ASMR

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Video con el propósito de estimular la respuesta ASMR.
Video con el propósito de estimular la respuesta ASMR
Video con el propósito de estimular la respuesta ASMR

El término ASMR (Autonomous Sensory Meridian Response en inglés :Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma’) es un neologismo que hace referencia a un fenómeno biológico caracterizado por una placentera sensación que provoca calidez y relajación, y que en ocasiones puede estar acompañado de cierto hormigueo que se siente usualmente en la cabeza, cuero cabelludo o regiones periféricas del cuerpo como respuesta a varios estímulos visuales y auditivos con similitudes a otro fenómeno denominado “sinestesia visual-auditiva”. Este fenómeno se fue haciendo conocido a través de la cibercultura, es decir, a través de blogs y vídeoblogs.

Orígenes del término en la cultura popular[editar]

El término ASMR fue usado por primera vez el 25 de febrero de 2010, en el grupo de Facebook «Autonomous Sensory Meridian Response Group» tras ser acuñado por Jennifer Allen (alias Envelope Nomia en Facebook), creadora del grupo, en respuesta a un post del foro SteadyHealth en el cual algunas personas mantenían un largo debate sobre la extraña sensación.[1]

Allen explica que en el término «respuesta sensorial meridiana autónoma», la palabra «autónoma» se refiere a la idiosincrasia en torno a las personas que experimentan ASMR, ya que la naturaleza de la reacción varía de una persona a otra, y que la palabra «meridiana» se trata de una palabra menos explícita utilizada en lugar de la palabra orgasmo.

Debates online en algunos grupos como uno de Yahoo! llamado Society of Sensationalists formado en 2008, o The Unnamed Feeling, blog formado por Adrew MacMuiris en 2010, se enfocaron a un aprendizaje más en profundidad por parte de la gente sobre la sensación y a fomentar el compartir ideas y experiencias personales. Algunos nombres alternativos para la ASMR en relación a estos grupos de debate son Attention Induced Head Orgasm, Attention Induced Euphoria, y Attention Induced Observant Euphoria.[2]

Otras expresiones usadas para describir la sensación son «orgasmo cerebral», «masaje cerebral», «hormigueo en la cabeza», «orgasmo de la cabeza» u «hormigueo en la espina».

La sensación y disparadores[editar]

La sensación[editar]

Como el ASMR aún está bajo investigación, no hay una definición científica rigurosa sobre la sensación que produce esta reacción del organismo a ciertos sonidos. Sin embargo, la unanimidad de personas que experimentan esta sensación la definen como “una sensación de cosquilleo que surge en la parte trasera de la cabeza y recorre toda la espalda[3]​”. También se suele comparar con un escalofrío gustoso o con una sensación de calambre leve en la espalda.

Detonantes[editar]

Normalmente, el ASMR se suele causar con una serie de estímulos denominados detonantes (traducción del inglés triggers). Los más comunes son los visuales y los auditivos puesto que se pueden encontrar en situaciones de la vida ordinaria. Algunos de los elementos que suelen incluir estos disparadores son:

  • Escuchar a una voz suave o un susurro
  • Escuchar sonidos en un ambiente callado y de patrón repetitivo como el paso de las páginas de un libro al mismo ritmo todo el rato.
  • Escuchar y ver como una persona realiza ciertas acciones como preparar comida o preparar un baño.
  • Ciertos sonidos producidos con la boca como comer, mascar chicle…
  • Recibir “atención personal” en los conocidos roleplays.

Existe también la posibilidad de estimular el ASMR mediante estímulos físicos. Entre estos estímulos se encuentran el contacto de las manos, masajes faciales y corporales… Estos últimos se han ido popularizando tanto en algunas sociedades que incluso en países como en Inglaterra existen spas dedicados exclusivamente dedicados a la relajación y a causar ASMR a sus visitantes.[4][5]

Trasfondo e historia[editar]

Historia contemporánea[editar]

