Pipridae

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Symbol question.svg
 
Pipridae
Dixiphia pipra - White-crowned Manakin (male).JPG
Dixiphia pipra
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Aves
Orden: Passeriformes
Familia: Pipridae
Rafinesque, 1815
Distribución
Manakin (Pipridae) area.svg
Géneros
Véase texto
[editar datos en Wikidata]

Pipridae, es una familia de aves paseriformes del parvorden Tyrannida, que agrupa a alrededor de 51 especies en 17 géneros, nativas de la América tropical (Neotrópico), donde habitan principalmente en selvas tropicales y subtropicales húmedas de baja altitud. Son conocidos por el nombre popular de saltarines,[1] y también bailarines o manaquines, entre otros.[2] [3]

Características[editar]

Lepidothrix isidorei (macho), el menor saltarín

Son pequeños pájaros arborícolas, midiendo entre 7,5 cm (los menores: Tyranneutes virescens y Lepidothrix isidorei ) a 15 cm (el mayor: Chiroxiphia caudata ) de longitud y pesando entre 8 y 30 g. La silueta es compacta, con el pico corto y ancho, y alas cortas. La cola también es corta, excepto en los machos de algunas especies. Los pípridos llamados "típicos" exhiben notable dimorfismo sexual, el plumaje de los machos suele ser principalmente negro con parches de colores muy vivos, y algunas especies muestran colas largas y decorativas o plumas eréctiles del cuello. En algunas especies, los machos entre dos y cuatro años ostentan un vistoso plumaje subadulto de colores vivos. El plumaje de las hembras es menos llamativo, generalmente verdoso.[4] [5] [6]

La siringe, o "caja de voz"" es única y distinta en los pípridos, separándolos de las otras familias parientes Cotingidae y Tyrannidae. Además, varía de forma tan precisa dentro del grupo de géneros, que hasta especies pueden ser identificadas por la siringe en si, diferente de la mayoría de las familias de aves canoras. Los sonidos emitidos son silbidos, trinos y zumbidos.[4] Otros géneros de la familia (Tyranneutes, Neopelma) son de colores más apagados y son más inconspícuos.[6]

Distribución[editar]

Se distribuyen desde las tierras bajas del sur de México, tanto del golfo, como del Pacífico, por América Central y del Sur, inclusive Trinidad y Tobago, hasta el sur del Perú y norte de Bolivia por el oeste, y hasta el sur de Brasil, este de Paraguay y noreste de Argentina por el este.[7] Algunas especies de altitud realizan migraciones altitudinales.

Comportamiento[editar]

Alimentación[editar]

Los saltarines se alimentan en el sotobosque, de pequeñas frutas (pero a menudo bastante grandes para el tamaño de las aves),[8] incluyendo bayas, y en menor grado de insectos. Desde que obtienen las frutas en vuelo, como otras especies cazadoras hacen con insectos, se cree que hayan evolucionado desde aves comedoras de insectos. Las hembras ocupan grandes territorios de los cuales no necesariamente excluyen otras aves de su especie, sino que se alimentan, de alguna forma, socialmente. Los machos gastan la mayor parte de su tiempo en los locales de galanteo. Algunas veces se juntan a bandadas mixtas de alimentación.[4]

Reproducción[editar]

Muchas especies presentan espectaculares rituales de apareamiento por el sistema de lek, especialmente elaborados en los géneros Pipra , Dixiphia y Chiroxiphia. Los miembros de los géneros Machaeropterus y Manacus tienen las plumas de vuelo muy modificadas, que usan para realizar zumbidos y estallidos. No forman parejas estables, y corren a cargo de la hembra la construcción del nido, una estructura simple en formato de taza (generalmente colocado bajo en la vegetación), la incubación, que dura entre 18 y 21 días, y el cuidado de los polluelos durante 13 a 15 días. El saltarin de yelmo (Antilophia galeata) forma parejas, pero el papel del macho se limita a defender territorio. Normalmente ponen dos huevos, que son pardo amarillentos o blanco sucio, marcados con pardo.[4]

