Boeing B-29 Superfortress

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Picto infobox aircraft.png
Boeing B-29 Superfortress
B-29 in flight.jpg
Un B-29 Superfortress de las USAAF.
Tipo Bombardero estratégico
Fabricante Bandera de Estados Unidos Boeing
Primer vuelo 21 de septiembre de 1942[1]
Introducido 8 de mayo de 1944
Retirado 21 de junio de 1960
Estado Retirado
Usuario Bandera de Estados Unidos Fuerzas Aéreas del Ejército de los Estados Unidos / Fuerza Aérea de los Estados Unidos
Usuarios principales Bandera de Reino Unido Real Fuerza Aérea Británica
Producción 1943–1946[1]
N.º construidos 3970
Coste unitario 639188 dólares estadounidenses (en 1942)[2]
Variantes Boeing KB-29 Superfortress
Tupolev Tu-4
XB-39 Superfortress
Desarrollado en B-50 Superfortress
[editar datos en Wikidata]

El Boeing B-29 Superfortress fue un bombardero pesado cuatrimotor de hélice empleado principalmente por Estados Unidos en la última parte de la Segunda Guerra Mundial y en la Guerra de Corea, no obstante permaneció en servicio en varias funciones durante los años 1950. La Real Fuerza Aérea Británica utilizó el B-29 bajo la designación Washington, y la Unión Soviética construyó una copia sin licencia con el nombre de Tupolev Tu-4. El apodo Superfortress deriva de su bien conocido predecesor B-17 Flying Fortress. El diseño del B-29 dio lugar a una serie de bombarderos, aviones de reconocimiento, entrenadores y aviones cisterna fabricados por Boeing, incluyendo la variante actualizada B-50 Superfortress. A continuación, siguieron su estirpe los modelos de reacción de Boeing B-47 Stratojet y B-52 Stratofortress.

El B-29 fue uno de los aviones de mayores dimensiones que entraron en servicio durante la Segunda Guerra Mundial. Siendo un bombardero bastante avanzado para su época, incluía características como una cabina presurizada, un sistema de control de tiro electrónico y torretas de ametralladoras controladas remotamente. Aunque fue diseñado como bombardero diurno de gran altura, en la práctica lo que más realizó fueron misiones de bombardero nocturno con bombas incendiarias.[cita requerida] Fue el principal avión de la campaña estadounidense de bombardero incendiario contra el Imperio del Japón en los últimos meses de la Segunda Guerra Mundial, y lanzó las bombas atómicas que destruyeron las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki. A diferencia de muchos otros bombarderos de la época de la Segunda Guerra Mundial, el B-29 continuó en servicio muchos años después del final de la guerra, incluso siendo empleados algunos ejemplares por la compañía Stratovision para emitir señal de televisión desde el aire. El modelo fue retirado finalmente a principios de los años 1960, con un total de 3970 aparatos fabricados.

Desarrollo[editar]

Prototipos YB-29 Superfortress.

Boeing llevaba mucho tiempo planeando un bombardero de largo alcance. Desde 1938 quería conseguir el proyecto de avión más ambicioso que ninguno de los ya construidos. El programa era muy ambicioso (demasiado ambicioso pensaron algunos), pero no era la primera vez que Boeing había tratado de construir un bombardero gigante. Su proyecto XB-15 de 1936, que contó con un solo prototipo, dejó pequeño a todo aparato de la época. El más pequeño pero no menos impresionante B-17 Flying Fortress había sido igual de ambicioso en su diseño, ya en 1934. De cualquier manera las USAAF (United States Army Air Forces, Fuerzas Aéreas del Ejército de los Estados Unidos) estaban buscando un bombardero bimotor, y la propuesta del cuatrimotor de Boeing fue bien aceptada. No obstante Boeing ofreció estudiar una mejora del B-17 presurizándolo para el USAAC (United States Army Air Corps, Cuerpo Aéreo del Ejército de los Estados Unidos) en 1938 y aunque no hubo respuesta, los ingenieros de Boeing se pusieron a trabajar en ello.

