Clasicismo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Las masacres del Triunvirato, de Antoine Caron.
Alegoría de la Verdad y el Tiempo, de Annibale Carracci.
El jardín del amor, de Karel van Mander.
Triunfo de Neptuno, de Poussin.
Palacio de Goyeneche (Madrid), sede de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. El edificio, de Churriguera, fue remodelado para eliminar los «excesos» decorativos barrocos.

Clasicismo es la denominación historiográfica de un movimiento cultural, estético e intelectual inspirado en los patrones estéticos y filosóficos de la Antigüedad clásica, que se desarrolló de forma simultánea a los distintos estilos artísticos y movimientos literarios[4] de la Edad Moderna.

Se expresó en todos los dominios del arte, desde la arquitectura y la música hasta la pintura y la literatura. Aparece junto con el Manierismo, que a su vez dio paso al Barroco y éste al Rococó; siendo renovado a través del Neoclasicismo y atacado por el Romanticismo.[5] Llegó a ser la tendencia dominante en las artes y el pensamiento occidentales durante buena parte de los siglos XVIII y XIX, en su vertiente institucionalizada en las academias (el academicismo).

Como su propio nombre indica se inspiró en los patrones del arte y el pensamiento del mundo clásico (la Antigua Grecia y la Antigua Roma). El clasicismo, sin embargo, tiene sus orígenes más inmediatos en la continuidad de los valores del Renacimiento, junto a la búsqueda del conocimiento y la perfección que caracterizan al humanismo. El clasicismo recupera todo ello y lo convierte en un nuevo canon que aspira a lograr la perfección absoluta a través del arte, tanto en la pintura como en la música y en la literatura.

De hecho, se denomina también "Clasicismo" a una fase del Renacimiento italiano, el Renacimiento pleno del primer cuarto del siglo XVI, cuando convivieron las figuras de "los cuatro grandes" (Leonardo, Bramante, Rafael y Miguel Ángel) que hicieron pasar el centro del arte de Florencia a Roma (los tres últimos, mientras que el primero terminó sus días en Francia, que se abrió a la influencia italiana -escuela de Fontainebleau- como toda Europa -Renacimiento nórdico, Alto Renacimiento español-).[6] [7]

El clasicismo tuvo en el comienzo del siglo XVII una contradicción con el Barroco, inicialmente en el terreno de la pintura (los Carracci o Guido Reni frente a Caravaggio) y que con el paso de los años se extendió, como batalla de ideas, al terreno de la literatura, justo cuando los cánones barrocos la dominaban casi por completo. El clasicismo se impuso en el campo de las letras a finales del siglo XVII, quedando fijado en el ensayo de Boileau L'art poëtique (El arte poética), (1674).[8] En él, aboga por una literatura emocional que llegue a los sentimientos del lector/espectador, pero que lo haga a través de los filtros del intelecto. De esta forma, Boileau carga contra los excesos de lo que posteriormente se denominará Barroco y Rococó, y apuesta por la recuperación de la solemnidad clásica y de los valores de la armonía y el equilibrio que dominaron la literatura de la Antigüedad. Se busca la armonía y el equilibrio entre el fondo y la forma, el control consciente en el desarrollo de los temas y el sentido de orden racional y proporción formal.

Panorámica de 360º de la Königsplatz (Múnich). Es un amplio espacio rodeado por edificios de arquitectura neoclásica (entre los que está el de la Gliptoteca, primero por la derecha). Su impresionante entorno fue utilizado como escenario de acontecimientos políticos por los reyes de Baviera y posteriormente por el nazismo. Los desfiles atravesaban el eje longitudinal pasando por debajo de los Propíleos (edificio del centro).
Detalle de la Capilla de Segismundo.

Véase también[editar]

Sertorio y el ejemplo de los caballos, de Hans Holbein el Joven, ca. 1540.

Bibliografía[editar]

  • Pérez Sánchez, A.E., «La pintura barroca en Italia y Francia», en Historia del arte, Anaya, Madrid, 1986. ISBN 84-207-1408-9

Notas[editar]

  1. Ficha en Galleria Borghese, fuente citada en it:Paolina Borghese (Canova)
  2. Jerzy Kowalczyk: Zamość. Przewodnik. Zamość: Zamojski Ośrodek Informacji Turystycznej, 1995. ISBN 8390423103. Fuente citada en pl:Kamienice ormiańskie. Kamienica es la denominación local de los edificios de piedra o ladrillo, de más de dos pisos, con tiendas en la planta baja, y que comparten fachada con otros. Zbigniew Zuziak, International Cultural Center (Kraków, Poland), Maria Bogdani-Czepita, Managing Historic Cities 1993, page 194. Fuente citada en en:Kamienica (architecture)
  3. Michael J. Mikoś, Polish Renaissance Literature: An Anthology. Ed. Michael J. Mikoś. Columbus, Ohio/Bloomington, Indiana: Slavica Publishers. 1995. ISBN 978-0-89357-257-0 Cultural Background. Fuente citada en en:Renaissance in Poland.
  4. Genre et courant littéraires en Histoire de la littérature française. Fuente citada en fr:Mouvement littéraire y fr:Liste des mouvements littéraires. Literaturepochen von Mittelalter bis Nachkriegsliteratur. Fuente citada en de:Epoche (Literatur)
  5. La oposición Clasicismo/Romanticismo inspiró este fragmento del Retrato de Machado:

    ¿Soy clásico o romántico? No sé. Dejar quisiera

    mi verso como deja el capitán su espada...

    En el teatro, la llamada "batalla de Hernani" (28 de febrero de 1830) marcó el punto culminante del enfrentamiento entre las dos tendencias.

  6. Clasicismo en Artehistoria.
  7. Pintura italianizante y la escuela de Fontainebleau
  8. Marcel Hervier, L'Art Poétique de Boileau, étude et analyse, Paris, Chefs-d'œuvres de la littérature expliqués, Mellottée, 1948, Fuente citada en fr:L'Art poétique
  9. Anthony Grafton, Glenn W. Most, and Salvatore Settis, preface to The Classical Tradition (Harvard University Press, 2010). Fuente citada en en:Classical tradition

Enlaces externos[editar]