Palacio de Goyeneche (Madrid)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Edificio de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (Palacio de Goyeneche)
Bien de Interés Cultural
Patrimonio histórico de España
Palacio de Goyeneche - Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.jpg
Declaración Decreto 301/1971, de 4 de febrero de 1971, del Ministerio de Educación y Ciencia (BOE de 23/01/1971)
Figura de protección Bien de interés cultural en la categoría de Monumento
Código RI-51-0003855
Coordenadas 40°25′04″N 3°42′02″O / 40.417639, -3.700661Coordenadas: 40°25′04″N 3°42′02″O / 40.417639, -3.700661
Ubicación Calle de Alcalá, 13
28014 Madrid (España)
[editar datos en Wikidata]

El palacio de Goyeneche es un gran palacio urbano español que se encuentra situado en la calle de Alcalá de Madrid. Desde finales del siglo XVIII es la sede de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

El edificio consiste en una planta baja almohadillada en cuyo centro se abre la portada, un segundo cuerpo de dos pisos y una balaustrada de remate. Se encuentra en un solar de planta irregular, aunque fundamentalmente rectangular. Tiene fachada a dos calles y más fondo que fachada. Gracias a su forma, la planta se estructura de forma casi simétrica en torno al eje que forman las escaleras y dos patios centrales. La portada de acceso es adintelada y descansa sobre columnas exentas.[1]

El actual edificio de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando se asienta sobre el solar de unos viejos caserones conocidos como «Mesón de la Miel», que fueron adquiridos en 1724 por el financiero y banquero navarro Juan de Goyeneche para construir su palacio. El responsable del proyecto fue el arquitecto José Benito de Churriguera, el cual no pudo encargarse de la dirección de las obras al fallecer en 1725. Tras su muerte, su hermano, Alberto de Churriguera, completó el edificio. El único testimonio que se tiene del aspecto original del edificio anterior a la remodelación en 1773, consiste en un dibujo de Diego de Villanueva, cuya mitad izquierda copia la fachada primitiva. El encuadramiento de la puerta ofrece detalles ciertamente muy barrocos, pero el resto de la fachada es, al decir de Bellido, tan clásico, seco y serio que corrobora la diferencia entre el Churriguera desbordante de los retablos y el más contenido de los edificios.

Tras la muerte de Juan de Goyeneche en 1735 heredó la propiedad su hijo, Francisco Miguel de Goyeneche, marqués de Belzunce, que lo destinó a estanco de tabaco y Real Gabinete de Historia Natural. Como quiera que la Real Casa de la Panadería, viejo domicilio de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, resultase insuficiente, el rey Carlos III adquirió en 1773, como nueva sede, el Palacio de Goyeneche, y es entonces, en plena fiebre neoclásica, cuando surge la determinación de cambiar la fachada y desnudarla de ornamentación, tal como lo testimonia el dibujo antes citado y otro del mismo Diego de Villanueva, que también se conserva en la Academia. En este dibujo, suprimidas las pilastras gigantes, convertida la puerta en dórico-toscana y eliminados los bustos del coronamiento, y el zócalo rocoso, muestra la fachada del edificio tal como hoy se encuentra, a excepción de las dos chatas torrecillas (introducidas para tapar las medianerías de los edificios colindantes)[1] y de la cuarta planta, que Ricardo Velázquez Bosco añadió a finales del siglo XIX en la ampliación para la Escuela de Bellas Artes.

Interior del Palacio de Goyeneche, mostrando obras de la colección de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Las más recientes obras de restauración fueron dirigidas por Fernando Chueca Goitia en 1973 y 1985.[1] La reforma no solo recuperó espacios en el interior del palacio, sino que los creó nuevos. Un ejemplo es el salón de actos, construido en un antiguo patio.

Es Monumento Nacional desde 1971.

Obra interior[editar]

La planta noble estaba destinada a Funciones, Oratorio, Tesorería, Librería y a gabinetes de pinturas, esculturas, dibujos y modelos de arquitectura, mientras que la planta baja constaba de diez aulas de estudio: Sala de Principios, Sala de Matemáticas, de Modelo, de Yeso, del Natural, Estudio de Paños o Maniquí, Medallas, Grabado, Arquitectura, Geometría y Perspectiva. El sótano fue habilitado para guardar los moldes y las estatuas, el volante y la imprenta.[2]

Por orden expresa de Carlos III, «todo el quarto segundo y tercera planta de las guardillas» se destina al Gabinete de Historia Natural.[2]

Gabinete de Historia Natural[editar]

En 1771, Carlos III recibe la importante colección de Historia Natural del naturalista Pedro Franco Dávila y expresa su intención de reunir las Artes y las Ciencias,[2] tal y como reza sobre la entrada el edificio, debajo del balcón principal[2] :

CAROLUS III REX

NATURAM ARTEM SUB UNO TECTO IN PUBLICAM UTILITATEM CONSOCIAVIT

ANNO MDCCLXXIV
(«El rey Carlos III reunió Naturaleza y Arte bajo un mismo techo para pública utilidad en el año 1774.»)

El inicio de la Guerra de la Independencia en 1808 impidió el traslado del contenido del Gabinete a su nueva sede –el edificio sería, años más tarde, el Museo del Prado–, construido por Juan de Villanueva expresamente para albergar a la colección de Historia Natural y a la Academia de Ciencias, así que la Academia de Bellas Artes y el Gabinete de Historia compartieron edificio hasta finales del siglo XIX.[2]

Referencias[editar]

  1. a b c «Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (Ref.: 03820)». monumentamadrid.es. Ayuntamiento de Madrid. Dirección General de Infraestructuras Culturales. Consultado el 19 de octubre de 2014. 
  2. a b c d e Bonet Correa, Antonio. «Edificio.» Sitio web oficial. Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Consultado el 13 de agosto de 2015.

Enlaces externos[editar]