Museo Nacional de Ciencias Naturales

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Museo Nacional de Ciencias Naturales
Palacio de las Artes e Industrias (Madrid) 01.jpg
El antiguo Palacio de las Artes y la Industria, sede desde 1907 del Museo.
Localización
País EspañaBandera de España España
Comunidad Comunidad de MadridFlag of the Community of Madrid.svg Comunidad de Madrid
Localidad Madrid
Dirección Calle José Gutiérrez Abascal, 2, 28006
Información general
Tipo Museo de historia natural
Creación 1771
Director Rafael Zardoya San Sebastián
Información visitantes
Visitantes 500 000
Horarios de apertura

De martes a viernes y festivos de 10:00 a 17:00
Sábados y domingos previos a lunes festivos de 10:00 a 20:00
Lunes no festivos, cerrado

Sábados de julio y agosto de 10:00 a 15:00
Mapa de localización
Sitio web oficial

El Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN) es un centro perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de España y está dedicado al estudio y difusión de las ciencias naturales. Se ubica en el antiguo Palacio de las Artes y la Industria del paseo de la Castellana de Madrid.

Descripción[editar]

Entrada principal al MNCN (Puerta de Biología)
Entrada principal al MNCN

El MNCN es una de las instituciones científicas españolas más antiguas y alberga la colección de ciencias naturales más importante de España, tanto por el número de ejemplares zoológicos, como por su valor científico, histórico, taxonómico y taxidérmico.[1]

La institución que fue precursora del MNCN fue la Real Casa de la Geografía y Gabinete de Historia Natural, fundada por el rey Fernando VI en 1752. Se trababa de un museo de Historia Natural, situado en la calle Magdalena, esquina con la calle Lavapiés en Madrid, que sirvió para depositar una colección de Historia Natural con ejemplares procedentes de todos los territorios de la Corona, instrumentos científicos comprados por Antonio de Ulloa y libros científicos y técnicos.[2]

A pesar de este antecedente, se considera que el origen del MNCN está en la adquisión por parte del rey Carlos III en 1771 de la colección de arte y naturaleza que el ilustrado de Guayaquil, residente en París, Pedro Franco Dávila llevaba compilando desde hacía veinte años.[3]​ Esta colección recién adquirida fue la base sobre la que Carlos III fundó su Real Gabinete de Historia Natural a la que dos años más tarde, en 1773, se le incorporaría lo que se encontró en los almacenes de la Corona procedente de la Real Casa de Geografía.[2]​ Estos dos hechos hacen que el MNCN sea el museo de ciencias más antiguo de España y uno de los primeros que se crearon en Europa.

A diferencia de otros grandes museos europeos, el MNCN no tiene colecciones importantes de antropología o herbario. Estos dos tipos de colecciones se conservan, respectivamente, en el Museo Nacional de Antropología y en Real Jardín Botánico, ambos en Madrid.[1]

Salas[editar]

Sala 4 (Biodiversidad) del MNCN
Zona Biología, Sala 4 (Biodiversidad) del MNCN

En cuanto a su ordenación expositiva, El MNCN está dividido en dos grandes zonas: la zona de Biología y la zona de Geología. Cada zona tiene una puerta de acceso independiente y no están conectadas por el interior del edificio. La zona de Biología está estructurada en cuatro grandes salas:[4]

  • Sala 1: Paisajes mediterráneos. En esta sala se expone la diversidad biológica de la cuenca mediterránea, el funcionamiento de sus ecosistemas, sus paisajes y su evolución. Se articula en torno a los siguientes ámbitos: Civilización y biodiversidad terrestre, Paisajes mediterráneos, Biodiversidad marina y el Calamar gigante. Gran parte de esta sala se dedica a la Fauna del parque nacional de la Sierra de Guadarrama.
  • Sala 2: Espacio reservado para exposiciones temporales. Actualmente se exhibe la exposición temporal Un viaje fascinante de 250 años, que consiste en un recorrido por la historia del MNCN, tanto por su pasado como por su presente, a través de sus personajes insignes, sus piezas emblemáticas, ejemplares de sus colecciones o sus hallazgos científicos. Tiene tres ámbitos: la historia del MNCN, el arte que alberga y la investigación que desarrolla. Esta exposición se ha organizado con motivo del 250 aniversario de la fundación del MNCN.[5][6]
  • Sala 3: Espacio reservado para exposiciones temporales. Actualmente exhibe la exposición temporal El Museo en la Antártida, sobre la investigación que lleva realizando el MCNC desde hace 30 años sobre el ecosistema antártico y, más concretamente, sobre pingüinos y líquenes. La muestra exhibe piezas audiovisuales, imágenes, infografías y ejemplares, esto últimos pertenecientes a las colecciones del MNCN. Se pretende promover una reflexión en el visitante sobre los efectos del cambio climático en esta región y la importancia de su conservación. Esta exposición, al igual que la anterior, se ha organizado también con motivo del 250 aniversario de la fundación del MNCN.[6][7]
  • Sala 4: Biodiversidad. Esta sala está dividida en cuatro ámbitos: en el primero se explica qué es la Biovidersidad, cómo se manifiesta en la naturaleza y cómo los científicos la ordenan y clasifican. En el segundo ámbito se expone la teoría de la evolución, a través de la selección natural y sexual. En el tercer ámbito se explican las extinciones de especies en el pasado remoto y en el tiempo actual; y se muestran ejemplares extintos como el lobo marsupial o el alca gigante. El cuarto ámbito es un espacio reservado a la labor que realizan los investigadores del MNCN para mejorar la conservación de distintas especies con diferenes grados de amenaza.
Zona Geología, Sala 5, piso superior del MNCN
Zona Geología, Sala 5 (piso superior) del MNCN

La zona de Geología se compone de una sola sala -la sala 5- dividida en dos pisos: en el primero de ellos se exponen fósiles de todas las eras geológicas y van acompañados de información sobre el proceso de fosilización y de aspectos históricos de la investigación paleontológica. Al terminar la exposición de fósiles hay un espacio reservado para los esqueletos de dinosaurios y de grandes mamíferos, como el del Diplodocus carnegii (que llegó al MNCN en 1913 donado por Andrew Carnegie al rey Alfonso XIII); el oso de las cavernas (Ursus spelaeus) o el Megatherium americanum que conserva su monatje histórico original al igual que el Diplodocus carnegii. Llegó al MNCN hace más de 200 años, procedente de Luján (Argentina), siendo el primer esqueleto fósil montado en postura anatómica y holotipo de la especie.