Todo el término y el movimiento ASMR surge en 2007. Un usuario del blog web steadyhealth.com[6]​ bajo el nombre de usuario okaywhatever publica un post en el que describe una sensación de la siguiente manera:

i get this sensation sometimes. theres no real trigger for it. it just happenes randomly. its been happening since i was a kid and i’m 21 now. some examples of what it seems has caused it to happen before are as a child while watching a puppet show and when i was being read a story to. as a teenager when a classmate did me a favor and when a friend drew on the palm of my hand with markers. sometimes it happens for no reason at all that i can tell, though. i’ll just be sitting or whatever doing whatever and it happens. its like in my head and all over my body. if i get an itch when i’m experiencing the sensation i won’t scratch it cause the itch helps intensify it. i also like to trace my fingers along my skin because it feels good when experiencing the sensation. sometimes my eyes will water. when the sensation is over i will sometimes feel nauseous, but not that bad. just a slight hint of nausea. what is it?? i’m not complaining cause i love it, but i’m just wondering what it might be… help.[7]

A partir de este post inicial, miles de usuarios de esta plataforma fueron respondiendo a este usuario e intentado buscar un término que recogiese esa sensación descrita. Por ello, durante los siguientes años comenzaron a surgir diferentes plataformas digitales como AIHO.org (Attention Induced Head Orgasm.org). en 2008 o el primer canal de YouTube dedicado a esta sensación creado y llamado WhisperingLife donde se publica el primer video de ASMR conocido hasta la época llamado “Whisper 1-Hello”.[8]

A partir de este hecho se han ido publicando una larga cantidad de descripciones de esta sensación y una gran cantidad de videos tanto explicativos como disparadores. Toda esta situación resulta en el término actualmente conocido (ASMR) siendo acuñado por Jennifer Allen en 2010.

Primeras apariciones[editar]

Virgina Woolf

La escritora austriaca Clemens J. Setz sugiere, en un pasaje de la novela "Mrs. Dalloway" de Virginia Woolf, una sensación que se asemeja a la descripción actual del ASMR. En este pasaje señalado por Setz, un enfermero le habla a su paciente “de manera profunda, suave, como un órgano suave, pero con una dureza en su voz parecida a la de un grillo, que hace que recorra por su espalda una sensación de cosquilleo deliciosa y corra hacia su cerebro causando un sonido armonioso[9]​”.

Rasgos evolutivos[editar]

Las investigaciones sobre este fenómeno no son aún las suficientes para sacar conclusiones fuertes y contrastadas sobre los rasgos evolutivos humanos que causan este fenómeno. Sin embargo, como la mayoría de casos de ASMR surgen en contextos de la vida normal como el corte de pelo o el propio tacto entre personas, se cree que tiene relación con la limpieza realizada en un pasado lejano.  Un ejemplo de esto es la declaración de David Huron, profesor de la Escuela de Música de la Universidad Estatal de Ohio, que dice:

[The 'ASMR effect' is] clearly strongly related to the perception of non-threat and altruistic attention [and has a] strong similarity to physical grooming in primates [who] derive enormous pleasure (bordering on euphoria) when being groomed by a grooming partner...not to get clean, but rather to bond with each other”.[10]

Cobertura en los medios[editar]

Una conferencia en Reino Unido (Boring 2012) mencionó los videos ASMR en su lista de temas a debatir. La cobertura de esta conferencia, como se informó en Slate magazine, mencionó al músico y periodista Rhodri Marsden presentando el ASMR declarando que este fenómeno es un estilo de videos tipo juego de roles no sexual de YouTube. Algunos artículos en The Huffington Post sugieren ciertos tipos de desencadenantes para evocar el ASMR. Los artículos mencionan placenteros hormigueos o sensaciones de «murmullo» en la cabeza que algunos videos de YouTube o el simple hecho de escuchar a gente susurrar, podrían estimular esta sensación. Otros tipos de desencadenadores podrían ser tareas orientadas a un objetivo, el hecho de hablar suavemente, los juegos de roles o la música.

Un artículo sobre el fenómeno de «escalofríos» inducido por momentos específicos de una pieza musical, menciona distinciones hechas por los usuarios de la sección ASMR en Reddit con el fin de distinguir la valencia entre el ASMR y «escalofrío» (también llamado frisson). Un artículo similar en la revista musical británica New Musical Express, o NME, mencionó distinciones entre ASMR y frisson. Señaló que aunque ambas reacciones tienden a evocar la «piel de gallina» en el observador, las reacciones emocionales y fisiológicas son diferentes.

