Microlearning

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Archivo:Captura de pantalla 2017-06-25 a la(s) 20.15.05.png
Infografía acerca del microaprendizaje

El término microlearning (en español microaprendizaje) representa una perspectiva o modalidad de aprendizaje, orientada a la fragmentación de contenidos didácticos, por medio de los cuales se adquieren determinadas competencias. El aprendizaje se genera en pequeños pasos, que al interconectarse, forman un conocimiento más amplio y profundo a largo plazo. Se caracteriza por ser una forma de aprendizaje realizado en un corto tiempo, que puede ser llevado a cabo en cualquier momento y lugar (Salinas y Marín, 2014[1]​). Los autores sostienen que el término microaprendizaje emerge del concepto de microcontenido, acuñado por Anil Dash (programador e impulsor del movimiento blogger). Dash utiliza el término microcontenido en el año 2003, para definir toda aquella información publicada de forma abreviada, que por su limitación temporal, se restringe a un solo tema principal, al cual se accede por medio de un software y un dispositivo (Lindner, 2006[2]​).

Este movimiento surge en el contexto de la web 2.0, aunque Salinas y Marín[1]​ sostienen que debido al auge de los dispositivos móviles y el fenomeno del m-learning (Aprendizaje electrónico móvil) el enfoque recobra una gran relevancia en el último tiempo, utilizado para el aprendizaje a lo largo de la vida y para el aprendizaje que requiere ser aplicado en el momento, muchos de estos realizados de manera informal.

El microaprendizaje es una nueva área de investigación, dirigida a explorar nuevas formas de responder a la creciente necesidad de aprendizaje de los miembros de nuestra sociedad. "Se basa en la idea de desarrollar pequeños trozos de contenido de aprendizaje y tecnologías flexibles que permitan a los estudiantes acceder a ellos con mayor facilidad en momentos y condiciones concretos del día, por ejemplo, durante períodos de recreo o mientrás se mueven" (Gabrielli, Kimani y Catarzi, 2006[3]​).

De acuerdo con Salinas y Marín[1]​ no resulta fácil adoptar una definición establecida de microlearning, ya que los autores que han intentado caracterizarlo (entre otros, Hug, Lindner y Bruck, 2006[4]​) no han llegado a definir el tipo de procesos de aprendizaje que podrían incluirse en dicha definición. No existiendo aún consenso en cuanto a cómo abordar el fenómeno desde la pedagogía o la didáctica.

Para Lindner (2006),[2]​ se utiliza en el contexto del e-learning para interacciones breves del alumno con un tema de aprendizaje desglosado en fragmentos muy pequeños de contenido. Para este autor, los procesos de aprendizaje que se han llamado "microaprendizajes" pueden cubrir un lapso de unos pocos segundos (p.e., en el aprendizaje móvil) hasta 15 minutos (p.e., los objetos de aprendizaje enviados como mensajes de correo electrónico).

En el microlearning, las actividades formativas que se construyen se basan en microcontenidos. Estos son pequeños fragmentos de información digital en constante flujo y circulación. El tamaño del microcontenido, (granularidad), debe estar en función del grupo de estudiantes con el que se vaya a trabajar y de la materia a enseñar. Asimismo, los microcontenidos deben tener sentido para la formación y deben ser claros, estando siempre orientados a los objetivos de aprendizaje que se persiguen. (Castaño Garrido, 2009[5]​). Es decir que el microaprendizaje, se basa en la utilización de unidades pequeñas de contenido a ser aprendidos con tecnologías flexibles que les permiten a las personas acceder a los mismos más fácilmente, en momentos y condiciones específicas o cotidianas (Salinas, Marin, 2014[1]​).

Se trata así de un nuevo diseño instruccional, donde la idea es separar el contenido a enseñar en partes más pequeñas, utilizando contenido digital e internet.

En el microaprendizaje, son cruciales las variables de tamaño, tiempo, forma de entrega y contenido.

No importa si el aprendizaje se refiere al proceso de construcción de conocimiento, al cambio de comportamiento de actitudes, de valores, de las capacidades mentales, de estructuras cognitivas, de las reacciones emocionales, de pautas de acción o de las dimensiones sociales, en todos los casos tenemos la posibilidad de considerar los aspectos micro, meso y macro de los diversos puntos de vista, sobre los cambios más o menos persistente y alteraciones sostenibles de las actuaciones

Hug,T.

El microlearning es una práctica mediante la cual las personas aprenden en la actualidad, de acuerdo con la necesidad que tienen, sin seguir un currículum o metodología formal, es un proceso de tomar pequeñas piezas de información o de fragmentar el conocimiento en módulos que pueden ser aprendidos separadamente en cualquier momento (Gabrielli et al., 2006;[3]​ Schäfer & Kranzlmüller, 2007[6]​).

