Filogenia bacteriana

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Una de las principales características de la filogenia bacteriana, es que está marcadamente influenciada por la transferencia genética horizontal.

La filogenia de las bacterias se desarrolla en la actualidad a partir de la elaboración de árboles filogenéticos moleculares, especialmente basados en el ARN ribosomal, pero también sobre la base de proteínas (proteoma) y genes (genoma).

Históricamente se clasificaba a las bacterias desde su descubrimiento según su morfología. Posteriormente, ya en el s.XX se incluyó los aspectos bioquímicos y metabólicos. Para los años 1990 ya se disponía de catálogos nucleotídicos de ARNr 16S para más de 450 bacterias,[1]​ por lo que la actual taxonomía bacteriana está muy influenciada por los estudios del ARNr.

A pesar de que existe una amplia base de datos sobre la filogenia molecular procariota, los resultados se integran al árbol de la vida solo parcialmente y se habla incluso del fracaso de tales esfuerzos.[2]​ El principal factor que dificulta conocer la evolución y filogenia bacteriana es la transferencia genética horizontal, por lo que un árbol filogenético determinado dependerá del gen o genes escogidos, produciéndose resultados muy diversos, contradictorios y difíciles de interpretar. Aun así, algunos autores han ensayado teorías evolutivas que intentan explicar la naturaleza del ancestro común bacteriano y su evolución en grandes grupos filogenéticos.

Principales grupos[editar]

Árboles genómicos como éste de Ciccarelli 2006, muestran la cercana relación entre filos termófilos. En la imagen: Thermotogae, Aquificae y Deinococcus-Thermus.

Termófilos[editar]

Las bacterias termófilas e hipertermófilas suelen tener algunas características comunes como la respiración anaerobia, la reducción de sulfatos o sulfuros y la mayoría son bacterias Gram negativas por su doble membrana. Pueden tener un metabolismo quimiolitoautótrofo al igual que muchas arqueas o ser quimioorganótrofos. Comúnmente se desarrollan bien entre los 60 y 90ºC.

Los árboles filogenéticos basados en el genoma,[3]​ y en el proteoma[4]​ muestran una clara relación entre Aquificae y Thermotogae, la cual suele extenderse a Dictyoglomi. Sin embargo el análisis ARNr 23S y 16S muestran a los termófilos como un grupo parafilético en posición basal que incluye a Thermodesulfobacteria.[5]​ También se ha propuesto que la condición termófila bacteriana tendría una relación con la transferencia genética horizontal con arqueas.[6]

Análisis sobre 56 genes extienden esta relación a Deinococcus-Thermus[7]​ y análisis genómicos más actualizados agrupan a los termófilos con otros grupos recientemente descubiertos que no son necesariamente termófilos. Así pues, Aquificae se relacionaría con Chrysiogenetes, Deferribacteres y Thermodesulfobacteria; mientras que Thermotogae se aproxima más a Dictyoglomi, Caldiserica y Synergistetes.[8]​ Por otro lado, análisis del proteoma agrupa a los termófilos con Nitrospirae.[4]

Otros filos que son predominantemente mesófilos poseen subgrupos termófilos, como es el caso de Firmicutes, Actinobacteria, Chloroflexi y Bacteroidetes.

Gram positivos[editar]

Posición de las bacterias Gram positivas según el árbol de ARNr 16S de C. Woese 1990.

Las bacterias Gram positivas o Posibacteria, están conformadas por los filos: Firmicutes (GC bajo) y Actinobacteria (GC alto). Otro filo relacionado es Chloroflexi, por su proximidad filogenética y su estructura monérmica, aunque su tinción Gram es variable. Se considera que el filo Tenericutes (micoplasmas) son derivados de Firmicutes según la gran mayoría de árboles filogenéticos, pero su tinción no es Gram positiva debido a la carencia de pared celular.

Los Gram positivos tienen características comunes, especialmente en la envoltura celular, la cual está conformada por una sola membrana a diferencia de las dos membranas que poseen las bacterias Gram negativas. Están revestidas externamente por una gruesa pared de peptidoglicano. Son bacterias anaerobias o aerobias cuyo hábitat es principalmente continental, encontrándose tanto en el suelo como en agua dulce y muchas veces colonizando animales y plantas como comensales o como invasores patógenos. Suelen desarrollar esporas, ya que unos firmicutes producen endosporas y algunas actinobacterias producen exosporas.