El escritor Sean T. Collins citó al catedrático David Huron de Ohio State University, quien imparte clases en la Escuela de Música de la Universidad, declarando que ASMR y la sensación de «escalofrío» son diferentes y que «el efecto [ASMR] está clara e intensamente relacionado a la percepción de no amenaza y atención altruista», dice Huron, quien observa que hay una gran similitud al aseo físico en los primates. «Los primates no humanos obtienen gran placer (acercándose a la euforia) cuando son aseados por un compañero». Y, dice Huron, ellos se asean mutuamente no para estar limpios, sino para conectar uno con el otro.[11]

Algunos debates en los medios de comunicación mencionaron el tema del ASMR categorizado como una reacción sexual pero afirmando que aquellos que experimentan tal fenómeno discuten que esté asociado con una excitación sexual y, en su lugar, lo describen como tranquilizante o relajante.

Tipos de respuesta ASMR[editar]

Aunque esta respuesta sensorial carezca de estudios rigurosos o de una sólida base científica, es posible discernir con claridad los principales medios sensoriales por los que los usuarios que son capaces de experimentar este fenómeno:

ASMR Auditivo (ASMR-A)[editar]

Como su propio nombre indica, este tipo de ASMR es inducido mediante algún tipo de estímulo auditivo, ya sea por una persona hablando de manera pausada y tranquila, susurrando; por la ejecución de sonidos rítmicos o repetitivos como teclear, rozar las manos o tamborilear en ciertos objetos; entre otros tipos de sonido como rozar dos objetos, etcétera. Es difícil establecer el abanico completo de sonidos que pueden producir esta sensación, ya que cada individuo que experimente este fenómeno lo siente o le es posible estimularlo de manera diferente.

ASMR Visual (ASMR-V)[editar]

En este caso, la sensación ASMR es inducida por medio de estímulos visuales. Este puede llegar a ser bastante complejo, ya que algunas situaciones complejas o específicas disposiciones de objetos o del entorno pueden producir la sensación ASMR en un individuo, pero los elementos que componen la escena por sí solos no. También producen ASMR luces u objetos que cruzan a través del campo visual del individuo que experimenta la sensación, ciertas combinaciones de colores o movimientos con diferentes objetos, etcétera. Como anteriormente fue mencionado, el abanico es gigantesco.

ASMR Táctil (ASMR-T)[editar]

Referente a las personas que tienen como medio de despertar la respuesta ASMR o potenciarla mediante de estímulos táctiles como caricias en la cara, posar las manos sobre la cabeza u hombros, toques suaves con los dedos en determinadas partes del cuerpo, ciertos masajes, y un largo etcétera.

ASMR Ultrasensorial (ASMR-VA, ASMR-VT, ASMR-AT o ASMR-VAT)[editar]

No solo podemos encontrar los casos anteriores individualmente, sino que hay personas que son capaces de experimentar varios casos en conjunto. Dentro de esta categoría es posible diferenciar dos: los que pueden experimentar la sensación ASMR por los medios sensoriales anteriores por separado, y de manera conjunta para generar una respuesta mayor; y los que solo pueden activar la respuesta ASMR cuando varios tipos de estímulo ocurren conjunta o simultáneamente.

ASMR Situacional (ASMR-S)[editar]

Aunque aparentemente pueda parecer igual que el anterior, no es así. Solo en determinadas situaciones y cuando se cumplen ciertas condiciones, la persona es capaz de sentir la respuesta ASMR. En la peluquería, en la consulta del médico mientras este le realiza un diagnóstico, en clase, o ver a una persona realizando alguna tarea son algunas situaciones en las que es posible experimentar ASMR. Como resultado de la existencia de este tipo de estimulación, han surgido los vídeos tipo roleplay, que pretenden representar algunas de estas escenas.

ASMR Hipnótico (ASMR-H)[editar]

Visto esencialmente como un tipo de terapia, y no necesariamente como una variante del ASMR-S, el ASMR hipnótico tiene como finalidad inducir el sueño, o promover la facilidad con la cual se puede inducir el estado onírico del paciente insomne.