En función de los marcos y ámbitos de referencia, los aspectos micro, meso y macro varían. Son conceptos relacionales. Por ejemplo, en el contexto del aprendizaje de idiomas, uno podría pensar en los aspectos micro en términos de vocabulario, frases, oraciones, y distinguirlas entre ellas de las situaciones y episodios o capítulos (aspectos meso) y específicas acciones socio-culturales o semánticas complejas (aspectos macro).

Ejemplo:

Ejemplo1 Ejemplo2 Ejemplo3 Ejemplo4
Micro-aprendizaje Letras sueltas Aprendizajes individuales Competencias de los alumnos o profesores Objetos de aprendizaje microcontenidos
Meso-aprendizajes Palabras, combinaciones de palabras, frases Aprendizaje en grupo o el aprendizaje de organizaciones Diseño de una conferencia Temas o unidades del programa
Macro-aprendizaje Textos, conversaciones Aprendizaje de generaciones o aprendizaje de sociedades Diseño de un plan de estudios Programa curricular

Ejemplos de microaprendizaje, meso y macro aprendizaje. (Hug, 2005).[7]

En un sentido general sobre el aprendizaje, se puede diferenciar entre el aprendizaje individual, el aprendizaje de los grupos o de las organizaciones y el aprendizaje de las sociedades. El microaprendizaje también está relacionado al aprendizaje situado y al "aprendizaje al paso" (along the way) en un contexto de flujo del conocimiento en el que se hace necesario tener en cuenta la madurez y competencia de quien aprende para fomentar un aprendizaje apropiado (knowledge maturing process). (Schmidt, 2007).[8]

Historia[editar]

Microlearning es un movimiento, según Salinas y Marín (2014),[1]​ que está asociado a las investigaciones y a los congresos organizados por el Research Studio MicroLearning & Information Environments en cooperación con el Instituto de Ciencias de la Educación de la Universidad Austriaca de Innsbruck. Conjuntamente han desarrollado distintos encuentros, el primero de ellos MicroLearning 2005: Conceptos Emergentes, Prácticas y Tecnologías después del e-Learning, a partir del cual sus editores (Theo Hug, Martin Lindner y Peter A. Bruck) publican los resultados del congreso y se producen los primeros intentos por sistematizar esta perspectiva de aprendizaje.

Al día de hoy, se han realizado 8 ediciones del Congreso MicroLearning, en 2017 Munich es la sede del 9° Congreso MicroLearning 9.0: Aprendizaje digital 4.0¿Qué viene después del e-Learning y la Gestión del Conocimiento?

Características[editar]

El microlearning se puede caracterizar de la siguiente manera:

  • Los procesos del microlearning normalmente se derivan de la interacción con microcontenidos, que se llevan a cabo ya sea en el diseño (de los medios) la configuración (e-learning) o en las estructuras de microcontenidos emergentes como puede ser los blogs, wikis, microblogging, etc. (Mosel, 2005). Entre los formatos más utilizados en esta categoría se encuentran los videos de una duración aproximada de 90 segundos.
  • El microlearning se define como la duración prevista para resolver una tarea de aprendizaje.Se trata de un tipo de aprendizaje muy contextualizado, que es consumido en el mismo momento que se necesita, por ejemplo, responder a una pregunta o buscar un recurso almacenado, según E. Masie (2006).[9]​ Una tarea de microlearning puede tener una duración de pocos segundos (por ejemplo, en el aprendizaje móvil) hasta 15 minutos como máximo.
  • Existe una relación con el término microenseñanza, que es una práctica establecida en la formación docente.
  • El microlearning responde a la necesidad de desarrollo personal/profesional de las personas que dedican parte de sus actividades diarias (formales e informales), a la adquisición de nuevas competencias o a la actualización de sus conocimientos, apoyado en una tecnología ubicua, flexible, invisible y omnipresente, que provee la información necesaria en todo momento (Morfi, 2010).
  • El microlearning describe un fenómeno de adquisición de conocimientos en un contexto TIC, aprendiendo en pequeños pasos y consumiendo información en pequeñas piezas que luego forman un conocimiento conectado más amplio y profundo a largo plazo, adhiriendo al concepto de "ecología del aprendizaje" (Siemens, 2006),[10]​ en un entorno adaptativo, dinámico, auto-organizado y estructurado individualmente.
  • El microlearning puede estar definido por la herramienta tecnológica, es decir, por el software o dispositivo para su visualización (por el tamaño de la pantalla, ancho de banda, navegación, etc.). Por eso se suele hacer uso de tecnologías flexibles para ser utilizadas en el tiempo de descanso o mientras se viaja.
  • El microlearning es una estrategia de aprendizaje para la consecución sincrónica de un único objetivo formativo, mediante la lectura diagonal, partiendo de ideas básicas entrelazadas que en su devenir se convierten en ideas más complejas, ofreciéndole al aprendiz adaptarse a entornos cambiantes a través de nuevas formas de búsqueda de información y comunicación. Esta estrategia destaca dos componentes principalmente la demanda de información aquí y ahora y las píldoras de información a través de diferentes formatos. La potencia del aprendizaje radica en tres claves: simplicidad, mensaje contextualizado y muy fácil asimilación (Salinas, Marin, 2014).[1]
  • ¿El microelearning puede ser una solución?, Si, si se utiliza el micro-aprendizaje para mejorar el rendimiento en cualquier área, tomando en cuenta que debe ser: 1. de corto esfuerzo requerido para el desarrollo, 2. de corto tiempo corto para el consumo/uso de los participantes o interesados, 3. deben ser enfocado en pequeñas unidades de información, sintetizadas, claras y fácilmente interpretables, 4. Inmediatamente aplicables, relevantes, e interpretables con facilidad, 5. Abierto, flexible, y 6. De fácil acceso. (Tipton, S., 2017).[11]