En el segundo piso de esta sala, se exhibe una colección de minerales, con un apartado especial para los meteoritos.[4]​ Los minerales y rocas se exponen siguiendo su clasificación internacional y aportando datos sobre su uso e importancia industrial y económica. Los meteoritos son más de 250 especímenes, que se corresponden con unos 160 ejemplares diferentes. Esta colección incluye especímenes enteros, fragmentados y secciones de estudio procedentes de todo el mundo. Destaca la colección de los meteoritos caídos en España desde 1773 hasta nuestros días. Además de los minerales, rocas y meteoritos también hay una sección sobre la evolución humana en la que se exhiben los últimos conocimientos sobre el origen de la humanidad, mediante réplicas de los más importantes y recientes restos de paleontología humana de todo el mundo como huellas, cráneos, diversos huesos e incluso esqueletos completos.[8]

Historia[editar]

Sus orígenes se remontan al 17 de octubre de 1771, fecha en la que mediante una Real Orden Carlos III fundó el Real Gabinete de Historia Natural, antecesor del actual MNCN. El Real Gabinete nació en gran parte de la adquisición de la colección privada de un comerciante español, Pedro Franco Dávila, natural de Guayaquil, en el Virreinato del Perú, actual Ecuador. El acuerdo de esta adquisición incluía que Dávila fuera el primer Director de esta recién creada institución.

El Palacio del Conde de Saceda o Palacio de Goyeneche, de la calle de Alcalá, fue la sede del Real Gabinete de Historia Natural, origen del actual Museo.

Inicialmente se instaló en el palacio del Conde de Saceda o palacio de Goyeneche, en el número 13 de la calle de Alcalá de Madrid, en el que ya con anterioridad tenía su sede la Real Academia de las tres Nobles Artes de San Fernando (actual Real Academia de Bellas Artes de San Fernando), razón por la cual pasó a recibir la denominación de Real Casa de la Academia de las tres Nobles Artes y Gabinete. Al Real Gabinete le correspondió concretamente el segundo piso del edificio. Allí se depositaron, llegados de París, los ejemplares de Historia Natural (corales, esponjas, moluscos, minerales, peces, anfibios, insectos, pájaros, algas marinas, piedras y minerales de Europa, Asia y América) la colección de los objetos de arte (trajes, armas, bronces, cuadros, miniuaturas, bajorrelieves, medallas, etc.) y los 130 libros de Historia Natural de la biblioteca. Cuando todo estuvo ubicado en distintas salas y aprovechando la fiesta onomástica de Carlos III, el Real Gabiente abrió sus puertas al público el 4 de noviembre de 1776.[9]

Además del fondo inicial aportado por la colección privada de Dávila, también hubo cuantiosas donaciones de particulares y remesas llegadas de las colonias españolas durante todo el siglo XVIII y parte del siglo XIX con todo tipo de ejemplares y objetos para engrosar la colección del Gabinete.[9]​ Esta primera sede pronto resultó insuficiente, por lo que en 1785 Carlos III decidió encargar al arquitecto Juan de Villanueva la construcción de un nuevo edificio ubicado en el Salón del Prado, aunque posteriormente dicha edificación sería asignada al entonces recién constituido Museo del Prado, no llegando el Real Gabinete a ocuparla nunca.[9]

Con la llegada de las tropas napoleónicas a España durante la Guerra de la Independencia española el Gabinete cerró sus puertas, quedando su director y bibliotecario (Manuel Castor González) custodiándolo, junto con cuatro personas más. Fue saqueado en 1813 antes de la retirada del ejército francés. El Gobierno español reclamó la devolución de las piezas robadas, que fueron en su mayoría devueltas. El Gabinete reanudó su actividad en 1814. En 1815 se redactó un nuevo reglamento para el Museo y pasó a llamarse Real Museo de Ciencias Naturales de Madrid. Absorbió además al Real Jardín Botánico, al Real Laboratorio de Química y al Real Estudio de Mineralogía, a los que se sumó en diciembre de ese mismo año el Real Observatorio Astronómico. Continuó con esa denominación de Real Museo de Ciencias Naturales hasta el año 1847, en el que pasó a denominarse Museo de Historia Natural.[10]​ La Dirección del Museo recayó durante este periodo sobre una Junta, hasta que en 1851 se nombró Director a Mariano de la Paz Graells, el organizador de la Comisión Científica del Pacífico.

El Edificio Villanueva del Museo del Prado fue proyectado originalmente para acoger al Real Gabinete de Historia Natural, aunque finalmente este nunca llegaría a ocuparlo.

En 1867 fue desmembrado al independizarse el Real Jardín Botánico y el Jardín Zoológico y al crearse el Museo Arqueológico Nacional con las colecciones de antigüedades y etnográficas que pertenecían al Museo de Historia Natural. Tras ser desalojado en 1895 del edificio de la calle Alcalá por Real Orden del Ministerio de Fomento con el falso propósito de dotarle de una ubicación mejor, el Museo pasó a instalarse en el Palacio de Biblioteca y Museos Nacionales, en unas dependencias que hoy en día ocupa la Biblioteca Nacional.[1]​ El plazo que la Administración concedió al Museo de Historia Natural para dicho traslado fue de 48 horas. Las colecciones del Museo de Historia Natural fueron depositadas y amontonadas allí sin las necesarias condiciones de conservación, a pesar de las protestas de científicos y profesores universitarios. La escasez de espacio provocó que las colecciones de antropología fueran desgajadas, constituyéndose con ellas en 1910 el Museo Nacional de Antropología, Etnografía y Prehistoria.[10]

El Palacio de Biblioteca y Museos Nacionales (actual Biblioteca Nacional de España) albergó durante un breve periodo de tiempo al Museo hasta su traslado a su sede definitiva.