Relacionado al ASMR-S, aunque no exactamente lo mismo, alude al hecho de que el movimiento es el factor que desencadena la respuesta ASMR. Por lo general, el ASMR-H va ligado al Roleplay. Este tipo de respuesta es estudiada por el Dr. Craig Richard, de la Universidad de Shenandoah, Virginia, EEUU.[12]

Distribución[editar]

Vídeos[editar]

Este tipo es el más famoso y el más efectivo, de acuerdo a la comunidad, en causar ASMR. Dentro de esta distribución se han ido creando diferentes categorías de vídeos. Entre estos se encuentran los vídeos “Intencionados” y los “No intencionados”.[13][14]​ Los primeros, siempre producidos  por los conocidos como los ASMRtists (Creadores de ASMR en inglés), que tienen el objetivo de causar esta sensación mediante la utilización de los diferentes disparadores que son capaces de causar.

Sin embargo, los “no intencionados” surgen en otro tipo de multimedia que, en un principio no está dedicada a causar esa sensación de ASMR pero que, por los diferentes estímulos que aparecen en el mismo, acaban causando. Uno de los ejemplos más populares de esto es la famosa serie llamada The Joy of Painting (El placer de pintar en inglés), puesto que en su serie mostraba cuadros considerados “satisfactorios” explicando siempre el proceso de creación con cierta tranquilidad, voz baja y, en ciertos casos, haciendo sonidos que causaban el ASMR. Otro ejemplo también mencionada es el animador estadounidense Adam Pesapane.

Escucha binaural[editar]

Micrófonos binaurales con un molde de cabeza humana

El sonido binaural es aquel que, siendo grabado mediante el uso de dos micrófonos en una cabeza artificial, intenta crear para el oyente una sensación de sonido 3D similar a la de estar físicamente en la habitación o el lugar donde se producen los sonidos. Se diferencia del estéreo en que reproduce el sonido en un rango de izquierda a derecha y en profundidad debido a las bocinas traseras, ya que en estéreo se tienen las dos dimensiones del plano paralelo al piso a la altura de los oídos, y en el sistema binaural se trata de obtener un sonido en las 3 dimensiones con la dimensión agregada de la altura.[15]

Algunos creadores de vídeo ASMR utilizan esta tecnología para simular la acústica del ambiente tridimensional, intentando acercarse lo más posible a la realidad a la hora de causar el ASMR.

Estas grabaciones están hechas, habitualmente, para ser escuchadas con auriculares y no con altavoces. Esto se debe a que, al reproducir el sonido por altavoces, ambos oídos pueden oír ambas producciones de sonido. Sin embargo, cuando se escucha por auriculares, si el creador produce un sonido a la izquierda de la grabadora, esté sonará en el auricular izquierdo y viceversa. Para lograr este tipo de grabaciones, se suelen utilizar dos micrófonos que pueden estar separados o aunados en estructuras ya modeladas, siendo la más conocida el 3Dio[16]​.

Reacciones científicas[editar]

Steven Novella, director de Neurología General en la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale y contribuidor activo de temas que implican escepticismo científico escribió en su blog de neurociencia sobre la falta de investigación científica en relación al ASMR, diciendo que las tecnologías de la imagen por resonancia magnética funcional y la estimulación magnética transcraneana se deberían usar con el fin de estudiar el funcionamiento cerebral de personas que experimenten ASMR en relación a personas que no lo experimenten. Novella discute el concepto de neurodiversidad y menciona cómo la complejidad del cerebro humano es debida a comportamientos de desarrollo a través de la escala de tiempo evolutivo. Este también sugiere la posibilidad de que el ASMR sea un tipo de incautación del placer o alguna otra manera de activar la reacción placentera.[17]

Puede ser un fenómeno real, pero es inherentemente difícil de investigar. La experiencia interna es la clave de gran parte de la investigación psicológica, pero cuando te encuentras con algo como esto, lo cual no puedes ver ni sentir, y ni siquiera le pasa a todo el mundo, cae en un punto ciego. Es como la sinestesia, que durante años ha sido un mito, hasta que en los años noventa apareció una manera fiable de medirla.

