordida por una serpiente barba amarilla. Esto causó gran tristeza a todo el pueblo. Los niños que no podían pronunciar muy bien el nombre de Tía tona gritaban ¡La Chia Tona!, que con el tiempo se convirtió en la Chatona.

Después de ese hecho un entusiasta del lugar llamado Sabino Castillo, queriendo honrar la memoria de la Tía Tona se propuso construir una muñeca con las características de la doña Petrona y el primer día de la feria se presentó al atrio de la iglesia donde la marimba amenizaba la alborada y dijo «¡Aquí está la chatona! hay que bailarla!!», y fue entonces como un joven de apellido Maradiaga fue el primero en aceptar el reto de esa noche y bailar con la muñeca que hoy en día se conoce con el nombre de La Chatona y de esa manera esa tradición se ha extendido hasta nuestros días y no solo en San Andrés sino que también en otros municipios mas.

Leyendas[editar]

Una de las más reconocidas es la de San Simón, se trata de una imagen que se encontraba enun rincón de la iglesia de San Andrés, vestida como los chicleros, con pantalón, camisa, polainas, macasinos, pañuelo rojo en el cuello, xalbeque cruzado al hombro, sombrero de palma y un cigarro puro, toda esa vestimenta del santo causaba un poco de risa a los espectadores que a muchos niños les causaba risa, por eso antes de entra a la iglesia eran amenazados por los padres diciéndoles que no debían de reírse del santo San Simón por que sino al regresar un fuerte viento se levantaría impidiéndoles cruzar el lago por lo que no les quedaba más que regresar nuevamente a San Andrés y pedirle perdón al santo y de esa manera todo se calmaba y regresaban a sus hogares.

Anécdotas[editar]

Se cuenta que un señor de San Andrés sufría ya que su hijo era adicto a la bebida y por mantener ese vicio tan grande le robaba las gallinas, las marquetas de chicles y todo cuanto pudiera quitarle al padre y lo vendía y de esa manera poder obtener unos centavos para comprarse unos octavos. El padre cansado de las fechorías de su hijo, llegó a las cantinas y le ordenó al cantinero que cuando el hijo llegara que le sirvieran del guaro que el quería y que le dieran hasta el cansancio y que el pagaría todo lo que el hijo consumiera en bebidas. Así sucedió que el hijo empezó a visitar cuanta cantina hubiera en el pueblo y en todas le daban los octavos sin pagar ni un centavo, él tomaba sin parar y en cualquier cantina que llegaba era la misma atención que le daban. Tomar y tomar y no pagar nada. Hasta que llegó el día que este joven se cansó de tantas atenciones que pensó y se dijo para sí mismo: Esto ya no tiene gracia, el guaro ya no tiene el mismo sabor, ya no me cuesta conseguirlo, y convencido de que había perdido la magia dejó definitivamente de tomar.

Gobierno municipal[editar]

El gobierno del municipio, al igual que el de todos los municipios de Guatemala, está a cargo del Consejo Municipal, de conformidad con el artículo 254 de la Constitución Política de la República de Guatemala, que establece que «el gobierno municipal será ejercido por un consejo municipal».[19] A su vez, el código municipal —que tiene carácter de ley ordinaria y contiene disposiciones que se aplican a todos los municipios de Guatemala — establece en su artículo 9 que «el consejo municipal es el órgano colegiado superior de deliberación y de decisión de los asuntos municipales… y tiene su sede en la circunscripción de la cabecera municipal». Por último, el artículo 33 del mencionado código establece que al «gobierno del municipio [le] corresponde con exclusividad al consejo municipal el ejercicio del gobierno del municipio».[20]

El consejo municipal se integra de conformidad con lo que establece la Constitución en su artículo 254, es decir «por un consejo el cual se integra con el alcalde, los síndicos y concejales, electos directamente por sufragio universal y secreto para un periodo de cuatro años, pudiendo ser reelectos».[19] Al respecto, el código municipal en el artículo 9 establece «que se integra por el alcalde, los síndicos y los concejales, todos electos directa y popularmente en cada municipio de conformidad con la ley de la materia».[20]

Turismo[editar]

Cabecera municipal (Petén)
Cabecera municipal
Cabecera municipal
Principales sitios arquelógicos y parques nacionales en San Andrés


El municipio cuenta con muchos atractivos turísticos. El turismo genera ingresos a las familias de la cabecera municipal por los servicios que brinda la Eco-escuela de español, beneficiando a familias locales, quienes hospedan a los estudiantes, y a maestros que imparten las clases. San Andrés posee un gran número de sitios arqueológicos, incluyendo unos de la más grandes del país, que pueden se visitados durante todo el año. La mayoría de las ruinas aún no han sido restauradas; entre ellas están: Kantekul, Paso Caballos, El Perú, Caoba, Mactún, La Florida, Xunal, Santa Clara, El Ceibo, La Profundidad, La Rejoya, El Tigre, El Límite, El Yesal, Sibalhá, Jukulkan, Tzakal, Manaos, Los Monos, La Pitocha, La Conga, Las Cojolitas, Buenaventura, Los Pizotes, La Cocachana, La Ceiba, Tucán, Sucely, Grant, El Cruce, El Muco, El Sereque, Canek, Cucho, El Escondido, Los Reyes, Junkiej, El Saraguate, Kabul, El Cedro, El Tintal, El Desquite, Gûiro (wakná), Ramonal, Zacatal, Chuntuqui, Las Delicias, Arroyón, Nacimiento, Lemieux, USAC, 4 Ahau, Dos Naciones, El Ruinal, La Cueva, La Frontera (Ocultun), La Frontera Bis, El Pavo, Aguada Inés, Danto, La Muralla, Las Animas, Altamira, Tepán, Paxbán 1, Paxbán II, Paxbán III, El Chontal, El Copó y Ramonalito, y El Mirador, que es uno de los yacimientos de mayor importancia, llamado así por la altura que tienen sus pirámides que aún se encuentran cubiertas por la selva.