En 1907, gracias a las gestiones realizadas por el entonces Director, Ignacio Bolívar, se inició el traslado a la que desde entonces es su sede: el antiguo Palacio de la Industria y de las Artes en el paseo de la Castellana. Este palacio había sido construido para la Exposición Nacional de la Industria y de las Artes de 1881 y a él también se mudó la Real Sociedad Española de Historia Natural. El cambio de sede quedaría culminado en 1910. Este edificio, obra del arquitecto Fernando de la Torriente, lo comparte en la actualidad con la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Madrid.[11]

En 1913 el Museo de Historia Natural cambió otra vez su denominación a la que ostenta actualmente: Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN).

Con Ignacio Bolívar en la Dirección del MNCN (1901-1939) comenzó una época de esplendor en la que el Museo aumentó sus coleccciones y su labor investigadora. Entre los logros más destacados de este periodo está el impulso que se le dio a la Paleografía en España (con la exhibición de la réplica del Diplodocus carnegie), se incorporó a los hermanos Benedito para impulsar la taxidermia de ejemplares, se estableció la sede de la Junta de Ampliación de Estudios e Investigaciones (JAE) -fundada en 1907 y presidida por Santiago Ramón y Cajal- en las dependencias del Museo, se creó un Laboratorio de Biología, se intensificó la relación que el Museo mantenía con la Real Sociedad Española de Historia Natural (RSHN), se organizó el IV Congreo Internacional de Entomología (1935) y se activaron las publicaciones institucionales como Anales de la Historia Natural (que se había interrumpido), Trabajos del MNCN, las Memorias de la Comisión de Investigaciones Paleontológicas y Prehistóricas, EOS, Genera mammalium y Fauna Ibérica. El Museo, además, participó en las dos grandes Exposiciones Internacionales (Sevilla y Barcelona) de los años 30.[1]

Este esplendor se interrumpió con la Guerra civil española: en 1936, se cerró al público el Museo, pero continuó su actividad con el poco personal que se quedó dentro, custodiándolo durante la contienda. Parte de los trabajadores del MNCN se trasladó a Valencia (incluido su Director, Ignacio Bolívar) y parte de su patrimonio se sacó del Museo para protegerlo. Al terminar la guerra, en 1939, el MNCN pasó a formar parte del recién creado Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), siendo declarado uno de sus centros propios; pero dividido en tres centros: el Instituto Lucas Mallada de Geología, el Instituto de Entomología y el Instituto José de Acosta de Zoología.[12]

El MNCN sufrió una crisis de 45 años por el abandono de las instituciones que lo tutelaban (CSIC y Ministerio de Educación y Ciencia) de la que no se recuperó hasta su reestructuración en 1984. A finales de ese año la Junta de Gobierno del CSIC resolvió restructurar el MNCN, lo que supuso una verdadera refundación del Museo.[13]​ Cerró sus puertas durante varios meses por las obras en sus instalaciones, se acometió una modernización e informatización de las colecciones y se contrató personal investigador nuevo.[1]​ Esta refundación comprendió la absorción del Instituto Español de Entomología y del Instituto de Geología de Madrid (antiguo Lucas Mallada) y, poco después, la absorción del Instituto José de Acosta,[14]​ volviendo a ser un único centro. Desde la década de los años noventa del pasado siglo hasta la actualidad el MNCN ha continuado su expansión museística y científica hasta convertirse en uno de los grandes museos de Ciencias Naturales europeos.

Colecciones[editar]

Las colecciones del MNCN tienen una finalidad esencialmente científica, aunque también tienen un valor museístico/expositivo y educativo.[1]​ Se han originado a partir de las expediciones de los científicos y han sido y son la base del trabajo de muchos investigadores y el lugar en el que se depositan sus descubrimientos.[15]​ En los últimos cinco años se han publicado alrededor de 600 artículos que utilizan el material o la información almacenada en las colecciones.[1]

Están formadas generalmente por un investigador del MNCN que hace labores de asesoramiento científico, un conservador que es el reponsable de la colección y técnicos de apoyo.

Actualmente hay veintidós colecciones agrupadas según su actividad dentro del MNCN: dieciséis son colecciones puramente científicas por especialidades y materias de las Ciencias Naturales y de otras ciencias; dos son colecciones científico-artísticas; y cuatro son servicios de documentación para el apoyo de la investigación científica.

Las colecciones puramente científicas son (por orden alfabético): Artrópodos, Aves, Entomología, Fonoteca zoológica, Geología, Herpetología, Ictiología, Invertebrados, Malacología, Mamíferos, Nematología, Paleobotánica, Paleontología de vertebrados, Paleontología de invertebrados, Prehistoria, y, por último la colección de Tejidos, ADN y Biobanco.[16]

La colección científico-artística de Instrumentos científicos procede en su mayoría del Real Gabinete de Historia Natural (siglo XVIII) y son instrumentos como microscopios, lupas binoculares, balanzas, barómetros, electroscopios, accesorios de laboratorio y preparación. Por su parte la colección de Bellas Artes está formada por piezas artísticas de ornamentación (obras pictóricas, mobiliario y piedras bezoares montadas en plata).[17]

Mueble planero horizontal del Archivo del MNCN con lámina de la Colección Iconográfica Luis Esteban
Mueble planero horizontal del Archivo Histórico del MNCN con una lámina de la Colección Iconográfica Luis Esteban


Los servicios de documentación para el apoyo de la investigación científica del MNCN son cuatro: la biblioteca, el archivo, la mediateca y la Unidad de Gestión Informática y Digitalización (UGID).[17]