En enero de 1940, con la entrada en servicio del B-17 y a falta de un año para que el algo más grande B-24 llegase, el USAAC solicitó ofertas de un bombardero mucho más grande, con suficiente alcance para operar en el Pacífico, asumiendo como inevitable la guerra con Japón. Cuatro firmas presentaron sus propuestas, aunque Douglas y Lockheed pronto se retiraron. En septiembre de 1940, Boeing y Consolidated fueron comisionadas para desarrollar el XB-29 y el XB-32 respectivamente.

El intensivo trabajo de los ingenieros de Boeing obtuvo su fruto, incluso antes de que el prototipo volase en septiembre de 1942, el USAAC ya había hecho un pedido para 1500 B-29. Doce meses después ya estaba en plena producción. Esto constituyó un hecho insólito, ya que el precio al que se le vendía al gobierno de Estados Unidos era de un millón de dólares de la época.

Para los estándares de la época era un avión enorme: 30 m de largo, 43 de envergadura, 32 toneladas en vacío y más de 60 cargado. Para el largo alcance, las alas de implantación media seguían las líneas marcadas por el B-24, diseñadas para facilitar el planeo. Para bajar la velocidad de aterrizaje se diseñaron unos enormes flaps. Se construyeron tres compartimentos presurizados para la tripulación: en el morro, cerca de las alas para los artilleros laterales, y una aislada para el artillero de cola.

En lugar de usar las tradicionales y abultadas torretas de ametralladoras, Boeing empleó unas torretas pequeñas intercomunicadas y controladas remotamente por un ordenador analógico de tiro que compensaba la temperatura del aire y la cadencia de tiro, entre otras cosas. Aunque tuvieron muchos problemas durante el desarrollo, el sistema acabó funcionando bien y siendo efectivo en la defensa de los B-29.

Interior de la cabina presurizada trasera de un B-29. Junio de 1944.

La tarea de la construcción fue inmensa, llegando a participar en ella cuatro grandes fábricas de Renton, Wichita, la planta de Bell en Marietta y la planta de Omaha de Martin y cientos de subcontratistas. Por su altamente avanzado diseño, los requerimientos y la gran presión que supuso para las empresas, la construcción estuvo plagada de problemas. El primer prototipo se estrelló en una prueba, matando a la tripulación y a personal de tierra. Los cambios en la producción se hicieron tan habituales, que a principios de 1944, cuando los aparatos salían de la fábrica volaban directamente a depósitos dónde se les incorporaban las últimas mejoras en unas modificaciones importantes. Pasó casi un año hasta que el avión pudo ser operado con total fiabilidad.

Aunque fuese muy avanzado, el sistema de armamento no fue su principal avería. Los motores Wright R-3350 se convirtieron posteriormente en motores de pistón altamente fiables, pero sus primeros modelos fueron muy peligrosos y poco fiables. Aunque tenían una increíble relación potencia/peso, eso hizo que su vida útil fuese muy corta. Más problemas vinieron de los capots que Boeing había diseñado para los motores, demasiado cercanas a los mismos por requisitos del diseño, lo que provocaba que al extender los flaps, éstos causasen unas vibraciones y un ruido inaceptables.

Esta combinación hizo que el motor se calentase tanto durante el combate que se tragaba (se sobrecalentaban las válvulas). La cantidad de fuegos que hubo también estuvo agravada por la composición del motor, una aleación de magnesio. El calor era a veces tan intenso que el larguero principal se quemaba en segundos provocando un fallo catastrófico en el ala. Este problema no se solucionó hasta que la planta motriz fue cambiada por el Pratt & Whitney Wasp Major en las versiones B-29D/B-50 que llegaron demasiado tarde para la Segunda Guerra Mundial.

Los pilotos describen el vuelo del B-29 después de despegar como una lucha por ganar altitud y velocidad, ya que los motores necesitaban mucho aire frío para no recalentarse, lo que implicaba un riesgo alto de fallo o incluso de incendio.

Proyecto Tom Tom, en el que transporta dos cazas parásito F-84 en sus alas.

