Peptidoglucano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Estructura molecular del Peptidoglicano

El peptidoglicano o mureína es un copolímero formado por una secuencia alternante de N-acetil-glucosamina y el Ácido N-acetilmurámico unidos mediante enlaces β-1,4. El peptidoglucano es muy resistente y protege a las bacterias de una ruptura osmótica en ambientes acuáticos y da a los tipos diferentes de bacterias sus formas. La cadena es recta y no ramificada. Constituye la estructura básica de la pared celular de las bacterias y de las Prochlorophyta. Las arqueobacterias no poseen mureína, sino pseudopeptidoglicano formado por N-acetil-glucosamina unida a N-acetiltalosaminomurámico mediante enlace β-1,3

Mureína y Tinción de Gram[editar]

Gram Positivo

  • La red de mureína está muy desarrollada y llega a tener hasta 40 capas.
  • Los aminoácidos que lo forman son distintos entre especies.
  • Esta constitución de la estructura química de la mureína es característica de la especie y constituye un buen parámetro taxonómico.
  • Los aminoácidos L-diaminopimélico o D-lisina son relativamente frecuentes.
  • Los polisacáridos están unidos por enlaces covalentes (en el caso de tenerlos).
  • El contenido proteico es bajo.
  • Alto contenido de lipidos.
  • Bajo contenido de aminoazucares.


Gram Negativo

  • La red de mureína presenta una sola capa.
  • La constitución de mureína es igual en todas las bacterias Gram negativas.
  • Contiene siempre únicamente meso-diaminopimélico.
  • Nunca contiene lisina.
  • No hay puentes interpeptídicos.
  • Hay gran cantidad de lipoproteínas y lipopolisacáridos que representan hasta el 80% del peso seco de la pared celular.
  • Necesitan calcio para mantener la estabilidad de las capas de lipopolisacáridos, lo que las hace vulnerables a la lisozima.
  • No se han podido demostrar ácidos teicoicos.

Véase también[editar]