Aprendizaje semipresencial

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El aprendizaje semipresencial (por sus siglas en inglés: Blended Learning o B-Learning) se refiere a la combinación del trabajo presencial (en aula) y del trabajo en línea (combinando Internet y medios digitales),[1]​ en donde el alumno puede controlar algunos factores como el lugar, momento y espacio de trabajo. Asimismo, se puede entender como la combinación eficiente de diferentes métodos de impartición, modelos de enseñanza y estilos de aprendizaje.[2]

Blended Learning (BL) podemos denominarlo de diferentes maneras, pero el más común es aquel diseño docente en el que tecnologías de uso presencial (físico) y no presencial (virtual) que se hibridan con el objetivo de mejorar el proceso de enseñanza aprendizaje. Así el concepto recibe otras denominaciones máscentradas en la acción del diseñador o docente, como «educación flexible» (Salinas, 2002), «semipresencial» (Bartolomé, 2001) o «modelo híbrido» (Marsh, 2003).[3]

Según Area y Adell (2009) se podría establecer una categorización de este tipo de aprendizaje, según la utilización de los recursos de Internet, en general, y de las aulas virtuales de forma más específica en la docencia en función del grado de presencialidad o distancia en la interacción entre profesor y alumnado. Así, podemos identificar tres grandes grupos o modelos de educación en línea:[4]

  • Modelo de docencia presencial con Internet: el aula virtual como complemento o recurso de apoyo.
  • Modelo de docencia semipresencial: el aula virtual como espacio combinado con el aula física o blended learning.
  • Modelo de docencia a distancia: el aula virtual como único espacio educativo.

El b-learning es referido de distintas formas: aprendizaje semipresencial, aprendizaje mixto, aprendizaje combinado y aprendizaje híbrido. En todos los casos se refiere al trabajo combinado en modalidad presencial y en línea para lograr un aprendizaje eficaz. El gran reto está en encontrar el balance adecuado entre las actividades que se realizan de manera virtual, y las que se hacen de manera presencial.

El modelo semipresencial es un modelo de aprendizaje en el que se combinan características del trabajo presencial y del trabajo en línea, que enriquecen el aprendizaje de contenidos y la dinámica de trabajo.[5]

Modelo presencial Modelo semipresencial
Presencialidad Virtualidad
Relación profesor-alumnos Relación alumnos-propio aprendizaje
Transmisión de conocimientos Desarrollo de capacidades
Cultura escrita-oral Cultura audiovisual
Uso tradicional de tecnologías Nuevas tecnologías

En el trabajo presencial el maestro puede explicar a los alumnos contenidos, propiciar la organización de trabajo o solicitar el desarrollo de tareas en clase, mientras que en línea las tareas están dispuestas para que los alumnos las realicen fuera de clase en el momento y lugar que ellos puedan. En el caso de las actividades de trabajo en equipo, los alumnos son quienes se organizan para hacer las tareas asignadas.

La relación entre profesor y alumnos tiene un cambio en el espacio virtual, pues se trata de hacer un seguimiento del trabajo de los alumnos y dar pautas conforme se vayan requiriendo. Por otro lado, la comunicación puede ser hacia todo el grupo o para un alumno en particular en relación con algo específico.

El trabajo presencial está más relacionado con la transmisión de conocimientos, aunque no siempre sea así, pues en las actividades presenciales se puede promover también el trabajo colaborativo. En el trabajo en línea, el alumno tiene la posibilidad de desarrollar sus capacidades de distintas maneras.

Estas formas de enseñanza a las que podríamos llamar “redes de aprendizaje”, son grupos de personas que aprenden juntas sincronizando el cuándo, el cómo y el dónde se realizan las actividades. La construcción de conocimiento que se produce en estas redes o entornos virtuales, pone de manifiesto que en una comunidad que está bien intercomunicada, la colaboración y las ayudas que se prestan entre sí cooperan en gran medida con la enseñanza y el aprendizaje de forma positiva, sin olvidar el buen efecto que produce el enriquecimiento intelectual entre todos los actores del proceso de enseñanza. De hecho, muchas de las nuevas estrategias llevadas a cabo en entornos educativos tienen que ver con esta cooperación en el aprendizaje "Cooperative learning", como por ejemplo: el aprendizaje por grupos, la tutoría entre iguales o el aprendizaje colaborativo.[6]

En relación con el uso de materiales, el trabajo en línea da la posibilidad de incluir materiales diversos, enlaces a páginas web, enlaces a vídeos, artículos, mapas mentales, infografías, etc., de manera que los alumnos tienen la posibilidad de aprovechar diversos canales (visuales y auditivos) para recibir información y aprender.