La poligenia del lek parece haber sido una característica del ancestral original de la familia, y la selección sexual a ella asociada condujo a una irradiación adaptativa en la cual los parentescos pueden ser investigados por las similaridades en las exhibiciones. Se ha propuesto una explicación evolutiva conectando leks a la alimentacón frugívora.[4]

Estado de conservación[editar]

Saltarín de Araripe (Antilophia bokermanni), ave amenazada de extinción

De acuerdo con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), la situación de conservación en el mes de marzo de 2016, de las 51 especies abajo listadas, es la siguiente:[9]

Taxonomía[editar]

De acuerdo a la clasificación tradicional (Traylor, 1977),[10] la presente familia pertenecía a la superfamilia Tyrannoidea, junto a Cotingidae, Oxyruncidae y Tyrannidae. El género más diversificado era, entonces, Pipra, con 17 especies válidas, encontradas principalmente en la selva Amazónica. En 1992, Prum condujo un estudio taxonómico de 11 géneros de pípridos (incluyendo 16 especies del género Pipra), con base en las características morfológicas de la musculatura de la siringe.[11] La organización resultante de este estudio contradijo el monofiletismo del género Pipra, dado que sus miembros se repartían en tres ramos no aparentados entre si. El autor sugerió los siguientes cambios: la especie P. pipra fue designada como Dixiphia pipra, mientras 8 especies del grupo P. serena fueron alocadas al género Lepidothrix y las 8 especies restantes en Pipra divididas en dos subgéneros, el llamado clado erythrocephala, denominado Ceratopipra con 5 especies, y las 3 restantes en el subgénero Pipra, referido como clado aureola. Diversos estudios posteriores con enfoques diferentes no ofrecieron nuevas sugestiones de cambios taxonómicos.

En 2007, Rêgo et al. usaron datos secuenciales de ADN mitocondrial (mtDNA) para corroborar la tesis levantada por Prum.[12] Estudios de filogenia molecular posteriores, de Tello et al., 2009[13] y McKay et al., 2010,[14] aparte de corroborar las tesis expuestas, verificaron la existencia de dos clados bien diferenciados dentro de la familia: el llamado subfamilia Neopelminae, Tello, Moyle, Marchese & Cracraft, 2009 agrupando a los saltarines más asemejados a atrapamoscas de los géneros Neopelma y Tyranneutes; y los restantes géneros llamados de "saltarines propiamente dichos" en un clado monofilético. Tello et al., 2009 van más allá y proponen la división de este segundo clado en dos subfamilias: el mayor, Piprinae Rafinesque, 1815, (conteniendo Lepidothrix, Heterocercus, Manacus, Pipra, Machaeropterus, Dixiphia y Ceratopipra) distribuido principalmente dentro de la cuenca amazónica, y uno menor Ilicurinae Reichenbach, 1850 (conteniendo Chloropipo, Xenopipo, Chiroxiphia, Antilophia, Ilicura, Corapipo y Masius) distribuido ampliamente fuera de la cuenca amazónica.

Los amplios estudios de filogenia molecular de los paseriformes subóscinos realizados por Ohlson et al., 2013[15] confirmaron los estudios anteriores, sin embargo, en relación al clado de los "saltarines propiamente dichos", prefirieron dejarlo en una única subfamilia Piprinae en virtud de la divergencia ser relativamente reciente (cerca de 12,5 Mya). El South American Classification Committee (SACC) adopta esta última división y secuencia linear de los géneros, a partir de la aprobación de la Propuesta N° 591. [16] La clasificación Clemens Checklist v.2015[7] y el Comité Brasileño de Registros Ornitológicos (CBRO)[17] adoptan integralmente esta secuencia y división (el CBRO adopta la división en tres subfamilias, siguiendo a Tello et al., 2009), mientras el Congreso Ornitológico Internacional (IOC Versión 6.1 - 2016) todavía no los ha incorporado.[18]

Cladograma propuesto para la familia Pipridae[editar]

De acuerdo a Ohlson et al., (2013), queda así definida la posición y composición de la familia:[15]

