Ripollet

From Wikipedia
Jump to: navigation, search
Ripollet
Municipio de España
Bandera de Ripollet
Bandera
Escudo de Ripollet
Escudo
Ripollet
Ripollet
Ubicación de Ripollet en España.
Ripollet
Ripollet
Ubicación de Ripollet en Provincia de Barcelona.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Catalonia.svg Cataluña
• Provincia Flag of Barcelona province(official).svg Barcelona
• Comarca Vallés Occidental
Ubicación 41°30′03″N 2°09′27″E / 41.500833333333, 2.1575


Coordenadas: 41°30′03″N 2°09′27″E / 41.500833333333, 2.1575
• Altitud 79 msnm
Superficie 4,39 km²
Población 37 234 hab. (2013)
• Densidad 8481,55 hab./km²
Gentilicio Ripolletenc, Ripolletenca
Código postal 08291
Alcalde (2011) Juan Parralejo Aragoneses (PSC)
Sitio web www.ripollet.cat
[editar datos en Wikidata]
Localización de Ripollet dentro del Vallés Occidental.

Ripollet es un municipio de Cataluña, España. Perteneciente a la provincia de Barcelona, en la comarca del Vallés Occidental, forma parte del área metropolitana de Barcelona. El municipio, con una extensión de 4,39 km², tiene un total de 37.548 habitantes.[1] La densidad de población es de 8.465,3 habitantes por kilómetro cuadrado. Está a una distancia de 10 km de Barcelona.

Por este municipio pasa el río Ripoll que nace en el parque natural de Sant Llorenç del Munt.

Linda con las poblaciones de Sardañola del Vallés, Moncada y Reixach, Santa Perpetua de Moguda y Barberá del Vallés. El ayuntamiento está gobernado por una coalición formada por el Partido de los Socialistas de Cataluña y CiU.

Administración[edit]

Lista de alcaldes desde las elecciones democráticas de 1979
Mandato Nombre del alcalde Partido político
1979–1983 Carles Ferré i Cuscó[2] PSUC
1983–1987 Carles Ferré i Cuscó[2] PSUC
1987–1991 Carles Ferré i Cuscó (hasta febrero de 1991) Norbert Fusté i Pagès (entre febrero y mayo de 1991)[2] ICV
1991–1995 Carles Ferré i Cuscó[2] PSC
1995–1999 Carles Ferré i Cuscó[2] PSC
1999–2003 Carles Ferré i Cuscó[2] (entre los años 1999–2001) Juan Parralejo Aragoneses (entre los años 2001–2003) PSC
2003–2007 Juan Parralejo Aragoneses PSC
2007–2011 Juan Parralejo Aragoneses PSC
2011– Juan Parralejo Aragoneses PSC

Demografía[edit]

Evolución demográfica
1497 f 1515 f 1553 f 1717 1787 1857 1877 1887 1900
19 27 27 136 630 1.441 1.532 1.705 1.501
1910 1920 1930 1940 1950 1960 1970 1981 1990
1.567 1.963 3.324 3.702 3.736 5.262 20.197 26.009 26.771
1992 1994 1996 1998 2000 2002 2004 2006 -
27.094 28.249 28.903 29.155 29.877 31.401 33.605 40.427 -
1497-1553: fuegos; 1717-1981: población de hecho; 1990- : población de derecho

Origen etimológico[edit]

La primera vez que aparece en un documento escrito la palabra Ripollet es en una publicación sacramental testamentaria, que fue jurada al alado de San Martín de Cerdanyola del año 1402. El origen etimológico del nombre de la villa se encuentra en el río Ripoll, Rivus Pullus en latín, arrollo de chopos ( o pollancres en catalán).[3]

Patrimonio[edit]

La iglesia de San Esteban está construida sobre estructuras románicas. Hay constancia escrita de su existencia desde el año 986, aunque se cree que ya existía antes del siglo X. La construcción primitiva era más reducida que la actual, de planta con forma de cruz latina bien definida, con un ábside semicircular probablemente reconstruido durante el siglo XII. A la derecha, saliente de la iglesia, había un pequeño cementerio adosado a sus paredes y, a la izquierda, un reducido claustro con un pozo en medio.

El portal es de estilo renacentista del siglo XVII. En los pedestales que soportan las columnas hay unos polluelos, que representan el escudo municipal, cortados a la piedra. La fachada actual, adosada a la primitiva, fue reconstruida en el mismo siglo. El actual campanario, edificado el 1892 para sustituir el viejo que estaba en muy mal estado, es de estilo modernista. Durante el pleno del Ayuntamiento del mes de enero de 2010 se declaró bien cultural de interés local, por lo que goza de una protección especial.[4]

También encontramos un Centro de Interpretación del Patrimonio, conocido con el nombre del Molí d'en Rata.

