Francisco Malespín

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Francisco Malespín
Francisco Malespín.jpg

Coat of arms of El Salvador.svg
Presidente de El Salvador
Por Manu Militari
7 de febrero de 1844-9 de mayo de 1844
Predecesor Fermín Palacios
Sucesor Joaquín Eufrasio Guzmán

Información personal
Nacimiento 28 de septiembre de 1806
Izalco, Sonsonate, Bandera de España Reino de Guatemala
Fallecimiento 25 de noviembre de 1846
(40 años)
San Fernando, Chalatenango, El Salvador
Nacionalidad Salvadoreña Ver y modificar los datos en Wikidata
Religión Catolicismo Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político Conservador
Información profesional
Ocupación Militar

Francisco Malespín Herrera (Izalco, Sonsonate, Reino de Guatemala, 28 de septiembre de 1806San Fernando, Chalatenango, El Salvador, 25 de noviembre de 1846), fue un militar y político salvadoreño que ejerció la Presidencia de la República de El Salvador del 7 de febrero al 9 de mayo de 1844[1]​ y del 16 de junio al 25 de octubre de 1845.

Biografía[editar]

Francisco Malespín Herrera fue hijo del matrimonio compuesto por Juan Malespín y Luisa Herrera y Rodríguez, quienes se domiciliaron en San Salvador en 1824. Durante la guerra civil centroamericana (1826 - 1829), aún joven se distinguió en la Batalla de Mejicanos de 1828 y en la toma de la Fortaleza de San Fernando de Omoa en Honduras.

Aniquilación definitiva del Estado de Los Altos[editar]

Rafael Carrera en 1854. En 1840, cuando era general de la revolución campesina, recuperó Los Altos para Guatemala.

Malespín destacó como caudillo del partido Conservador y colaboró con el general Rafael Carrera en Guatemala en sus combates contra Francisco Morazán y los criollos liberales del Estado de Los Altos.[2]

Cuando el general Agustín Guzmán llegó a Quetzaltenango con la noticia de que Morazán había triunfado en la ciudad de Nueva Guatemala de la Asunción el 19 de marzo de 1840, la élite criolla liberal de la ciudad declaró nuevamente vigente el Estado de Los Altos.[3]​ Agustín -a quien Morazán había liberado de prisión esa noche- no sabía que Carrera había hecho pensar a Morazán que había obtenido el triunfo y luego había aplastado sus fuerzas.[4]​ Carrera entonces envió a Malespín a avisar a las comunidades quiché y cakchiquel que se prepararan nuevamente a combatir a los criollos quetzaltecos, [5]​ y luego salió para Quetzaltenango decidido a escarmentar a los liberales altenses; al conocer esta noticia, la mayoría de los miembros del cabildo salió huyendo y los pocos que quedaron quisieron retractarse y pedir perdón por haber tratado de formar el estado nuevamente.[5]​ Pero mientras los indígenas de la región perseguían a los criollos que huyeron, Carrera apresó a los miembros del cabildo que se habían quedado y luego los mandó a fusilar, a pesar de los reclamos de la población altense que por lo bajo murmuraba «¡Masacre! ¡Masacre!»[6][Nota 1]​ Como resultado, los criollos liberales quedaron debilitados y mermados, y los conservadores capitalinos atemorizados; por su parte las poblaciones indígenas de Quetzaltenango se dieron cuenta de que tenían un aliado fuerte en Carrera.[6]

Cuando Carrera regresó a Guatemala a atender a su madre agonizante, los liberales de la capital salieron huyendo y el temor de los conservadores del Clan Aycinena se acrecentó, pues estaba claro que, de haberlo querido, Carrera hubiera llevado a cabo la venganza indígena aniquilando a todos los blancos.[7]​ Lo único que evitó una nueva masacre fue el hecho de que Carrera necesitara del dinero del Clan Aycinena para pagarle a sus tropas.[7]

Gobernante de El Salvador[editar]

