Energías renovables en Chile

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
La central hidroeléctrica de Chivilingo, en Lota, la primera de su tipo en el país. Inaugurada en 1897.

El uso de energías renovables en Chile se ha concentrado principalmente en la producción de energía hidráulica para la generación de electricidad, dada la hidrografía de Chile, que cuenta con una cantidad suficiente de ríos y lagos con caudales con la potencia para la construcción de centrales hidroeléctricas que permiten la generación de energía. Chile fue uno de los pocos países que alcanzó la paridad de red antes de 2014,[1]​ y la ha conseguido mantener, mediante una diversificación de la matriz energética, aumentando la producción de energía solar, eólica, geotérmica y mareomotriz.[2]

Políticas gubernamentales[editar]

El sector eléctrico en Chile fue totalmente privatizado a partir de 1982, tanto en la generación, como en la distribución y transmisión, por lo que desde ese entonces, las políticas públicas referentes a lo energético se han enfocado en normativas y regulaciones para las compañías privadas. Esta situación de monopolio privado cambió a partir de 2016, cuando el Congreso Nacional aprobó la Ley N° 20.897, que permite a la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP), de propiedad del Estado, a su participación en licitaciones con proyectos propios y en sociedad para el rubro eléctrico.[3]​ Otra alternativa para los usuarios chilenos fuera de las compañías privadas, al no existir una empresa pública exclusiva de generación eléctrica, es mediante la autogeneración de energía, como por ejemplo, el autoconsumo fotovoltaico.[4]​ Esto se encuentra regulado mediante la Ley 20.571 o también denominada como "Ley de Generación Ciudadana", donde se establece el derecho a cada ciudadano de generar su propia energía proveniente de recursos renovables, además de poder vender sus excedentes libremente a las compañías distribuidoras de electricidad.[5]

Tras la creación del Ministerio de Energía en 2010, el gobierno chileno estableció una «hoja de ruta energética» a nivel nacional, y realizó consultas ciudadanas con el propósito de planificar y promover la eficiencia energética en el país, en concordancia a disminuir las emisiones de dióxido de carbono y de gas de efecto invernadero, proveniente en su mayoría de la combustión de combustibles fósiles que Chile no posee en las cantidades para autoabastecerse, viéndose obligado a importarlos, encareciendo así el costo de vida de los chilenos. Como resultado de estas gestiones, el objetivo de las políticas públicas es conseguir que al año 2050, el 70 por ciento de la energía consumida en el país provenga de energías renovables.[6]​ El Centro de Energías Renovables de Chile (CER), es un organismo público vinculado al Ministerio de Energía y a la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo).[7]

Transporte público[editar]

Microbus 100% eléctrico transitando por las calles de Santiago en enero de 2019.

Las políticas con respecto a las fuentes de energía del transporte público chileno están siendo enfocadas en abandonar el petróleo y sus derivados en el largo plazo, reemplazándolos por energías renovables, fomentando el uso de los vehículos eléctricos e híbridos eléctricos. En esa línea, el sistema de transporte público de la Región Metropolitana, denominado como Red Metropolitana de Movilidad (RED; anteriormente Transantiago), incorporó en noviembre de 2017 los dos primeros microbuses 100% eléctricos del transporte urbano de la capital chilena,[8]​ aumentando con cien adicionales en enero de 2019.[9]​ Por su parte, el Metro de Santiago, empresa estatal de transporte del Gran Santiago, anunció que el 76 por ciento de su energía proviene de energías renovables en 2018,[10]​ diversificando también el origen de estas energías, incorporando la solar y la eólica, ubicándose a la vanguardia mundial en esta materia.[11]

En mayo de 2019 el presidente Sebastián Piñera lanzó en el Gran Concepción la Red Concepción de Movilidad, un sistema de transporte que va a conectar el Biotrén con dos líneas de buses eléctricos.[12]

Energía solar[editar]

Chile posee el potencial para producir la totalidad de su consumo interno de electricidad mediante la generación de energía solar fotovoltaica.[13]

Energía mareomotriz[editar]

El canal de Chacao es uno de los lugares con mayor potencial de energía mareomotriz de Chile.[14]

Al poseer el territorio chileno continental casi 4.300 km de longitud, que se traducen en 83.000 kilómetros de longitud de costa (borde costero), convirtiéndose así en el segundo país del mundo (después de Canadá) con la mayor extensión de este tipo, según la medición de The CIA World Factbook, y el quinto de acuerdo a los cálculos del Instituto de Recursos Mundiales, lo que lo convierte en uno de los países con mayor potencial de generación de energía mareomotriz a nivel mundial. Según un estudio encargado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el potencial bruto de Chile para producir energía undimotriz es de 164 GW.[14]

Energía geotérmica[editar]