El B-29 es famoso por los lanzamientos de las primeras bombas nucleares. El Enola Gay lanzó la primera, Little Boy, sobre Hiroshima el 6 de agosto de 1945 y el Bock's Car tiró la segunda bomba, llamada Fat Man, sobre la ciudad de Nagasaki tres días después.

El B-29 se usó durante la Segunda Guerra Mundial sólo en el Pacífico, y después en la guerra de Corea. 3790 unidades fueron construidas antes de su retirada en 1960. Los B-29 hicieron 20000 salidas en Corea y soltaron 200000 toneladas de bombas.

El Tupolev Tu-4 de las fuerza aéreas de la URSS fue una copia sin licencia del B-29, revelado al mundo en agosto de 1947, basado en aparatos estadounidenses que se vieron obligados a aterrizar en territorio soviético tras realizar misiones sobre Japón.

El B-29 pronto se quedó obsoleto por la invención y desarrollo del motor de reacción. Con la llegada del Convair B-36 Peacemaker, quedó relegado a un segundo puesto de "bombardero medio" con la nueva USAF (United States Air Force, Fuerza Aérea de los Estados Unidos). Sin embargo, el posterior B-29D o B-50 fue suficientemente bueno para trabajar en tareas de rescate marítimo, contramedidas electrónicas y repostaje en vuelo.

De su primera función fue retirado a principios de los 50 con el Boeing B-47 Stratojet, al que se sumó el B-52 Stratofortress más tarde. Fue retirado completamente del servicio en junio de 1960.

En agosto de 2003, el único B-29 que queda en el mundo en condiciones de vuelo es el "Fifi". Sin embargo, en la planta de Boeing de Wichita (Kansas) se está restaurando otro B-29 llamado "Doc". También el museo de la Fuerza Aérea estadounidense está considerando restaurar el "Bock's Car", sito en la vieja base aérea de Wright-Patterson, para que vuele. Además, el Instituto Smithsonian no ha decidido si restaurar el "Enola Gay" para que vuele o dejarlo expuesto en su estado actual.

Variaciones[editar]

B-29 portando el Bell X-1.

El 343 Escuadrón se entrenó íntegramente con estos aviones para lanzar la bomba atómica. Para ello, se les hicieron algunas modificaciones como cambiar las compuertas de apertura eléctrica por otras de apertura hidráulica para que pudiesen cerrarse con mayor rapidez y así comenzar la maniobra evasiva que debían realizar para apartarse al menos 15 km de la explosión nuclear.

También se usaron en Corea y fue el avión que portó el X-1, el primer avión oficialmente supersónico.

Posterior al fin de la guerra, varias versiones del B-29 fueron planeadas o se modificaron muchos de los aviones existentes, pero nunca llegaron a producción debido a la llegada de los bombarderos a reacción.

Hiroshima y Nagasaki[editar]

Durante el diseño, desarrollo y entrada a servicio del B-29 se estaba llevando a cabo el diseño, desarrollo y prueba de un arma que haría que el B-29 fuera recordado como el avión que terminó la Segunda Guerra Mundial. El Proyecto Manhattan se llevó a cabo durante los años 1939 a 1946 y su objetivo era el desarrollo de la primera bomba atómica. Durante el proyecto se desarrollaron dos diferentes bombas, una que usaría Uranio-235 y la otra se desarrollaría a partir del plutonio, un elemento que se desarrolla en el laboratorio a través de un proceso de fisión. Esto demandó el esfuerzo de más de 130000 personas bajo la dirección del Mayor Comandante Leslie Groves, del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos. Con un costo de más de 2000 millones de dólares (26000 millones al cambio de 2013) y con laboratorios en más de 30 sitios diferentes en los Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido, hicieron de este proyecto un esfuerzo descomunal con los resultados que ya todos conocemos.