El uso de espacios virtuales para trabajar con los alumnos (LMS como Moodle, Facebook, Blogs, entre otros) favorece que los alumnos puedan subir sus tareas en distintos momentos del día, de acuerdo con su tiempo de trabajo.

Modelos de aprendizaje semipresencial (b-learning)

El Clayton Christensen Institute for Disruptive Innovation expone los siguientes modelos de aprendizaje semipresencial:[7]

1. Modelo de rotación. En un modelo de esta naturaleza las actividades de la clase están organizadas en estaciones de trabajo que implican diferentes tareas. Los alumnos son organizados en equipos y cada equipo realiza una tarea durante un tiempo y después cambia de estación. Las tareas pueden ser de distinto tipo: trabajo en equipo, trabajo individual, trabajo con tecnología, trabajo con papel y lápiz, entre otros. Dentro de este modelo hay un fuerte trabajo en clase y algunas tareas en línea.

Dentro de este modelo hay cuatro submodelos:

  • Rotación de estación. En este modelo los alumnos realizan actividades en cada una de las estaciones de trabajo.
  • Rotación de laboratorio de cómputo. En este modelo los alumnos intercambian trabajo entre el salón de clases y el laboratorio de cómputo, aunque la mayor parte de trabajo se realiza con dispositivos electrónicos (computadoras, tabletas, teléfonos inteligentes, entre otros). El salón se reserva para otras actividades.
  • Aula invertida (flipped classroom). La metodología de clase invertida tiene la intención de revertir la perspectiva tradicional del tiempo en clase. En el pasado, el tiempo de clase se dedicaba a que el profesor proporcionara información a los alumnos. En el modelo de clase invertida se trata de favorecer el aprendizaje individualizado y proporcionar ayuda específica a cada alumno a partir de sus necesidades, así como mejorar la interacción alumno-maestro.La parte informativa de la clase se proporciona para ser revisada en línea por los alumnos fuera del horario de clase.
  • Rotación individual. En este modelo cada alumno tiene tareas particulares que pueden ser distintas de las de otros compañeros. El profesor asigna las tareas en función de las necesidades que considere pertinentes.

2. Modelo flexible. En este modelo las actividades en línea constituyen la parte sustancial. El estudiante tiene la flexibilidad de moverse en diferentes modalidades de aprendizaje con el propósito de mejorar su aprendizaje a partir de las necesidades específicas. En consecuencia, cada estudiante tiene una forma específica de organizar su proceso de aprendizaje. Debido a la flexibilidad, el alumno puede transitar entre el trabajo individual, en pequeños grupos, en proyectos del grupo completo, entre otros. El trabajo de asesoría por parte del profesor puede ser mínima o muy amplia, dependiendo de las necesidades de los alumnos.

3. Modelo a la carta. En este modelo los estudiantes pueden tomar algunas asignaturas del currículo de manera presencial, mientras que otras pueden ser en una modalidad completamente en línea. La parte de asesoría por parte del docente se lleva fundamentalmente en línea en esta modalidad.

4. Modelo virtual enriquecido. En este modelo los alumnos tienen algunas tutorías de manera presencial en días asignados, pero el resto de trabajo se realiza en línea, donde también tendrán apoyo del profesor virtualmente. Las tutorías por parte del profesor suelen ser opcionales, para los alumnos que requieran un apoyo específico.

Ventajas del trabajo semipresencial

El trabajo semipresencial se reporta como un modelo más efectivo de trabajo que el presencial o el totalmente en línea. Quienes promueven el aprendizaje semipresencial[¿quién?] argumentan que la incorporación de la tecnología de comunicación asincrónica ayuda a “facilitar una experiencia de aprendizaje independiente y colaborativo”.[cita requerida] Esto conlleva una mayor satisfacción en el estudiante y por lo tanto, un mejor logro en sus cursos. El uso de las TIC ayuda a los alumnos a mejorar su actitud hacia el aprendizaje.[cita requerida]

Uso del término

La gran importancia que tiene hoy en día las nuevas tecnologías en muchos países, el aprendizaje semipresencial (blended learning) se aplica con frecuencia de un modo específico a la provisión o uso de recursos que combinan educación en línea (online) o m-learning (móvil learning) con otros recursos educativos. Algunos autores alegan que los medios básicos del blended-learning pueden también incluir el e-mentoring o e-tutoring.

