La Garrovilla

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La Garrovilla
Municipio de España
La Garrovilla 2.svg
Bandera
La Garrovilla.svg
Escudo
La Garrovilla ubicada en España
La Garrovilla
La Garrovilla
Ubicación de La Garrovilla en España.
La Garrovilla ubicada en Provincia de Badajoz
La Garrovilla
La Garrovilla
Ubicación de La Garrovilla en la provincia de Badajoz.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Extremadura (with coat of arms).svg Extremadura
• Provincia Provincia de Badajoz - Bandera.svg Badajoz
• Comarca Tierra de Mérida - Vegas Bajas
• Partido judicial Montijo
• Mancomunidad Mancomunidad integral de servicios Vegas Bajas
Ubicación 38°55′16″N 6°28′33″O / 38.921111111111, -6.4758333333333Coordenadas: 38°55′16″N 6°28′33″O / 38.921111111111, -6.4758333333333
• Altitud 215 msnm
• Distancias 16 km a Flag of Extremadura (with coat of arms).svg Mérida
51 km a Provincia de Badajoz - Bandera.svg Badajoz
85 km a Bandera de la provincia de Cáceres.png Cáceres
351 km a Flag of Spain.svg Madrid
281 km a Flag of Portugal.svg Lisboa
Superficie 33,5 km²
Población 2434 hab. (2014)
• Densidad 72,66 hab./km²
Gentilicio Garrovillanos/as
Código postal 06870
Pref. telefónico 924
Alcalde (2015) José Pérez Romo (PSOE)
Fiestas mayores Fiestas patronales en honor a la Virgen de la Caridad (Lunes siguiente al Domingo de Resurrección)
Patrona Virgen de la Caridad
Sitio web www.lagarrovilla.es
[editar datos en Wikidata]

La Garrovilla es un municipio español de la provincia de Badajoz (comunidad autónoma de Extremadura). La localidad existe al menos desde el siglo XIII, cuando la zona quedó bajo control de la Orden de Santiago tras la Reconquista cristiana. La villa está enclavada en las fértiles tierras agrícolas de las Vegas Bajas del río Guadiana y situada a escasos 15 km de Mérida, capital de la comunidad autónoma de Extremadura. Pertenece a la comarca de Tierra de Mérida - Vegas Bajas y al Partido judicial de Montijo.

Símbolos[editar]

El escudo heráldico de La Garrovilla es descrito por el siguiente blasón:

«Partido. Primero, de azur, un dragón de oro y cabalgante en el mismo el Arcángel San Miguel vestido con armadura, espada, rodela y yelmo, de plata. Segundo, de oro, un árbol algarrobo, arrancado, de sinople. Al timbre, corona real cerrada».[1]

Por su parte, la bandera municipal responde a esta configuración:

«Bandera cuadrada, roja, campeando en su centro el escudo municipal».[1]

Geografía física[editar]

Ubicación[editar]

La villa se sitúa delimitada entre las sierras de San Serván y La Moneda, el Puerto de Sevilla y próxima a la ribera izquierda del río Guadiana, en su margen norte, y al oeste de Mérida.

Términos municipales limítrofes con el de La Garrovilla
Noroeste: Montijo Norte: Montijo Noreste: Montijo y Esparragalejo
Oeste: Montijo y Torremayor Rosa de los vientos.svg Este: Esparragalejo
Suroeste Torremayor Sur: Mérida Sureste: Mérida

Historia[editar]

La Garrovilla apareció hacia el siglo XIII en la comarca de Mérida, con categoría de aldea o lugar, cuando la Orden de Santiago se hizo cargo por entero de la repoblación de toda la zona tras la Reconquista.[2] Es probable que en el lugar existiera un anterior asentamiento musulmán.[3] Esta aldea se integró en la Encomienda de Mérida (fundada por un comendador de Mérida), también llamada Casas Buenas de Mérida, perteneciente a la provincia de León de la Orden de Santiago.[4]

En La Garrovilla debió nacer el capitán Alonso de Mendoza, que en el siglo XVI pasó al Nuevo Mundo y allí fundó el 20 de octubre de 1548 la ciudad de La Paz, actual sede del gobierno de Bolivia.[5] En 1599 la localidad compró su independencia de Mérida adquiriendo el título de villa.[6]

