Micro-Estado

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Los micro-Estados mostrados en círculo
Mapa de los micro-Estados limítrofes con la Unión Europea.

Un micro-Estado[1][nota 1]​ o mini-Estado es un Estado soberano que tiene una población muy reducida, un territorio muy pequeño o ambos. Ejemplos de micro-Estado son: Andorra, Mónaco, Baréin, San Marino, Liechtenstein, Nauru, Palaos, Tuvalu, San Cristóbal y Nieves y la Ciudad del Vaticano. Este tipo de país ejerce una importante influencia relativa en la Asamblea General de las Naciones Unidas debido a la estructura de la misma, en la que cada Estado tiene un voto.

El Estado de soberanía plena más pequeño del mundo es la Ciudad del Vaticano que, en julio de 2003, tenía 911 ciudadanos en un área de 0,44 km².[2]​ La Ciudad del Vaticano no es miembro de las Naciones Unidas; sin embargo, la Santa Sede, que ejerce su soberanía sobre la Ciudad del Vaticano, tiene el estatus de observador permanente en la Asamblea General.

Los micro-Estados no deben ser confundidos con las micronaciones, ni con los territorios especiales, como por ejemplo las islas Anglonormandas o la isla de Man que, por carecer de soberanía, no pueden ser consideradas micro-Estado.

Jardines de la Ciudad del Vaticano, el Estado más pequeño del mundo

Definiciones[editar]

La mayoría de los estudiosos identifican los micro-Estados utilizando un umbral cuantitativo y aplicándolo a una variable (como el tamaño de su territorio o población) o a un compuesto de diferentes variables. Si bien se está de acuerdo en que estos países son los más pequeños de todos los Estados, no hay consenso sobre qué variable (o variables) o qué punto de corte se debe utilizar para determinar qué unidades políticas se deben etiquetar como «micro-Estado» (en contraposición a los pequeños Estados «normales»). Si bien el empleo de criterios cuantitativos simples puede parecer sencillo, también puede percibirse como potencialmente problemático. Según algunos estudiosos, el enfoque cuantitativo para definir los micro-Estados adolece de problemas como «la incoherencia, la arbitrariedad, la vaguedad y la incapacidad de aislar de manera significativa unidades políticas cualitativamente distintas».[3][4][5][6]

Lista de Estados soberanos con menos de 1000 km²[editar]

Esta es una lista de los Estados independientes que poseen una superficie menor a mil kilómetros cuadrados. Se omiten los territorios o dependencias de otros países:

Capitolio de Palaos en Oceanía
Encamp en Andorra, un pequeño estado entre España y Francia
Casino de Monte Carlo, en Mónaco, el segundo país más pequeño del mundo y el primero más densamente poblado.
Posición Estado soberano Área (km²) Localización Población Idiomas oficiales
1 Bandera de Ciudad del Vaticano Ciudad del Vaticano 0,44 Europa - Península itálica 932 Latín e italiano
2 Bandera de Mónaco Mónaco 2,02 Europa 36 000 Francés
3 Bandera de Nauru Nauru 21 Oceanía - Micronesia 10 000 Nauruano e inglés
4 Bandera de Tuvalu Tuvalu 26 Oceanía - Polinesia 11 810 Tuvaluano e inglés
5 Bandera de San Marino San Marino 61 Europa - Península itálica 32 471 Italiano
6 Bandera de Liechtenstein Liechtenstein 164 Europa Central 36 157 Alemán
7 Bandera de Islas Marshall Islas Marshall 181 Oceanía - Micronesia 66 223 Marshalés e inglés
8 Bandera de San Cristobal y Nieves San Cristóbal y Nieves 261 América, Caribe 38 958 Inglés
9 Bandera de Maldivas Maldivas 298 Asia - Océano Índico 317 280 Maldivo
10 Bandera de Malta Malta 316 Europa - Mediterráneo 413 609 Maltés e inglés
11 Bandera de Granada Granada 344 América, Caribe 89 512 Inglés
12 Bandera de San Vicente y las Granadinas San Vicente y las Granadinas 388 América, Caribe 100 369 Inglés
13 Bandera de Barbados Barbados 430 América, Caribe 219 912 Inglés
14 Bandera de Antigua y Barbuda Antigua y Barbuda 442 América, Caribe 87 883 Inglés
15 Bandera de Seychelles Seychelles 455 Océano Índico/África 81 188 Criollo, francés e inglés
16 Bandera de Palaos Palaos 459 Oceanía - Micronesia 20 842 Palauano e inglés
17 Bandera de Andorra Andorra 468 Europa 76 246 Catalán
18 Bandera de Santa Lucía Santa Lucía 539 América, Caribe 173 907 Inglés
19 Bandera de Singapur Singapur 697 Sudeste Asiático 5 353 494 Inglés, malayo, chino y tamil
20 Bandera de Baréin Baréin 694 Asia - Golfo Pérsico 1 248 348 Árabe
21 Bandera de Estados Federados de Micronesia Estados Federados de Micronesia 702 Oceanía - Micronesia 111 000 Inglés
22 Bandera de Kiribati Kiribati 726 Oceanía - Micronesia 103 000 Gilbertés e inglés
23 Bandera de Tonga Tonga 747 Oceanía - Polinesia 101 991 Tongano e inglés
24 Bandera de Dominica Dominica 751 América, Caribe 73 126 Inglés
25 Bandera de Santo Tomé y Príncipe Santo Tomé y Príncipe 964 África Central 193 413 Portugués
Una playa del micro-Estado de Santo Tomé y Príncipe