Francisco Malespín. 7 de febrero de 1844 - 15 de febrero de 1845 Conservador Se retira de la presidencia para exiliarse en Honduras tras ser excomulgado.elegido presidente de El Salvador en 1844. Sirvió del 7 de febrero de 1844 al 15 de febrero de 1845, cuando fue depuesto por su vicepresidente Joaquín Eufrasio Guzmán después de llevar al país a la guerra contra Guatemala, un estado vecino de la República Federal de Centroamérica. [ Después de ser depuesto, Malespin regresó a El Salvador con fuerzas de Honduras, pero fue capturado y asesinado.

Con Morazán derrotado, Carrera y su ejército entraron en El Salvador e impusieron un régimen conservador, con Malespín como Comandante de las Armas del Estado y Jorge de Viteri y Ungo -presbítero guatemalteco miembro del ultraconservador Clan Aycinena de Guatemala- como párroco de San Salvador. Con el apoyo de Rafael Carrera y de Francisco Ferrera, Malespín influyó poderosamente en los sucesivos gobiernos de Norberto Ramírez, Juan Lindo, José Escolástico Marín, Juan José Guzmán y Fermín Palacios.

En 1842 su padrino, el presbítero Jorge de Viteri y Ungo, visitó el Vaticano en donde consiguió que se estableciera una diócesis para El Salvador- la cual fue creada para él por el papa Gregorio XVI[8]​ por medio de la Bula Universalis Ecclesia Procuratio el 28 de septiembre de 1842, elevando también su parroquia al rango de catedral, conocida hasta entonces como Parroquia El Sagrario.[Nota 2][9]

El 28 de enero de 1843, Viteri y Ungo fue elegido como el primer Obispo de San Salvador, siendo consagrado el día siguiente. El 25 de septiembre, llegó a la ciudad de San Salvador para asumir el cargo y apoyar a su ahijado Malespín.[10]

El 7 de febrero de 1844, Fermín Palacios entregó la Presidencia al general Malespín, quien había sido electo Presidente de la República, para el período constitucional 1844 a 1846. Como representante de los conservadores, Malespín acordó con la Asamblea Legislativa decretar el restablecimiento del fuero eclesiástico al Clero salvadoreño, anulando la ley del 26 de agosto de 1830 que había suprimido dicho fuero y que fue emitida durante el gobierno del liberal José Damián Villacorta. El 25 de octubre de 1844, aliado con el gobierno hondureño en su lucha contra el gobierno de Nicaragua, Malespín entregó la Presidencia de la República a su vicepresidente, el general Joaquín Eufrasio Guzmán y la Comandancia del Ejército a Calixto Malespín, su hermano. Luego marchó hacia Nicaragua y en 1845 ocupó la ciudad de León en donde es recordado por su afición al ron y su carácter volátil que provocó excesos de sus tropas que incendiaron la ciudad y saquearon los objetos sagrados de sus iglesias. Pero el 15 de febrero de 1845, a pesar de retornar victorioso de la campaña en Nicaragua, el Ejército lo desconoció y el Poder Legislativo declaró nula su elección como Presidente de la República, siendo sustituido por el vicepresidente Guzmán; además, debido a los abusos cometidos -a los que se sumaba el fusilamiento del presbítero Pedro Crespín- el obispo Viteri y Ungo lo excomulgó el 23 de febrero de 1845 en la Catedral de San Salvador.[8]​ Malespín huyó a Honduras en donde recibió protección del Presidente Coronado Chávez.

