Homosexualidad en Bolivia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Derechos LGBT
Bolivia
Flag of Bolivia.svg
Bandera
Coat of arms of Bolivia.svg
Escudo
Bolivia (orthographic projection).svg
Bolivia en Sudamérica
Homosexualidad
Es legal Sí
Desde 1831[1]
Edad de consentimiento sexual
Heterosexual y homosexual igual Sí
Edad de consentimiento homosexual 14[2]
Protección legal contra la discriminación
Laboral Sí
Bienes y servicios Sí
En todos los aspectos Sí
Protección legal de pareja
Acceso igualitario a la unión civil No
Matrimonio entre personas del mismo sexo No
Derechos reproductivos y de adopción
Derecho de adopción conjunta No
Derechos de género
Cambio de sexo legal Sí
Cambio de sexo en documentación Sí
[editar datos en Wikidata]
Bandera de la comunidad LGBT de Bolivia.

La homosexualidad en Bolivia es legal, siendo uno de los pocos países del mundo que constitucionalmente prohíben toda discriminación fundada en la orientación sexual o la identidad de género,[3] aunque las personas del colectivo LGBTI aun pueden sufrir ciertas situaciones de discriminación.

La orientación sexual, es aceptada por algunos sectores de la sociedad, mientras que otros, en cambio, todavía mantienen prejuicios homofóbicos por las estructuras machistas y patriarcales que aun permanecen en la región.

Bolivia ha sido gobernada por distintas dictaduras entre la década de los años 70 y 80, a pesar de eso la homosexualidad jamás fue perseguida como ocurría en otros países de Hispanoamérica, como el caso de Argentina, Chile o Ecuador. Aunque la homofobia estuvo fuertemente presente, especialemnte en el ejército, donde se reprimía toda sexualidad fuera de la norma.

Historia[editar]

Época precolombina[editar]

En la época precolombina o prehíspanica, los diferentes grupos étnicos de la actual Bolivia varían por la pluralidad de diferentes grupos étnicos indígenas entre los cuales destacamos lo más importantes:

Los Quechuas[editar]

Tras el asentamiento de los quechuas en este territorio antiguamente conocido como el Alto Perú durante el Imperio Incaico, la homosexualidad era asociada a conceptos de carácter religioso y sagrado, siendo practicada normalmente —incluso, las relaciones lésbicas eran bien vistas—; sin embargo, otros antropólogos señalan castigos en contra de los homosexuales. Cierto grupo subétnico no era bien visto en algunas tierras altas como en el incanato (especialmente en el altiplano boliviano), ya que entre las máximas de la moral inca (generalmente tres conocidas: ama sua, ama llulla, ama qella), se incluía dos más:ama waqlla (no seas afeminado o pervertido), y ama sipish (no destruyas la vida de los demás). Aunque parece que en las regiones altiplánicas del Departamento de Potosí tenían cierto grado de aceptación. La homosexualidad femenina parece haber sido más conocida durante el dominio de dicho imperio: según la crónica de Felipe Guzmán Poma de Ayala, Kapak Yupanqui tenía un cariño muy especial por ellas (las mujeres homosexuales). Los Incas tuvieron mucha consideración por las mujeres, las cuales que tenían gran desenvoltura y mucha libertad en el trato social, gozaban de muchos privilegios e incluso podían participar en combates en tiempos de guerra. Igualmente, se les permitía ser bastante promiscuas sexualmente y participar en la toma de decisiones.

Actualmente algunos de los descendientes de esta gran civilización y que viven en las regiones subandinas o valles, aborrecen a la homosexualidad como manera de aferrarse a su glorioso pasado.

Los Aymaras[editar]

El caso de los aymaras donde se habla muy poco de este tema, éxisten ciertas diferencias de opinones. Según las creencias de algunas comunidades, esto lo equipara con la infidelidad, algunos mantienen una postura de intolerancia. Ciertas comunidades igualan los homosexuales a los infieles, que son castigados con penas severas y expulsados de los rituales. Según las superticiones de determinados grupos subétnicos, se dicen también que son un augurio de mala suerte. Aunque algunas comunidades tienen cierto grado de aceptación, respeto y comprensión a estas personas por su orientación sexual, gracias también a la emisión de medios de comunicación como la educación.

Otros grupos étnicos[editar]

Se dice también que los guaraníes, mojeños, chiquitanos, chiriguanos y otros grupos indígenas del oriente boliviano o de la Amazonia, tenían también cierto grado de aceptación hacia las personas homosexuales. Eso antes de la llegada de los españoles, ya que lo practicaban sin ninguna preocupación. Pues ser un hombre activo homosexual no era considerado malo, ser pasivo lo consideraban malo, es decir, que estar en el papel de la mujer significaba una ofensa. Tomarse la mano entre dos hombres era un alto signo de amistad y fraternidad.

Situación actual[editar]

Tras la subida al gobierno del presidente Evo Morales y la promulgación de la Nueva Constitución, se prohíbe todo tipo de discriminación entre ellas la homofobia.