En un sentido más amplio, el microlearning, es un término que puede ser utilizado para describir la manera en que muchas personas están haciendo un aprendizaje informal, (sin saberlo a veces), y adquiriendo conocimientos en estructura de microcontenido, micromedios o en entornos de multitarea (llamados microcosmos).

Dimensiones[editar]

Theo Hug (2005)[7]​ sostiene que no hay una sola definición posible que cubra los diferentes conceptos de microlearning. El autor defiende la postura que hay distintas versiones, que derivan en diferentes interpretaciones de dimensiones particulares, tales como:

  • Tiempo: esfuerzos relativamente cortos, grado de tiempo consumido, tiempo mesurable y subjetivo.
  • Contenido: pequeñas unidades, temas acotados, aspectos simples.
  • Plan de estudios: parte del programa de estudios, parte de los módulos, elementos de aprendizaje informal.
  • Forma: fragmentos, facetas, episodios, “migas de conocimientos”, elementos de habilidad.
  • Proceso: actividades divididas, concomitantes o reales, situadas o integradas, método iterativo, gestión de la atención/concentración, toma de conciencia (estar o formar parte del proceso).
  • Medialidad: cara a cara, monomedia frente multimedia, mediado o (inter)mediado, objetos de aprendizaje o información, valor simbólico y capital cultural.
  • Tipo de aprendizaje: repetitivo, activo, reflexivo, pragmático, conceptual, constructivista, conductista, conectivista, aprendizaje mediante ejemplos, tareas o ejercicios, orientado a problemas u objetivos, "a lo largo del camino", aprendizaje de acción, aprendizaje en el aula, aprendizaje corporativo, consciente vs. inconsciente.

Ejemplos[editar]

Algunos ejemplos genéricos serían:

  • Leer un párrafo de texto, e-mail o SMS.
  • Escuchar un informativo (corto) o un podcast o un videoclip educativo.
  • Ver una tarjeta de memoria (flashcard).
  • Memorizar una palabra, un vocabulario, una definición o una fórmula.
  • Clasificación un conjunto de artículos (microcontenido) en orden cronológico.
  • La selección de una respuesta a una pregunta.
  • Responder a las preguntas de los cuestionarios.
  • Crear entornos de aprendizajes lúdicos, con microjuegos.
  • Componer una haiku o un poema corto.
  • Esquemas, gráficos o diagramas estructurados en herramientas de presentación en una duración de no más de dos minutos, donde se desarrolle solo una idea conductora.
  • Construcción de infografías.
  • Construcción de mapas mentales y/o mapas conceptuales.
  • Uso de Hashtag como trabajo colaborativo encadenado a una propuesta educativa. (Ejemplo: escritura de un cuento colaborativo).

Aplicaciones[editar]

  • Salvapantallas que soliciten al usuario una pequeña serie de tareas simples para resolver, después de un período determinado de inactividad.
  • Cuestionarios de opciones múltiples en móviles o smartphones usando el servicio de mensajes sms u otras aplicaciones móviles.
  • Crear una palabra del día, libro del día u otro objeto que se use como pequeño microcontenido de manera distribuida.
  • Software de Flashcard para memorizar contenido mediante la repetición espaciada.