  1. La biblioteca es científica e histórica al mismo tiempo. Tiene 4000 metros lineales de estanterías y reparte sus fondos en cinco depósitos, que se componen de 1 700 000 monografías, 70 000 colecciones de revistas, además de otros materiales, como mapas, fotografías o manuscritos.
  2. El archivo histórico custodia documentación (textual e iconográfica) relativa a la actividad investigadora y museística del MNCN. Las áreas del conocimiento humano sobre las que versa este fondo archivístico son la zoología, la paleontología, la geología y biodiversidad, la arqueología, la antropología, la etnografía e, incluso, las artes decorativas.
  3. La mediateca custodia, gestiona y conserva el archivo de documentos audiovisuales del MNCN. Cuenta con más de 4600 registros audiovisuales y 12 000 fotografías. Abarcan todas las áreas del conocimiento científico en distintos soportes físicos, tanto analógicos como digitales. Sus fondos son accesibles on line a través del portal CIENCIATK, una plataforma institucional del CSIC.
  4. La Unidad de Gestión Informática y Digitalización (UGID) es un servicio de soporte a las colecciones del MNCN. Su misión fundamental es asegurar un sistema de gestión informatizada de los fondos del MNCN que permita que sean accesibles y que posibilite la participación del MNCN en redes de colecciones y museos, así como en proyectos internacionales en colaboración con otros centros homólogos.

Exposiciones[editar]

Una de las misiones fundamentales del MNCN es la exhibición de sus fondos a través de las exposiciones permanentes y temporales de sus expecímenes y de su fondo patrimonial. Cuenta con 4032 metros cuadrados de espacio expositivo: 3176 están dedicados a exposiciones permanentes y 862 están dedicados a exposiciones temporales.[18]​ Los fondos no expuestos se guardan en dos depósitos: uno se encuentra en diferentes instalaciones dentro del propio MNCN y el otro, en Arganda del Rey.

Exposiciones permanentes[editar]

Las exposiciones permanentes que actualmente exhibe el MNCN son: Biodiversidad; Fauna del parque nacional de la Sierra de Guadarrama; Mediterráneo: naturaleza y civilización; Minerales fósiles y evolución humana; Real Gabinete de Historia Natural; La Expedición científica al Pacífico (1862-1866); Jardín educativo del Bosque Mediterráneo y Jardín de Piedras (esta dos últimas en el exterior del edificio).[18]

Ejemplares destacados[editar]

En el MNCN hay custodiadas más de 320 000 del reino animal y 41 238 ejemplares son «ejemplares tipo». El total de ejemplares conservados se acerca a los once millones de especímenes.[1]

El MNCN también custodia registros acústicos zoológicos de los principales animales acústicos (aves, anfibios, insectos y mamíferos) en su fonoteca,[19]​ registros de imágénes (3D) y muestras de tejidos y de ADN. La fonoteca del MNCN es una de las tres mejores fonotecas europeas y la mejor en sonidos de anfibios a nivel mundial.[1]​ Por su parte la colección de Tejidos, ADN y Biobanco es también la más destacada a nivel europeo con más de 105.000 muestras y 16.517 secuencias de ADN.[1]​ Ambas colecciones se llevan compilando desde la última década del siglo pasado.

Meteorito Pétreo caído en Villanueva de Sixena (Huesca) en 1773.
Meteorito Pétreo caído en Villanueva de Sixena (Huesca) en 1773.

De entre sus fondos destacan algunos ejemplares por su interés histórico y biológico o geológico como:

  • El meteorito pétreo de Villanueva de Sixena (Huesca) es el más antiguo que se conoce que haya caído en España (el 17 de noviembre de 1773). Tiene un peso de 4,178 gramos y se exhibe actualmente en el MNCN en la Sala de Minerales. Procede del Real Gabinete de Historia Natural de Pedro Franco Dávila.
  • El ejemplar de elefante indio regalado al rey Carlos III en 1773 por el Gobernador de Filipinas, que vivió en los jardines del Palacio de Aranjuez con otros animales exóticos (camellos y dromedarios) y de granja hasta su muerte en 1777. Fue trasladado en barco en un viaje de 139 días desde Manila hasta el puerto de Cádiz y conducido por tierra durante 41 días más hasta llegar a su destino a finales de noviembre de 1773. Carlos III ordenó que lo disecaran y que pasara a formar parte de la Colección del Real Gabinete de Historia Natural de Pedro Franco Dávila. Los trabajos de disecación y montaje acabaron en febrero de 1778: por una parte se hizo la taxidermia del animal y por otro se montó el esqueleto del ejemplar al que se le añadieron los colmillos originales, mientras que para la taxidermia se tallaron unos en madera.[20]​ Es uno de los elefantes naturalizados más antiguos conservados en la actualidad de taxidermia moderna.
  • Tres grandes y antiguos ejemplares de peces naturalizados: un tiburón martillo, un pez sierra y un pez luna, datados antes de 1784 y, probablemente, procedentes también del Real Gabinete de Historia Natural de Dávila y que forman parte ahora de la Colección de Ictiología del MNCN. De esta misma colección procede un esqueleto de pargo con vísceras en cera, montado en una vitrina, que data del año 1790.[21]
  • Seis grandes tortugas marinas naturalizadas, de las especies Caretta caretta, Chelonia mydas y Eretmochelys imbricata, procedentes de Cuba a finales del siglo XVIII pertenecientes a la Colección de Hepertología del MNCN.[1]
Esqueleto completo de Megatherium Americanum montado en 1788 por Juan Bautista Bru.
Esqueleto completo de Megatherium Americanum montado en 1788 por Juan Bautista Bru.
  • El megaterio (Megatherium americanum) que llegó que llegó desde Argentina (Virreinato de La Plata) en 1789 para ingresar en la colección del Real Gabinete de Ciencias Naturales de Pedro Franco Dávila. Con este ejemplar de megaterio Georges Cuvier describió científicamente por primera vez este vertebrado fósil y lo denominó utilizando la terminología de Carlos Linneo. Los megaterios fueron grandes perezosos terrestres, pertenecientes al grupo de los Xenarthra desdentados. Eran herbívoros y habitaron en el continente americano en el Oligoceno y en el Pleistoceno. Aunque eran cuadrúpedos, podían erguirse sobre sus patas traseras, gracias a su potente esqueleto y llegar a las hojas de los árboles. De tamaño eran mayores que un elefante. El megaterio del MCNC conserva el montaje original histórico que realizó Juan Bautista Bru (disecador/taxidermista del Real Gabiente de Historia Natural) en 1788, aunque no sea anatómicamente correcto. Pertenece a la Colección de Paleontología de Vertebrados del MNCN.
  • El Diplodocus carnegii es una réplica de dinosaurio del periodo Jurásico superior regalada por el millonario estadounidense Andrew Carnegie (1835-1919) al rey Alfonso XIII[22]​ Conocido como Dippy, el original se custodia en el Carnegie Museum of Natural History (Pittsburgh, Pennsylvania, Estados Unidos). Existen otras réplicas de este dinosaurio en otros museos de Ciencias Naturales europeos como el de Londres, el de París o el de Viena. En el MNCN el diplodocus se instaló en el año 1913.[1]​ Llegó desde Nueva York en un barco fletado por la Compañía Transatlántica Española al puerto de Barcelona el 19 de septiembre en 34 cajas y fue montado por el Jefe de Laboratorio de Paleontología, Arthur Coggeshall, y por operarios del Carnegie Museum. Su montaje se completó el 28 de noviembre. Unos días más tarde, el 3 de diciembre, la Reina María Cristina de Habsburgo-Lorena inauguró la sala del MNCN que exhibía en solitario esta réplica del diplodocus.[23]
  • Los dioramas de aves y mamíferos preparados por los hermanos Benedito, (Luis y José María Benedito Vives) taxidermistas del MNCN durante las primeras décadas del siglo XX. Muchas de las piezas que disecaron los hermanos Bendito son ya centenarias, como el oso pardo cazado en Asturias y donado en 1915 por el Rey Alfonso XIII o el toro de Veragua, donado por el Duque de Veragua en 1911.