Estos medios tienden a combinar un componente de aprendizaje online junto con un componente humano, aunque la implicación del e-mentor o e-tutor no tiene por que ser en el entorno virtual. La e-tutorización puede facilitarse como parte del trabajo "autónomo" ("un-blended"). Los investigadores Heinze y Procter han creado la siguiente definición para Blended Learning aplicado a la educación superior:[cita requerida]

Algunas de las ventajas del Aprendizaje Semi-Presencial son: la relación coste-efectividad tanto de para la institución que ofrece la formación como para el alumno, la rápida actualización de los materiales, nuevas formas de interacción entre alumno-profesor, accesibilidad a un puesto en la enseñanza secundaria, y flexibilidad en la planificación y la programación del curso. Algunas de las desventajas son: el acceso a un ordenador y a Internet, conocimientos limitados en TICs, habilidades de estudio, problemas similares a los que pudieran tener quienes acceden a un centro de enseñanza tradicional.

Algunos autores[¿quién?] hablan sobre "Aprendizaje Híbrido" (nomenclatura más común en Norteamérica)[cita requerida] o "Aprendizaje Mixto". Sin embargo, todos estos conceptos se refieren de un modo más amplio a la integración (el "blending") de las herramientas de educación en línea y las técnicas.

Métodos y proyectos sobre enseñanza semipresencial

El programa Sócrates de la Unión Europea financia en la actualidad el desarrollo de cursos semipresenciales en nueve idiomas europeos. Son dos los proyectos de desarrollo, Tool for Online and Offline Language Learning,[8]​ coordinado por EuroEd Foundation, de Iasi, Rumanía y Autonomous Language Learning[9]​ coordinado por CNAI en Pamplona, España.

Cada proyecto está construyendo programas de aprendizaje semipresencial en el nivel A2 'Básico', según los descriptores de competencia definidos en el Marco Común Europeo de Referencia de las Lenguas (MCER).[cita requerida]

Además del sector académico, el aprendizaje semipresencial también está siendo utilizado por el sector privado, posiblemente por tener un margen de coste-beneficio superior a la formación tradicional, aunque no existen estudios que apoyen este ahorro de costes.

Ejemplos de sistemas

  • Moodle aplicación web libre (GNU Public License), multiplataforma, que los educadores pueden utilizar para crear sitios de aprendizaje efectivo en línea. Promueve una pedagogía constructivista social (colaboración, actividades, reflexión crítica, etc.). Su instalación requiere la disponibilidad de una base de datos y una plataforma que soporte PHP. Lo que Moodle ofrece para los cursos son tanto actividades como recursos, en los que podemos encontrar: cuestionarios, foros, glosarios, entrega de tareas, wikis, acceso a URL’s, entre otros.[10]​ Algo importante de Moodle, es la presencia de módulos, pues estos son la parte funcional de la plataforma, es como si fuera el alma de Moodle. Estos módulos pueden dividirse tanto en Bloques como en Actividades. Bloques: Esta se encuentra ubicada en columnas a los costados de la plataforma, y en ella podemos encontrar todo aquello que se pueda agregar no necesariamente ligada al tema central del curso, como un calendario, un reloj, mensajes o usuarios en línea. Actividades: Esta va más relacionada a la parte del curso, encontraremos aquí todos aquellos materiales que sirvan para el desarrollo del aprendizaje del alumno como videos, cuestionarios, encuestas, tareas, etc.
  • Willow: sistema para la evaluación automática y adaptativa de respuestas en texto libre. Para saber más sobre Willow.[11]
  • The LiveManual Project: Proyecto que permite la generación de material b-learning de forma muy intuitiva.
  • Amadeus: proyecto que permite extender las experiencias adquiridas presencialmente para diversas plataformas (Internet, desktop, celulares, PDAs, y en el futuro TV-Digital) de forma integrada y consistente.
  • Docebo: Docebo es una plataforma abierta en la “nube”, para el aprendizaje en línea, también conocido como un Sistema de Administración del Aprendizaje.
  • Dokeos es una plataforma de aprendizaje basada en web, donde los Administradores pueden añadir contenidos formativos para que los alumnos puedan aprender de forma amena y sencilla diversos contenidos.