Debido a la alta presencia volcánica a través de la cordillera de los Andes, que atraviesa la mayor parte oriental del territorio chileno, el país tiene un potencial importante para la producción de energía geotérmica. El 12 de septiembre de 2017 fue inaugurada la planta Cerro Pabellón, en la comuna de Ollagüe, Región de Antofagasta, la cual se convirtió en la primera planta de energía geotérmica del país y de toda Sudamérica, además de ser la que se encuentra a la mayor altura del mundo.[15]

Energía eólica[editar]

La geografía de Chile, su ubicación respecto del anticiclón del Pacífico Sur y la morfología de su extensa línea costera son factores determinantes para el desarrollo de las instalaciones de generación de energía a partir del recurso eólico.[16]

Los primeros parques eólicos en Chile se instalaron en los primeros años de la década del 2000. En 2001 entró en servicio el parque eólico Alto Baguales, inicialmente con una generación de 2MW.[17]​ En 2017, Chile tenía una potencia instalada de 1426 MW, (4.7% del total de la energía generada en el país), aportada por 651 aerogeneradores operativos.[18]

Chile es uno de los principales productores de energía eólica de la región, luego de Brasil y México.[19]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Clavel, Jorge (4 de diciembre de 2014). «Chile y el siguiente paso natural de las energías renovables». Im 2 Solar (Im2solar.com). Consultado el 21 de abril de 2019. 
  2. «Energías renovables no convencionales duplican su uso en Chile». AméricaEconomía (Americaeconomia.com). 6 de junio de 2017. Consultado el 21 de abril de 2019. 
  3. «Historia de la Ley N° 20.897». Leychile.cl. Biblioteca del Congreso Nacional de Chile. 5 de febrero de 2016. Consultado el 5 de mayo de 2019. 
  4. «Nueva ley promueve la autogeneración de energía renovable en las viviendas». Chile Sustentable (Chilesustentable.net). 17 de octubre de 2018. Consultado el 21 de abril de 2019. 
  5. Ministerio de Energía de Chile (20 de febrero de 2012). «Ley 20571 - Regula el pago de las tarifas eléctricas de las generadoras residenciales». Leychile.cl. Biblioteca del Congreso Nacional de Chile. Consultado el 23 de abril de 2019. 
  6. «Chile fija el objetivo de renovables en el 70% para 2050». El Periódico de la Energía. 29 de septiembre de 2015. Consultado el 21 de abril de 2019. 
  7. Portal Regional para la Transferencia de Tecnología y la Acción frente al Cambio Climático en América Latina y el Caribe. «Instituciones clave: Centro de Energías Renovables. Ministerio de Energía (CER)». Cambioclimatico-regatta.org. Consultado el 23 de abril de 2019. 
  8. «Comienza histórica operación de los primeros buses eléctricos de Transantiago». Red Metropolitana de Movilidad (Red.cl). 14 de noviembre de 2017. Consultado el 2 de mayo de 2019. 
  9. Herreros Solar (21 de enero de 2019). «100 nuevos buses eléctricos llegan a Santiago». La Tercera (Latercera.com). Consultado el 2 de mayo de 2019. 
  10. «Metro de Santiago lidera en el mundo en energías limpias». Economía y Negocios de El Mercurio (Economiaynegocios.cl). 15 de enero de 2018. Consultado el 2 de mayo de 2019. 
  11. «Metro de Santiago se ubica a la vanguardia mundial en uso de energía solar y eólica». Reporte Sostenible Chile (Reportesostenible.cl). 12 de enero de 2018. Consultado el 2 de mayo de 2019. 
  12. Romero, María Cristina (29 de mayo de 2019). «Piñera encabeza en Biobío lanzamiento de sistema de transportes RED para regiones». El Mercurio (Emol). Consultado el 30 de mayo de 2019. 
  13. «Renewable energy to power irrigation in the Atacama desert». Banco Interamericano de Desarrollo (en inglés). 15 de diciembre de 2011. Consultado el 21 de abril de 2019. 
  14. a b Espinoza, Cristina (11 de marzo de 2013). «Estudio mide potencial del canal de Chacao para producir energía». La Tercera (Latercera.com). Consultado el 21 de abril de 2019. 
  15. Emol (17 de septiembre de 2017). «Cerro Pabellón, la planta geotérmica chilena pionera en Sudamérica y a mayor altura del mundo». El Mercurio. Consultado el 2 de mayo de 2019. 
  16. Ministerio de Energía; Fundación Chile. «El desarrollo de la energía eólica en Chile». Aprende con energía. 
  17. Grupo Saesa. «Nuestra Historia - Distribución Eléctrica». Edelaysen. 
  18. César Muñoz (2 de mayo de 2018). «Chile avanza en energías limpias: ya hay más de 650 torres eólicas en el país». FayerWayer. 
  19. «La energía eólica y su potencial en Chile». ACERA - Asociación Chilena de Energías Renovables. 31 de julio de 2017.