Tras la derrota española contra los ejércitos napoleónicos en la batalla de Medellín el 28 de marzo de 1809 en el contexto de la Guerra de la Independencia Española, las tropas francesas avanzaron y, entre otras localidades, ocuparon La Garrovilla el 1 de abril. En el transcurso del conflicto la villa, ocupada en varias ocasiones por las tropas galas, resultó muy afectada.[7] Con las transformaciones políticas que a principios del siglo XIX hicieron desaparecer progresivamente el Antiguo Régimen en España, La Garrovilla se constituyó en municipio constitucional en la región de Extremadura por primera vez en 1820.[8] Desde 1834 quedó integrada en el Partido judicial de Mérida.[9] En el censo de 1842 contaba con 110 hogares y 390 vecinos.[10]

La localidad inició su resurgimiento a partir del año 1864, cuando se se terminó la vía férrea Ciudad Real - Badajoz, que incluía una estación en La Garrovilla.[11] El Plan de Transformación y Colonización conocido como Plan Badajoz, iniciado en el año 1952, reactivó las actividades agrícolas en todas las Vegas Bajas y a ello se sumó la construcción en el pueblo de una fábrica azucarera, que a partir de 1969 y hasta finales del siglo trajo a La Garrovilla cierta bonanza económica y un aumento demográfico.[12]

Gobernadores Civiles y Alcaldes desde 1912[editar]

  • D. Manuel Romero de Teja (1912).[13]
  • D. Fernando Pérez Codes (1913).
  • D. Bartolomé Pérez Codes (1919).
  • D. Vicente Alarcón García (1924).
  • D. Francisco Martínez Durán (1927).
  • D. Fernando Pérez Codes (1930).
  • D. Manuel Romero de Tejada y Romero de Tejada (1931).
  • D. Gonzalo Gragera Pilar (1931).
  • D. Vicente García L. (1932).
  • D. Juan Arneda Viseda (1936).
  • D. Francisco Martínez Durán (1936).
  • D. Hernán Cortés María (1940).
  • D. Agustín Gragera Pérez (1944).
  • D. José Parejo Gómez (1945).
  • D. Salvador Moreno y alcalde en funciones Alfonso Pizarro (1946).
  • D. Antonio Luis Rodríguez Hurtado (1950).
  • D. Agustín Gragera Pérez (1960).
  • D. Blas Naharro Durán (1965).
  • D. José María Rodríguez Hurtado (1970).
  • Dña. María del Carmen Rodríguez González (1979).
  • D. Domingo Casado Galán (1983).
  • Dña. Matilde Gragera Luna (1989).
  • D. José María Delgado Concepción (1991).
  • D. Francisco Ferrera Cidoncha (2003).
  • D. José Pérez Romo (2007).
  • Dña. Isabel Calle Jiménez (2011).
  • D. José Pérez Romo (2015)

Demografía[editar]

Según el censo del INE, a 1 de enero de 2014 la población de La Garrovilla era de 2434 habitantes.[14] Como se puede observar en el siguiente cuadro, ese número estuvo en constante incremento desde mediados del siglo XIX y alcanzó sus cifras más altas en los años 50 y 60 del siglo XX, fruto de la reactivación agrícola impulsada por el Plan Badajoz desde 1952, de la puesta en funcionamiento de una Fábrica Azucarera en la localidad en 1969 y el auge del cultivo de la remolacha para abastecer a ésta. Desde entonces la población experimenta un crecimiento vegetativo nulo o negativo.

Evolución de la población de La Garrovilla desde 1842


Fuente: INE[15]

Administración y política[editar]

El término municipal de La Garrovilla en el mapa de la Comunidad Autónoma de Extremadura.

El municipio está gobernado desde las elecciones municipales de 2015 por el Partido Socialista Obrero Español y su alcalde es José Pérez Romo, que fue el candidato que más apoyos recibió con el 56,22 % de los votos:[16]

Partidos políticos en el Ayuntamiento de La Garrovilla

Partido político Cabeza de lista Votos Porcentaje Concejales
Logotipo del PSOE.svg Partido Socialista Obrero Español (PSOE) José Pérez Romo
831
56,22
6
PP 2015.png Partido Popular (PP) Isabel Calle Jiménez
594
40,19
5

Ubicación político-administrativa[editar]

Pertenece a la comarca de Tierras de Mérida - Vegas Bajas del Guadiana, en la subcomarca Vegas Bajas del Guadiana, que queda integrada, a su vez, en la gran comarca de Las Vegas del Guadiana. Pertenece al Partido Judicial de Montijo (dependiente de la Audiencia Territorial de Badajoz) y a la Mancomunidad Integral de Servicios Vegas Bajas.