Parvorden Tyrannida
 Pipridae 

Neopelminae: Tyranneutes, Neopelma



Piprinae: Chloropipo (sedis mutabilis), Xenopipo (sedis mutabilis), Ilicura, Masius, Corapipo, Antilophia, Chiroxiphia, Lepidothrix, Heterocercus, Manacus, Pipra, Machaeropterus, Dixiphia, Ceratopipra




 Cotingidae


 Superfamilia Tyrannoidea 

Oxyruncidae



Onychorhynchidae



Tityridae



Pipritidae



Platyrinchidae



Tachurisidae



Rhynchocyclidae



Tyrannidae




Sedis mutabilis: significa que existe una ligera incerteza cuanto a la relación de estos géneros con sus taxones inmediatamente superiores debido a resultados no conclusivos.

Lista sistemática de géneros y especies[editar]

De acuerdo a la secuencia filogenética adoptada por el SACC[19] y a la clasificación Clements Checklist v.2015[7] (con excepción del género Piprites, comentado más abajo) la presente familia agrupa a los siguientes géneros y especies. Los nombres en español, a menos que se encuentren entre paréntesis, provienen de la lista propuesta por la Sociedad Española de Ornitologia.[1] La clasificación del Congreso ornitológico internacional (IOC, versión 6.1, 2016)[18] todavía no sigue el mismo ordenamiento ni contenido actualizados.

Género Tyranneutes[editar]

Género Neopelma[editar]

Género Chloropipo[editar]

Ver Nota 1

Género Antilophia[editar]

Género Chiroxiphia[editar]

Género Ilicura[editar]

Género Masius[editar]

Género Corapipo[editar]

Género Xenopipo[editar]

Ver Nota 1

Género Cryptopipo[editar]

[nota 1] [11] [15] [16]

Género Lepidothrix[editar]

Género Heterocercus[editar]

Género Manacus[editar]

Género Pipra[editar]

Género Machaeropterus[editar]

Género Dixiphia[editar]

Género Ceratopipra[editar]

Géneros anteriormente en esta familia[editar]

Género Piprites, los piprites[editar]

Este género estuvo incluido tradicionalmente en la presente familia, donde lo sitúa hasta ahora Clements Checklist v.2015.[7] Esa clasificación fue cuestionada desde Ames (1971), cuando se propuso su inclusión en la familia Tyrannidae,[21] hipótesis que fue corroborada por estudios genéticos de Tello et al. (2009)[13] y donde lo sitúa el IOC.[18] Por el momento y mientras aguarda una propuesta, es considerado Incertae sedis por el South American Classification Committee (SACC) de la American Ornithologists' Union.[19] Más recientemente, a partir de los estudios de filogenia molecular de Ohlson et al. (2013)[15] se ha propuesto una nueva familia exclusiva para el género Piprites: Pipritidae Ohlson, Irestedt, Ericson & Fjeldså, 2013.

Género Sapayoa, el sapayoa[editar]

Esta enigmática especie, como su nombre científico indica, fue tratada por mucho tiempo como un miembro aberrante de la presente familia, pero, numerosos estudios demostraron estar más cercana a los subóscinos de Viejo Mundo (infraorden Eurylaimides) lo que llevó a tratarla como Incertae sedis.[22] Corroborando estas hipótesis, Moyle et al. (2006)[23] e Irestedt et al. 2006[24] propusieron colocarlo en la familia Eurylaimidae, lo que fue aprobado por la Propuesta N° 336 al SACC.[25] Posteriormente, y dado que el sapayoa es genética, morfológica y biogeográficamente diferente del resto de los lejanos subóscinos del Viejo Mundo, y siguiendo el mismo estudio de Irestedt et al. (2006), se propuso su separación en una familia propia Sapayoidae Irestedt, Ohlson, Zuccon, Källersjö & Ericson, 2006 lo que fue aprobado por el North American Classification Committee y seguido por el SACC, mediante la Propuesta N° 480.[26]

Género Schiffornis, los llorones[editar]

Este género estuvo incluido por mucho tiempo en la presente familia. Sin embargo los datos morfológicos y genéticos, especialmente Chesser 2004,[27] Barber & Rice 2007[28] y Tello et al. 2009,[13] indican que no pertenece a tal y que si forma parte de un clado de géneros que van de Tityra hasta Pachyramphus, lo que justificó la inclusión de todos en una familia Tityridae.