Otras definiciones[editar]

Algunos académicos han sugerido que se definan los micro-Estados en función de las características únicas que se vinculan a su pequeñez geográfica o demográfica.[7]​ Los enfoques más recientes han propuesto que se examine el comportamiento o la capacidad de actuar en el ámbito internacional para determinar qué Estados deberían merecer la etiqueta de micro-Estado. Uno de esos enfoques consiste en definir los micro-Estados como "Estados modernos protegidos",[8]​ según la definición propuesta por Dumienski (2014): "los micro-Estados son estados modernos protegidos, es decir, estados soberanos que han podido delegar unilateralmente ciertos atributos de soberanía a potencias más grandes a cambio de una protección benigna de su viabilidad política y económica frente a sus limitaciones geográficas o demográficas". La adopción de este enfoque permite limitar el número de micro-Estados y separarlos tanto de los pequeños estados como de las autonomías o dependencias.[8]​ Entre los ejemplos de micro-Estados entendidos como estados modernos protegidos según este enfoque se encontrarían estados como Liechtenstein, San Marino, Mónaco, Niue, Andorra, las Islas Cook o Palaos. Sin embargo, se ha argumentado que tales enfoques podrían llevar a confundir los micro-Estados con los estados débiles (o estados fallidos) o a confiar demasiado en las percepciones subjetivas.[8]

La unidad política más pequeña reconocida como estado soberano es la Ciudad del Vaticano. Sin embargo, el Profesor de Derecho Internacional Maurice Mendelson disputa la calificación de la Ciudad del Vaticano como estado, argumentando que no cumple con los "criterios tradicionales de la condición de estado" y que "el estatus especial de la Ciudad del Vaticano probablemente se considera mejor como un medio para asegurar que el Papa pueda ejercer libremente sus funciones espirituales, y en este sentido es vagamente análogo al de las sedes de las organizaciones internacionales".[9]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Si bien la grafía recomendada en este caso lleva guión, pues el prefijo micro- va sucedido de un lexema con inicial mayúscula (Estado), es frecuente encontrar escrita la palabra sin guión: microestado o miniestado.

Referencias[editar]

  1. «micro-Estado». RAE. 
  2. CIA - The World Factbook
  3. Úbeda-Portugués, José Escribano (1 de febrero de 2013). Lecciones de Relaciones Internacionales. Aebius. ISBN 978-84-92927-50-0. Consultado el 9 de septiembre de 2020. 
  4. Vigueras, Juan Hdez (2008). Sociología para el futuro. Icaria Editorial. ISBN 978-84-7426-874-4. Consultado el 9 de septiembre de 2020. 
  5. Politica internacional: Revista Venezolana de asuntos mundiales y politica exterior. Comisión Editora, Politica internacional. 1986. Consultado el 9 de septiembre de 2020. 
  6. Política internacional: revista venezolana de asuntos mundiales y política exterior. Asociación Civil "Revista Política Internacional". 1986. Consultado el 9 de septiembre de 2020. 
  7. Neumann, I.B. & Gstöhl, S., 2004. Lilliputians in Gulliver’s World ? Small States in International Relations.
  8. a b c «Microstates as Modern Protected States: Towards a New Definition of Micro-Statehood». 
  9. Mendelson, M. H. (1972). "Diminutive States in the United Nations". The International and Comparative Law Quarterly, 21(4), pp.609–630.