Patrimonio[editar]

Iglesia Parroquial Ntra. Sra. de la Asunción[editar]

Iglesia parroquial católica bajo la advocación de Nuestra Señora de la Asunción, en la Archidiócesis de Mérida-Badajoz.[17]

El primigenio templo garrovillano se construyó bajo los preceptos del románico tardío, como vemos en otras iglesias de la zona, y su culto se consagró al Apóstol Santiago el Mayor. Durante el siglo XIV el crecimiento de la población de la Algarrobilla, después La Garrovilla, hizo que se planteara la necesidad de construir uno nuevo o ampliar el que ya se tenía, pero la escasez de documentación impide saber qué se hizo. Lo cierto es que la iglesia actual sería iniciada a comienzos del s. XVI, como las de Arroyo de San Serván y Valverde de Mérida, pero a diferencia de esas poblaciones citadas, aquí no se ha conservado ni rastro de anteriores templos parroquiales. Fue entonces cuando se la dotó de una portada plateresca y de esta época se conserva un espléndido sagrario de mármol de estilo gótico flamígero.[18]

Exterior
Lateral de la Iglesia Ntra. Sra. de la Asunción.

La iglesia se erigió en la parte más alta de la villa y hoy se encuentra rodeada de un atrio. Frente a su portada se levanta una cruz de granito. En cuanto al cuerpo del edificio, la mampostería reforzada por contrafuertes de granito sirve para levantar los muros. La única nave del templo se cierra con una bóveda de medio cañón y marcados arcos fajones, mientras que las bóvedas del altar y la capilla bautismal conservan los nervios cruzados de la obra tardo-gótica. Al exterior una cubierta de teja a dos aguas y sobre la portada principal en los pies del templo se erige orgullosa la torre campanario. Esta torre se compone de tres cuerpos, el inferior, en que se abre la portada principal, está además horadado por una ventana cuadrangular que da luz al coro, el intermedio no cuenta con ningún ornato excepto un vano circular abocinado y el cuerpo superior, que es el campanario propiamente dicho, se compone de dos arcadas en cada una de sus cuatro caras y sendos pináculos en sus esquinas. La torre se cierra con una cubierta piramidal, común en la Baja Extremadura, que tras un reciente remozado aparece enlucida.[19]

Portada plateresca de la Iglesia parroquial Ntra. Sra. de la Asunción (s. XVI).

La portada plateresca seguramente se deba a un artista emeritense que trabajaría entre 1530 y 1545, ya que la coetánea concatedral de Mérida, bajo la advocación de Santa María, cuenta con tres motivos escultóricos de las mismas características y posturas que la obra garrovillana. Un vano con arco de medio punto se enmarca en doble arquivolta, la interior decorada con mofletudos rostros de angelotes y la exterior con más querubines de cuerpo entero y en una gran variedad de posturas y actitudes: sentados, reclinados, vistos de frente y perfil… Por las jambas caen candelieri cuyos florecimientos vegetales nacen en cráteras y rematan en motivos animalísticos y rostros masculinos. En las enjutas sendas cruces de la orden santiaguista quedan bien visibles. Dos registros verticales en los laterales presentan diversos motivos distintos: el del interior presenta animales fantásticos, cabezas antropomórficas de perfil, leones rampantes, dragones,… y el exterior con más candelieri de tradición italiana. Un friso con decoración simétrica de roleos vegetales, veneras y angelotes sosteniendo la vasija de Nuestra Señora la Virgen da paso al remate superior de la portada. Enmarcando un vano cuadrangular, que desde hace poco luce una vidriera con la imagen de la patrona, dos columnillas de fustes profusamente decorados sustentan un frontón triangular con la omnipresente venera en el centro. El vano de la ventana se perfila con una serie de modulaciones y un friso vegetal de candelieri, y hay que reseñar que varios pináculos de reminiscencias góticas rematan los dos frontones en una convivencia estilística muy común en la arquitectura española de inicios del siglo XVI. En definitiva, es una portada plenamente plateresca con cierto sabor barroquizante.[20]

La portada sur, de estilo gótico, carece de monumentalidad y es conocida popularmente como Puerta del Sol. Está formada por un arco rebajado, una moldura con forma de arco conopial, un alfiz y un largo rosario de bolas, elemento éste propio del gótico isabelino. Del exterior del templo también son reseñables dos ventanas altas de estilo mudéjar que dan luz al altar, una de arco de herradura y la otra de arco conopial enmarcado en alfiz. Hoy aparecen aisladas y muy retocadas tras diversas restauraciones.[21] [22]