La posición de Firmicutes y Actinobacteria en los árboles filogenéticos, muestra que su relación no es determinante. Forman un grupo monofilético en algunos árboles proteicos, como en el basado en la proteína EF-1α-Tu y en las proteínas de choque térmico Hsp70 y Hsp60.[9]​ En otros árboles proteicos la relación evolutiva es próxima, en donde Firmicutes aparece primero, dando origen a Actinobacteria posteriormente.[4]​ Por el contrario, en algunos árboles de ARNr 16S, es Actinobacteria quien aparece como un grupo anterior al clado Firmicutes.[10]​ Por otro lado hay árboles genómicos que los muestran como grupos separados, pero de algún modo relacionados dentro de un clado mayor denominado Terrabacteria, por lo que sus características comunes como la gruesa pared y la formación de esporas, podrían ser producto de la adaptación al hábitat terrestre.[7]

Fotosintéticos[editar]

Animalia Fungi Firmicutes Chlamydiae Chlorobi Bacteroidetes Actinobacteria Planctomycetes Spirochaetes Fusobacteria Aquificae Thermotogae Cyanobacteria Chloroflexi Deinococcus-Thermus Acidobacteria Proteobacteria Euryarchaeota Nanoarchaeota Crenarchaeota Protozoo Rhodophyta Viridiplantae Myxomycota
En los árboles filogenéticos del genoma y del proteoma, Cyanobacteria y Chloroflexi presentan proximidad.

Los grupos fotosintéticos presentan algunas características comunes como la tinción Gram negativa, la presencia de un pigmento verde fotosintético tipo porfirina para el metabolismo fotolitoautótrofo y presencia de otros pigmentos como los carotenoides. Se diferencian principalmente en el tipo de fotosíntesis, que en Cyanobacteria por ejemplo es oxigénica (con producción de oxígeno) por acción de la clorofila, mientras que la de Chloroflexia y Chlorobia es anoxigénica por acción de la bacterioclorofila.

Se ha encontrado que Cyanobacteria y Chloroflexi tienen unidad monofilética en varios árboles genómicos[7]​ y proteicos. En otros estudios genómicos y proteicos también se encuentran relacionados entre sí, pero se incluyen en un clado conjuntamente con Deinococcus-Thermus.[4]​ Por el contrario, en los árboles de ARNr 16S y 23S no se ha presentado ninguna relación cercana entre estos dos grupos.

Es posible que la bacterioclorofila apareciera primero, el pasado arcaico de una atmósfera sin oxígeno parece corresponder con la fotosíntesis anoxigénica. El estudio filogenético de los diversos pigmentos concluye por consenso que la bacterioclorofila precedió a la clorofila,[11]​ además la molécula de la bacterioclorofila es más simple y a la vez más diversa. El análisis de secuencias de nucleótidos que codifican las enzimas biosintéticas de la clorofila y la bacterioclorofila refuerzan este punto.[12]

Otros grupos fotótrofos como las bacterias verdes sulfurosas, bacterias púrpuras, heliobacterias y otras, poseen bacterioclorofila, pero no están relacionados filogenéticamente con Cyanobacteria ni con Chloroflexi, por lo que probablemente adquirieron su condición fotótrofa en forma secundaria mediante transferencia genética horizontal.[13]

En general podemos notar de acuerdo a los análisis filogenéticos, que los grupos fotosintéticos no serían los más antiguos, ya que ellos aparecen más bien como subgrupos derivados de ancestros heterótrofos: Cyanobacteria se derivaría de Firmicutes o de otros Gram positivos, Chloroflexia de derivaría de otros Chloroflexi, Chlorobia de otros Chlorobi, las bacterias púrpuras de otras proteobacterias, las heliobacterias de firmicutes, etc.

Gracilicutes[editar]

Árbol de Gracilicutes según el modelo evolutivo de Cavalier-Smith.[14]

Gracilicutes o Hydrobacteria, es un extenso grupo de bacterias Gram negativas, y como tales contienen doble membrana celular: Su metabolismo es quimioorganoheterótrofo en la mayoría, pues muchos dependen de materia orgánica para su subsistencia; su respiración es anaerobia o aerobia, suelen presentar flagelos, y es común la relación con animales y plantas como comensales o patógenos. Es un supergrupo constituido a su vez por cuatro grupos principales:

  • Spirochaetes: De morfología particular, pues las espiroquetas son bien alargadas y helicoidales, con una envoltura importante llamada vaina externa, posee endoflagelos situados en el periplasma, los cuales son flagelos internos también llamados filamentos axiales.
  • Grupo FCB o Sphingobacteria: Conformado por los filos Fibrobacteres, Chlorobi y Bacteroidetes, aunque podría sumarse otros grupos recién descubiertos como Gemmatimonadetes. Se caracterizan por poseer esfingolípidos y por tener inmovilidad ya que mayormente carecen de flagelos, o pueden tener alta movilidad por deslizamiento.
  • Grupo PVC o Planctobacteria: Agrupa a Planctomycetes, Verrucomicrobia, Chlamydiae y Lentisphaerae, caracterizándose por tener una pared celular de peptidoglicano muy disminuida, ausente o sustituida por glicopéptidos. Son flagelados y suelen tener un ciclo de vida bifásico.
  • Proteobacteria: Es el grupo con la mayor variabilidad morfológica y metabólica, la mayoría son heterótrofos pero también hay fotosintéticos (bacterias púrpuras) y quimiosintéticos (nitrificantes), pueden ser aerobios o anaerobios, con flagelos o inmóviles, de vida libre o patógenos, algunos endosimbióticos (ricketsias) y otros forman agregados multicelulares (mixobacterias). Los subgrupos filogenéticos usan las letras griegas α, β, γ, δ, ε y ζ, a las que se suele añadir Acidobacteria como grupo relacionado y en ocasiones a Aquificae,[15]​ además de Deferribacteres y Elusimicrobia según algunos árboles proteicos.[16]

Gracilicutes está respaldado por la concatenación de los árboles de ARNr 16S y 23,[17]​ así como en varios estudios proteicos. Igualmente hay respaldo en un estudio genómico donde se analiza la inserción y eliminación de secuencias proteicas, relacionando además a Aquificae con Proteobacteria.[18]​ Otro estudio genómico apoya ampliamente este clado, pero contradiciendo otros estudios ubica a Aquificae junto Thermotogae y fuera de Gracilicutes, ya que se encontró evidencia de una gran transferencia genética horizontal entre los aquificales y épsilon-Proteobacteria.[19]​ Un extenso análisis del ARNr 16S respalda este clado e incluye a Fusobacteria y a pequeños filos recién descubiertos como Chrysiogenetes y Armatimonadetes.[20]

Evolutivamente, Gracilicutes se habría originado a partir de una bacteria Gram negativa flagelada poseedora de lipopolisacáridos (endotoxinas) en sus membranas, la cual sufrió cuatro inserciones proteicas: un amino-acil en Hsp60 y en FtsZ, y un dominio en alfa y en beta ARNP.[14]

Modelo de los ancestros termófilos[editar]

Es probable que la primera bacteria haya heredado características hipertermófilas, quimiótrofas y anaerobias del último ancestro universal, pues esto es compatible con las hipótesis más aceptadas sobre el origen de la vida: la del "caldo primigenio" y la teoría del mundo de hierro-azufre.

Los árboles filogenéticos basados en el ARNr 16S[21]​ y 23S,[22]​ muestran a los grupos termófilos en posición basal; al igual que en algunos árboles proteicos[23]​ y enzimáticos.[24]​ En la gran mayoría de estos casos, el filo Aquificae es la rama bacteriana más antigua y divergente, un filo cuyo metabolismo quimiosintético recuerda a muchas arqueas. En cuanto a los árboles genómicos, en su mayoría dan otros resultados y no avalan estas conclusiones.

Análisis del ARN ribosomal[editar]

La concatenación de los árboles filogenéticos de ARNr 16S y 23S[25]​ ha dado el siguiente resultado:

 Bacteria 

 Aquificae


 

 Thermotogae


 

 Dictyoglomi


 


 Deinococcus-Thermus


 

 Chloroflexi



 

 Actinobacteria


 

 Cyanobacteria


 

 Firmicutes


 

 Fusobacteria




 Spirochaetes





Bacteroidetes/Chlorobi


 PVC 

Planctomycetes



Chlamydiae/Verrucomicrobia




Proteobacteria

 ε


 

 δ


 

 α


 

 β


 

 γ
















Otros análisis en base ARNr 16S y de 23S, coinciden en dar como grupos basales a Aquificae (un grupo hipertermófilo quimiosintético) y Thermotogae (termófilo quimioheterótrofo).[26]

Un extenso análisis basado en el ARNr 16S (proyecto The All-Species Living Tree)[27]​ da el siguiente resultado (los grupos parafiléticos van entre comillas):