Historia[edit]

Prehistoria[edit]

Uno de los indicios más sólidos que tenemos para hablar de un primer asentamiento humano en tierras ripollenques se remonta a la época prehistórica, concretamente en el Neolítico Medio. En 1929, se descubrieron los restos de una necrópolis en los terrenos de la tejería de Padró, en Can Tiana de la Riba (que entonces era el término de Cerdanyola). De entre los diferentes testimonios arqueológicos localizados, destacaremos dos sepulcros pertenecientes a la cultura de los sepulcros de fosa (3500 - 2500 aC), con ajuares de gran riqueza, así como restos humanos, hachas, picos, cuchillos de sílex, que hoy día podemos ver en el Museo de Historia de Sabadell. De hecho, tanto por el tipo de piezas encontradas como por el material y la calidad de las mismas, es bastante evidente la existencia de un comercio muy activo con zonas bastante alejadas.[5]

Época Romana[edit]

Como herencia de la época romana en Ripollet, tenemos el paso de las vías Trajana y Valeri Maxi. Esta última fue llamada durante la Edad Media como Camino real de San Cugat. Ambas, la primera de oeste a este y la segunda de norte a sur, rodeaban el pequeño núcleo poblacional.[5]

Edad Media[edit]

A partir de los restos y de los datos conocidos sobre los antiguos caminos de trashumancia, puede considerarse de que durante los primeros siglos de nuestra era, esta zona contó con una cierta actividad agrícola y ganadera, así como con el inicio, ya hacia los siglos VIII y IX, de una organización eclesiástica. Una muestra es la iglesia de San Esteban de Ripollet, ya mencionada en una documentación del año 986 y vinculada al monasterio de Sant Cugat.[5]

Gracias a diversos documentos escritos que se conservan en los archivos de este mismo monasterio, hay constancia de la existencia en aquellos primeros tiempos de un pequeño pueblo conocido como Palau Ausit. La primera referencia de Palau Ausit, nombre que según la documentación ostentaba antiguamente la villa, es del 25 de enero de 983, donde aparece citado concretamente en una permuta de tierras que hizo el monasterio de Sant Cugat. Las explicaciones sobre su origen son diversas: Una teoría apunta a que grandes bosques de encinas rodeaban la villa, por lo que seguramente 'audit' podría venir de 'ausina', encina. Según una segunda teoría, el origen del nombre sería árabe: 'Abu' que es familia o linaje, y 'Zit', nombre invariable del linaje árabe que dominó el territorio de Ripollet.[5]

Como el resto de Cataluña, Ripollet también sufrió secuelas con los conflictos entre árabes y cristianos: casas destruidas, el castillo y las torres de defensa devastados, bosques quemados, cosechas perdidas y la disminución de la población. Fue significativa la batalla por la defensa de Barcelona, ​​en julio del año 985, protagonizada por las tropas cristianas del conde Borrell II y las islámicas de Almanzor. Esta batalla, que ganó Almasor, tuvo lugar en el Llano de Matabous, que se encontraba entre la riera de Sant Cugat y el río Ripoll, en la zona periférica a Ripollet que ahora llamamos Mas Rampinyo.[5]

Siglos XII-XIII[edit]

Ya en el s. XII, en tiempos del conde Ramón Berenguer IV, Ripollet tuvo alcaldía. Por otra parte, también debemos decir que parece muy clara la presencia de la orden de Ios templarios en esta región, tal y como lo demuestran ciertos testimonios encontrados en el conjunto de la iglesia parroquial (antiguo claustro y casa rectoral). Con los años , las posesiones del monasterio de Sant Cugat fueron confirmadas, y en un documento del año 1234, el rey Jaime I otorga el señorío al monasterio, aunque éste sigue siendo de jurisdicción real.[5]

Siglo XIV-XVIII[edit]

Durante el siglo XIV, con el reinado de Pedro III el Ceremonioso, el municipio obtuvo el privilegio de ser calle de Barcelona. De esta manera, sus habitantes disfrutaron de los mismos derechos y deberes que los de la Ciudad Condal. En 1585, el rey Felipe I (Felipe II de Castilla) concedió a Ripollet, entre otros, el privilegio de tener ayuntamiento propio. Según un documento de 1802, el municipio fue conocido como Coto redondo y realengo, es decir, pueblo y término que no eran propiedad de ningún señor sino que estaban sometidos a la autoridad real, pero siempre bajo la representación del monasterio de Sant Cugat. No mucho más tarde, queda adscrito al partido judicial de Granollers. En 1808, recibió el nombre de pueblo. En 1837 forma parte del partido judicial de Tarrasa, y desde 1890, del partido judicial de Sabadell. Un tiempo después, el año 1894, consiguió el título de villa gracias al Real Decreto otorgado por la Reina Regente María Cristina.[5]

Siglo XIX[edit]

