Fibrocemento

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Tejado de planchas onduladas de fibrocemento.

El fibrocemento, asbesto, es un material utilizado en la construcción, constituido por una mezcla de un aglomerante inorgánico hidráulico (cemento) o un aglomerante de silicato de calcio que se forma por la reacción química de un material silíceo y un material calcáreo, reforzado con fibras orgánicas, minerales y/o fibras inorgánicas sintéticas.

El fibrocemento se emplea principalmente para el revestimiento de numerosas estructuras.

Es importante señalar que originalmente para formar las fibras de refuerzo del fibrocemento se utilizaba el asbesto o uralita, pero la nocividad que significó este aditivo en particular, para la salud de muchas personas en el siglo pasado ha motivado a que se vengan implementando nuevas fibras de refuerzo como son las de vidrio. Hoy en dia el uso de asbesto está estrictamente prohibido en la mayoría de los países.

Fabricación[editar]

El origen del fibrocemento se remonta a 1900, año en el que fue ideado por Ludwig Hatschek, un ingeniero austríaco.

Para la fabricación del fibrocemento, originalmente se utilizaba el amianto como fibra de refuerzo, pero cuando se hicieron patentes los problemas de asbestosis que éste provocaba, se fue abandonando paulatinamente su uso en los distintos países (en España, a partir de la década de 1990). Se ha intentado sustituir el asbesto por otros tipos de fibras, como fibras de celulosa, fibras vinílicas, o fibra de vidrio. El último caso ha tenido una gran aceptación por parte del mercado, al no ser un material nocivo para la salud y al haber mejorado las propiedades mecánicas del fibrocemento. Sin embargo, los tubos de todo tipo, que se fabricaban mediante centrifugado del material, no han logrado ser reproducidos con celulosa, por lo que ha debido abandonarse su uso.

En España se comercializó bajo varias marcas comerciales, entre ellas las marcas comerciales Rocalla y Caolita, que vendieron su marca a Uralita, que a su vez vendió la sección de paneles de fibrocemento a Euronit Fachadas y Cubiertas. Euronit sigue fabricando y comercializando paneles de fibrocemento reforzados con fibras de celulosa o de PVA (poliacetato de vinilo).

En la actualidad se han empezado a utilizar la fibra de vidrio AR (Álcali Resistente) dado que ofrecen un refuerzo superior al polipropileno que fue el producto sustituto en el momento que se dejó de usar el amianto. Contienen en su fabricación óxido de circonio en un 14% aproximadamente y la alcalinidad del cemento no las afecta. Se puede adicionar hasta un 3% con respecto a la cantidad de cemento y previenen la formación de fisuras.[1]

Características[editar]

Las placas de fibrocemento son impermeables y fáciles de cortar y de perforar. Se utilizan principalmente en construcciones como material de acabado. También se emplea como soporte para el recubrimiento de paramentos exteriores y en forma de tuberías, bajantes, etc.

Es un material relativamente económico y muy ligero por lo que se utilizaba ampliamente en la construcción de almacenes y naves ganaderas. Las placas constituidas por este material se presentan lisas u onduladas en distintas longitudes, además se fabrican piezas especiales de las más variadas formas.

La demolición de elementos en fibrocemento que contengan asbestos (amianto) es muy peligrosa y debe estar estrictamente controlada, ya que las microfibras de asbesto inhaladas elevan enormemente el riesgo de un tipo muy concreto de cáncer de pleura llamado mesotelioma (entre otras enfermedades).[2]

En México el ASBESTO es utilizado para manufacturar más de tres mil productos, como la fabricación de balatas, láminas y tinacos, textiles, guantes, impermeabilizantes, elaboración de las cubiertas para cables eléctricos y sellos para la industria manufacturera, así como en la industria refinadora de azúcar, en las cubiertas de las calderas de miles de fábricas, aeropuertos, hasta en talleres de carpintería, utilizan este material. 

De acuerdo a la Norma Oficial Mexicana NOM-052-SEMARNAT-2005, Que establece las características, el procedimiento de identificación, clasificación y los listados de los residuos peligrosos, el ASBESTO es considerado un Residuo cancerígeno y tóxico ambiental. 

Usos[editar]

El fibrocemento se puede usar en la construcción de los siguientes elementos:

  • Planchas onduladas para cubiertas.
  • Paneles Sandwich para naves ganaderas.
  • Paneles para fachadas ventiladas.
  • Tubos para agua a presión (riego o abastecimiento de agua potable).
  • Tubos para drenaje o alcantarillado por gravedad.
  • Depósitos de almacenamiento de agua de pequeño tamaño.
  • Chimeneas.
  • Piscinas.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «El hormigón y el reforzamiento con fibras de vidrio (Microcemento)». 
  2. Marín Martínez, Belén; Clavera, Ignacio (2005). «Asbestosis» (PDF). An. Sist. Sanit. Navar. 20: 37-44. Archivado desde el original el 16 de noviembre de 2015.