Prokaryota

 Archaea


Bacteria

 Thermotogae




 Thermodesulfobiaceae




 Synergistetes




 Caldiserica





 Aquificae



 Thermodesulfobacteria





"Firmicutes" (incluye Cyanobacteria, Tenericutes y Dictyoglomi)


 


 Actinobacteria



 Chloroflexi (inc. Thermomicrobia)





 Nitrospirae




 Deinococcus-Thermus


Gracilicutes



 Bacteroidetes



 Chlorobi






 Caldithrix




 Fibrobacteres



 Gemmatimonadetes




PVC

Planctomycetes




Chlamydiae




 Lentisphaerae



 Verrucomicrobia










"Deltaproteobacteria"



 Epsilonproteobacteria






Acidobacteria




 Deferribacteres



 Chrysiogenetes





Spirochaetes




Fusobacteria




 Elusimicrobia



 Armatimonadetes








 Zetaproteobacteria




 Alphaproteobacteria




"Gammaproteobacteria"



 Betaproteobacteria


















Este árbol da como resultado al menos 5 grupos termófilos-quimiótrofos-anaerobios bacterianos en posición basal. Si a esto sumamos que la mayoría de filos de las arqueas son igualmente termófilos-quimiótrofos-anaerobios, podemos apreciar que la filogenia procariota nos ha dado así, una idea de las características de la vida durante los albores de la historia de la Tierra.

Más ancestros termófilos encontramos al observar la filogenia de otros filos según este mismo proyecto del ARNr 16S. Los subgrupos basales termófilos son: Thermaerobacter, Thermoanaerobacteraceae, Dictyoglomi y Sulfobacillus (subclados de Firmicutes), Rubrobacteridae (Actinobacteria) y Rhodothermaceae (Bacteroidetes). También son termófilos algunos subgrupos de Chloroflexi, Deinococcus-Thermus, Nitrospirae, Chlorobi, Deferribacteres, Acidobacteria, el género Caldithrix y algunas especies de las protebacterias delta y beta.

Análisis proteicos[editar]

cladograma de Battistuzzi & Hedges 2009, mostrando grupos termófilos tempranos y dos superclados bacterianos: Terrabacteria e Hydrobacteria (Gracilicutes).

Algunos estudios filogenéticos proteicos coinciden en que los grupos termófilos son los más divergentes. Además muestran que entre las demás bacterias (las no termófilas) hay dos grandes supergrupos, uno adaptado al hábitat terrestre denominado Terrabacteria y otro adaptado al hábitat marino llamado Hydrobacteria (bacteria de agua) o Gracilicutes (de piel grácil por su delgada pared). Terrabacteria muestra varias características relacionadas con la adaptación al hábitat terrestre, como la resistencia a la desecación, la formación de esporas y la aparición de pigmentos que proveen protección de la radiación solar, lo que pudo ocurrir desde hace unos 3.000 millones de años.[28]

Terrabacteria se descubrió sobre la base de un estudio sobre 32 proteínas en 72 especies que mostró que había un superclado que agrupaba a Firmicutes, Actinobacteria, Cyanobacteria, Deinococcus-Thermus y Fusobacteria (Battistuzzi 2004).[29]​ Estudios proteicos posteriores con similares resultados, relacionan a Cyanobacteria con Chloroflexi, y estos a su vez con los grupos Gram positivos.[16]​ Estos resultados han llevado a conclusiones evolutivas: las bacterias Gram positivas se habrían originado a través de la adaptación al hábitat terrestre, con una gruesa pared que las protege de la desecación y que ha contribuido a la patogenicidad en muchas especies.[30]​ Por lo general, los árboles evolutivos procariotas se basan en filos y clases, considerando que las relaciones entre estos grupos son producto de la transferencia horizontal de genes, sesgos en el cambio de secuencias y a grandes distancias evolutivas; pero rara vez se apoyan en la ecología y la biología celular.[30]​ El siguiente "anillo de la vida", es en realidad un árbol ecológico simplificado que combina los resultados obtenidos por estos y otros autores, basándose en la evidencia filogenética, citológica y medioambiental:

Anillo de la vida.png
Anillo de la vida, basado en análisis filogenéticos moleculares (especialmente proteicos) y en teorías evolutivas. En él se destacan:

Análisis genómicos[editar]

Algunos análisis genómicos también colocan a los grupos hipertermófilos en posición basal. En forma resumida se muestra el siguiente cladograma:[31]

 

 Deinococcus-Thermus




 Thermotogae




 Synergistetes




supergrupo Terrabacteria



supergrupo Gracilicutes






Otros modelos evolutivos[editar]

Temprana divergencia en supergrupos[editar]

Un estudio genómico que compara múltiples árboles proteicos y genes homólogos (2001), descubre tres potenciales clados bacterianos del más alto nivel filogenético:[32]

Estos tres grupos coinciden con los supergrupos Gracilicutes, Terrabacteria y el de los hipertermófilos respectivamente.