Para cuando la primera bomba atómica, llamada “The Gadget” explotó a las 5:30 AM del 16 de julio de 1945, ya los encargados del proyecto habían seleccionado el tipo de bombardero y sus tripulaciones para realizar los ataques sobre Japón. La suerte había recaído varios años atrás, exactamente en noviembre de 1943, sobre el bombardero B-29, avión que no había realizado para la época ninguna misión operativa y que aun estaba en proceso de producción. Este proyecto recibió el nombre en clave Silverplate, que era la realización de ciertos cambios técnicos y estructurales en el B-29, en producción, que le permitiera el transporte y lanzamiento de un arma que todavía estaba en desarrollo. Hoy en día esto puede sonar algo totalmente normal, pero para la época, el desarrollo y la unificación de dos sistemas en etapa de diseño y producción independientes era casi cosa de locos.

Oppenheimer y Leslie Groves en el sitio de la explosión de Trinity.

Los ingleses deseaban que el Avro Lancaster, un bombardero ya probado y con capacidad de cargar a Thin Man (Little Boy) de 5,2 m de largo o a Fat Man de 1,5 metros de diámetro, fuese el vector de lanzamiento, pero los americanos deseaban que un avión estadounidense llevara y dejara caer sobre los blancos en Japón este nuevo desarrollo de la ingeniería estadounidense. Se pensó en modificar el B-24 Liberator para este propósito, pero el esfuerzo ya realizado por la Armada estadounidense para adaptar el Torpedo Aéreo había terminado en fracaso. Es por ello que fue escogido el B-29. Fue una apuesta a la capacidad estadounidense de hacer las cosas y llevarlas hasta el éxito.

Variantes[editar]

B-29A[editar]

El B-29A fue la versión mejorada del modelo de producción original de B-29. Se construyeron un total de 1119 B-29A exclusivamente por Boeing en la planta de Renton, Washington, anteriormente utilizada por la Armada de los Estados Unidos.

Las mejoras realizadas en el B-29A incluyen un mejor diseño del ala y las modificaciones defensivas. Debido a la debilidad demostrada en el morro a los ataques en combate, el número de ametralladoras en las torretas dorsal hacia adelante que se duplicó a cuatro. Aunque las alas de los modelos anteriores se habían fabricado con el sub-conjunto de dos secciones, en el B-29A se inició la tendencia a la utilización de tres. Esta construcción se realiza más fácilmente, y aumenta de la fuerza de la estructura del avión. El B-29A se produjo hasta mayo de 1946, cuando el último avión se completó. Se utilizó mucho durante la Guerra de Corea, pero fue eliminado rápidamente cuando los bombardero a reacción entraron en servicio.

Los 88 B-29A suministrados a la Royal Air Force fueron denominados Washington B.Mk 1.

Armamento[editar]

La parte superior de la torreta fue modificada con cuatro ametralladoras de 12,7 mm para mejorar la potencia de fuego de defensa delantera. Las cuatro ametralladoras de torreta se instalaron inicialmente en el último modelo de los B-29 y en algunos casos adaptados en los depósitos de campo. La torreta era estándar en todos los modelos A y comienzo con el bloque de 40 aeronaves que fueron modificadas a una forma más aerodinámica.

B-29B[editar]

Se le desmontó todo su armamento defensivo, excepto el de cola. 311 unidades construidas.

B-29C[editar]

Bombardero B-29 Silverplate[editar]

Se necesitaba acondicionar el B-29 para poder transportar en su bodega un ingenio balístico que todavía no tenía una forma física definida y esto hacía que los cambios estructurales fueran un tiro al aire. Se debía lograr un avión que se acomodara a algo que aún no tenía forma.

El 29 de noviembre de 1943, representantes del Proyecto Manhattan y de las USAAF se reunieron en el la Base Aérea Wright Field en Ohio, para trabajar en los detalles de cómo modificar un grupo de B-29 para cargar las bombas atómicas.

El primer Silverplate estuvo listo en enero 15 de 1944, y un grupo de ingenieros del Proyecto Manhattan llevaron dos maquetas de tamaño real de Thin Man y Fat Man. La palabra código “Pullman” fue dada a todo este proceso, pero el nombre del avión se impondría como la palabra que representaría el proyecto de modificación del B-29, el Silverplate había nacido para la historia.

