Emiliano Madriz

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Emiliano Madriz

11º Supremo Director del Estado de Nicaragua
26 de septiembre de 1844-24 de enero de 1845
Predecesor Manuel Pérez
(renunció al cargo)
Sucesor Silvestre Selva
(en rebelión, en Masaya)

Información personal
Nacimiento 1800
León (Nicaragua) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 1845
Bandera de Nicaragua León, Nicaragua
Nacionalidad Nicaragüense
Religión Católica
Partido político Liberal
Información profesional
Ocupación Abogado, político

Emiliano Madriz fue un abogado y político nicaragüense que siendo senador en la Asamblea Legislativa del Estado fue designado para ejercer como Supremo Director interino del Estado de Nicaragua asumiendo funciones como el 11º Supremo Director con sede en la ciudad de León desde el 26 de septiembre hasta el 24 de enero de 1845.

En las elecciones de 1844, ninguno de los candidatos obtuvo los votos requeridos constitucionalmente para desempeñar el cargo de Supremo Director, entonces la Asamblea Legislativa designó al senador rivense Manuel Pérez con sede en León que era un reducto del liberalismo, a nivel centroamericano.

Casto Fonseca, Comandante General de Armas, era uno de los líderes del liberalismo en el ámbito centroamericano, esto causaba preocupación en los líderes del conservatismo de Granada, y se incrementó la rivalidad entre ambas ciudades, cuando el cabildo de Managua decidió trasladarse de la jurisdicción política de Granada hacia la jurisdicción política de León. Los conservadores granadinos, temieron que Managua fuera controlada militarmente por Fonseca, y que los líderes del liberalismo leonés, fuese una amenaza para ellos.

Supremo Director interino[editar]

Pérez abandonó el poder, y el 26 de septiembre de 1844, Emiliano Madriz, senador liberal de la Asamblea Legislativa, con sede en León, fue designado "Supremo Director interino" de Nicaragua.

El 25 de octubre de 1844, Francisco Malespín, gobernante militar salvadoreño y uno de los líderes del conservatismo en Centroamérica, entrega la presidencia a su vicepresidente, Joaquín Eufrasio Guzmán, y la Comandancia del Ejército, a su hermano Calixto Malespín, marchando con sus tropas hacia Nicaragua, en alianza con tropas del gobierno de Honduras al mando de José Santos Guardiola.

Guerra de Malespín[editar]

El 26 de noviembre, los Ejércitos combinados de El Salvador y Honduras conocido como "Ejército Protector de la Paz" bajo el mando supremo de Malespín y con Guardiola como segundo al mando, son enfrentados por las escasas tropas de Fonseca, concentradas en León, que es sitiada.

Los granadinos ofrecieron su apoyo a Fonseca cuando estaba sitiado en León, bajo un pacto de mejorar el régimen; pero el Gran Mariscal contestó que el gobierno no pactaba con rebeldes, que los granadions procedieran como mejor les pareciese, que él se reservaba darles el castigo merecido. Los granadinos tuvieron que arreglarse con Malespín para deponer cuanto antes el absolutismo militar de Fonseca[1]​. Inicialmente, cerca de 400 flecheros matagalpas se alistaron en la defensa de León contra el ejército invasor, pero por el maltrato que recibieron de parte del "Gran Mariscal" liberal y por el rompimiento de la alianza libero-conservadora se unieron a los invasores.

Afloran las diferencias entre los nicaragüenses y los conservadores granadinos abandonan a los liberales de León y buscan apoyo en el jefe invasor. José Francisco del Montenegro y Juan Ruiz fueron los embajadores enviados por Granada y Rivas ante Malespín. Los granadinos trasladadan la Asamblea Legislativa hacia Masaya, en donde el 16 de diciembre de 1844, Silvestre Selva Sacasa, senador de la Asamblea Legislativa, fue designado "Supremo Director provisorio", que no tuvo el consentimiento de León bajo sitio.

Ante la ineptitud e intransigencia de Fonseca, el Supremo Director Madriz[2]​ pone bajo su mando las defensas de la ciudad que habrá de soporta 45 días de sitio.

El 20 de enero de 1845, Manuel Blas Antonio Sáenz fue designado "Supremo Director interino" en disidencia.

Los atacantes estaban en una posición bien crítica y los hondureños deseaban retirarse, con dificultad Malespín les convenció para mantenerse en combate.

Un cargamento de armas para los leoneses, en un barco atracado en el puerto de El Realejo en el departamento de Chinandega, cae de manera fortuita en manos de los invasores. Entre el armamento capturado se encontraban 1000 mosquetes y 200 rifles, además de pólvora, plomo y pedernales.

Con estas armas, el traidor Manuel Quijano y García (a) "El Malo" y Ramón Belloso el 22 de enero de 1845, incendian y ocupan Sutiaba[3]​, fueron los flecheros matagalpas quienes incendiaron las casas pajizas de Sutiaba permitiendo el avance hacia León que el 24 de enero fue ocupada con el posterior saqueo.

Malespín no solamente ejecutó ciudadanos prominentes de la sociedad leonesa de ese entonces, incluyendo al Supremo Director Madriz[4]​ y Crescencio Navas, Ministro General de éste; también permitió que su tropa abusara de la población civil con violaciones a mujeres y robo de los tesoros religiosos en las iglesias y casas de habitación como pago de los "gastos de guerra".

También, mando a fusilar en el atrio de la capilla "San Juan de Dios" al presbítero Dionisio Urcuyo y Crespín, por defender a los enfermos que estaban siendo masacrados en el hospital "Santa Catarina mártir" del cual era capellán siendo párroco de la iglesia San Juan Bautista de Sutiaba. Una placa conmemorativa fue colocada en la pared del atrio donde fue fusilado el Padre Crespín.

Posteriormente, Malespín fue excomulgado el 23 de febrero de 1845, por Jorge Viteri y Ungo, su padrino y Obispo de San Salvador.

En honor a su decidida defensa de León como Supremo Director, el fin de la administración de Madriz se fija hasta el 24 de enero de 1845, fecha en que fue fusilado por orden directa de Malespín.

Referencias[editar]

  1. Revista Conservadora, Número 91, abril de 1968. Capitulo 6, Nicaragua después de la guerra de Malespín, pág. 48. https://www.enriquebolanos.org/data/docs/RC_1968_04_N91/files/assets/seo/page48.html
  2. Esgueva Gómez, Antonio. Conflictos y paz en la historia de Nicaragua, Número 7 de Talleres de historia. Instituto de Historia de Nicaragua y Centroamérica, Universidad Centroamericana, 1999. págs. 17, 18, 127
  3. Revista Conservadora, Número 91, abril de 1968. Capitulo 6, Nicaragua después de la guerra de Malespín, pág. 48. https://www.enriquebolanos.org/data/docs/RC_1968_04_N91/files/assets/seo/page48.html
  4. Esgueva Gómez, Antonio. Nicaragua en los documentos Tomo I 1523-1857, Número 10 de Talleres de historia. Instituto de Historia de Nicaragua y Centroamérica, Universidad Centroamericana, 2006. Capítulo 6 Del militarismo a la Guerra Vivil de 1854, pág. 103


Predecesor:
Manuel Pérez
(renunció al cargo)
Supremo Director del Estado de Nicaragua
Interino

26 de septiembre, 1844 - 24 de enero, 1845
Sucesor:
Silvestre Selva
(en rebelión)