También es posible que en Bacteria se produjo una temprana divergencia en dos grandes superclados: Terrabacteria y Gracilicutes. Esta hipótesis está respaldada por el análisis filogenético de un grupo representativo de proteínas[33]​ y por el resultado del análisis de 56 genes bacterianos que dan el siguiente resultado:[34]

Bacteria 
Terrabacteria 



Aquificae



Thermotogae




Deinococcus-Thermus






Actinobacteria




Firmicutes




Chloroflexi



Cyanobacteria






Fusobacteria




 Gracilicutes 



Planctomycetes



Chlamydiae




Bacteroidetes/Chlorobi




Spirochaetes



Proteobacteria




El ancestro Gram positivo[editar]

Según R. Gupta, es posible que el último ancestro universal fuese una bacteria Gram positiva debido a su estructura simple, que al igual que las arqueas presentan una sola membrana celular. Las bacterias Gram negativas se habrían originado a partir de una Gram positiva que adquirió la membrana externa como protección contra el medio externo, en especial contra antibióticos producidos por otras Gram positivas.[18]

Algunos árboles genómicos como el de la derecha, presentan a Firmicutes como un clado basal. El árbol filogenético de abajo, está basado en genes codificadores de proteínas.[35]

 Bacteria 

 Firmicutes


 

 Actinobacteria


 

 Fusobacteria



 Thermotogae




 Deinococcus-Thermus


 

 Chloroflexi




 Cyanobacteria


Gracilicutes

 Spirochaetes





 FCB 



 PVC 





 Aquificae


 

 Proteobacteria 











Gráfico derivado de una secuencia de datos completa del genoma que señala a Firmicutes como el filo bacteriano más divergente.[36]

El ancestro fotosintético[editar]

Árbol filogenético de los seres vivos enfatizando los cambios en la estructura celular y considerando que Bacteria es el dominio más antiguo, de acuerdo con las ideas de Cavalier-Smith.[37]

La siguiente figura muestra un árbol filogenético de los seres vivos basado en las ideas de Cavalier-Smith.[14]​ Según este autor, la raíz del árbol se situaría entre las bacterias Gram-negativas, pues los organismos más antiguos serían fotosintéticos y similares a las bacterias verdes no del azufre (existiendo desde hace 3.500 millones de años), mientras que Archaea y Eukaryota serían relativamente recientes (de hace solo 900 millones años).

El árbol se basa en la estructura celular de los distintos seres vivos enfatizando en la envoltura celular (membrana citoplasmática, pared celular y membrana externa). Según este criterio, el dominio Bacteria contiene organismos con dos tipos distintos de organización básica, Gram-negativa y Gram-positiva, y además podemos subdividir a las Gram-negativas en dos subgrupos en función de la composición de la membrana externa.

Negibacteria (bacterias Gram negativas) presenta dos membranas lipídicas distintas, entre las que se localiza la pared celular, mientras que el resto de los organismos presentan una única membrana lipídica. La hipótesis del citoplasma fuera describe un posible modelo para la aparición de las dos membranas en estas primeras bacterias. Dentro de este grupo podemos distinguir dos subgrupos. Los subgrupos Eobacteria y Glycobacteria se distinguen por la composición de la membrana externa, que presenta solo simples fosfolípidos en los primeros e inserción de moléculas complejas de lipopolisacáridos en los segundos.

Posibacteria (bacterias Gram positivas) presenta una única membrana y la pared de peptidoglicano (mureína) se hace mucho más gruesa. Se considera que las posibacterias proceden de las negibacterias, y no al revés, porque las primeras presentan características moleculares y ultraestructurales más avanzadas. La pérdida de la membrana externa podría ser debida a la hipertrofia de la pared celular, que aumenta la resistencia de estos organismos, pero impide la transferencia de lípidos para formar la membrana externa. Estos organismos fueron probablemente los primeros que colonizaron el suelo.