Son destacables también algunos ejemplares de animales extintos, como el tilacino (o lobo marsupial) que despareció en la década de los años 30 del siglo XX o el alca gigante; y las especies, no extintas todavía, pero en peligro crítico de extinción, que son taxidermizadas para su conservación preventiva, como el antílope sable gigante.

Exposiciones temporales[editar]

Entrada a la exposición temporal Santiago Ramón y Cajal del MNCN
Entrada a la exposición temporal Santiago Ramón y Cajal del MNCN

El MNCN organizó en 2021 una docena de exposiciones temporales. Algunas de ellas pueden ser visitadas de forma virtual, aunque ya no se exhiban actualmente.[24]​ Un ejemplo de exposición temporal reciente fue la que se dedicó a la figura del neurocientífico español Santiago Ramón y Cajal del 19 de noviembre de 2020 al 5 de diciembre de 2021. Esta exposición se organizó conjuntamente con el Instituto Cajal dentro del marco del centenario del nombramiento del científico español como Director de ese centro de investigación, perteneciente al CSIC. La exposición trazó un recorrido por su vida y se exhibieron dibujos científicos realizados por el propio Cajal, las herramientas que utilizó para llevar a cabo sus investigaciones, portadas de revistas y periódicos que narraban la transcendecia de sus descubrimientos, así como los escritos de sus principales discípulos.[25]​ La muestra también incluyó ocho documentos sonoros sobre diferentes facetas de la vida de Cajal, que fue, además de científico, fotógrafo, escritor, humanista, profesor, médico e inventor.

Destacaron también las exposiciones temporales itinerantes que tuvieron una fuerte repercusión en los medios de comunicación y gran asistencia de público, como la exposición Arte y naturaleza en la Prehistoria: La colección de calcos del Museo Nacional de Ciencias Naturales,[26][27]​ calcos y láminas que representan tanto pinturas paleolíticas como de arte levantino prehistórico de prácticamente toda la geografía española o Pacífico inédito (1882-1866), 91 fotografías realizadas durante la expedición científica española al Pacífico que partió del puerto de Cádiz en 1862.[28]

Es muy frecuente el préstamo de piezas emblemáticas del MCNC (museísticas, libros, documentos de archivo, fotografías) para exposiciones que se exhiben en otras instituciones.

Actividad investigadora[editar]

El MNCN es un museo dedicado a la difusión de las Ciencias Naturales y también es un instituto de investigación perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Los investigadores en plantilla son más de 70, de ellos 16 son Profesores de Investigación, la categoría más alta dentro de la escala jeraquizada que establece el CSIC, 26 son Investigadores Científicos y 30 son Científicos Titulares.[29][30]

Las áreas de estudio del MNCN son la biodiversidad, el cambio climático, la ecología, la paleobiología, la geología y la biología microbiana. Cuenta con seis departamentos especializados: Biogeografía y Cambio Global; Biodiversidad y Biología evolutiva; Biología ambiental; Ecología evolutiva; Geología y Paleobiología.[31]

Microscopio modelo Cajal (1950) perteneciente a la Colección de Instrumentos Científicos del MNCN
Microscopio modelo Cajal (1950) perteneciente a la Colección de Instrumentos Científicos del MNCN

Estos departamentos especializados han constituido dieciséis grupos de investigación estables:

  1. Biografía y cambio global.
  2. Bioquímica de Ecosistemas.
  3. Ecología de poblaciones y comunidades de peces.
  4. Ecología funcional animal.
  5. Ecología microbiana y geomicrobiología del sustrato lítico (ECOGEO).
  6. Ecología y conservación de aves.
  7. Evolución y diversidad de artrópodos.
  8. Grupo de Ecología y Biología de la Reproducción (GEBIR).
  9. Grupo de Investigación de Bidiversidad y Biología Evolutiva.
  10. Historia y documentación de las Ciencias Naturales en España.
  11. Materia Orgánica en Suelos y Sedimentos (MOSS).
  12. Minerología, geoquímica y meteoritos.
  13. Paleoantropología.
  14. Paleobiología de Vertebrados del Cenozoico.
  15. Patrones y procesos evolutivos en organismos acuáticos.
  16. Registros Geoambientales del Campo Global y Georiesgos.