Interior

Al penetrar en la iglesia nos encontramos con un vestíbulo de 4,50 x 2,85 metros, y tras ella se accede a la única nave, de casi 30 m de largo por unos 11 de ancho. El espacio se cubre con una airosa bóveda de medio cañón y marcados arcos fajones de granito que apoyan en cinco pilastras y la dividen en seis tramos. A los pies, en el lado de la epístola, se encuentra la capilla bautismal con su alta puerta de arco de medio punto. Las jambas presentan estrechas columnillas adosadas que quedan rematadas por capiteles de decoración vegetal a los que se superponen dos caras grotescas. El intradós se rellena con un friso de candelieri alternados con más figuras grotescas. La pila bautismal del interior está hecha de piezas de granito reutilizadas: basa de columna romana, fuste torso (quizá de columna visigoda) y taza semiesférica sin ninguna decoración. En la pared lateral de esta capilla se abre una puerta hacia un cuarto construido a mediados del XVIII. Al otro lado de la entrada y bajo la sencilla escalera pétrea que da acceso al coro y el campanario se conserva un sarcófago rectangular sin más interés que su antigüedad, ya que se cree visigodo.[23]

Un elemento reseñable es el espléndido sagrario-alacena del lado del evangelio del altar. Hecho en mármol grisáceo veteado, se compone de un vano polilobulado sobre el que se desarrolla una tracería flamígera del gótico tardío y cuatro pináculos en los que apenas se distinguen ya las formas antropomórficas que los constituían. Otra obra de escultura pétrea es el púlpito de piedra situado a mitad de la nave en el lado del evangelio. Su desgaste y tosquedad lo remiten seguramente al primitivo templo románico y consta de un grueso fuste de mármol coronado por un capitel tallado con cinco cabezas de león ya apenas reconocibles. Encima otros dos cuerpos de granito van ensanchándose en altura hasta la base del púlpito, el primero con decoración vegetal y el superior con cuatro cabezas de carnero separadas por sintéticas figuras geométricas. Por último, citar una pila de agua bendita en la entrada, con pie de mármol afacetado y una gran cruz de Santiago en la taza.[24]

Imagen de la Virgen de la Caridad[editar]

Virgen de la Caridad, patrona de La Garrovilla

La Virgen de la Caridad es la patrona de La Garrovilla. Tiene su origen en 1494, bajo la adovocación de la Virgen de Lácara, que más tarde pasó a ser Virgen de la Caridad. Cuenta la leyenda que alrededor de 1490, dentro de un ambiente marcado por la lluvia, en los aledaños de la villa, fue encontrada una imagen de talla morena en las riveras del río Lácara, levantándose una ermita en el lugar de la aparición.[25]

Procesiona el primer lunes de Pascua por las calles de La Garrovilla acompañada por una banda de música. A su procesión acuden todos los garrovillanos y muchísimas personas que vienen de fuera a ver a la virgen. Es una de las procesiones más bella de la comarca. En la semana de la procesión comienza la Solemne Novena en honor a Ntra. Sra. de la Caridad

La imagen cuenta con numerosos mantos y sayas de los que destaca su manto de salida blanco bordado. También es destacable su paso procesional, con gran talla y de pan de oro. La imagen preside la parroquia en su retablo, el cual fue restaurado en 2009 incorporando dos nuevas calles laterales. También en el retablo se encuentras cuatro imágenes de San Pedro, San Pablo, San Joaquín y Santa Ana, y diez óleos del pintor pacense Julián Campos.

Ermita de San Isidro Labrador[editar]

La ermita de San Isidro Labrador, patrón de agricultores y campesinos, fue inaugurada el miércoles 15 de mayo de 1957. Se levantó junto a la ribera del río Lácara en el terreno de la finca Mancha de las Vacas, a 4 km al oeste de la localidad, en medio de un paraje entonces poblado por encinas y olivos.

Ermita de San Isidro Labrador de La Garrovilla.

El templo consta de una única nave de planta cuadrangular, su interior está iluminado por ocho ventanas altas, la portada se enmarca con un abocinamiento en forma de arco carpanel y su fachada se corona con una espadaña que alberga dos campanas. La obra original tenía un exterior de piedra vista, pero en 1960 se le adosaron dos porches y un arco sobre la portada principal, tras lo que la obra se enfoscó en su totalidad. En su sencillo interior destacan los arcos formeros de medio punto que articulan las paredes laterales. Hacia mediados de la década de 1960 el terreno circundante se parceló y se puso en cultivo, por lo que se comenzaron a arrancar las encinas y los olivos.