Archaea y Eukarya probablemente tuvieron como origen una Posibacteria a través de un organismo Neomura que sustituyó la pared celular de peptidoglucano por otra de glicoproteína. A continuación y casi inmediatamente, las arqueas se adaptaron a ambientes calientes y ácidos, reemplazando los lípidos acilo éster de las bacterias por lípidos prenil éter, y usaron las glicoproteínas como una nueva pared rígida. Los eucariontes, en cambio, usaron la nueva superficie de proteínas como una capa flexible para desarrollar la fagocitosis, lo que los llevó, en última instancia, a profundos cambios en la estructura de la célula.

Cavalier-Smith no reconoce a Archaea como un dominio ya que este descendería de bacterias, por lo que usa el término anterior Archaebacteria. El siguiente cladograma muestra más en detalle las relaciones entre los distintos grupos de seres vivos en donde las bacterias tienen un papel central, de acuerdo con las ideas de Cavalier-Smith:[37][14]

 LUCA [A] 

Chlorobacteria


 [B] 

Hadobacteria


 [C] 
 [D] 

Cyanobacteria


 [E] 
 [F] 

Gracilicutes


 [G] 

Eurybacteria


 [H] [I] 

Endobacteria


 [J] 

Actinobacteria


 [K] Neomura  
 [L] 

Archaebacteria


 [M] 

Eukaryota










Leyendas:

Situación de CPR, un nuevo tipo de vida[editar]

El supergrupo CPR (Candidate Phyla Radiation) descubierto recientemente (2015) es un nuevo tipo de vida enigmático aún por ser definido; son generalmente simbiontes de pequeño genoma con capacidades metabólicas que van de algo limitadas a muy restringidas, sin ciclo del ácido cítrico ni cadenas respiratorias y con limitada o ninguna capacidad para sintetizar nucleótidos y aminoácidos. El análisis genómico ha dado la siguiente filogenia:[38]

 


Wirthbacteria


 Grupo CPR 

Microgenomates



Parcubacteria






Cyanobacteria / Melainabacteria



Posibacteria

Firmicutes (inc. Tenericutes, Armatimonadetes)




Actinobacteria



Chloroflexi







Fusobacteria / Synergistetes


termófilos

Deinococcus-Thermus




Aquificae / Calescamantes



Caldiserica / Dictyoglomi





Gracilicutes

Atribacteria





Poribacteria



FCB






Elusimicrobia



PVC






Acidobacteria y relacionados



Thermodesulfobacteria y relacionados





Chrysiogenetes / Deferribacteres




Hydrogenedentes / Spirochaetes



Proteobacteria












Otros resultados[editar]

Diversos estudios dan resultados muy diferentes. Muchos de ellos no reconocen a Gracilicutes como un supergrupo y son diversos los filos que pueden encontrarse en posición basal. Por ejemplo, en la filogenia de la proteína estructural FtsZ, aparece en posición basal Alphaproteobacteria.[39]​ Un estudio sobre secuencias del ARNr sostiene que es Planctomycetes el filo más divergente,[40]​ aun cuando lo usual en los árboles ARNr es la temprana divergencia de los termófilos. Igualmente un estudio del proteoma coloca a Planctomycetes en esta posición.[4]​ En otros estudios encontramos en posición basal a Deinococcus-Thermus según genes codificadores de proteínas,[16]Spirochaetes según 730 genes,[41]Proteobacteria según marcadores genéticos,[8]Cyanobacteria o Bacteroidetes según secuencias de ARNP, Chlamydiae según la proteína Hsp60 y Tenericutes según la enzima aminoacil ARNt sintetasa.[26]

Todos estos árboles presentados, separan claramente a Bacteria de los otros dominios Archaea y Eukaryota. Sin embargo, otros árboles como los de las enzimas ATPasa o girasa no existe una organización en tres dominios.[26]