Características Generales[editar]

Debían lograrse una serie de condiciones técnicas para que el B-29 pudiera acomodar en su interior las bombas atómicas sin importar mucho la forma final de la bomba o las diferencias físicas entre una y otra. Entre los cambios estructurales que se realizaron para reducir el peso del avión, ampliar su autonomía, velocidad y capacidad de carga podemos resaltar los siguientes:

  • Se desmontaron todos los cañones y torretas para reducir peso al despegue.
  • Se desmontó todo el blindaje, excepto el del puesto de cola, para lograr unos mayores techo de servicio y velocidad de crucero.
  • Se le adaptaron los nuevos motores Wright R-3350-41. Estaban equipados con un sistema de inyección de combustible y hélices eléctricas Curtis de paso variable.
  • Se le adaptaron refuerzos y rieles a la bodega de carga para poder soportar todo el peso de una sola bomba.
  • Se le adaptó el sistema Británico F y G de lanzamiento de bombas que era un sistema doble de lanzamiento. Manual y eléctrico.
  • Se le adaptó un sistema de monitoreo electrónico de la bomba durante el vuelo. Cosa que se haría desde un compartimiento adaptado cerca del operador de radio.
  • Se reemplazaron las cuatro puertas de 4 metros de largo de cada una de las bodegas de bombas por dos de 9 metros con apertura neumática. Cosa que permitiría abrir y cerrar las puertas de la bodega más rápidamente para las maniobras de lanzamiento y huida del sitio.
  • Se adaptaron cámaras en la parte trasera del avión.

Desarrollo[editar]

Vista desde uno de los aviones acompañantes.
Laggin Dragon.
Little Boy antes de ser cargada en la bodega del Enola Gay.

Varios vuelos de prueba debieron realizarse para poder analizar si los cambios realizados al B-29 daban el margen suficiente para el transporte y posterior lanzamiento de las bombas. Esto ensayos se llevaron a cabo con tres B-29 Silverplate en Muroc, un campo de prácticas en California.

Estas prácticas también sirvieron para redefinir la silueta final de las bombas. Se realizaron 24 pruebas en donde se presentaron varios inconvenientes, como el caso del lanzamiento prematuro automático de una de las bombas que causaron daños en las compuertas de la bodega del avión. También se pudieron corregir el diseño balístico de las bombas para permitir que cayeran en el blanco elegido y no se desviaran en su caída libre y erraran el blanco.

Durante todo este periodo de pruebas se modificaron en la línea de producción 14 aviones B-29 para convertirlos en la versión Silverplate y fueron asignados al grupo de bombarderos 509, grupo creado para las pruebas y posterior lanzamiento de las bombas. Podemos decir que el 509 fue el primer Grupo de Bombarderos Nucleares de la historia. Para febrero de 1945, se ordenaron 17 Silverplate más para poder aumentar el ritmo de pruebas y entrenamiento.

Incluyendo el B-29 llamado Pullman, un total de 46 Silverplate fueron construidos durante la Segunda Guerra Mundial. Su cifra final llegaría a 65 con los aviones que se produjeron hasta el año de 1948. Los últimos ya llevaban todos los cambios realizados a los iniciales Silverplate desde la línea de producción.

Doce de estos aviones se perdieron en accidentes, incluyendo los cuatro de los llamados Bombarderos Tinian, dieciséis se enviaron a la reserva y el resto recibió cambios para realizar otras misiones una vez terminada la guerra. Sólo dos aviones permanecerían en su configuración original y fueron preservados para la posteridad.