El MNCN está involucrado cada año en alrededor de medio centenar de proyectos de investigación nacionales e internacionales, además de mantener numerosos contratos y convenios de investigación, tanto con instituciones públicas como privadas.[15]​ En 2021 hubo treinta y seis proyectos de investigación activos con un científico del MNCN como investigador principal a cargo del mismo. De estos proyectos activos un elenco han estudiado y estudian distintos elementos naturales que actúan como indicadores biológicos del cambio climático, como la litología en los bosques mediterráneos,[32]​ las mariposas ibéricas de montaña[33]​ o las redes tróficas.[34]

Coordina el Proyecto Ilustraciencia y convoca, junto con la Asociación Catalana de Comunicación Científica (ACCC) el Premio Internacional de Ilustración Científica y de Naturaleza. Este certamen surgió en 2009 con intención de apoyar y divulgar el trabajo de los profesionales de la ilustración científica y naturalista. En cada edición se seleccionan las 40 mejores obras candidatas al premio para crear con ellas una muestra itinerante que recorre varios museos y espacios culturales, y también un catálogo virtual de acceso libre. Además del certamen, el proyecto organizaron también talleres y charlas impartidos por los profesionales del sector para dar visibilidad a este tipo de ilustración y acercarlo a la sociedad. Está financiado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad (MINECO), la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) y la Fundación "la Caixa".[35]

Forma parte de varias iniciativas europeas de agrupación de instituciones de investigación en el ámbito de las Ciencias Naturales como el CETAF (Consortium of European Taxonomix Facilities), una red europea de museos de ciencias naturales, museos de historia natural, jardines botánicos y centros de investigación de biodiversidad que reúne a las 59 instituciones taxonómicas de veintiún países europeos; o el proyecto Synthesys de la Unión Europea, que integra a veinte museos de historia natural de Europa, y del que el MNCN participa activamente desde la fundación del mismo en 2004.[1]

Publicaciones[editar]

En la actualidad el MNCN edita periódicamente dos publicaciones científicas: la revista Graellsia,[36]​ y las monografías seriadas Fauna Ibérica.[37]

Graellsia Isabellae es una mariposa (lepidoctero) autóctona europea que fue descubierta por el naturalista, científico y Director del MNCN Mariano de la Paz Graells en 1848 durante un paseo por el campo con su perro
Graellsia Isabellae es una mariposa europea (lepidóctero) descubierta por el naturalista y Director del MNCN Mariano de la Paz Graells en 1848.

Graellsia es una revista científica fundada en 1943. Empezó como una revista dedicada a la entomología ibérica hasta que en 1987 pasó a ser una revista de zoología. Está disponible online desde 2010 y está indizada en bases de datos científicas nacionales e internacionales muy prestigiosas como la Web of Science, Zoological Record o Scopus entre otras. Cuenta con el Sello de Calidad de la FECYT, lo que supone un reconocimiento a su calidad editorial y científica.[38]

Fauna Ibérica es una colección de monografías sobre diferentes grupos biológicos que van desde las esponjas hasta los mamíferos, pertenecientes todos al ámbito Ibero-Balear. Recoge todos los resultados de la investigación del proyecto de investigación con el mismo nombre, Fauna Ibérica, implementado en 1997. De publicación irregular, los volúmenes siguen el orden cronológico de publicación. Forman parte del Comité Científico y Editorial de esta publicación seriada de monografías investigadores y conservadores del MNCN.[39]

El MNCN también es sede de dos asociaciones científicas, sin ánimo de lucro, que editan sus propias publicaciones como: La Asociación Española de Malacología (SEM) que publica la revista científica Iberus, el Noticiario de la SEM, las monografías seriadas Reseñas Malacológicas y libros de resúmenes de congresos, jornadas o foros malacológicos[40]​ o la Asociación Hepertológica Española (AHE) que tiene tres publicaciones: la Revista Española de Herpetología, el Boletín de la Asociación Herpetológica Española y las Monografías de Herpetología y los Cuadernos de Divulgación Herpetológica, con periodicidad variable.[41]

La Vicedirección de Comunicación y Cultura Científica del MNCN publica, desde el año 2011, un blog[42]​ y, desde el año 2014, una revista divulgativa trimestral en formato electrónico, titulada NaturalMente.[43]​ Ambas publicaciones están centradas en la investigación científica actual que se desarrolla en el MNCN en forma de noticias, reportajes y entrevistas. Están dirigidos a un público amante de la ciencia, a periodistas, comunicadores, profesores de Ciencias Naturales y estudiantes. La comunicación sobre las actividades y exposiciones del MNCN se realiza puntualmente a través de sus notas de prensa que también publica esta Vicedirección.[44]​ Todas estas publicaciones son accesibles a través de la página web del MNCN.