Muchos de estos grupos que aparecen como los más divergentes, serían producto de cambios drásticos en el genoma. Por ejemplo, en Tenericutes, Alphaproteobacteria y Chlamydiae ha habido una importante reducción y/o cambios en el genoma ocasionados por el modo de vida parasitario-endosimbiótico; o cambios relacionados con la complejidad estructural en Spirochaetes y Planctomycetes. Así pues, sugerir que estos grupos son los más antiguos, podría significar caer en un error por el factor de atracción de ramas largas.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Roger Y. Stanier et al 1992. Microbiología. 2.ª Ed. traducción de The Microbial World
  2. O'Malley MA. 2012. When integration fails: Prokaryote phylogeny and the tree of life. Stud Hist Philos Biol Biomed Sci. 2012 Nov 5. pii: S1369-8486(12)00110-0. doi: 10.1016/j.shpsc.2012.10.003.
  3. Henz, Stefan R. et al 2004. Whole-genome prokaryotic phylogeny. Oxford Journals Life Sciences & Mathematics & Physical Sciences Bioinformatics Volume 21, Issue 10Pp. 2329-2335.
  4. a b c d e Se-Ran Jun et al 2009. Whole-proteome phylogeny of prokaryotes by feature frequency profiles: An alignment-free method with optimal feature resolution. PNAS vol. 107 no. 1
  5. Hugenholtz P et al 1998. Novel division level bacterial diversity in a Yellowstone hot spring. J Bacteriol. 1998 Jan;180(2):366-76.
  6. Nesbo CL et al 2001. Phylogenetic analyses of two "archaeal" genes in thermotoga maritima reveal multiple transfers between archaea and bacteria. Mol Biol Evol. 2001 Mar;18(3):362-75.
  7. a b c Boussau et al. 2008. Unrooted phylogenetic tree obtained from 56 genes of Bacteria based on the recoded alignment. BMC Evolutionary Biology 2008 8:272
  8. a b Christian Rinke et al 2013. Figure 2: Maximum-likelihood phylogenetic inference of Archaea and Bacteria. Nature 499, 431–437 (25 July 2013) doi:10.1038/nature12352
  9. Gupta RS 1998. Protein phylogenies and signature sequences: A reappraisal of evolutionary relationships among archaebacteria, eubacteria, and eukaryotes. Microbiol Mol Biol Rev. 1998 Dec;62(4):1435-91.
  10. Karrie A. Weber et al 2006. Microorganisms pumping iron: anaerobic microbial iron oxidation and reduction. Figure 3 - Phylogenetic affiliation of microorganisms contributing to iron redox cycling. Nature Reviews Microbiology 4, 752-764
  11. Donald E. Canfield et al. 2005. Aquatic Geomicrobiology, Advances in Marine biology. 8. Phototrophic sulfide oxidation. 8.4 A note on evolution. Vol. 48
  12. P J Lockhart et al 1996. Evolution of chlorophyll and bacteriochlorophyll: the problem of invariant sites in sequence analysis. Proc Natl Acad Sci U S A. 1996 March 5; 93(5): 1930–1934.
  13. Kuo-Hsiang Tang 2012. Functional Genomics of Anoxygenic Green Bacteria Chloroflexi Species and Evolution of Photosynthesis. Biochemistry, Prof. Deniz Ekinci (Ed.), ISBN 978-953-51-0076-8, InTech, China
  14. a b c d e Thomas Cavalier-Smith 2006. Rooting the tree of life by transition analyses. Biology Direct 2006, 1:19 doi:10.1186/1745-6150-1-19
  15. Boussau et al. 2008. Accounting for horizontal gene transfers explains conflicting hypotheses regarding the position of aquificales in the phylogeny of Bacteria. Unrooted tree obtained from the concatenation of rplL-rpoB-rpoC. BMC Evolutionary Biology 2008 8:272
  16. a b c Wu, Dongying et al 2009. A phylogeny-driven genomic encyclopaedia of Bacteria and Archaea. Vol 462|24/31 December 2009| doi:10.1038/nature08656
  17. Cheryl P. Andam & J. Peter Gogarten 2011. Biased gene transfer in microbial evolution. Figure 1 | Phylogenetic analysis of bacterial tyrosyl-tRNA synthetase amino acid sequences and the corresponding concatenated 16S–23S ribosomal RNA phylogeny. Nature Reviews Microbiology 9, 543-555
  18. a b R. Gupta & E. Griffiths 2002. Critical Issues in Bacterial Phylogeny. TPB 61, 427
  19. Boussau, Bastien et al 2008. Accounting for horizontal gene transfers explains conflicting hypotheses regarding the position of aquificales in the phylogeny of Bacteria. BMC Evolutionary Biology 2008, 8:272 doi:10.1186/1471-2148-8-272
  20. 'The All-Species Living Tree' Project."16S rRNA-based LTP release 111 (full tree)". Silva Comprehensive Ribosomal RNA Database [3]. Revisado 19-02-2014