Sólo 15 Silverplate fueron destinados a la isla de Tinian para la misión para la cual fueron creados. Sus nombres son:

44-27296 - Some Punkins
44-27297 - Bockscar
44-27298 - Full House
44-27299 - Next Objective
44-27300 - Strange Cargo
44-27301 - Straight Flush
44-27302 - Top Secret
44-27303 - Jabit III. Sería el encargado de lanzar el tercer ataque en caso de necesidad.
44-27304 - UP an' Atom
44-27353 - Great Artiste
44-27354 - Big Stink
44-86291 - Necessary Evil
44-86292 - Enola Gay
44-86346 - Spook
44-86347 - Laggin Dragon

Operadores[editar]

Washington B.1 de la Royal Air Force Washington B.1 del No. 90 Squadron RAF basados en RAF Marham
Bandera de Australia Australia
Bandera de Estados Unidos Estados Unidos
Bandera de Reino Unido Reino Unido
Bandera de la Unión Soviética Unión Soviética

Especificaciones (B-29)[editar]

Referencia datos: Quest for Performance[3]

Características generales

Rendimiento

Armamento

  • Ametralladoras:
    • 8 ó 10× Browning M2/AN de 12,7 mm en torretas de control remoto[4] (omitidas en los B-29 del Silverplate)
    • Browning M2/AN de 12,7 mm y 1× cañón M2 de 20 mm en el puesto de cola (el cañón fue retirado más tarde). Para el B-29B-BW, todo el armamento y equipo de puntería fue retirado, excepto el del puesto de cola, inicialmente 2x M2/AN de 12,7 mm y 1x cañón de 20 mm M2, más tarde 2x M2/AN de 12,7 mm con radar de puntería APG-15 como estándar.
  • Bombas:
    • 9000 kg (estándar)

Véase también[editar]

Desarrollos relacionados

Aeronaves similares

Secuencias de designación

  • Secuencia B- (Bombarderos del USAAS/USAAC/USAAF/USAF (1925-62)): ← B-26 - B-27 - B-28 - B-29 - B-30 - B-31 - B-32
  • Secuencia F- (Aviones de Reconocimiento del USAAS/USAAC/USAAF (1930-47)): ← F-10 - F-11 - F-12 - F-13 - F-14 - F-15
  • Secuencia PB (Aviones de Patrulla de la Armada estadounidense (Boeing)(1923-62)): XPB - PB - P2B - P3B

Listas relacionadas

Referencias[editar]

  1. a b "Boeing B-29." Boeing. Retrieved: 5 August 2010.
  2. Knaack 1988, p. 486.
  3. Loftin, LK, Jr. Quest for Performance: The Evolution of Modern Aircraft. NASA SP-468. Retrieved: 22 April 2006.
  4. AAF manual No. 50-9: Pilot's Flight Operating Instructions for Army model B-29, 25 January 1944, page 40; Armament

Bibliografía[editar]