Premios y reconocimientos[editar]

Los premios más recientes que ha recibido el MNCN, el premio Rey Jaime I de Protección del Medio Ambiente[45]​ y el Premio de la Fundación BBVA en Actuaciones en Conservación de la Biodiversidad en España,[46]​ aluden a uno de los campos científicos en los que más destaca: la Biodiversidad y el Cambio Climático. Otra de las áreas en la que el MNCN ha sobresalido desde hace décadas es la Paleobiología humana, reconocimiento que se plasmó con la concesión, en 1997, del premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica, que recayó sobre el Equipo de Investigación multidisciplinar de Atapuerca. Este Equipo estaba formado por investigadores del MNCN, de la universidad Complutense de Madrid y de la Rovira Virgili de Tarragona. El primer director del yacimiento de Atapuerca, Emiliano Aguirre Enríquez galardonado con el premio, fue el fundador de este Equipo de Investigación y Director del MNCN durante los años 1985 y 1986.[47][48]

Otros datos de interés[editar]

El MNCN impulsó desde hace 25 años una actividad educativa,[49]​ dirigida tanto a niños como a adultos y familias, a través de sus talleres, visitas guiadas y campamentos de verano. Sirve y ha servido de apoyo para la realización de actividades formativas extraescolares para colegios e institutos con alumnos de primaria, secundaria y bachillerato de edades comprendidas entre los 3 y los 18 años. Los talleres y actividades impartidos para ellos son un total de 50 al año y se renuevan periódicamente.[18]​ También tiene programada una formación para adultos y un reciclaje de profesorado, a través de los cursos que se imparten en sus instalaciones.[50]

El MNCN ha participado y participa en eventos singulares y periódicos como la Semana de la Ciencia, la Noche de los Investigadores, la Noche de los Museos, la Noche de los Libros, el Día de las Bibliotecas, el día Internacional de los Archivos, el día Internacional del Libro o Madrid Otra Mirada a los que asisten visitantes de todas las edades. A través de su Sociedad de Amigos del MNCN organiza un ciclo anual de conferencias, mesas redondas y seminarios con carácter semanal sobre temas relacionados con la investigación en Ciencias Naturales, la promoción del patrimonio natural o curiosidades ligadas al mismo.[51]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g h i j k l m Doadrio, Ignacio; Araujo, Rafael Araujo Armero; Sánchez Almazán, Javier I.; Museo Nacional de Ciencias Naturales (2019). Las colecciones del Museo Nacional de Ciencias Naturales : investigación y patrimonio. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. ISBN 978-84-00-10590-7. OCLC 1148204461. Consultado el 6 de octubre de 2021. 
  2. a b Irene, Mira Serrano (11 de mayo de 2021). «La Real casa de Geografía y Gabinete de Historia Natural. III centenario del nacimiento de Ulloa». Museo Nacional de Ciencias Naturales. Consultado el 13 de octubre de 2021. 
  3. «NaturalMente12». FlippingBook. Consultado el 13 de octubre de 2021. 
  4. a b «Plano de las salas del MNCN». 
  5. Marta, Fernández Lara (14 de octubre de 2021). «El MNCN presenta las exposiciones y acciones conmemorativas con las que celebrará su 250 aniversario». Museo Nacional de Ciencias Naturales. Consultado el 19 de octubre de 2021. 
  6. a b Comunicación 2, Z_Tecnico de (22 de septiembre de 2021). «Un viaje fascinante de 250 años». Museo Nacional de Ciencias Naturales. Consultado el 19 de octubre de 2021. 
  7. Comunicación 2, Z_Tecnico de (Jue, 23/09/2021 - 16:02). «El Museo en la Antártida». Museo Nacional de Ciencias Naturales. Consultado el 19 de octubre de 2021. 
  8. «Folleto». 
  9. a b c Barreiro, Agustín J. (1992). El Museo Nacional de Ciencias Naturales (1771-1935). Doce Calles. ISBN 84-87111-16-5. 
  10. a b Museo (9 de julio de 2019). «Segunda época (1815-1900)». Museo Nacional de Ciencias Naturales. Consultado el 23 de noviembre de 2021. 
  11. Museo (9 de julio de 2019). «El edificio». Museo Nacional de Ciencias Naturales. Consultado el 7 de octubre de 2021. 
  12. Museo (9 de julio de 2019). «Cuarta época: Disgregación (1936-1984)». Museo Nacional de Ciencias Naturales. Consultado el 23 de noviembre de 2021. 
  13. edición a cargo de Carolina Martín Albaladejo (2020). Del elefante a los dinosaurios : 45 años de historia del Museo Nacional de Ciencias Naturales, 1940-1985. ISBN 978-84-9744-290-9. OCLC 1227523289. Consultado el 6 de octubre de 2021. 
  14. Museo (9 de julio de 2019). «Quinta época: Renovación (1985)». Museo Nacional de Ciencias Naturales. Consultado el 23 de noviembre de 2021. 
  15. a b «MNCN, 240 años divulgando ciencia». 
  16. «Colecciones del MNCN». 
  17. a b root (Jue, 21/02/2019 - 10:08). «Colecciones». Museo Nacional de Ciencias Naturales. Consultado el 6 de octubre de 2021. 
  18. a b c «El MNCN en cifras». 
  19. root (22 de febrero de 2019). «Fonoteca Zoológica». Museo Nacional de Ciencias Naturales. Consultado el 7 de octubre de 2021. 
  20. elciervo. «El elefante indio del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid.». Consultado el 22 de noviembre de 2021. 
  21. «NaturalMente17». FlippingBook. Consultado el 22 de noviembre de 2021. 
  22. Pérez García, A. y Sánchez Chillón, B. (2009). «Historia de Diplodocus carnegii del MNCN: primer esqueleto de dinosaurio montado en la Península Ibérica». Revista Española de Paleontología 24 (2): 133-148. Archivado desde el original el 12 de junio de 2013. Consultado el 3 de enero de 2020. 
  23. «Libros CSIC: libros electrónicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)». libros.csic.es. Consultado el 22 de noviembre de 2021. 
  24. root (Jue, 21/02/2019 - 10:00). «Exposiciones». Museo Nacional de Ciencias Naturales. Consultado el 8 de octubre de 2021. 
  25. Comunicación 2, Z_Tecnico de (3 de septiembre de 2020). «Santiago Ramón y Cajal». Museo Nacional de Ciencias Naturales. Consultado el 18 de noviembre de 2021. 
  26. root (8 de agosto de 2019). «Arte y Naturaleza en la Prehistoria. La colección de calcos del MNCN». Museo Nacional de Ciencias Naturales. Consultado el 8 de octubre de 2021. 
  27. Sánchez Chillón, Begoña.; García Adán, Pedro (2016). Arte y naturaleza en la Prehistoria : la colección de calcos de arte rupestre del Museo Nacional de Ciencias Naturales. Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. ISBN 978-84-8181-644-0. OCLC 961103131. Consultado el 8 de octubre de 2021. 
  28. Anónimo (18 de julio de 2019). «Pacífico Inédito (1862-1866)». Museo Nacional de Ciencias Naturales. Consultado el 8 de octubre de 2021. 
  29. root (Jue, 21/02/2019 - 10:47). «Investigación». Museo Nacional de Ciencias Naturales. Consultado el 29 de octubre de 2021. 
  30. Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad (25 de mayo de 2019), Real Decreto 310/2019, de 26 de abril, por el que se regula el régimen retributivo del personal investigador funcionario de las escalas científicas de los Organismos Públicos de Investigación de la Administración General del Estado y se crea la Comisión Evaluadora del Desempeño de la Actividad Científico-Tecnológica (Real Decreto 310/2019), pp. 55765-55777, consultado el 29 de octubre de 2021 .
  31. root (Jue, 21/02/2019 - 10:47). «Investigación». Museo Nacional de Ciencias Naturales. Consultado el 7 de octubre de 2021. 
  32. «El dispositivo experimental de FORADMIT sigue despertando interés | gestión FORestal para la ADaptación y MITigación: diversificación de repoblaciones». Consultado el 29 de octubre de 2021. 
  33. «Efectos del cambio climático sobre la biodiversidad». 
  34. Xiomara, Cantera Arranz (15 de noviembre de 2019). «El análisis de las redes tróficas confirma que la actividad humana empobrece la naturaleza». Museo Nacional de Ciencias Naturales. Consultado el 29 de octubre de 2021. 
  35. «Bases Illustraciencia Premio de Ilustración Científica | Illustraciencia». 26 de enero de 2017. Consultado el 20 de octubre de 2021. 
  36. «Graellsia». graellsia.revistas.csic.es. Consultado el 13 de octubre de 2021. 
  37. «Fauna Ibérica | Publicaciones». www.fauna-iberica.mncn.csic.es. Consultado el 13 de octubre de 2021. 
  38. «Graellsia». graellsia.revistas.csic.es. Consultado el 20 de octubre de 2021. 
  39. «Fauna Ibérica | Publicaciones». www.fauna-iberica.mncn.csic.es. Consultado el 20 de octubre de 2021. 
  40. «Sociedad Española de Malacología». 
  41. «Asociación Hepertológica Española». 
  42. «Blog». Museo Nacional de Ciencias Naturales. Consultado el 20 de octubre de 2021. 
  43. «Comunicación». Museo Nacional de Ciencias Naturales. Consultado el 20 de octubre de 2021. 
  44. root (24 de septiembre de 2019). «Comunicación». Museo Nacional de Ciencias Naturales. Consultado el 20 de octubre de 2021. 
  45. «FERNANDO VALLADARES ROS». Fundación PRJI. Consultado el 20 de octubre de 2021. 
  46. «La Fundación BBVA premia la defensa del patrimonio natural extremeño de ADENEX, el banco mundial de semillas de Kew Gardens y la comunicación ambiental de Fernando Valladares». Biophilia. 30 de septiembre de 2021. Consultado el 7 de octubre de 2021. 
  47. IT, Desarrollado con webControl CMS por Intermark. «Equipo Investigador de Atapuerca - Premiados - Premios Princesa de Asturias». Fundación Princesa de Asturias. Consultado el 26 de octubre de 2021. 
  48. Rivera, Alicia (2 de mayo de 1997). «Atapuerca, premio Príncipe de Asturias». El País. ISSN 1134-6582. Consultado el 20 de octubre de 2021. 
  49. root (Jue, 21/02/2019 - 10:18). «Actividades». Museo Nacional de Ciencias Naturales. Consultado el 7 de octubre de 2021. 
  50. root (Jue, 21/02/2019 - 10:44). «Educación». Museo Nacional de Ciencias Naturales. Consultado el 7 de octubre de 2021. 
  51. root (Jue, 21/02/2019 - 11:24). «Sociedad de Amigos del Museo». Museo Nacional de Ciencias Naturales. Consultado el 8 de octubre de 2021. 