Tom Stafford, profesor de Psicología y Ciencias Cognitivas de la Universidad de Sheffield[18]

Comparación con otros fenómenos[editar]

Comparación con la sinestesia[editar]

El que el ASMR se describa en ciertos contextos como ser tocado suavemente mediante los sonidos ha precipitado su comparación con la sinestesia - una condición caracterizada por la excitación de una modalidad sensorial cuyo estímulo suele activar otra completamente diferente, como la escucha de ciertos sonidos que produce el visualizar ciertos colores.[19]

En el caso de ASMR, muchos de sus consumidores certifican percepción de “ser tocado” por los estímulos tanto visuales como los sonidos presentes en el video, comparables con la sinestesia visual táctil o la auditoria-táctil.

Comparación con la misofonía[editar]

Algunos creadores de la comunidad ASMR han relacionado a este fenómeno con la misofonía - trastorno psiquiátrico que consiste en la falta de tolerancia hacia ciertos sonidos del día a día. Este odio hacia este tipo de sonidos, muy comunes en vídeos ASMR, puede causar una repulsión hacia ellos, causando que el espectador experimente una sensación contraria al ASMR.

Por ejemplo, hay ciertas personas que defienden que al escuchar ciertos sonidos o disparadores ASMR como los susurros o el conocido como tapping les producen sentimientos de sufrimiento y disgusto.[20]

Asociación con la sexualidad[editar]

Durante toda la existencia de este término, la comunidad ASMR ha luchado por separar la sensación producida por los disparadores de la atracción sexual, y de luchar contra el contenido que no tiene intención de causar la sensación, sino de incluir cierto contenido pornográfico.

Sin embargo, ciertos periódicos han prestado cierta atención a cómo los videos de ASMR son hechos, certificando a ciertos susurros como “sexualmente provocativos”. Algunos han llegado incluso a relacionar el ASMR y la alta cantidad de mujeres creadoras de contenido con videos de contenido “pornográfico suave”. Sin embargo, la comunidad de creadores conformada por hombres y mujeres siempre ha negado esta relación y se ha mantenido al margen de cualquier estímulo o interacción sexual en sus videos.[21]

Aparición en la cultura actual[editar]

Cultura Pop - Arte Contemporáneo[editar]

El canal Shrugging Offing de la artista británica Lucy Clout utiliza el modelo de los broadcasts ASMR en línea como método y base para el estudio del cuerpo de la mujer,[22]

Música[editar]

La primera composición musical dedicada a un evento ASMR en directo fue la denominada Touch Museums del compositor Benjamin Wynn.[23]

Posteriormente, algunos artistas como Sophie Mallet y Marie Toseland crearon un “trabajo en vivo binaural” compuesto de disparadores ASMR y advertencias a la audiencia de “escuchar con auriculares para un máximo disfrute sensorial”.

El 18 de Mayo de 2015, el compositor contemporáneo Holly Herndon publica su álbum Platform donde incluye una colaboración con el artista Claire Tolan llamada Lonely At The Top, creada para causar ASMR.

El caso más reciente es la pista Brush de la colección de 2016 de la artista Holly peter donde explora el ASMR y su relación con las nanas.

Medios digitales[editar]

La primera aparición del ASMR en este ámbito fue en la instalación denominada por la artista americana Julie Weisz como el Touch Museum, localizada en el Young Projects gallery, con software táctil y una distribución de pantallas a lo largo de siete salas.[24]

Películas[editar]

A lo largo de la existencia de este término, se ha intentado producir tres veces algún tipo de obra cinematográfica. Dos documentales y una pieza de ficción intentaron salir al mercado. Sin embargo, ninguna de las tres se encuentra actualmente completa.[25]

Literatura[editar]

Actualmente, existe muy poca literatura existente en cuanto al fenómeno ASMR. En cuanto a la literatura inglesa existe un primer relato inspirado en el ASMR escrito por la novelista americana Andrea Seigel llamado Called Rest.[26]

En la literatura española, existe una obra de ficción escrita por la autora española Gema Tacón El último susurro basada en el fenómeno ASMR.

Estudios y estadísticas[editar]

A parte de la información recolectada de 475 sujetos que participaron  en la investigación dirigida por Emma Barratt y Nick Davies, hubo dos intentos de recolectar datos sobre la demografía, l historia personal, condiciones clínicas y experiencia subjetiva sobre el ASMR.

En Diciembre de 2012, Craig Richard pública los primeros resultados de 161 a una serie de 12 preguntas que, en 2015, aumentan a 477 y que tratan sobre el estudio de esta sensación.

