Presbítero

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Presbíteros en Roma.
Escudo de armas genérico de un presbítero católico.

El presbítero (del griego πρεσβύτερος, vía latín, presbyteros que significa "el más anciano", "decano"), en el Nuevo Testamento, era un líder local en las congregaciones cristianas que con otros, formaban un consejo o gobierno colegial de ancianos, siguiendo la tradición patriarcal judía. La colegiación estaba a su vez presidida por otro anciano.[1]

En las primeras comunidades cristianas, se solía usar como sinónimo de episkopos (obispo), que significa en griego 'vigilante' (literalmente "el que mira por encima", igual que la palabra de raíz latina "supervisor"). Más tarde, con la muerte de los apóstoles, a mediados del siglo II, se fue distinguiendo el papel de episkopos del de presbyteros. El mismo san Pablo hace referencia en sus escritos a líderes locales en griego: episkopos, presbyteros y diakonos (diáconos), con diversas funciones de tipo administrativo.[2]

Su uso moderno en las iglesias católica y ortodoxa, es distinto del obispo y ha pasado a ser el ministro del servicio Divino, que ha recibido una ordenación específica para presidir el culto, guiar a la comunidad cristiana y anunciar la palabra de Dios, esto es, equivalente a sacerdote, preste o "padre".[3]

Sin embargo, su uso en la línea principal del protestantismo, no se ve como una referencia a un miembro del sacerdocio, utilizándose en su lugar términos como ministro, pastor o anciano.

Iglesia católica[editar]

En la Iglesia católica son conocidos comúnmente como sacerdotes o «curas». Ambos términos en estricto rigor no son sinónimos de presbítero, ya que sacerdotes son tanto los obispos cuanto los presbíteros, y el término cura se refiere a quien posee la responsabilidad de la «cura de almas» de una parroquia, o sea el párroco.

En la teología católica el presbiterado es el segundo grado del sacramento del orden (que consiste, precisamente, en los tres grados del diaconado, presbiterado y episcopado). Así, los presbíteros son varones que han recibido el segundo grado del sacramento del orden, el más conocido. Su función es celebrar la Eucaristía y administrar los demás sacramentos, salvo la confirmación y la ordenación sacerdotal, reservados al obispo, es decir, pueden administrar cinco sacramentos. El presbiterado es el ministerio que desempeñan los miembros de la jerarquía en la Pastoral: párrocos, vicarios y capellanes.

"el ministerio eclesiástico, de institución divina, es ejercido en diversos órdenes por aquellos que ya desde antiguo vienen llamándose Obispos, presbíteros y diáconos. Los presbíteros, aunque no tienen la cumbre del pontificado y dependen de los Obispos en el ejercicio de su potestad, están, sin embargo, unidos con ellos en el honor del sacerdocio y, en virtud del sacramento del orden, han sido consagrados como verdaderos sacerdotes del Nuevo Testamento, a imagen de Cristo, sumo y eterno Sacerdote, para predicar el Evangelio y apacentar a los fieles y para celebrar el culto divino."

«Constitución dogmática sobre la Iglesia.». Lumen Gentium. 21 de noviembre de 1964. Consultado el 4 de junio de 2015. 

Iglesia ortodoxa e Iglesia copta[editar]

En el caso de la Iglesia ortodoxa e Iglesia copta, los presbíteros pueden administrar seis de los siete sacramentos, siendo la excepción el sacramento del orden, reservado a los obispos.

Protestantismo[editar]

El protestantismo deniega un sacerdocio distinto al del común de los fieles. Esto se llama «sacerdocio universal». A los presbíteros protestantes también se los denomina Pastores (excepto en el mormonismo).

Para los mormones, presbítero es un oficio en el sacerdocio menor o sacerdocio aarónico, por encima de los oficios de diácono y maestro pero por debajo del oficio de obispo.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Estrada, Juan Antonio (2011). Historia del Cristianismo. El Mundo Antiguo. Madrid: Trotta. pp. 164–169. ISBN 978-84-8164-763-1. 
  2. Bahr, Ann Marie (2009). Cristianismo. Guía ilustrada de 2000 años de fe cristiana. Ullmann. p. 84. ISBN 978-3-8331-5314-3. 
  3. De acuerdo con la terminología utilizada por lo menos desde el siglo V, el obispo es "ordenado para el sacerdocio (ad sacerdotium)", mientras que el diácono es "ordenado para el servicio (ad ministerium)".