Espora

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Esporas del hongo Agaricus bisporus brotando. Imagen de microscopio electrónico de barrido.

Espora en biología designa una célula reproductora generalmente haploide. La reproducción por esporas permite al mismo tiempo la dispersión y la supervivencia por largo tiempo (dormancia) en condiciones adversas. La espora produce un nuevo organismo al dividirse por mitosis sin fusión con otra célula, produciendo un gametofito pluricelular. La espora es un elemento importante en los ciclos vitales biológicos de plantas, hongos y algas. El término deriva del griego σπορά (sporá), "semilla". Las esporas se pueden clasificar según su función, estructura, origen del ciclo vital o por su movilidad.

El término también puede referirse a la etapa inactiva de algunas bacterias, lo que se denomina más correctamente endosporas y no son esporas en el sentido considerado aquí. La mayoría de los hongos producen esporas; aquellos que no lo hacen se denominan hongos asporógenos.

Clasificación de las esporas[editar]

Se puede clasificar de varias maneras:

Por su función[editar]

Las diásporas son unidades de dispersión de los hongos, musgo y algunas otras plantas. En hongos, las clamidospora las esporas son de marcada reclinación y los zygosporas son las esporas de una reclinación dando como resultado que parezca espesa. Los hipnozigotos de los hongos zigomicetos que son producidos por vía sexual y pueden dar lugar a una conidiospora (“zygosporangium”) con los conidiospores asexuales.

Por su origen durante el ciclo biológico[editar]

Meiospora es el producto de la meiosis (la etapa citogenética crítica de la reproducción sexual), que significa que son haploide, y dará lugar a una célula haploide o o un individuo haploide. Un ejemplo es el gametofito de las plantas vasculares más altas (angiospermas y gimnospermas; las microesporas dan lugar al polen) y las megaesporas dan lugar a los óvulos, que se encuentran dentro de la flor y conos de la conífera; tales plantas logran la dispersión por medio de la semilla.

Una mitospora se produce por un mecanismo de esporulación y se propaga por un medio asexual resultado de la mitosis. La mayoría de los hongos producen mitoesporas.

Por la motilidad[editar]

La motilidad es la capacidad de moverse autónoma y espontáneamente. Las esporas se dividen según puedan moverse o no. La autoespora puede moverse por medio de uno o más flagelos y se pueden encontrar en algunas algas y hongos sino que crece sobre sus flagelos. En tanto la zoospora no puede moverse y no tiene el potencial de desarrollar ningún flagelo. La ballestoespora se descarga activamente del cuerpo de una fruta fungicida (tal como la seta). La estatismoespora no se descarga activamente del cuerpo fungicida de la fruta, semejantemente a la puffball.

Endosporas[editar]

Las endosporas que corresponden a ciertas bacterias a menudo se le llama incorrectamente esporas, según lo visto en los ataques 2001 del ántrax,donde las endosporas del ántrax fueron incorrectamente llamadas esporas del ántrax por los medios informativos. Varios afirman diferencias entre los endosporas bacterianas y las esporas eucariontes: son sobre todo un mecanismo de la supervivencia, no un método reproductivo, y una bacteria produce una sola endospora.

Diásporas[editar]

En el caso de las plantas vasculares como los helechos, la dispersión anemócora proporciona una gran capacidad de distribución de las esporas. También, las esporas son menos propicias para la depredación animal que las semillas porque no contienen casi ninguna reserva de alimento, pero son más propicias para la depredación por hongos y bacterias. Su principal ventaja es que, de todas las formas de reproducción, las esporas requieren menos energía y materiales para producirse. Las esporas de las plantas vasculares son siempre haploides, pudiendo ser isosporas (homosporas) o heterosporas. Las heterosporas, presentes por ejemplo en las selaginellas, isoetes y algunos helechos acuáticos, producen esporas de dos tamaños: las esporas más grandes (megasporas) producen gametófitos femeninos y las más pequeñas (microsporas) producen gametófitos masculinos. Las esporas pueden ser de dos tipos atendiendo a las marcas de desarrollo: monoletas o triletas. En las monoletas, hay una sola línea elevada en la espora que indica el eje a lo largo del cual la célula madre de las esporas se dividió. En las esporas triletas, las cuatro esporas comparten un origen común, se disponen según un tetraedro y entran en contacto en tres caras separadas por tres carenas que irradian de un punto central (en Y).