Finalmente, en 2014, Craig Richard, Jennifer Allen y Karissa Burnett publican una encuesta realizada en la página de encuestas SurveyMonkey, revisada por la universidad de Shenandoah y el Fuller Theological Seminary School of Psychology Human Studies Review Committee. En el mes de Septiembre de 2015, esta encuesta recibe más de 13000 respuestas y los publicadores anuncian que continuarán con el análisis de los datos. Hoy en día aún no existe una publicación de los mismos.[27]

Referencias[editar]

  1. «Autonomous Sensory Meridian Response (ASMR)». Know Your Meme. Consultado el 21 de diciembre de 2012. 
  2. Cheadle, Harry. «ASMR, the Good Feeling No One Can Explain». Consultado el 2 de diciembre de 2012. 
  3. Ahuja, Nitin (2013). It Feels Good to Be Measured: clinical role-play, Walker Percy, and tingles. (en inglés) 56. p. 3. 
  4. «ASMR Face Massage». 
  5. «Society of Sensations». 
  6. «SteadyHealth.com». www.steadyhealth.com (en inglés). 2014. 
  7. okaywhatever51838. «WEIRD SENSATION FEELS GOOD | Nervous System Disorders and Diseases discussions | Body & Health Conditions center | SteadyHealth.com» [Extraña sensación que sienta bien]. www.steadyhealth.com (en inglés). 
  8. «History of ASMR». ASMR University (en inglés estadounidense). 2 de julio de 2015. Consultado el 10 de junio de 2018. 
  9. Woolf, Virginia (2007). Mrs. Dalloway (en inglés). p. 141. ISBN 978-1-84022-558-7. 
  10. Collins, Sean T. (10 de septiembre de 2012). «Why Music Gives You The Chills». BuzzFeed (en inglés). 
  11. Collins, Sean T (10 de septiembre de 2012). «Why Music Gives You The Chills». BuzzFeed. Consultado el 19 de enero de 2015. 
  12. «ASMR - The Beginning of the Science Behind "Tingleheads" - Sustained Reaction». www.tapatalk.com (en inglés británico). Consultado el 18 de septiembre de 2017. 
  13. «List of unintentional ASMR videos | DiscoverASMR». Discover ASMR (en inglés estadounidense). 29 de marzo de 2015. Consultado el 12 de junio de 2018. 
  14. «ASMR. Sounds that feel good • r/asmr». reddit. Consultado el 12 de junio de 2018. 
  15. «Surrounded by sound: how 3D audio hacks your brain». The Verge (en inglés estadounidense). Consultado el 13 de junio de 2018. 
  16. Sunier, John. «The Binaural Source FAQ Page». www.binaural.com. Consultado el 13 de junio de 2018. 
  17. Novella, Steven. «ASMR». Consultado el 2 de diciembre de 2012. 
  18. Marsden, Rhodri (2012): «“María spends 20 minutes folding towels”: why millions are mesmerised by ASMR videos», artículo del 21 de julio de 2012 en el periódico The Independent (Londres). Consultado el 10 de junio de 2013.
  19. van den Bosch, van den Bosch (2009). «Touching sounds: thalamocortical plasticity and the neural basis of multi-sensory integration.». Perídico de Neurofisiología. (en inglés). 
  20. «ASMR: the opposite of Misophonia?». Haunted by everyday noises (en inglés estadounidense). 10 de junio de 2014. 
  21. Etchells, Pete (8 de enero de 2016). «ASMR and 'head orgasms': what's the science behind it? | Pete Etchells». the Guardian (en inglés). 
  22. «Focus Interview: Lucy Clout». 
  23. Picon, Jose (2015). 'Cutting the web: an art show for the digital age' 'Touch Museum' (en inglés).
  24. «NEWS». Julie Weitz (en inglés estadounidense). Consultado el 17 de junio de 2018. 
  25. «BRAINGASM». braingasm-film.com (en inglés). Consultado el 17 de junio de 2018. 
  26. Seigel, Andrea (29 de Marzo 2013). 'A tribe called rest'. This American Life. (en inglés)
  27. «ASMR Surveys and Polls». 15 de octubre de 2016. Consultado el 17 de junio de 2018. 

Enlaces externos[editar]