El microlearning (mlearning) se utiliza mejor como parte de una solución de blended learning y es adecuado para:

  • Activar el conocimiento antes de una clase (o sesión e-learning);
  • Resumir después de una sesión;
  • Recordar (o reactivar los conocimientos), probablemente una semana o dos después de la sesión. De esta forma se garantiza que los conceptos clave se revisen y se ayuda en la transferencia de los nuevos conocimientos en la memoria a largo plazo - especialmente para los estudiantes que pueden no tener la oportunidad de aplicar los nuevos conocimientos inmediatamente después de la sesiones;
  • Proporcionar oportunidades de aplicación (a través de pruebas o juegos de aprendizaje en el móvil);
  • Aprendizaje en el momento (Just-in-time) para el apoyo en la búsqueda de empleados, partiendo de bases de datos de conocimiento de la empresa (wikis, blogs, foros) y utilizando sus teléfonos móviles.

Conceptos relacionados[editar]

Elliot Masie (2006)[9]​ define nanolearning como el concepto "análogo y el primo de la nanotecnología, el apasionante campo de invenciones miniaturizados, desde micro cámaras que podemos tragar para lograr las imágenes internas en tiempo real hasta los fármacos innovadores que funcionan a nivel molecular para atacar solo a las células cancerosas (...). El concepto de nanolearning puede ser similar, en encontrar formas de diseñar, distribuir y utilizar realmente pequeños elementos de aprendizaje."

Referencias[editar]

  1. a b c d e f Salinas, J., y Marín, V. I. (2014). «Pasado, presente y futuro del microlearning como estrategia para el desarrollo profesional.». Campus Virtuales, Vol. III, num. 2, pp. 46-61. Consultado el 26 de junio de 2017. 
  2. a b Lindner, Martin (2006). «Use These Tools, Your Mind Will Follow. Learning in Immersive Micromedia & Microknowledge Environments». Research Paper for ALT-C 2006: The Next Generation. Consultado el 26 de junio de 2017. 
  3. a b Gabrielli, Kimani, Catarci (2005). «The Design of MicroLearning Experiences: A Research Agenda en Hug, Lindner, Bruck (Eds.) Microlearning: Emerging Concepts, Practices and Technologies after E-Learning: Proceedings of Microlearning Conference 2005: Learning & Working in New Media (pp. 45-53).». Innsbruck, Austria: Innsbruck University Press. 
  4. Theo Hug, Martin Lindner, Peter A. Bruck (2006). Microlearning: Emerging Concepts, Practices and Technologies after e-Learning. Proceedings of Microlearning 2005. Learning & Working in New Media. Innsbruck University Press. Consultado el 28 de junio de 2017. 
  5. Castaño Garrido, Carlos (2009). «Retos para el aprendizaje y la investigación en el e-learning 2.0». Web 2.0: el uso de la Web en la sociedad del conocimiento. Investigación e implicaciones educativas (Caracas: Universidad Metropolitana de Venezuela): pp 35-59. Consultado el 23 de junio de 2017. 
  6. Schäfer, Mirko Tobias; Kranzlmüller, Patrick (2007). «RTFM! Teach-Yourself Culture in Open Source Software Projects». Didactics of Microlearning (Berlin, New York: Waxmann): pp. 324-240. Consultado el 28 de junio de 2017. 
  7. a b Hug, Theo (2005). «Micro Learning and Narration Exploring possibilities of utilization of narrations and storytelling for the designing of “micro units” and didactical micro-learning arrangements». Fourth Media in Transition conference MIT (Cambridge (MA), USA: Massachusetts Institute of Technology). Consultado el 23 de junio de 2017. 
  8. Schmidt, Andreas; Maier, Ronald (2007). «Characterizing knowledge maturing: A conceptual process model for integrating e-learning and knowledge management». 4TH CONFERENCE PROFESSIONAL KNOWLEDGE MANAGEMENT - EXPERIENCES AND VISIONS (WM ’07), POTSDAM. VOLUME: pp 325-334. Consultado el 28 de junio de 2017. 
  9. a b Masie, Elliott (2006). «Nano-Learning - Miniaturization of Design». Media Tec Publishing. Consultado el 24 de junio de 2017. 
  10. Siemens, George (2003). «Learning Ecology, Communities, and Networks Extending the classroom». Elearnspace. Consultado el 28 de junio de 2017. 
  11. Tipton, S. (2017). Maximizing microlearning. Training, 54(3), 58. Retrieved from https://search.proquest.com/docview/1904699641?accountid=188740

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]