Sitio arqueológico El Mirador[editar]

Pirámide de El Tigre, en el sitio arqueológico de El Mirador en 2007.

La ciudad maya de El Mirador se encuentra en la Reserva de la Biosfera Maya, jurisdicción del municipio de San Andrés y muy próximo a la frontera con el estado de Campeche. Solamente se puede acceder por helicóptero —en un vuelo de 30 minutos desde el Aeropuerto Internacional Mundo Maya— o desde la aldea de Carmelita —localizada 37 km al sur del sitio arqueológico—, en un viaje de dos días caminando en jornadas de nueve horas diarias entre la selva. Dicha reserva está ubicada a 90 km de la Isla de Flores.[21]

El Mirador se encuentra ubicado a orillas del bajo «La Jarrilla» y éste fue muy importante para el desarrollo del lugar desde que los primeros habitantes lo poblaron pues fue utilizado como recurso de captación de agua pluvial y drenaje mayor. El bajo «La Jarrilla» también fue una fuente para la extracción de arcillas para construir sus estructuras y para elaborar su alfarería.[21] En el área también hay pantanos, pequeños lagos y lagunas, y elevaciones promedio de 100 m de altura formada por carbonatos, rocas clásticas, carbonatos antigénicos y anhidritas precipitadas.[22] El relieve del terreno consiste de tierras bajas extensas o bajos con pendientes y suelos relativamente bien drenados.[22]

Sitio Arqueológico El Perú Waká[editar]

Altar con relieves en el sitio arqueológico de El Perú, cuyo nombre indígena fue Waka.

Se ubica en las orillas del río San Pedro, dentro del Parque Nacional Laguna del Tigre dentro de la Reserva de Biosfera Maya. Se encuentra a 75 km de distancia de la cabecera departamental de Flores. Ahora, se le conoce con el nombre de Waká que significa «Lugar Empinado» o «Ciudad Empinada con afluentes». Las excavaciones recientes han sido llevadas a cabo por arqueólogos guatemaltecos y estadounidenses en lo que se conoce como «Proyecto Arqueológico Waka», y que ha dado a luz datos muy importantes de las relaciones de las ciudades Mayas[23]

Cercano al sitio a 25 minutos en lancha, río arriba, existe una estación ecológica llamada Las Guacamayas, sobre el río San Pedro, que también funciona como centro de Visitantes del sitio arqueológico.

Parque nacional Laguna del Tigre[editar]

El parque nacional Laguna del Tigre es un área protegida ubicada en el departamento de Petén, Guatemala y forma parte de las zonas núcleos de la reserva de la biosfera Maya. Está conformado por cuatro lagunetas llamadas: La Lámpara, La Canaleta, La Gloria y Lago Azul. El parque colinda con un biotopo del mismo nombre y ambas áreas en conjunto cubren más de 335 080 hectáreas. Este parque nacional sirve como un nexo entre el este y suroeste de la Biosfera Maya. Contiene paisajes singulares como lagunas y humedales que forman la mayoría de sus hábitats.[24]

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

Referencias[editar]

  1. «Alcaldes de Petén». CRN noticias (Guatemala). 8 de septiembre de 2015. Consultado el 8 de septiembre de 2015. 
  2. a b «XI Censo Nacional de Poblacion y VI de Habitación (Censo 2002)». Instituto Nacional de Estadística (INE). 2002. 
  3. Escalante Herrera, Marco Antonio (2007). «Breve información del municipio de San Andrés». Pbase. Guatemala. 
  4. a b Morales Santizo, 2008
  5. «Climate: San Andrés». Climate-Data.org (en inglés). Consultado el 25 de agosto de 2015. 
  6. a b c SEGEPLAN. «Municipios del departamento de El Petén». Secretaría General de Planificación. Guatemala. Consultado el 15 de septiembre de 2015. 
  7. «Municipalidad de San Andrés, Petén - Diagnóstico Institucional» (doc). Guatemala: marn.gob.gt. 2007. Archivado desde el original el 26 de noviembre de 2015. Consultado el 26 de julio de 2009. 
  8. Juarros, 1980
  9. Pineda de Mont, 1979
  10. a b c d e Sosa, 2011
  11. González, 1961.
  12. a b La Ilustración Guatemalteca, 1896, p. 281.
  13. a b Solís Castañeda, Sara (2013). «La cuestión limítrofe territorial guatemalteca en el siglo XIX: casos de Chiapas, Soconusco y Belice». Instituto de Relaciones Internacionales e Investigaciones para la Paz. Consultado el 28 de julio de 2015. 
  14. La Ilustración Guatemalteca, 1896, p. 282.
  15. La Ilustración Guatemalteca, 1896, p. 282-283.
  16. Comisión Guatemalteca de Límites con México, 1900, p. 164.
  17. Comisión Guatemalteca de Límites con México, 1900, p. 177.
  18. Del Cid Fernández, Enrique (1966). Grandezas y miserias de la vida diplomática. Guatemala: Ejército de Guatemala. p. 745. 
  19. a b Asamblea Constituyente, 1985.
  20. a b Congreso de Guatemala, 2012.
  21. a b Morales-Aguilar, 2010, p. 17
  22. a b Morales-Aguilar, 2010, p. 19
  23. Freidel, David (2003). «A Puzzle in the Petén». Archaeology's Interactive Dig (en inglés). Consultado el 16 de septiembre de 2015. 
  24. «El Parque Laguna del Tigre». De Guate. Guatemala. Consultado el 16 de septiembre de 2015. 

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]