  • Anderton, David A. B-29 Superfortress at War. Shepperton, Surrey, UK: Ian Allan Ltd., 1978. ISBN 0-7110-0881-7.
  • Berger, Carl. B29: The Superfortress. New York: Ballantine Books, 1970. ISBN 0-345-24994-1.
  • Birdsall, Steve. B-29 Superfortress in Action (Aircraft in Action 31). Carrolton, Texas: Squadron/Signal Publications, Inc., 1977. ISBN 0-89747-030-3.
  • Birdsall, Steve. Saga of the Superfortress: The Dramatic Story of the B-29 and the Twentieth Air Force. London: Sidgewick & Jackson Limited, 1991. ISBN 0-283-98786-3.
  • Birdsall, Steve. Superfortress: The Boeing B-29. Carrollton, Texas: Squadron/Signal Publications, Inc., 1980. ISBN 0-89747-104-0.
  • Bowers, Peter M. Boeing Aircraft since 1916. London: Putnam, 1989. ISBN 0-85177-804-6.
  • Bowers, Peter M. Boeing B-29 Superfortress. Stillwater, Minnesota: Voyageur Press, 1999. ISBN 0-933424-79-5.
  • Brown, J. "RCT Armament in the Boeing B-29". Air Enthusiast, Number Three, 1977, pp. 80–83.
  • Campbell, Richard H., The Silverplate Bombers: A History and Registry of the Enola Gay and Other B-29s Configured to Carry Atomic Bombs. Jefferson, North Carolina: McFarland & Company, Inc., 2005. ISBN 0-7864-2139-8.
  • Chant, Christopher. Superprofile: B-29 Superfortress. Sparkford, Yeovil, Somerset, UK: Haynes Publishing Group, 1983. ISBN 0-85429-339-6.
  • Craven, Wesley Frank and James Lea Cate, eds. The Army Air Forces In World War II: Volume One: Plans and Early Operations: January 1939 to August 1942. Washington, D.C.: Office of Air Force History, 1983.
  • Craven, Wesley Frank and James Lea Cate, eds. The Army Air Forces In World War II: Volume Two: Europe: Torch to Pointblank August 1942 to December 1943. Washington, D.C.: Office of Air Force History, 1983.
  • Craven, Wesley Frank and James Lea Cate, eds. The Army Air Forces In World War II: Volume Five: The Pacific: Matterhorn to Nagasaki June 1944 to August 1945. Washington, D.C.: Office of Air Force History, 1983.
  • Davis, Larry. B-29 Superfortress in Action (Aircraft in Action 165). Carrollton, Texas: Squadron/Signal Publications, 1997. ISBN 0-89747-370-1.
  • Dear, I.C.B. and M.R.D. Foo, eds. The Oxford Companion of World War II. Oxford, UK: Oxford University Press, 1995. ISBN 0-19-866225-4.
  • Dorr, Robert F. B-29 Superfortress Units in World War Two. Combat Aircraft 33. Botley, Oxford, UK: Osprey Publishing, 2002. ISBN 1-84176-285-7.
  • Dorr, Robert F. B-29 Superfortress Units of the Korean War. Botley, Oxford, UK: Osprey Publishing, 2003. ISBN 1-84176-654-2.
  • Fopp, Michael A. The Washington File. Tonbridge, Kent, UK: Air-Britain (Historians) Ltd., 1983. ISBN 0-85130-106-1.
  • Francillon, René J. McDonnell Douglas Aircraft since 1920. London: Putnam, 1979. ISBN 0-370-00050-1.
  • Futrell R.F. et al. Aces and Aerial Victories: The United States Air Force in Southeast Asia, 1965–1973. Washington, D.C.: Office of Air Force History, 1976. ISBN 0-89875-884-X.
  • Grant, R.G. and John R. Dailey. Flight: 100 Years of Aviation. Harlow, Essex, UK: DK Adult, 2007. ISBN 978-0-7566-1902-2.
  • Herbert, Kevin B. Maximum Effort: The B-29s Against Japan. Manhattan, Kansas: Sunflower University Press, 1983. ISBN 978-0-89745-036-2.
  • Herman, Arthur. Freedom's Forge: How American Business Produced Victory in World War II. New York: Random House, 2012. ISBN 978-1-4000-6964-4.
  • Hess, William N. Great American Bombers of WW II. St. Paul, Minnesota: Motorbooks International, 1999. ISBN 0-7603-0650-8.
  • Higham, Robin and Carol Williams, eds. Flying Combat Aircraft of USAAF-USAF. Volume 1. Washington, D.C.: Air Force Historical Foundation, 1975. ISBN 0-8138-0325-X.
  • Howlett, Chris. "Washington Times". https://web.archive.org/web/20120704192927/http://www.rafwatton.info:80/History/TheWashington/tabid/90/Default.aspx