Notas taxonómicas[editar]

  1. Los dos taxones Chloropipo flavicapilla y Chloropipo unicolor eran anteriormente colocados junto a los actuales Cryptopipo holochlora y Xenopipo uniformis todos juntos en Chloropipo. Prum (1992) los colocó a todos en el género Xenopipo junto a Xenopipo atronitens.Los estudios de Ohlson et al. (2013) encontraron que Chloropipo y el ampliamente definido Xenopipo eran polifiléticos y describieron un nuevo género, Cryptopipo, para la anteriormente llamada Xenopipo holochlora, cuyos datos demostraron estar más próxima a Lepidothrix que a los géneros anteriores; también resucitaron Chloropipo para flavicapilla y unicolor, y retuvieron uniformis in Xenopipo con atronitens. Las propuestas fueron aprobadas en la amplia Propuesta N° 591 al SACC, que redefinió la secuencia linear de toda la familia.
  2. algunos autores, como Snow 2004b, consideran a la subespecie amazónica striolatus como separada de Machaeropterus regulus lo que no es adoptado por las principales clasificaciones, excepto por el CBRO.

Referencias[editar]

  1. a b Bernis, F; De Juana, E; Del Hoyo, J; Fernández-Cruz, M; Ferrer, X; Sáez-Royuela, R; Sargatal, J (2004). «Nombres en castellano de las aves del mundo recomendados por la Sociedad Española de Ornitología (Novena parte: Orden Passeriformes, Familias Cotingidae a Motacillidae)». Ardeola. Handbook of the Birds of the World (Madrid: SEO/BirdLife) 51 (2): 491-499. ISSN 0570-7358. Consultado el 30 de marzo de 2016. P.492. 
  2. Saltarín Colilargo Chiroxiphia linearis (Bonaparte, 1838) en Avibase. Consultada el 30 de marzo de 2016.
  3. Saltarín Azul Chiroxiphia caudata (Shaw, 1793) en Avibase. Consultada el 30 de marzo de 2016.
  4. a b c d e Prum, Richard O., Snow, David W.. 2003. Manakins. Eds: Perrins, Christopher. The Firefly Encyclopedia of Birds. Firefly Books P.434–437. ISBN 1-55297-777-3
  5. Lanyon, Scott. 1991. Encyclopaedia of Animals: Birds. Eds: Forshaw, Joseph. Merehurst Press. London. P. 167–168. ISBN 1-85391-186-0
  6. a b Ridgely, Robert and Guy Tudor. 2009, Pipridae, p. 488-498, en Field guide to the songbirds of South America: the passerines – 1st ed. – (Mildred Wyatt-World series in ornithology). ISBN 978-0-292-71748-0
  7. a b c d Clements, J. F., T. S. Schulenberg, M. J. Iliff, D. Roberson, T. A. Fredericks, B. L. Sullivan, and C. L. Wood. (2015). «The eBird/Clements checklist of birds of the world: v2015». Disponible para descarga. The Cornell Lab of Ornithology. 
  8. a b Snow, D. W. (2004). Family Pipridae (Manakins). Pp. 110-169 in: del Hoyo, J., Elliott, A., & Christie, D. A. eds (2004). Handbook of the Birds of the World. Vol. 9. Cotingas to Pipits and Wagtails. Lynx Edicions, Barcelona. ISBN 84-87334-69-5
  9. Lista Roja de especies amenazadas de la IUCN Version 2015.4. Consultada el 30 de marzo de 2016.
  10. Traylor, M.A., Jr. (1977). «A classification of the tyrant flycatchers (Tyrannidae).». Bulletin Museum Comparative Zoology (148): 128-184. 
  11. a b Prum, R.O. (1992). «Syringeal morphology, phylogeny, and evolution of the Neotropical manakins (Aves: Pipridae).». American Museum Novitates (3043): 1-65. 