Muerte[editar]

En noviembre de 1846, intentó invadir El Salvador, para recuperar la presidencia pero cuando marchaba hacia San Salvador, fue asesinado a manos de un grupo de indígenas en el pueblo de San Fernando, departamento Chalatenango. Fue decapitado y su cráneo fue colgado en Ciudad Delgado, en donde, por ese hecho, ahora se conoce como la «Cuesta de la Calavera».[11]

Sin embargo, en la página 3 de la Gaceta del (Sic) Salvador No. 1, Tomo No. 1, del 23 de marzo de 1847, se relata la muerte de Francisco Malespín de la siguiente manera: «El gobierno destacó una columna de tropa contra él: se ha dado una acción de guerra y los facciosos han sido deshechos con muchas pérdidas; quedando entre los muertos el propio Malespín, que pereció defendiéndose como un tigre».[12]​ De acuerdo con esta narración, Francisco Malespín no murió a manos de indígenas, sino en una acción propia de guerra contra elementos de tropa del Gobierno de El Salvador.

Legado[editar]

Es recordado con un busto en su honor por haber impulsado el alumbrado público en la ciudad de San Salvador y por ser el principal responsable para que el 16 de febrero de 1841 fuera aprobado el Decreto Legislativo de Fundación de la Universidad de El Salvador por parte de la Asamblea Constituyente reunida en esa época. También estableció el servicio militar.

A iniciativa suya se acordó la formación de la primera Banda Militar de Centroamérica,[13]​ la cual quedó bajo la dirección del maestro don José Martínez, natural de San Agustín de La Florida, llegado a Centroamérica en 1841 cuando desembarcó en el puerto de Omoa en Honduras. El maestro Martínez había sido en La Habana, Director de la Banda del Regimiento de León.

Se le atribuye la creación del Malespín, un código secreto que utilizó durante sus campañas militares en sus comunicaciones escritas y orales.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. «General Franciso Malespín (1844)». Archivado desde el original el 20 de diciembre de 2010. 
  2. González Davison, 2008, p. 159, 431.
  3. González Davison, 2008, p. 155.
  4. Woodward, 1993, p. 119.
  5. a b González Davison, 2008, p. 159.
  6. a b González Davison, 2008, p. 160.
  7. a b González Davison, 2008, p. 162.
  8. a b Encyclopedia of Latin American History and Culture, 1°. de enero de 2008.
  9. Historia De Catedral Metropolitana de El Salvador (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  10. Woodward, 1993, p. 114-120.
  11. Francisco J. Monterrey, Historia de El Salvador: Anotaciones cronológicas 1843-1871, Segunda Edición, Editorial Universitaria, San Salvador, El Salvador, 1977, Tomo II, página 64.
    Noviembre 25, 1846.—El individuo Fernando Galdámez, en el pueblo de San Fernando, Departamento de Chalatenango, dió muerte al General Francisco Malespín; al cadáver se le cortó la cabeza, la que se llevó a San Salvador, la cual puesta en una jaula, se mandó colocar en el camino de Mejicanos, en donde hoy se le da el nombre de «La Calavera».
  12. «Archivo Digital del Diario Oficial de la Imprenta Nacional de El Salvador, 1847, Parte1.pdf». Archivado desde el original el 22 de octubre de 2014. Consultado el 19 de febrero de 2019. 
  13. Meléndez Chaverri, Carlos. Manuel María Gutiérrez. Serie: ¿Quén fue y Qué hizo? No. 26. Segunda Edición. Editorial Universidad Estatal a Distancia. San José, Costa Rica, 1994, págs. 12-14

Bibliografía[editar]

Notas[editar]

  1. Los miembros del cabildo fusilados por Carrera y Malespín fueron: Eulogio Quezada, Romualdo Briones, Cesareo Arango, Leandro Arango, Silvestre Gonzales, Roberto Molina, Manuel Pivaral, José Ignacio Fernández, José María Fernández, Zacarias Martínez, Pedro Meoño, Benito Escobar, Felipe Hernández, Félix López, Marcelo Pacheco, José María Alvarado, y José Ignacio Paz.
  2. Desde el siglo xx llamada la Iglesia de El Rosario.


Predecesor:
Fermín Palacios
Coat of arms of El Salvador.svg
Presidente de El Salvador

7 de febrero de 1844 - 9 de mayo de 1844
Sucesor:
Joaquín Eufrasio Guzmán