  21. Woese, Carl R.; O Kandler, M L Wheelis (1990). "Towards a natural system of organisms: proposal for the domains Archaea, Bacteria, and Eucarya". Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America 87 (12): 4576–4579
  22. Waldemar Vollmer 2012. Bacterial outer membrane evolution via sporulation? Nature Chemical Biology 8, 14–18
  23. Fabia U Battistuzzi et al 2004. A genomic timescale of prokaryote evolution: insights into the origin of methanogenesis, phototrophy, and the colonization of land. BMC Evolutionary Biology 2004, 4(1):44 doi:10.1186/1471-2148-4-44
  24. Shaul Shaul et al 2006. Paths of lateral gene transfer of lysyl-aminoacyl-tRNA synthetases with a unique evolutionary transition stage of prokaryotes coding for class I and II varieties by the same organisms. MC Evol Biol. 2006; 6: 22. doi: 10.1186/1471-2148-6-22
  25. Cheryl P. Andam & J. Peter Gogarten 2011. Biased gene transfer in microbial evolution. Figure 1 --| Phylogenetic analysis of bacterial tyrosyl-tRNA synthetase amino acid sequences and the corresponding concatenated 16S–23S ribosomal RNA phylogeny. Nature Reviews Microbiology 9, 543-555 doi:10.1038/nrmicro2593
  26. a b c WL Karl-Heinz 2005. Microbial Phylogeny and Evolution. 3. Molecular Phylogeny of Bacteria Based on Comparative Sequence Analysis of Conserved Genes. Ed. by Jan Sapp, Oxford Universty Press, Inc.
  27. 'The All-Species Living Tree' Project."16S rRNA-based LTP release 111 (full tree)". Silva Comprehensive Ribosomal RNA Database [3]. Revisado 19-02-2014
  28. Battistuzzi & Hedges 2009. The Timetree of Life. II Eubacteria. Oxford Universty Press. NY.
  29. Battistuzzi, Fabia et al 2004. A genomic timescale of prokaryote evolution: insights into the origin of methanogenesis, phototrophy, and the colonization of land. BMC Evolutionary Biology 2004, 4(1):44 doi:10.1186/1471-2148-4-44
  30. a b Battistuzzi FU & Hedges SB. et al 2009. A major clade of prokaryotes with ancient adaptations to life on land. Mol Biol Evol. 2009 Feb;26(2):335-43. doi: 10.1093/molbev/msn247. Epub 2008 Nov 6.
  31. Christina Toft & Siv G. E. Andersson 2010, Evolutionary microbial genomics: insights into bacterial host adaptation. Figure 1: Global phylogeny of host-associated bacteria. Nature Reviews Genetics 11, 465-475 (July 2010) | doi:10.1038/nrg2798
  32. Yuri I Wolf et al 2001. Genome trees constructed using five different approaches suggest new major bacterial clades BMC Evolutionary Biology 2001, 1:8 doi:10.1186/1471-2148-1-8
  33. M. Bern & D. Goldberg 2005. "Automatic selection of representative proteins for bacterial phylogeny." A rooted phylogenetic tree of Bacteria. BMC Evolutionary Biology 2005, 5:34
  34. Bastien Boussau et al 2008. "Accounting for horizontal gene transfers explains conflicting hypotheses regarding the position of aquificales in the phylogeny of Bacteria." Phylogenetic tree obtained from 56 genes of Bacteria. BMC Evolutionary Biology 2008, 8:272 doi:10.1186/1471-2148-8-272
  35. Gupta, R. S. (2005). Molecular Sequences and the Early History of Life. In "Microbial Phylogeny and Evolution: Concepts and Controversies" (J. Sapp, Ed.), Oxford University Press, New York. Web: Branching Order of Bacterial Phyla.
  36. Ciccarelli, FD et al (2006). "Toward automatic reconstruction of a highly resolved tree of life.". Science 311(5765): 1283-7.
  37. a b Cavalier-Smith T (2006). «Cell evolution and Earth history: stasis and revolution». Philos Trans R Soc Lond B Biol Sci 361 (1470): pp. 969–1006.
  38. Hug, L. A. et al. 2016, A new view of the tree of life. Nature Microbiology, 1, 16048.
  39. M. Sánchez y M. Vicente 2008. Distribución filogenética simplificada de la proteína FtsZ.
  40. C. Brochier & H. Philippe 2002. Phylogeny: A non-hyperthermophilic ancestor for Bacteria. Figure 1. Prokaryotic phylogenetic tree based on conserved positions in ribosomal RNA. Nature 417, 244 doi:10.1038/417244a
  41. Vincent Daubin et al 2002. A Phylogenomic Approach to Bacterial Phylogeny: Evidence of a Core of Genes Sharing a Common History. Genome Res. 2002 July; 12(7): 1080–1090. doi: 10.1101/gr.187002

Enlaces externos[editar]