En 1969 se celebró la última romería en la finca original, aunque se continuaron celebrando anualmente las misas en honor a su santo patrón. Desde 1998 los garrovillanos vuelven a celebrar en sus inmediaciones la romería del 15 de mayo. Entre los años 2000 y 2001 el recinto de la ermita se cercó y en 2002 se amplió el terreno para la romería con la plantación más de más de cien olmos. La última intervención importante en la ermita se produjo en 2003, cuando se techaron con tejas los porches laterales y se colocaron los azulejos con el nombre del templo sobre la portada.

Pilar romano[editar]

El conocido como Pilar romano o Pilar de la Sal es un abrevadero para el ganado que se encuentra junto al arroyo Salado. A pesar del nombre, no se conoce la fecha de su construcción y ésta puede datar de períodos posteriores a la Edad Antigua. Su agua proviene de un pozo abierto en su extremo techado.[26]

Cultura[editar]

Fiestas[editar]

Las fiestas principales del pueblo en honor a Ntra. Sra. de la Caridad, patrona y alcaldesa vitalicia de La Garrovilla, comienzan el Domingo de Resurrección con los fuegos artificiales que marcan el inicio de las celebraciones principales. El Lunes de Pascua es el día más grande del año para todos los garrovillanos y garrovillanas, pues la Virgen de la Caridad sale en procesión. Las fiestas finalizan el martes. Asimismo, son celebraciones importantes la Romería de San Isidro Labrador, que se celebra el 15 de mayo, y las Fiestas del Cristo, que tienen lugar el 14 de septiembre.

Garrovillanos ilustres[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Orden de 22 de junio de 1988 de la Consejería de Presidencia y Trabajo por la que se aprueban el escudo heráldico y la bandera del municipio de La Garrovilla (Badajoz). Diario Oficial de Extremadura. Consultado el 17 de julio de 2015.
  2. Navarro del Castillo, 1994, p. 36.
  3. Navarro del Castillo, 1994, p. 35.
  4. Navarro del Castillo, 1975, pp. 47-48, Tomo II.
  5. Navarro del Castillo, 1994, p. 55.
  6. Navarro del Castillo, 1994, p. 48.
  7. Navarro del Castillo, 1994, p. 69, 72.
  8. Navarro del Castillo, 1994, p. 78.
  9. Subdivisión en partidos judiciales de la nueva división territorial de la Península e islas adyacentes. Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. Consultado el 5 de abril de 2013.
  10. Municipio: 06058 Garrovilla, La Alteraciones de los municipios en los Censos de Población desde 1842, INEbase. Consultado el 5 de abril de 2013.
  11. Navarro del Castillo, 1994, p. 82, 85.
  12. Navarro del Castillo, 1994, p. 89.
  13. La Garrovilla. Blog de Manuel Cuerpo.
  14. Población de derecho según el Instituto Nacional de Estadística de España.
  15. Municipio: 06058 Garrovilla, La Alteraciones de los municipios en los Censos de Población desde 1842, INEbase. Cuando se dispone del dato de población de hecho y de derecho se ha tomado la cifra más alta. Consultado el 5 de abril de 2013.
  16. Resultados electorales en La Garrovilla: Elecciones municipales 2015. El País. Consultado el 17 de julio de 2015.
  17. Listado de parroquias de la diócesis de Mérida-Badajoz. Conferencia Episcopal Española.
  18. Navarro del Castillo, 1994, pp. 97, 98, 99.
  19. Navarro del Castillo, 1994, p. 99.
  20. Navarro del Castillo, 1994, p. 99, 100.
  21. Navarro del Castillo, 1994, p. 101.
  22. Mogollón Cano-Cortés, 1987.
  23. Navarro del Castillo, 1994, p. 101, 102.
  24. Navarro del Castillo, 1994, p. 102, 103.
  25. Navarro del Castillo, 1994, p. 117, 118.
  26. Navarro del Castillo, 1994, p. 29.

Bibliografía[editar]

  • Mogollón Cano-Cortés, Pilar (1987). Institución Cultural «El Brocense», ed. El Mudéjar en Extremadura. Cáceres: Universidad de Extremadura. ISBN 8450551153. 
  • Navarro del Castillo, Vicente (1994). Ayuntamiento de La Garrovilla, ed. La Garrovilla. Pinceladas Históricas de una Villa Santiaguista. Mérida.  Depósito legal: BA-89/1994.
  • Navarro del Castillo, Vicente (1975). Historia de Mérida y pueblos de su comarca. Cáceres: Extremadura. ISBN 8440083742. 

Enlaces externos[editar]