  • The Illustrated Encyclopedia of Aircraft (Part Work 1982–1985). London: Orbis Publishing, 1985.
  • Johnsen, Frederick A. The B-29 Book. Tacoma, Washington: Bomber Books, 1978. ISBN 1-135-76473-5 |.
  • Johnson, Robert E. "Why the Boeing B-29 Bomber, and Why the Wright R-3350 Engine?" American Aviation Historical Society Journal, 33(3), 1988, pp. 174–189. ISSN 0002-7553.
  • Knaack, Marcelle Size. Post-World War II Bombers, 1945–1973. Washington, D.C.: Office of Air Force History, 1988. ISBN 0-16-002260-6.
  • LeMay, Curtis and Bill Yenne. Super Fortress. London: Berkley Books, 1988. ISBN 0-425-11880-0.
  • Lewis, Peter M. H., ed. "B-29 Superfortress". Academic American Encyclopedia. Volume 10. Chicago: Grolier Incorporated, 1994. ISBN 978-0-7172-2053-3.
  • Lloyd, Alwyn T. B-29 Superfortress, Part 1. Production Versions (Detail & Scale 10). Fallbrook, California/London: Aero Publishers/Arms & Armour Press, Ltd., 1983. ISBN 0-8168-5019-4 (USA). ISBN 0-85368-527-4 (UK).
  • Lloyd, Alwyn T. B-29 Superfortress. Part 2. Derivatives (Detail & Scale 25). Blue Ridge Summit, Pennsylvania/London: TAB Books/Arms & Armour Press, Ltd., 1987. ISBN 0-8306-8035-7 (USA). ISBN 0-85368-839-7 (UK).
  • Mann, Robert A. The B-29 Superfortress: A Comprehensive Registry of the Planes and Their Missions. Jefferson, North Carolina: McFarland & Company, 2004. ISBN 0-7864-1787-0.
  • Mann, Robert A. The B-29 Superfortress Chronology, 1934-1960. Jefferson, North Carolina: McFarland & Company, 2009. ISBN 0-7864-4274-3.
  • Marshall, Chester. Warbird History: B-29 Superfortress. St. Paul, Minnesota: Motorbooks International, 1993. ISBN 0-87938-785-8.
  • Mayborn, Mitch. The Boeing B-29 Superfortress (Aircraft in Profile 101). Windsor, Berkshire, UK: Profile Publications Ltd., 1971 (reprint).
  • Nowicki, Jacek. B-29 Superfortress (Monografie Lotnicze 13) (in Polish). Gdańsk, Poland: AJ-Press, 1994. ISBN 83-86208-09-0.
  • Pace, Steve. Boeing B-29 Superfortress. Ramsbury, Marlborough, Wiltshire, United Kingdom: Crowood Press, 2003. ISBN 1-86126-581-6.
  • Peacock, Lindsay. "Boeing B-29... First of the Superbombers, Part One." Air International, August 1989, Vol. 37, No. 2, pp. 68–76, 87. ISSN 0306-5634.
  • Peacock, Lindsay. "Boeing B-29... First of the Superbombers, Part Two." Air International, September 1989, Vol. 37, No. 3, pp. 141–144, 150–151. ISSN 0306-5634.
  • Pimlott, John. B-29 Superfortress. London: Bison Books Ltd., 1980. ISBN 0-89009-319-9.
  • Rigmant, Vladimir. B-29, Tу-4 – стратегические близнецы – как это было (Авиация и космонавтика 17 [Крылья 4]) (in Russian). Moscow: 1996.
  • Vander Meulen, Jacob. Building the B-29. Washington, D.C.: Smithsonian Books, 1995. ISBN 1-56098-609-3.
  • Wegg, John. General Dynamics Aircraft and their Predecessors. London: Putnam, 1990. ISBN 0-85177-833-X.
  • Wheeler, Barry C. The Hamlyn Guide to Military Aircraft Markings. London: Chancellor Press, 1992. ISBN 1-85152-582-3.
  • Wheeler, Keith. Bombers over Japan. Virginia Beach, Virginia: Time-Life Books, 1982. ISBN 0-8094-3429-6.
  • White, Jerry. Combat Crew and Unit Training in the AAF 1939–1945. USAF Historical Study No. 61. Washington, D.C.: Center for Air Force History, 1949.
  • Williams, Anthony G. and Emmanuel Gustin. Flying Guns World War II: Development of Aircraft Guns, Ammunition and Installations 1933–45. Shrewsbury, UK: Airlife, 2003. ISBN 1-84037-227-3.
  • Willis, David. "Boeing B-29 and B-50 Superfortress". International Air Power Review, Volume 22, 2007, pp. 136–169. Westport, Connecticut: AIRtime Publishing. ISSN 1473-9917. ISBN 1-880588-79-X.
  • Wolf, William. Boeing B-29 Superfortress: The Ultimate Look. Atglen, Pennsylvania: Schiffer Publishing, 2005. ISBN 0-7643-2257-5.

Enlaces externos[editar]