Bibliografía[editar]

  • Barreiro, Agustín Jesús (1992 —reedición—). El Museo Nacional de Ciencias Naturales (1711-1935). Ediciones Doce Calles. ISBN 978-84-87111-16-7. 
  • Gomis Blanco, Alberto (2001). «Ignacio Bolívar, director del Museo de Ciencias Naturales». Hemeroteca. Ciencia Digital. Archivado desde el original el 6 de abril de 2010. Consultado el 16 de marzo de 2010. 
  • Villena, M.; Sánchez Almazán, J. Muñoz, J. y Yagüe, F. 2009 El gabinete perdido: Pedro Franco Dávila y la Historia Natural del Siglo de las Luces. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. ISBN: 978-84-00-08753-1.
  • Ministerio de Educación Cultura y Deporte. Secretaría General Técnica. Servicio de Publicaciones y Documentación. 2016 Arte y Naturaleza en la Prehistoria. La colección de arte rupestre del Museo Nacional de Ciencias Naturales. ISBN: 978-84-8181-644-0.
  • Doadrio, I.; Araujo, R. y Sánchez-Almazán, J. (eds.) 2019 Las Colecciones del Museo Nacional de Ciencias Naturales. Investigación y Patrimonio. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. ISBN: 978-84-00-10590-7.
  • Martin Albadalejo, C. (ed.) 2020 Del elefante a los dinosaurios. 45 años de historia del Museo Nacional de Ciencias Naturales (1940-1985). Ediciones Doce Calles. ISBN: 978-84-9744-290-9.

Enlaces externos[editar]