Véase también

Referencias

  1. Norm Friesen. «Report: Defining Blended Learning» (en inglés). Consultado el 24 de septiembre de 2015. 
  2. Heinze, A. & C. Procter (2004). Reflections on the Use of Blended Learning. Education in a Changing Environment conference proceedings, University of Salford, Salford, Education Development Unit, http://www.ece.salford.ac.uk/proceedings/papers/ah_04.rtf)
  3. Dolores Alemany Martínez. «BLENDED LEARNING: MODELO VIRTUAL-PRESENCIAL DE APRENDIZAJE Y SU APLICACIÓN EN ENTORNOS EDUCATIVOS». Departamento de Comunicación y Psicología Social Universidad de Alicante. Consultado el 8 de marzo de 2017. 
  4. Area Moreira, San Nicolás Santos,Fariña Vargas (10 de febrero de 2009). «Buenas prácticas de aulas virtuales en la docencia universitaria semipresencial». http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=201014897002. 
  5. Dolores Alemany Martínez. «Blended learning: modelo virtual-presencial de aprendizaje y su aplicación en entornos educativos». Consultado el 24 de septiembre de 2015. 
  6. Hinojo y Fernández, María Angustias y Andrés (2012). «El aprendizaje semipresencial o virtual: nueva metodología de aprendizaje en Educación Superior.». Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Niñez y Juventud, 10 (1), pp. 159-167. Consultado el 6 de abril de 2017. 
  7. «Blended learning models». Consultado el 24 de septiembre de 2014. 
  8. TOOL
  9. ALL
  10. Brom, Cyril; Šisler, Vít; Slavík, Radovan (21 de noviembre de 2009). «Implementing digital game-based learning in schools: augmented learning environment of ‘Europe 2045’». Multimedia Systems (en inglés) 16 (1): 23-41. ISSN 0942-4962. doi:10.1007/s00530-009-0174-0. Consultado el 3 de marzo de 2016. 
  11. Willow. «Sistema Willow». Archivado desde el original el 20 de diciembre de 2009. Consultado el 13 de diciembre de 2014. 

Enlaces externos

Bibliografía

  • Álvarez, S. (2005). Blended learning solutions from B. Hoffman (Ed.), Encyclopedia of Educational Technology. Retrieved December 26, 2006
  • Bartolomé, Antonio R. (2004). Blended Learning. Conceptos básicos. En Pixel-Bit. Revista de Medios y Educación, 23, 7-20. Descargable desde: [1]
  • Josh Bersin (2 Nov 2004). The Blended Learning Handbook: Best Practices, Proven Methodologies, and Lessons Learned (excerpt), Pfeiffer Wiley. ISBN 0-7879-7296-7. Retrieved on 2006-12-26.
  • Curtis J. Bonk, Charles R. Graham (December 2005). The Handbook of Blended Learning: Global Perspectives, Local Designs (excerpt), Pfeiffer Wiley. ISBN 0787977580. Retrieved on 2006-12-26.
  • Heinze, A. and C. Procter (2004). Reflections on the Use of Blended Learning. Education in a Changing Environment conference proceedings, University of Salford, Salford, Education Development Unit. Free download available at: [2]
  • Heinze, A. and C. Procter (2006). "Online Communication and Information Technology Education." Journal of Information Technology Education 5: 235-249. Free download available at: [3]
  • Heinze, A., C. Procter and Scott, B. (2007). "Use of Conversation Theory to underpin Blended Learning." International Journal of Teaching and Case Studies 1(1 & 2): 108–120.
  • Silva-Peña, I., Salgado-Labra, I., Verdugo, C., & Chehuaicura, A. (2014). Aprendizaje Colaborativo en un módulo de formación docente basado en Blended Learning. Foro Educacional, (21), 127–143.
  • An Instructional Media Selection Guide for Distance Learning, an official publication of the United States Distance Learning Association (http://www.usdla.org) that contains a section on blended learning. Free download available at: [4] 2._USDLA_Instructional_Media_Selection_Guide.pdf
  • B. Randall, T.Elangovan and S.Lim [5]
  • First Responder Training - [6] website hosted by FEMA's National Integration Center Training Division applies instructional design and blended learning to training for first responders
  • Blended Learning Capita Learning and Development is on the forefront of technology developing the use of new learning techniques.
  • Learningreview Revista Especializada en aprendizaje semipresencial.
  • e-learningsocial Red social temática sobre aprendizaje semipresencial.