(...) prohíbe y sanciona toda forma de discriminación fundada en razón de sexo, color, edad, orientación sexual, identidad de género, origen, cultura, nacionalidad, ciudadanía, idioma, credo religioso, ideología, filiación política o filosófica, estado civil, condición económica o social, tipo de ocupación, grado de instrucción, discapacidad, embarazo, u otras que tengan por objetivo o resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de los derechos de toda persona.

Artículo 14. II. Constitución Política del Estado[3]

Se han creado instituciones que defienden los derechos de los homosexuales, al igual que por problema de raza, religión, opinión etc. Por ejemplo María Galindo, una psicóloga declarada abiertamente lesbiana fundó la asociación Mujeres Creando. Tiene una radioemisora en la ciudad de La Paz, donde la mayor parte de los locutores son personas de sexo femenino, tratando de romper los tabués y enfocando ciertas temáticas con carácter psicológico.

En 2010 surgió la controversia cuando el presidente Morales tocó en su discurso el tema de los alimentos, refiriéndose al consumo de la carne de pollo:

El pollo que comemos está cargado de hormonas femeninas. Por eso, cuando los hombres comen esos pollos, tienen desviaciones en su ser como hombres.

La comunidad LGBT, dentro y fuera de Bolivia reaccionaron ante sus discurso censurándolo de homofóbico. Más adelante el presidente boliviano, pidió disculpas y afirmó que su discurso fue malinterpretado y que en su gabinete hay personas homosexuales que trabajan dentro de su gobierno.

Por otra parte, en las elecciones generales de Bolivia de 2014 fue electo Manuel Canelas como diputado, convirtiéndose así en el primer legislador y político en un cargo de elección popular que es abiertamente gay en la historia boliviana.[4] Tras las elecciones subnacionales de 2015, Carlos Parra Heredia, más conocido como París Galán se convirtió en el primer transformista electo para la Asamblea Legislativa Departamental de La Paz.[5]

Actualmente hay una asociación en la ciudad de La Paz denominada la Familia Galán, quienes cada mes de mayo y junio festejan los días contra la homofobia y del orgullo gay. Realizan festividades y exposiciones en museos y otros lugares de recreación dando a conocer esta temática.

Transexualidad[editar]

Desde mayo de 2016 está permitido que las personas trans puedan cambiar su nombre, imagen y referencia al sexo en todos sus documentos públicos, incluida su partida de nacimiento.[6] [7]

Legalización de uniones[editar]

A un principio se propuso legalizar las uniones entre personas de mismo sexo, propuesta de fue rechazada y prohibida por la Asamblea Constitucional . Tras la promulgación de la ley de autonomías en el país, un representante del Comité Cívico del Departamento de Santa Cruz, presentó su propuesta para que en este Departamento se reconozca el derecho a las personas homosexuales, a través de la ley de Unión civil.

En 2011 el defensor del Pueblo en Bolivia el día contra la Homofobia celebrado el mes de mayo, hizo conocer su propuesta de legalizar el Matrimonio entre personas del mismo sexo en el país. Propuesta que fue rechazada también por la Iglesia Católica en Bolivia por el cardenal de Santa Cruz Julio Terrazas. Algunos senadores y diputados del partido oficialista "MAS" (Movimiento al Socialismo) acordaron en debatir esta propuesta de modificar el artículo 63 de la Nueva Constitución Política del Estado.[8]

En 2012, el gobierno actual también se ha pronunciado en legalizar por los menos la unión civil, ya que el colectivo de TLGB presentará el 28 de junio el proyecto de ley que propone legalizar dicha unión. Esto para permitir el gozo de los beneficios legales como cualquier otro matrimonio en lo que respecta la población TLGB (Transexuales, Lesbianas, Gays y Bisexuales de Bolivia) para no tropezar con problemas de herencia ni seguro médico. Según otras informaciones proporcionadas, el colectivo TLGB se encuentra elaborando un primer proyecto denominado "Ley interpretativa de los artículos 63 y 64 de la Constitución Política para autorizar el matrimonio civil y la unión libre o de hecho entre personas del mismo sexo". La presidenta del colectivo, Ángela Fuentes, explicó que este documento propone a que el Estado reconozca la legalidad de las uniones entre parejas del mismo sexo para obtener de igual forma los derechos que implica un matrimonio civil heterosexual.

(...) El hecho de que en el país no se reconozca nuestras uniones en forma legal, significa que nos deja al margen de todos los beneficios que gozan los otros matrimonios, por ejemplo la herencia y todos los servicios sociales que tenemos los profesionales, que en nuestro caso no podemos compartir con nuestras parejas”, expresó.

Además está siendo analizado los miembros del colectivo para definir la figura legal con la que será presentada ante la Asamblea Legislativa, el 28 de junio, fecha en la que se conmemora el Día del Orgullo LGBT en diversas regiones del mundo. El colectivo confía en que la propuesta sea aceptada por la agenda del Legislativo, porque lo han considerado que las actuales normas de la Constitución abren las puertas para su aprobación.[9] [10]

Música[editar]

En música algunos grupos bolivianos han reflejado la homosexualidad como una temática en sus vídeos musicales, uno de ellos es Veneno, con su tema de musical tropical titulado "Ya me cansé".

Véase también[editar]

Referencias[editar]