Vuelo 203 de Avianca

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Vuelo 203 de Avianca
Fecha Lunes 27 de noviembre de 1989
Causa Bomba terrorista
Lugar Afueras de Soacha, Colombia
Origen Aeropuerto Internacional El Dorado
Destino Aeropuerto Internacional Alfonso Bonilla Aragón
Fallecidos 110 (107 en la nave y 3 en tierra)
Heridos 0
Implicado
Tipo Boeing 727-21
Operador Avianca
Registro HK 1803
Pasajeros 101
Tripulación 6
Supervivientes 0

El vuelo 203 de Avianca fue un Boeing 727-21 que resultó destruido en pleno vuelo por una bomba sobre Soacha, Colombia, el lunes 27 de noviembre de 1989. La bomba, ordenada por el Cartel de Medellín, al parecer iba dirigida contra César Gaviria, para entonces candidato presidencial, quien no iba en el vuelo. El atentado tuvo un saldo trágico de 110 personas muertas, 6 de ellos conformaban la tripulación de la nave, 107 eran los pasajeros y otras 3 perecieron en tierra. Por estos hechos fue condenado a cadena perpetua en los Estados Unidos Dandenys Muñoz Mosquera, "La Quica".[1]

Tripulación de vuelo[editar]

La tripulación del vuelo 203 estaba conformada por el capitán José Ignacio Ossa Aristizabal, el primer oficial Fernando Pizarro y el ingeniero de vuelo Jairo Castiblanco, que estaban en los mandos de la aeronave. Los auxiliares de vuelo asignados fueron Germán Pereira, Astrid Gómez y Rita Galvis.

Ataque[editar]

El avión, un Boeing 727-21 con matrícula HK-1803 había sido comprado por Avianca a PanAm en 1975 (Matrícula N326PA con PanAm). [2] [3]

El 27 de noviembre de 1989 el avión realizaba un vuelo programado entre el Aeropuerto Internacional El Dorado de Bogotá y el Aeropuerto Internacional Alfonso Bonilla Aragón de Cali. A las 7:11 a.m. la aeronave despegó. 5 minutos después, a 13.000 pies de altura, la bomba explotó, encendiendo a su vez vapores de combustible de uno de los tanques del avión, provocando una segunda explosión que desintegró el avión.[4]

Los restos de la aeronave cayeron cerca del municipio de Soacha. Ninguna persona a bordo sobrevivió y tres personas murieron en tierra producto de la caída de los restos de la aeronave. Murió también el cantante de musica colombiana Gerardo Arellano y dos ciudadanos norteamericanos, por lo que el FBI, específicamente la división que investigó el atentado al Vuelo 103 de Pan Am (ocurrido un año antes) y expertos en explosivos del Ejercito de los Estados Unidos asumieron el caso y realizaron las respectivas investigaciones, descartando un accidente aéreo o un error humano.

Debido a la magnitud de la destrucción de la aeronave al numero de muertos en el vuelo que era el total de los pasajeros del avión y a rastros del explosivo C-4 se determinó que fue un atentado terrorista. Una hipótesis confirmada por las autoridades posteriormente al atentado data que un hombre (probablemente dos y al parecer uno era Luis Carlos Alzate Urquijo "El Arete") habían hecho las reservaciones para el vuelo a nombre de "Julio Santodomingo".

El día del atentado, el terrorista vestido como ejecutivo acompañado de un muchacho conocido como "El Suizo" (colombianismo del hampa que hace alusión a alguien engañado para ser un "Suicida") llevaba la bomba, escondida en el maletín, al ser llevada por registro de rayos X no se detectó nada anormal. Tras abordar el avión ambos dejaron el maletín bajo su silla asignada, cerca de los motores. El terrorista argumentaba ante el "Suizo" que el maletín tenia una grabadora para grabar dos supuestos delatores del Cartel, ignorando que el botón del maletín activaba el explosivo que contenía. Inadvertidamente el terrorista abandonó la aeronave y al muchacho hasta que minutos después el joven (al parecer de 17 años) activó inocentemente la bomba que puso fin al vuelo y a sus pasajeros. [5]

El Cartel de Medellín, liderado por Pablo Escobar, fue el responsable del atentado. Su objetivo, al parecer, era César Gaviria quien no tomó el vuelo, aunque también se ha manejado la hipótesis de que el atentado iba dirigido contra un antiguo miembro del propio Cartel de Medellín que habría de testificar en Estados Unidos o probablemente contra dos testaferros del rival Cartel de Cali.[6] . Otra versión dada afirma que se trató de una venganza por la muerte de Mario Henao, el cuñado de Escobar, ocurrida cuatro días antes del atentado en la operación Cocorná, dado que dicho golpe no solo afectó a Escobar por la parte familiar sino que afectó sus finanzas en el Magdalena Medio, las cuales eran controladas por el mismo Mario Henao y su primo Hernan Darío Henao alias "HH".

Responsables[editar]

Como responsables del atentado son señalados Pablo Escobar, Gonzalo Rodriguez Gacha y Jorge Luis Ochoa Vazquez jefes del Cartel de Medellín también son señalados los lugartenientes de Escobar John Jairo Arias Tascon alias "Pinina", Mario Alberto Castaño alias "Chopo", Jhon Jairo Velásquez Vasquez alias "Popeye", Carlos Alzate Urquijo alias "Arete" y los hermanos Brances Muñoz Mosquera alias "Tyson" y Dandeny Muñoz Mosquera alias "La Quica", este último sentenciado a cadena perpetua en los Estados Unidos como autor material del hecho dado que dos de las personas a bordo del avión eran ciudadanos de dicho país.[4]

En el documental Las Victimas de Pablo Escobar transmitido por Canal Capital, Jhon Jairo Velásquez Vasquez Alias "Popeye" en la entrevista afirma que para realizar el atentado terrorista, el Cartel de Medellín recibió ayuda del Estado Colombiano por medio del desaparecido Departamento Administrativo de Seguridad D.A.S. (Organismo de Inteligencia) a través de Carlos Castaño Gil.

Filmografía[editar]

El Episodio 80 de la serie Escobar: el patrón del mal, narra estos hechos.[7]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]