Entre 1808 y 1814, Ripollet fue escenario de luchas y miseria. En el primer año de la guerra sufrió ocho saqueos, lo que obliga a la población a huir durante unos dos años. El día 9 de junio de 1808, un pelotón de soldados franceses que se retiraban de la batalla del Bruc saquearon un municipio que, en realidad, no puso demasiada resistencia, y destruyeron su archivo parroquial. Unos días más tarde, el 16 de junio, fueron quemadas iglesia y la rectoría. El semiabandono del pueblo durante este tiempo supuso su ruina casi total. Posteriormente, y debido a su proximidad con Barcelona, ​​otros eventos políticos de esta centuria como las guerras carlistas, los pronunciamientos militares y la pérdida de las últimas colonias, tuvieron también una fuerte incidencia en la vida de una población como Ripollet.[5]


Economía[edit]

Inicios agrícolas[edit]

No hay duda de que los molinos fueron el origen de Ripollet, ya que los campesinos que cultivaron las tierras se establecieron cerca de ellos para moler el grano que recolectaban. Las primeras noticias que tenemos de estos molinos, que eran tanto de harina como de batanes son de finales del siglo X. A finales del siglo XVII, momentos muy intensos en cuanto a la expansión generalizada de las manufacturas papeleras, se produjo la transformación de los antiguos molinos harineros de época medieval en molinos de papel. Además, se crearon nuevos como fue el caso del molino de Ginestar, del molino d'en Buxó o del molino de Cheque entre otros, que vivirán su mayor esplendor durante el siglo XVIII, y que ayudaron a evitar que disminuyera la población en unos tiempos económicamente y socialmente nada estables. Durante el siguiente siglo, los molinos papeleros fueron la industria más relevante; aparecieron nuevos como, por ejemplo, el molino d'en Coll.[5]

Ripollet era, a pesar de la presencia temprana de molinos papeleros y de una protoindustria textil, un pueblo marcadamente agrícola, y el cultivo de la vid, una de las principales fuentes de vida del pueblo. La construcción de la acequia Monnar por los monjes de Sant Llorenç de Munt en el siglo X conlleva la prosperidad de la agricultura. Una vez solucionado el conflicto remensa de finales del XV, se establecieron nuevas relaciones entre la tierra, los campesinos y los propietarios, se ampliaron los cultivos a partir de Ios nuevos productos procedentes de América. Tras la crisis del siglo XVII (guerra de los segadores, peste bubónica, pésimas cosechas y plaga de langostas) que afectó de manera profunda Ripollet, el siglo XVIII fue de expansión económica. Los campesinos siguieron con los cultivos tradicionales, pero hay que mencionar que el impacto del mercado americano favoreció la exportación de vinos. El siglo XIX, La agricultura y principalmente la vid, continuaron siendo la base económica fundamental. Desde finales del XVIII y hasta los años 1890-1893, Ripollet aumenta de forma considerable su espacio dedicado al cultivo, pasando de un 18'72% a un 41% de la totalidad del término.[5]

La revolución industrial[edit]

A lo largo del siglo XIX, el establecimiento de la industria el municipio ayudó a erradicar los males endémicos de una agricultura propia del Antiguo Régimen, pero Ripollet no tuvo un arranque industrial impulsiva. Al margen de los molinos y de la entrada en funcionamiento en 1785 de la fragua el Martinet, emplazada en un viejo molino harinero y conocida primero como productora de hierro y variantes, y después de tejidos, las primeras manifestaciones que podríamos decir fabriles fueron las tejerías, las cualidades arcillosas de su suelo favorecieron su instalación. De mediados del siglo XIX, se conocen varias vinculadas a la familia Padró (Can Peseta), así como otra, la de Fusteret, propiedad de la familia Uñó. Por otra parte, los molinos papeleros sustituyeron su vieja maquinaria por el nuevo sistema de fabricación continua, especializándose en la elaboración de cartón. Ahora bien, también debemos añadir que durante esta época se construyeron nuevos molinos, como el de Vivero o el de Clos, ambos harineros. Por otro lado , la industria textil adquirió gran fuerza como centro dependiente de Sabadell. Su importancia viene ya desde antiguo; sabemos que algunas casas del pueblo tenían telares de mano para ayudar la economía familiar cuando fallaba el trabajo de la tierra . En concreto, el año 1846 se creó la primera fábrica textil del municipio: La Llana.[5]

Personas destacadas[edit]

Hermanamientos[edit]

Referencias[edit]

  1. (Datos del Ayuntamiento de Ripollet año 2011)
  2. a b c d e f Esquela defunción Carles Ferré
  3. (Centro de Interpretación Molí d'en Rata http://molidenrata.blogspot.com/2011_08_01_archive.html)
  4. (DIBA, Patrimonio http://patrimonicultural.diba.cat/index.php?codi_ine=08180)
  5. a b c d e f g h i j k (Ayuntamiento de Ripollet http://dev.ripollet.cat/asp/content.asp?sf=/static/historia.html)

Enlaces externos[edit]