  12. Rêgo, P. S., Araripe, J., Marceliano, M. L. V., Sampaio, I. & Schneider, H. (2007). «Phylogenetic analyses of the genera Pipra, Lepidothrix and Dixiphia (Pipridae, Passeriformes) using partial cytochrome b and 16S mtDNA genes.». Zoologica Scripta 2007 (36 (6)): 565-575. 
  13. a b c Tello, J. G., Moyle, R. G., D. J. Marchese, and J. Cracraft (2009). «Phylogeny and phylogenetic classification of the tyrant flycatchers, cotingas, manakins, and their allies (Aves: Tyrannides).». Cladistics (25): 1-39. 
  14. McKay, B.D., Barker, F.K., Mays Jr., H.L., Doucet, S.M., & Hill, G.E. (2010). «A molecular phylogenetic hypothesis for the manakins (Aves: Pipridae)». Molecular Phylogenetics and Evolution (55): 733-737. 
  15. a b c d Ohlson, J. I., M. Irestedt, P. G. P. Ericson, and J. Fjeldså (2013). «Phylogeny and classification of the New World suboscines (Aves, Passeriformes).». Zootaxa (3613): 1-35. 
  16. a b Van Remsen, octubre 2013. Revisar la clasificación de Pipridae Propuesta (591) al South American Classification Committee. En inglés.
  17. a b de Q. Piacentini, Vitor, et al. (2015). «Lista comentada de las aves de Brasil por el Comité Brasileño de Registros Ornitológicos.». Revista Brasileira de Ornitologia (en portugués e inglés) (23(2)): 91-298. ISSN 2178-7875.  Consultado el 31 de marzo de 2016.
  18. a b c Gill, F & D Donsker (Eds) (2016). «Cotingas, manakins, tityras & becards». IOC – World Birds names (en inglés).  Consultado el 31 de marzo de 2016.
  19. a b Remsen, J. V., Jr., J. I. Areta, C. D. Cadena, A. Jaramillo, M. Nores, J. F. Pacheco, J. Pérez-Emán, M. B. Robbins, F. G. Stiles, D. F. Stotz, and K. J. Zimmer (2016). «SACC Excel File». A classification of the bird species of South America. South American Classification Committee. American Ornithologists' Union (en inglés).  Versión 24 de marzo de 2016.
  20. Saltarín de Barba Blanca Corapipo altera Hellmayr, 1906 en Avibase. Consultada el 1 de abril de 2016.
  21. Ames, Peter L. (1971). «The morphology of the syrinx in passerine birds». Bulletin Peabody Museum Natural History (37): 1-194. 
  22. Fjeldså, J., Zuccon, D., Irestedt, M., Johansson, U. S., & Ericson, P. G. P. 2003. Sapayoa aenigma: a New World representative of 'Old World suboscines'. Extracto. Royal Society Biology Letters. 270: 238.
  23. Moyle, R. G., R. T. Chesser, R. O. Prum, P. Schikler, & J. Cracraft. 2006. Phylogeny and evolutionary history of Old World suboscine birds (Aves: Eurylaimides). American Museum Novitates 3544: 1-22.
  24. Irestedt, M.; Ohlson, J.I.; Zuccon, D.; Källersjö, M. & Ericson, P.G.P. (2006). Nuclear DNA from old collections of avian study skins reveals the evolutionary history of the Old World suboscines (Aves: Passeriformes). Zoologica Scripta 35(6): 567-580.
  25. R. Terry Chesser. Marzo 2008. Mover Sapayoa aenigma para Eurylaimidae Propuesta (336) al South American Committee. En inglés.
  26. Shawn Billerman & Terry Chesser. Mayo 2011.Colocar Sapayoa aenigma en su propia familia, Sapayoidae Propuesta (480) al South American Committee. En inglés.
  27. Chesser, R. T. 2004. Molecular systematics of New World suboscine birds. Molecular Phylogenetics and Evolution 32: 11-24.
  28. Barber, B., & N. Rice. 2007. Systematics and evolution in the Tityrinae (Passeriformes: Tyrannoidea). Extracto. Auk 124(4): 1317-1329.

Enlaces externos[editar]